educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados

Nos encantan los trabajos manuales y daros ideas para decorar las aulas, las habitaciones de los más pequeños… y más todavía si es con materiales reciclados a los cuales podemos dar una segunda vida. 

Ya sabéis que las manualidades son una de los herramientas más importantes para desarrollar la concentración y la creatividad de los pequeños, que les permite crear materiales útiles desde cero. Además, el trabajo en equipo es una de las habilidades más importantes de hoy en día y hacer actividades de este tipo con los más pequeños es una buena forma de introducirles paulatinamente haciéndoles preguntas como: “¿Qué color crees que quedaría mejor?” “¿Me ayudas a hacer este paso?”, etcétera. 

¿Listos para apuntaros estas actividades veraniegas que os proponemos hoy en vuestra lista personal de cosas para hacer?

Collar de lápices de colores. Al acabar el curso la mayoría de los alumnos se quedan con el material escolar casi acabado, entre ellos los lápices de colores. Y, ¿qué podemos hacer para evitar tirarlos? ¡Crear bisutería! Esta es una manera de utilizar la parte final o la del principio de los lápices. Solo hacen falta cuatro pasos -como podéis ver a la imagen de debajo- para obtener este buen resultado de una forma tan sencilla.

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-collar-de-lapices-de-colores

Macetas con botellas de cristal. Esta es una preciosa decoración que podéis hacer con aquellas botellas de cristal que ya hayáis acabado. Tienen cabida botellas de todas las medidas y formas, dependiendo de si queréis un resultado más moderno o más vintage. La actividad consta en pintar el interior de las botellas con pintura con la ayuda de una jeringuilla y dejarlas secar. El día siguiente, cuando estén secas, podremos usarlas como macetas y poner nuestras flores silvestres favoritas para dar un ambiente acogedor al lugar donde las pongamos.

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-macetas-con-botellas-de-cristal

Serpiente con corcho. Basta de tirar los corchos cuando se acaba una botella de vino a una comida familiar porque, ¡son una reliquia! Los podemos utilizar para construir un juguete de lo más divertido: una serpiente que se mueva como tal. Para hacerlo, solo hay que cortar los corchos en piezas pequeñas y hacerles un agujero en medio por donde pasar un hilo. Pintar unos ojos y poner un trozo de cuerda en la boca para hacerle de lengua, ¡y lista para llevarla en todas partes!

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-serpiente-con-corcho

Abanico con palitos de helado. ¡Tenemos el remedio perfecto para el calor agobiante del verano! Con estos abanicos hechos con palitos de helado y papel o el trozo de un plato de cartón o plástico, los más pequeños podrán demostrar su creatividad y ¡refrescarse con el resultado! Es una actividad idónea para que los niños y niñas trabajen la precisión y sus capacidades de coordinación. Las posibilidades son infinitas, os dejamos estas imágenes de inspiración.

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-abanico-con-palitos-de-helado
educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-abanico-con-palitos-de-helado

Animales con conchas. Otra actividad perfecta por esta época del año es recolectar conchas y caracolas de todas las formas y medidas en las playas para hacer este trabajo manual posteriormente: ¡crear animales con ellas! Ya sean peces, ratones, perros… ¡todo es posible! Los niños y niñas trabajarán la psicomotricidad, el área motora fina en particular. Aquí tenéis algunos ejemplos:

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-animales-con-conchas

Cuadros con hojas y flores. Desde que nacemos, pintar es una forma de expresarnos y de exteriorizar nuestra percepción del mundo. Esta actividad consiste en coger hojas, flores, semillas, conchas… todo aquello que los llame la atención de la naturaleza que nos rodea. Después, en un lienzo en blanco, los pequeños podrán estimular su creatividad y su pensamiento abstracto, creando formas con los materiales que han encontrado a la natura. Además, es un método natural de relajamiento.

educacion-docente-6-decoraciones-de-verano-con-materiales-reciclados-cuadros-con-hojas-y-flores

¡Queremos saber vuestra opinión! ¿Os han gustado estas manualidades? ¿Sabéis de otras que podamos añadir a esta lista?

La comida o cena perfecta para aquellos que busquen una alternativa a la pasta pero igual de sabrosa. Fáciles de hacer y abiertos a todo tipos de salsas: ¡así son los gnocchis!

Los ingredientes que necesitas para prepararlos son:

  • 1 kilo de patatas
  • 200 g de harina
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal
  • Óleo de oliva virgen extra

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Pelamos las patatas y las posamos a cocer enteras a una olla. Cuando estén cocidas, las sacamos del agua y las trituramos. Dejamos enfriar el puré de patatas.

2. Añadimos el huevo, una pizca de sal y mezclamos. Añadimos la harina despacio mientras vayamos mezclando hasta obtener una masa homogénea.

3. Enharinamos un poco la masa y lo estiramos formando un cilindro. Con un cuchillo cortamos porciones de 2 cm aproximadamente.

4. Con un tenedor marcamos unas incisiones a la superficie, esto hará que la salsa se adhiera más a ellos.

5. Hervimos los gnocchis y cuando estos salgan a la superficie, es el momento de sacarlos. Escogemos la salsa que más nos guste y es momento de disfrutar!

Excplícanos en los comentarios qué salsa utilizarás para probar esta deliciosa receta de gnocchis!

educacion-docente-receta-gnocchis-caseros

educacion-docente-juegos-divertidos-para-hacer-en-verano

A menudo nos olvidamos de la importancia del juego en los niños. El juego tiene un papel fundamental en el desarrollo integral de los más pequeños y es considerado uno de los métodos más importantes de aprendizaje. Mediante el juego, los niños aprenden a compartir, socializarse con los compañeros, crear vínculos, pasárselo bien, aprender a perder, expresarse con libertad, adquirir responsabilidades, explorar su alrededor, fomentar la creatividad y la imaginación, canalizar las emociones, respetar a los demás… y un largo etcétera. 

Ahora que se acerca el verano y se puede pasar más tiempo al aire libre, queremos recomendaros algunos juegos para hacer en grupo y disfrutar del buen tiempo con la mejor compañía posible.

  1. Búsqueda del tesoro. Para realizar este juego solo hará falta un recipiente grande lleno de arena. En él, se tendrán que esconder pequeños tesoros (golosinas, céntimos…) y después, los dos equipos tendrán que excavar con palas hasta encontrar los tesoros. Cada equipo tendrá un tiempo específico por ronda y tendrán que respetar el turno de los demás. Es un buen método para trabajar el sentido del tacto y de la psicomotricidad en los más pequeños. Además, ¡se puede practicar en la playa!

  2. El teléfono. El juego consiste en que los niños se coloquen en fila y recitar (muy flojo acercándonos a su oreja) un trabalenguas o una frase complicada. El primero de la fila tendrá que repetirle lo que hemos dicho al segundo, y así sucesivamente hasta el último, que dirá lo que ha escuchado y veremos si coincide con la frase o frases iniciales. El último pasará a ser lo primero y así hasta que todos hayan pasado por todas las posiciones. Perfecto para practicar la comprensión oral y aprender a escuchar, junto con la fluidez verbal.
  3. Carrera de tres patas. En parejas, los niños se tienen que atar las piernas (la derecha con la izquierda del otro) con un pañuelo y hacer una carrera. Más que la velocidad, se trabaja la cooperación y el entendimiento con la pareja para no caer y avanzar el más rápido posible. Gana la pareja que llega antes a la meta.
  4. Me pongo en tu lugar. Juego extraordinario para trabajar la empatía. Explicamos a cada alumno un personaje diferente, con vidas totalmente distintas. Ellos tendrán que interpretar a estos personajes intentando hablar como hablarían ellos, actuando como actuarían y sintiendo el que sentirían. Es una buena manera de trabajar el respeto por los demás y por todos los puntos de vista.
  5. Pañuelo. Y para acabar, naturalmente, el mítico juego del pañuelo. Un juego para trabajar la educación física, coger resistencia y pasárselo a genial. Se dividen los participantes en dos grupos y se les asignan números. Se colocan separados con un límite del cual no pueden pasar. La persona que se encuentra en medio de los dos equipos y que está cogiendo el pañuelo, gritará un número al azar, y las dos personas de cada grupo que tengan el número tendrán que correr para cogerlo y llevárselo con el resto del equipo. El otro, tendrá que conseguir atraparlo.

¿Qué os han parecido estos juegos? ¿Nos podéis recomendar algún otro para trabajar competencias interesantes? ¡Os leemos en los comentarios!

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa

España cuenta con playas para todos los gustos: de arena fina, de piedras, rodeadas acantilados, vírgenes, llenas de servicios para no aburrirse, playas tranquilas en barrios de pescadores, otras con ambiente de fiesta… infinitas posibilidades.

Pero a todos nos gusta descubrir una cala tranquila y libre de turistas de vez en cuando para pasar un día en calma y en un entorno privilegiado. Hemos estado investigando y os traemos algunas de las calas más bonitas y menos visitadas -teniendo en cuenta las grandes masificaciones en pleno verano- de España para que las apuntéis en vuestra lista de “lugares para ver”.

Cala Estreta, Girona. Cala Estreta cumple con el encanto de la Costa Brava: la famosa unión de montaña y mar. La excursión hasta llegar a la cala es de aproximadamente 40 minutos pero merece la pena el esfuerzo. Es muy tranquila, la arena está formada por pequeñas piedras y tiene una zona nudista. Se tiene que ir bastante pronto si se quiere coger un buen sitio, puesto que, como dice su nombre, es una cala bastante estrecha y se llena rápido.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-estreta

Cala Macarella y Macarelleta, Menorca. Las joyas de las Baleares. Aunque últimamente suelen estar bastante más transitadas que hace unos años, ya que se han vuelto de las más famosas de Menorca, es una visita obligada. Imposible no enamorarse de su paisaje mediterráneo de postal. Pinos, rocas y un agua turquesa que invita a darse un buen baño, hacer snorkel o simplemente relajarse.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-macarella-y-macarelleta

Calas de Roche, Cádiz. Si queréis encontrar una cala salvaje sin tener que hacer una gran excursión para llegar a ella, este es vuestro sitio. Situada entre el Faro de Conil de la Frontera y Roche, se encuentran un cúmulo de calas rocosas a las que se puede acceder en bicicleta o andando, sin mucha dificultad. También se puede ir a disfrutar de un atardecer desde lo alto de los acantilados.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-calas-de-roche

Playa de Gulpiyuri, Asturias. Sí, es real lo que ven vuestros ojos. Esta playa oculta, declarada monumento natural, tiene unas características muy peculiares. Está situada entre verdes prados agrícolas y el agua del mar entra por un túnel formado en las rocas que convierten este paisaje en una joya de la naturaleza. Es muy pequeña, así que recomendamos llegar temprano para poder disfrutarla como se merece.

educacion-docente-playas-perdidas-en-españa-playa-de-gulpiyuri

Cala Lagoelas, Pontevedra. Para acceder hasta esta playa resguardada y de arena fina hay que caminar durante 2 o 3km a través del monte desde la playa de la Menduiña. ¿La buena noticia? Que la dificultad del acceso hace que tenga una ocupación muy baja. Sin duda, es la opción perfecta para los amantes del senderismo, que disfrutarán de unas maravillosas vistas hasta llegar a la cala.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-lagoelas

Es importante recalcar que muchas de estas calas no cuentan con servicios de limpieza, puesto que son muy inaccesibles, así que es necesario que respetemos el medio ambiente y no ensuciemos estas joyas que tenemos para disfrutar. No dejemos plástico, residuos o ensuciemos las calas. Cuidémoslas para poder disfrutar de ellas muchos años más.

¿Queréis compartir con nosotros vuestra cala o playa favorita? ¡Hacedlo en los comentarios!

Sabías que, en el mundo, ¿sólo un 35% de los estudiantes matriculados en carreras científicas y tecnológicas son mujeres? Lo dice un informe de la UNESCO que pone sobre la mesa la brecha de género que existe en el mundo laboral.

Una buena forma de trabajar para despertar el interés de las niñas y los niños hacia la tecnología es introduciendo las tecnologías y la innovación tecnológica en el aula, desde pequeños. La robótica es una buena manera -muy divertida, por cierto- de estimular su curiosidad natural por las ciencias. ¿Qué podemos hacer en el aula?

Aprender robótica: un juego de niños!

La robótica educativa es un modelo pedagógico por el que, a través de los robots, se favorece el aprendizaje científico y se impulsan nuevas vías de aprendizaje. Todo va más allá de conceptos como la programación, el montaje y la puesta en marcha de estos robots.

De extraescolar a asignatura

Durante mucho tiempo la robótica se ha ofrecido como una actividad extraescolar, pero lo cierto es que en muchos centros ya se ha implantado como asignatura, parte del plan de estudios. Y es que a parte de ser una excelente manera de introducir a los infantes en la ciencia, entrena el pensamiento lógico y ayuda a la integración y la socialización de las niñas y niños en el aula.

Carreras de futuro

Sabías que alrededor de los 6 años las niñas empiezan a creer que no tienen suficiente talento? Lo dice un estudio de la revista Science. Ellas pueden acceder perfectamente a las carreras llamadas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics). ¡Aprender robótica es formación para un futuro no tan lejano!

Interacción, trabajo en equipo y socialitzación

La robótica es perfecta para fomentar el trabajo en equipo, porque los protagonistas no son los niños en sí mismos, sino el resultado del trabajo que han hecho entre todos. Para conseguirlo, los infantes tienen que socializar. Las actividades alrededor de la robótica, además, consiguen generar curiosidad y fomentar la interacción de los infantes en el aula. ¡Incluyendo a los más tímidos!

¡Aprendemos inglés!

Las carreras científicas siempre exigen un nivel bastante alto de inglés. La robótica, como muchas otras disciplinas, se basa en el lenguaje técnico, que siempre está en inglés. Es, sin lugar a duda, una fórmula súper divertida y práctica de aprender y practicar el idioma.

¿Habéis introducido ya la robótica a vuestras aulas? ¡Explicadnos cómo!

educacion-docente-robotica-para-niñas-y-niños-todo-son-ventajas

El curso ya llega a su fin. Nos parecía larguísimo en septiembre, pero al fin, entre vacaciones, puentes y jornadas de fiesta, los días se han esfumado. Nos llevamos una mochila muy llena de historias, convivencias y experiencias que seguro que no olvidaremos. Hoy os invitamos a reflexionar en este final de curso, sobre cómo os ha ido todo, con vosotros mismos, con los alumnos y con vuestros amigos y compañeros.

¿Qué hemos aprendido? Ahora que se acerca el final de este curso, es el momento de hacer balance de todo aquello que hemos aprendido: cuáles son los nuevos conocimientos que todos juntos hemos adquirido, qué esfuerzos hemos hecho para lograrlos y hasta dónde hemos sido capaces de llegar. ¡Seguro que el tiempo y la dedicación han merecido la pena!

¿Qué ha sido nuestro rol como docentes? Es hora de mirarnos al espejo. ¿Cómo nos hemos sentido dentro de nuestro rol como docentes? Sea cual sea nuestra experiencia, tanto si acabamos de empezar en este mundo de la docencia como si ya hace años que trabajamos, es importante saber hacer autocrítica, reconocer nuestros aciertos, pero también nuestros errores y hacernos nosotros mismos propósitos para mejorar. ¿El año que viene más y mejor? Seguro!

¿Qué sensaciones hemos recogido de nuestros alumnos? ¿Los hemos escuchado? Después de intentar cumplir nuestros objetivos cada trimestre, llegar a las programaciones previstas y lograr las previsiones marcadas, habrá que pensar si hemos dedicado tiempos de calidad a nuestros alumnos. ¿Los hemos escuchado bastante? ¿Qué han sentido? ¿Se han emocionado? ¿Han tenido la oportunidad y el tiempo necesario para expresarse?

¿Se han cumplido nuestros objetivos? Todos tenemos unas programaciones anchísimas y unos retos complejos por delante, pero… ¿hemos cumplido de verdad con nuestros objetivos? Hablamos de aquellos propósitos que solemos hacernos a principio de curso y con los cuales queremos mejorar nuestra experiencia y la de nuestros alumnos ahora y para el futuro. Piensa un rato. ¡Quizás este sea un buen momento para empezar a plantearte los objetivos del año que viene!

¿Hemos sabido trabajar en equipo? En nuestro trabajo como docentes el trabajo en equipo y colaborativo es imprescindible si queremos llegar a nuestros objetivos, lograr metas y completar proyectos de calidad. Y este curso, ¿hemos sido buenos compañeros? ¿Hemos sido rigurosos y puntuales? Si crees que has cojeado en este aspecto, quizás sea un buen momento para replanteárselo. ¡Puedes estar seguro que juntos lo haréis mejor!

En resumen, ¿nos sentimos contentos y satisfechos? Seguro que en este curso no todo ha sido un camino de rosas. Siempre, cada año, hay momentos más buenos y otros que lo son menos, pero todos… sobre todo aquellos que no han sido tan positivos, nos habrán servido para aprender. Responde a tus preguntas, prepárate para hacer balance y empieza a trabajar por un nuevo curso fantástico. Cárgate de energía este verano y no te dejes la lista de buenos propósitos para el final. ¡Felices vacaciones!

educacion-docente-reflexiones-para-el-final-de-este-curso

Hemos llegado a la última semana de curso y como sabemos lo agotados que estáis, queremos daros fuerzas regalándoos a uno de vosotros el maravilloso libro de Rocío Bonilla: ¿Te aburres, Minimoni? Así con la ilusión, ¡la semana pasará volando!

Los pasos a seguir para participar son muy sencillos:

  • Ser seguidores de nuestra cuenta de Instagram:
  • Darle me gusta a la publicación
  • ¡Mencionar a 3 amig@s a los que les dejarías el libro! Puedes mencionar a tod@s l@s que quieras, siempre que no se repitan y sean cuentas verdaderas

Anunciaremos a la ganadora o al ganador mediante las stories de nuestro Instagram el martes siguiente.

¡Mucha suerte a tod@s!

educacion-docente-sorteo-te-aburres-minimoni-rocio-bonilla

No podríamos vivir sin ella. Es la mejor compañera que podemos encontrar en los momentos felices, pero también en los tristes… cuando estamos enfadados, melancólicos, eufóricos o enamorados… ¡Hoy hablamos de música! ¿Sabías que tiene un montón de beneficios para tu salud? ¡Aquí los tienes todos!

1. Favorece la concentración. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es genial a la hora de estudiar o trabajar. Un estudio publicado por Neuroscience of Behavior and Psychology demuestra que la habilidad de las personas para reconocer palabras, imágenes o números rápidamente se potencia escuchando música.

2. Motiva el aprendizaje. Hay una gran conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por todo esto, la música es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. Estimula las conexiones neuronales. Hay estudios que confirman la complejidad del efecto de la música en nuestro cerebro. Esta es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas. Sabemos, de hecho, que la música es capaz de activar casi todas las regiones del cerebro.

4. Contribuye al tratamiento de enfermedades. La música puede ser una herramienta de lo más poderosa para el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. Combate el estrés. El estrés es una de las epidemias del siglo XXI. Y se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union. Puede llegar a reducir el estrés hasta un 65%.

6. Relaja a los niños. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir. Además, puede ser una herramienta muy importante para una correcta gestión de las emociones.

7. Incrementa la felicidad. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. Alivia el dolor. Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU) a The Journal of Pain demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. Fortalece el sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede jugar un papel fundamental en la salud de los pacientes. Aumenta la producción de plaquetas, estimula los linfocitos y protege las células de determinadas dolencias.

10. Reduce la presión arterial. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación en un 26%.

Y tú, ¿todavía dudas de los súper poderes de la música?

educacion-docente-todos-los-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud

La práctica del yoga es cada vez más común en los países occidentales. Los adultos ya lo hemos probado, pero… ¿y los niños? En los últimos años han proliferado las recomendaciones para que los niños y niñas lleven a la práctica esta disciplina.

Desgraciadamente, la salud y el bienestar de nuestros niños se encuentra en riesgo, en la actualidad, por enfermedades como la obesidad, el estrés o el trastorno de espectro autista. Es importante, además de ofrecerles un estilo de vida y unos hábitos saludables, que los niños y niñas hagan, al menos, una hora de actividad física al día.

Estos son los maravillosos beneficios que el yoga les puede aportar:

  • Es una actividad física. Hace falta que los niños practiquen, como mínimo, unos 60 minutos de actividad física diaria, a pesar de que la última recomendación de la OMS pasa por tres horas. El yoga es una actividad física suficientemente rica, que les ayuda a mantener una buena forma física, a mejorar la motricidad y la elasticidad.
  • Aumenta la concentración. El yoga es una muy buena práctica para favorecer la concentración, tan necesaria para nuestros niños y que hay que acompañar de una reducción de la exposición a las pantallas y dispositivos electrónicos.
  • Ayuda a desarrollar técnicas de relajación. Estas pueden resultar muy útiles para la autonomía de los niños, la gestión de las emociones y de los posibles desórdenes que pueden llevar a problemas en posteriores etapas de madurez.
  • Aceptar los sentimientos y expresarlos. La práctica del yoga también abre las puertas a la aceptación de aquello que sienten, y da a los pequeños las herramientas necesarias para reconocer sus emociones y expresarlas a los demás.
  • Afrontar mejor los problemas. Es precisamente esta capacidad de comprender, concentrarse y gestionar las emociones propias que ofrece a los niños la capacidad de afrontar de una manera más madura los problemas y las situaciones de estrés.

Además, la práctica habitual de yoga y ejercicio físico, en general, contribuye en otros aspectos de lo más positivos para la salud de los niños:

  • Reduce el estrés y les ayuda a dormir por la noche
  • Les prepara y les concentra para las jornadas escolares
  • Mantiene sus huesos, articulaciones y músculos saludables
educacion-docente-los-maravillosos-beneficios-del-yoga-para-niños-y-niñas

Se va acercando el verano y las altas temperaturas. Por eso, te traemos una receta fresquita, saludable y ¡llena de sabor! Unos exquisitos polos de fruta caseros. A continuación, te mostraremos una posibilidad mezclando plátano y fresa, pero los puedes hacer utilizando las frutas que más te gusten.

Necesitas muy pocos ingredientes:

  • Un plátano grande
  • 12 fresas
  • 120 ml. de zumo de piña o de naranja

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Mezcla en un bol un plátano grande maduro troceado, 12 fresas cortadas por la mitad y 120ml. de zumo de piña o de naranja.
  2. Tritura la fruta con una batidora hasta conseguir una mezcla suave y viértela en los moldes.
  3. Para acabar, coloca un palito en cada molde y congélalos durante toda la noche (6-8 horas)

Esperamos que disfrutes de esta merienda tan perfecta para el verano y que la compartas con los tuyos.

educacion-docente-receta-polos-de-fruta-caseros