5 actividades para trabajar la naturaleza

Educación-docente-naturaleza

Los teléfonos, las tablets, las videoconsolas y las pantallas, en general, invitan a los niños a vivir una vida acelerada y desconectada de la realidad. Para recuperar la capacidad de observación y el gusto para descubrir cosas, hoy os proponemos cinco actividades interesantes para trabajar la naturaleza con los niños.

  1. Cierra los ojos y redescubre tu entorno. Si salís al bosque, probad a cerrar los ojos y tocar los diferentes elementos que encontréis: la corteza del árbol, las hojas húmedas, la tierra olorosa. Daros unos minutos para escuchar los pájaros, la brisa que mueve las ramas o sencillamente, el silencio.
  1. Elaborad ambientadores naturales. La naturaleza nos proporciona perfumes magníficos. Podéis recoger -o incluso, plantar- lavanda, tomillo o romero. Son plantas que desprenden mucho olor, que suele utilizar para los ambientadores que podemos encontrar en las tiendas. Recoged la planta y ponedla en una bolsita de ropa para colgarla en el armario o cualquier otro sitio de tu hogar.
  1. Un huerto ecológico. Esta es una actividad que tendréis que hacer en el ámbito del centro, aunque también podéis plantearla de manera individual si utilizáis macetas. Crear un huerto ecológico de cero no es fácil, pero vivir el proceso que empieza con la plantación de las semillas y finaliza con los alimentos en la mesa puede resultar muy placentero.
  1. ¡Damos vida al aula con plantes! Estamos seguros que tenéis presentes que el aula tiene que ser un entorno acogedor. Una de las actividades que podéis llevar a cabo y que además de trabajar la naturaleza, os permitirá dar vida al aula, es plantar macetas con plantas. Podéis decorar los recipientes vosotros mismos (incluso haciendo reciclaje) y después poner las plantas que más os gusten. El hecho de regarlas periódicamente y cuidarlas también os ayudará a trabajar valores como la responsabilidad y el aprecio por las plantas.
  1. Aprendemos a reciclar. Tener claros las ventajas del reciclaje es muy importante para aprender a respetar la naturaleza. Un juego que os proponemos consiste a dibujar los diferentes contenedores de colores que existen y colgarlos en la pared. Podéis hacer recortables con dibujos de los diferentes residuos e irlos enganchando según sean: vidrio, envases, cartón y papel, rechazo, pilas...

Si ponéis en marcha alguna de estas actividades en el aula, nos gustaría saber cómo os ha ido. Compartid vuestras ideas e impresiones en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *