Actividades sobre musicoterapia

EducaciónDocente

Las experiencias innovadoras en el aula siempre son bienvenidas. Cada vez más común, la musicoterapia es una técnica innovadora que se puede aplicar en muchas etapas, pero que es muy interesante para educación infantil y primaria. La musicoterapia es una disciplina que sirve para abrir nuevos canales de comunicación en el ser humano y que produce, sin lugar a dudas, efectos terapéuticos y de rehabilitación en el mismo. La aplicación de la musicoterapia en el aula es perfecta para ofrecer en los niños un momento de distensión y conexión con el arte para rebajar los niveles de ansiedad y ayudarlos a concentrarse en las diferentes áreas.

La ambientación y la estructura

Uno de los objetivos de las sesiones de musicoterapia es el de ofrecer a los niños y niñas un ambiente cómodo y acogedor, donde reconozcan todo lo que sucederá. Por este motivo, es importante incluir una canción de bienvenida y de despedida o de recogida. No hace falta decir que el espacio tiene que estar debidamente ordenado y tiene que ser cómodo.

Actividades que podéis llevar a cabo 

Las actividades que haréis en clase se adaptarán al nivel de los alumnos y como no, a su desarrollo intelectual y lingüístico. Podéis adaptar estas actividades:

  • Cantamos. Son una fuente fantástica para el aprendizaje de vocabulario.
  • Hacemos una audición. Es muy útil para la relajación, para reconocer sonidos y trabajar la atención.
  • Improvisamos. Hay que acotar esta actividad dentro de unos límites, pero el alumno puede cantar y tocar un instrumento libremente. Fomenta la expresión y la creatividad.
  • Jugamos y viajamos. A menudo tenemos un objetivo central, como un instrumento, un protagonista o una acción musical sobre las cuales hay que conseguir un objetivo. Por otro lado, los viajes son una herramienta perfecta para recorrer el mundo a través de la música: disfrutar de paisajes increíbles y conocer personajes de sitios lejanos.
  • Componemos canciones. Se trata de otra actividad creativa, donde los alumnos pueden inventarse letras para melodías conocidas o incluso crear sus propias canciones.

A la música le son reconocidos varios efectos bioquímicos, fisiológicos, psicológicos, sociales y espirituales beneficiosos. De aquí que la aplicación de la musicoterapia en el aula sea una herramienta más para fortalecer y desarrollar la capacidad de nuestros alumnos, así como para detectar de manera precoz cualquier anomalía en su desarrollo.

Y tú, ¿aplicas la musicoterapia en el aula?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *