Atención a la diversidad

EducaciónDocente-Altas-Capacidades

Las aulas no son espacios homogéneos. Las conforman alumnos con diferentes necesidades, procedencias y capacidades. La educación pública tiene que garantizar la atención de las diferentes realidades existentes y ofrecer el apoyo en el aprendizaje de todos los alumnos. Esto incluye el acompañamiento de los niños y niñas con necesidades específicas y altas capacidades intelectuales.

¿Cómo se detecta que un alumno tiene altas capacidades?

Lo más frecuente es que tanto los padres como los docentes, que son los que están más cercanos al niño, sean los que observen que un niño tiene altas capacidades intelectuales. Lo más adecuado, en este sentido, es dejarse aconsejar por los docentes y confiar en las herramientas que todas las familias tienen a su alcance ya que la escuela las pone a su disposición.

En algunos casos, las señales de alerta no siempre tienen que ver con un rendimiento excelente. De hecho, muchas veces está claro que un alumno tiene un alto potencial pero presenta problemas de conducta, ausencia de motivación o malos resultados académicos, aunque esto no es determinante.

La importancia de los protocolos

Bajo la sospecha de un caso de altos capacidades, hay que ofrecer a las familias todo el apoyo posible y dejar claro que la escuela y los docentes serán capaces de dar respuesta a las necesidades de este alumno. La búsqueda de apoyo externo y privado a veces puede convertirse en un escollo y entrar en contradicciones con la dinámica y el proceso del centro. Por este motivo es importante hacer reuniones periódicas para que la familia, el centro escolar y el centro externo trabajen en la misma línea.

En este punto tienen que activarse una serie de protocolos que consistirán en observar el comportamiento del alumno. En esta interesante guía impulsada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Protocolo para la detección del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo asociadas a altas capacidades intelectuales, encontrarás una serie de herramientas de observación que tienen que rellenar las familias, los docentes y los mismos alumnos, en el caso de que sean mayores y tengan la capacidad de autoevaluarse.

Una vez detectadas estas características, siempre con la ayuda del equipo psicopedagógico del centro, habrá que poner en marcha la intervención. Entre otras prácticas, sería conveniente completar o ampliar los contenidos normales de las diferentes áreas, trabajar la socialización y colaborar en la integración del alumno con el resto de compañeros/as.

Lo que buscamos, en resumen, es aceptar las diferencias individuales, facilitar y potenciar la autonomía y el sentido crítico del alumno. Todo esto acompañado de un esfuerzo importante para reforzar y favorecer su autoestima.

¿Es fácil detectar que un alumno tiene altas capacidades? ¿Te has encontrado algún caso? ¿Cómo has actuado?

EducaciónDocente-TDAH

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un problema relacionado con el neuro desarrollo que puede afectar a un 5 o 7% de los niños/as. Algunos síntomas que han descrito los expertos nos hablan de problemas para prestar atención, estar tranquilos y concentrados en una tarea o controlar su comportamiento. Esto puede desencadenar en problemas en casa y, como es lógico, en un bajo rendimiento escolar.

No se sabe con certeza cuáles son las causas. Probablemente es una combinación de diversos factores. Se habla de genética, plomo (presente, por ejemplo, en las pinturas), abuso de sustancias nocivas durante el embarazo (alcohol, tabaco...), daños cerebrales o algunos aditivos alimentarios.

Características

Los niños y niñas que sufren TDAH (normalmente el diagnóstico se hace a partir de los 6 años) pueden experimentar algunos de estos síntomas:

  • Distracciones y olvidos frecuentes.
  • Problemas para seguir instrucciones o acabar cosas.
  • Perder siempre juguetes, libros y otros objetos.
  • Inquietud e impaciencia generales.
  • Comentarios inadecuados y falta de control emocional.

Si el niño/a presenta varios síntomas asociados y sospechamos de posible TDAH habrá que ponerse en contacto con los agentes adecuados para empezar un proceso de diagnóstico. Tendréis que explicar, en todo momento, la problemática a las familias y ofrecerles toda vuestra ayuda y colaboración para tratar y acoger al alumno/a, en caso que sea diagnosticado de TDAH, para que se integre al máximo en la dinámica del aula, siempre atendiendo su diversidad.

Debate abierto: ¿un exceso de diagnósticos?

En los últimos años, los diagnósticos de TDAH en niños y niñas se ha incrementado de manera sorprendente. Tanto es así que las autoridades sanitarias norteamericanas han alertado del exceso de nuevos diagnósticos en menores de 4 a 17 años. En este país, los casos han aumentado un 53%. En España el porcentaje es más bajo, pero hay expertos que creen que el nivel de diagnóstico todavía es muy reducido.

El estudio proporcionado por las autoridades norteamericanas nos habla de un incremento motivado para la publicidad positiva de los medicamentos por parte de las farmacéuticas (hay que tener en cuenta que los niños/as con TDAH son tratados con medicamentos estimulantes y también con terapia). Hace poco, el doctor Jerome Groopman, profesor de medicina en la Universidad de Harvard, hablaba a The New York Times de cierta coacción a los médicos, en la actualidad, para definir si el comportamiento de los niños/as es anormal o no, en lugar de pensar primero si se trata de actitudes propias de la infancia.

Y tú, ¿has notado una proliferación de los casos de TDAH en el aula?

EducaciónDocente-Altas capacidades

La mayoría de expertos coinciden en la necesidad de atender específicamente la diversidad del alumnado con altas capacidades intelectuales. La detección de este tipo de perfiles tiene que contar con el apoyo del docente y del centro, así como de todos los profesionales que participen y que son especialistas en la detección de las llamadas "altas capacidades". Es posible que un diagnóstico externo o que el hecho que las familias actúen por libre y sin considerar la opinión de los docentes dificulte la integración del niño/a y repercuta negativamente en su proceso educativo.

Dicho esto, ¿cómo se tiene que implicar el docente? 

Nuestra participación como docentes es fundamental como miembros del centro donde trabajamos. Así que, ante la sospecha de un caso de altas capacidades será necesario que estemos preparados:

  • Conociendo cuáles son las posibilidades que ofrece nuestro centro (sea de primaria o secundaria) para atender a alumnos/as con altas capacidades.
  • Disponiendo de suficiente información sobre cómo actuar en el aula. Por todo esto, será necesario que antes el centro haya tomado medidas organizativas y, en definitiva, esté preparado para la intervención.
  • Iniciando, si no se ha hecho antes, una propuesta de integración dentro del marco de una escuela inclusiva, que cuente con medidas prácticas y organizativas para actuar de acuerdo con las necesidades de los niños/jóvenes y sus familias.

En el centro hay un alumno/a con altas capacidades, ¿qué hacemos?

Tenemos un alumno/a con altas capacidades. Si antes no habían sido detectadas, habrá que ponerse a trabajar en la confección de una política de centro para la integración de este alumno/a y de todos los que necesiten tener atendida esta diversidad. Entonces, lo más adecuado será poner remedio antes de que nos encontremos con ello, con una serie de acciones:

  • Preparación del profesorado. El centro tiene que elaborar una serie de propuestas formativas (asesoramiento, charlas, cursos) que os permitan aprender más sobre las altas capacidades y sobre cómo intervenir en el aula. Habrá que trabajar conjuntamente y que elaboréis programas de competencias teniendo en cuenta esta diversidad.
  • Diagnóstico. Aprender y contar con el apoyo de los profesionales que pueden ayudarnos a detectar un caso de altas capacidades.
  • Organización y medidas. Para integrar al máximo a estos alumnos/as y favorecer el desarrollo correcto en el aula, habrá que poner en marcha diferentes medidas organizativas en el ámbito del centro. Esto puede incluir: un plan individual (inclusivo), agrupamientos y grupos flexibles, temporalización y autonomía, flexibilidad de horarios, ampliación curricular, tutorías...

¿Y la familia?

Para trabajar con la familia, hay que estar preparados para dar respuestas muy diferentes. A veces son capaces de atender la situación con su hijo/a con tranquilidad, pero otras veces no es así y es el desconcierto el que manda. Como docentes -y siempre dentro del marco del centro- tenemos la obligación de atender y asesorar a las familias para que se den cuenta que, si sabemos conducirlo bien, las altas capacidades no son un problema.

Dentro de la propuesta de Materiales para la atención a la diversidad del Ministerio de Educación disponéis de información que os ayudará a conocer de cerca las características de los alumnos y alumnas con altas capacidades. Podéis consultar esta información aquí.

EducaciónDocente

Las nuevas tecnologías son un recurso que todos tenemos que aprovechar para trabajar en nuestras áreas. También en Educación Especial. Hoy os queremos recomendar cinco aplicaciones interesantes para ordenadores, móviles y tablets que os pueden ayudar en vuestra tarea docente diaria.

1. Proyecto AZAHAR

El Proyecto Azahar se compone de toda una seria de herramientas con pictogramas, imágenes y sonidos, especialmente elaborados para trabajar con niños con autismo o con discapacidad intelectual. Las diferentes aplicaciones nos permitirán ofrecer al alumno herramientas para facilitar la comprensión de ciertos conceptos y el desarrollo de sus capacidades perceptivas y sensoriales.

2. Proyecto Sígueme

Otro proyecto interesante, en este caso específico para niños con autismo. Se trata de Sígueme, una aplicación gratuita que podéis descargar en vuestro móvil, ordenador o tablet para entrenar y potenciar la atención visual y la adquisición de significados en personas autistas.

3. Lengua de signos 

Esta es una aplicación para iPhone que servirá para aprender el lenguaje de signos. Se trata de una herramienta muy útil si trabajáis habitualmente con personas sordas y necesitáis contar con este soporte, sea como una herramienta vital o complementaria.

4. Picaa

Picaa es un sistema ideado para personas con dificultades de aprendizaje, ya sea TEA (Trastorno del Espectro Autista), TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) o Síndrome de Down. Se pueden crear infinidad de actividades basadas en la exploración, la asociación, puzzles, ordenar y memoria. La encontraréis disponible para iPad.

5.  Alphabetics

Y para finalizar, queremos recomendaros una aplicación que os ayudará a trabajar con alumnos con dislexia. Se trata de Alphabetics, un método multisensorial para aprender fonemas utilizando la vista, el oído, el tacto y la pronunciación oral. Podéis utilizarla como herramienta de refuerzo a vuestros programas de aprendizaje y tutorías.

¿Utilizas alguna de estas aplicaciones? ¿Te resultan útiles las nuevas tecnologías para trabajarlas con niños con necesidades educativas?

EducaciónDocente-Formación-Glifing

Uno de los objetivos básicos que tienen que alcanzar los niños durante las etapas de aprendizaje más primarias es la habilidad lectora, es decir, la capacidad de leer fluidamente, contando con una buena comprensión lectora y alcanzar, por último, el nivel de lectores experimentados. El método Glifing es una herramienta informática que quiere ayudarnos a superar las dificultades que surgen durante el proceso de aprendizaje lector.

¿Qué es el método Glifing?

El método Glifing es un sistema de entrenamiento basado en un programa informático que podéis instalar en vuestro ordenador. Se trata de un método diseñado para especialistas que se aplica en diferentes centros de Cataluña y exige el acompañamiento por parte de un profesional experimentado. Esto hace que el sistema se pueda aplicar en gabinetes de psicopedagogía y logopedia.

¿Cómo funciona?

La herramienta permite a los profesionales evaluar el perfil lector del niño, con una recogida constante de los resultados de las pruebas y por lo tanto, los progresos del pequeño lector. El hecho que sea una herramienta fácilmente descargable, a la cual se puede acceder a través de un nombre de usuario y contraseña, hace que el niño pueda hacer sesiones de entrenamiento diario (15 o 20 minutos, cuatro días a la semana) y alcanzar los objetivos de mejora fácilmente. ¿El objetivo? Disminuir el número de errores y aumentar la velocidad de lectura, la cual repercutirá en la comprensión.

¿Cómo empezar?

El método Glifing se acostumbra a aplicar en gabinetes o centros dedicados a la psicopedagogía y logopedia. En la página oficial del método encontraréis un buscador para comprobar cuáles son los profesionales que tenéis más cerca de casa y recomendarlos a las familias.

¿Habéis probado el método Glifing? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

EducacionDocente-Cursos-Formación

La detección y el diagnóstico de un alumno con altas capacidades es fundamental para poder avanzar en su integración y poner a su alcance (suyo y de la familia) todas aquellas herramientas que pueden resultar de ayuda. La identificación de las altas capacidades es un proceso que abarca muchos escenarios y tiene que contar con la colaboración de diferentes agentes.

¿Cuáles son los criterios para la detección?  

El proceso de evaluación que nos llevará al diagnóstico tiene que estar bien fundamentado y basarse en tres criterios fundamentales:

  • Contextualizar la evaluación, teniendo en cuenta todos los ámbitos en los cuales se mueve el alumno.
  • Determinar las necesidades educativas de cada persona evaluando diferentes aspectos de su personalidad.
  • Ofrecer a los alumnos la posibilidad de trabajar en la gran variedad de maneras posibles, para detectar cuáles son las diferencias en referencia al rendimiento, razonamiento y aprendizaje.

Diferentes evaluaciones

Durante el periodo de observación se buscará una serie de informaciones concretas, pero hay que ser conscientes que surgirán algunas circunstanciales, útiles para proporcionarnos una visión más amplia de contextos y escenarios. Estas se realizan de manera conjunta con el tutor, el especialista del centro y el EAP, que es quien se encarga de realizarla, con el debido consentimiento de la familia.

A parte de las pruebas concretas, los especialistas harán una entrevista individualizada, observación en el aula y hora del recreo (para los alumnos de primaria). Se tendrán que evaluar aspectos como el perfil cognitivo, la competencia curricular, el estilo de aprendizaje y los aspectos socioafectivos. 

El informe psicopedagógico

Es importante que las familias confíen en los profesionales de la escuela y en los especialistas para la evaluación y la confección del informe psicopedagógico. A veces, las expectativas de los padres o tutores no se corresponden con la realidad y hace falta que los docentes hagan un esfuerzo importante para explicar y encarar la situación del niño/a, sin herir las diferentes sensibilidades y haciéndolos entender que lo más importante es el bienestar del alumno.

El informe psicopedagógico describirá la situación del alumno/a y sus necesidades actuales, un documento que no está cerrado y que prevé acciones de seguimiento para continuar trabajando con el alumno. En este se definirán sus puntos fuertes y débiles, considerando todo aquello que hay que potenciar para que el alumno disfrute de una experiencia de aprendizaje ajustada a sus necesidades y a la vez integrada en el funcionamiento del aula.

Disponéis de más información en esta página web elaborada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

EducacionDocente-Cursos-Formación

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno de carácter neurobiológico en el cual se manifiesta déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Este se origina en la infancia, de manera que es en el aula y con los docentes cuando esta diversidad se manifiesta con más intensidad. Los alumnos suelen tener un rendimiento escolar inferior al esperado y pueden tener dificultades de aprendizaje en áreas instrumentales como son las del lenguaje y las matemáticas. A la vez, es posible que también se vea afectado el desarrollo de sus habilidades sociales y emocionales y con todo esto, la relación con los otros alumnos.

Pero, ¿qué tenemos que hacer en el aula cuando hay niños/as con TDAH? A parte de las actuaciones específicas, nosotros os proponemos tres pautas básicas para mejorar la dinámica general del aula.

  1. Aseguraros de crear un ambiente estructurado. Los alumnos con TDAH (y los alumnos, en general) trabajan mejor cuando el ambiente es estructurado. Esto implica, por ejemplo, preparar a los alumnos explicando el orden con el cual se desarrollan las actividades a lo largo del día, simplificar las instrucciones, avisar sobre cualquier novedad que surja y tener siempre a mano el calendario. Reservad espacios para recordar a los alumnos los objetivos importantes y ofrecerles una lista de errores frecuentes que les haga adquirir consciencia de las equivocaciones que suelen cometer para que no se produzcan de nuevo.
  1. Haced que el ambiente sea previsible. La mayoría de niños/as son capaces de adaptarse a los cambios, pero para los niños/as con TDAH es importante que el ambiente también sea previsible. Es recomendable crear estructuras fijas, ofrecer expectativas y metas de aprendizaje, destacar puntos clave, indicar cuáles son los materiales necesarios y sobretodo, dejar claras las expectativas sobre el aprendizaje y el comportamiento.
  1. Cultiva un ambiente adecuado para el aprendizaje. Será beneficioso, por último, que el niño/a con TDAH se siente en primera fila para evitar distracciones. Además, será necesario dedicar cinco minutos de la jornada a poner en orden las mesas y mochilas, para que los alumnos tengan siempre a mano el material necesario y hacer más ágil el cambio entre las áreas. Comprobad periódicamente cuál es el ritmo del aprendizaje y controlad la agenda.

¿Qué experiencia tenéis vosotros? ¿Qué pautas tenéis vosotros para mejorar la integración de los alumnos/as con TDAH en el aula?

Podéis compartirlas con nosotros en los comentarios.