Experimentos

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma nos ha dejado a todos de piedra. La última vez que este fenómeno se produjo en nuestro país fue en 1971, cuando el volcán Teneguía entró en erupción. Así es fácil que, aunque en algunas zonas volcánicas como son las Islas Canarias haya un conocimiento más profundo sobre vulcanología, la mayoría de nosotros somos grandes desconocedores de la materia. 

Por todo esto y porque, ya lo habréis notado, desde ayer los niños no dejan de hacer preguntas y observar - tan maravillados como nosotros, por cierto - el incomparable espectáculo de la naturaleza que es un volcán en plena erupción, hemos preparado una selección especial de libros y cuentos sobre volcanes que os ayudarán a todos a entender y explicar por qué el Cumbre Vieja ha decidido despertar de su profundo sueño.

1. Los Volcanes, de Patricia Geis

Esta propuesta de Combel nos encanta, porque es perfecta para niños despiertos a la curiosidad. De hecho, veréis que está recomendado a partir de seis años y que es básico para entender las características del planeta y de los volcanes, producto de la agitación que continuamente se está produciendo en el interior de la Tierra. El libro incluye un pop-up fantástico para observar y ubicar las diferentes partes del volcán. Bellamente ilustrado y editado, como siempre hace Combel.

2. Pop-Up de volcanes, de Fleur Daugey y Tom Vaillant

Si buscabas un libro impresionante sobre volcanes, lo acabas de encontrar. Como su propio título indica, Pop-Up de volcanes es una obra fantástica, repleta de pop-ups para niños y adultos curiosos. A través de sus páginas, asistiremos a un viaje espectacular hasta el interior de los volcanes, pero no solo eso. También reviviremos la experiencia de los volcanes en erupción en Pompeya, Hawai y Japón. Conoceremos leyendas, mitos y nos acercaremos a la profesión de vulcanólogo. Las ilustraciones son fantásticas y los textos, también.

3. Atlas de volcanes para niños, de Pavel Gabzdyl

Hay pocos fenómenos naturales en la Tierra que provoquen tanta admiración en los humanos como los volcanes. No importa que estén en erupción o profundamente dormidos: nos atraen y nos aterrorizan desde tiempos inmemoriales. La propuesta de Pavel Gabzdyl es un atlas explicativo que responde a las preguntas básicas de niños y adultos sobre volcanes. ¿Por qué escupen fuego? ¿De dónde viene el magma? ¿Qué es la lava? El libro incluye seis páginas desplegables con muchísima información sobre volcanes. El primer paso para convertirnos en vulcanólogos de verdad.

4. Terremotos y volcanes para los más curiosos, de Fernando Simonetti y Gabriela Baby

Son preguntas que ponen los pelos de punta y las encontramos todas reunidas aquí. Terremotos y volcanes para los más curiosos de Fernando Simonetti y Gabriela Bay es un libro muy interesante que explica qué hay en el centro de la tierra, por qué retumba el cielo, cómo se forman los volcanes o qué son las islas volcánicas. Lo hace a través de las preguntas y con un envoltorio gráfico fantástico que, a modo de infografía, consigue comunicar claramente información básica sobre el fenómeno de los volcanes.

5. Viaje a lo alto de un volcán con Ratón, de Frank Viva

Y finalizamos esta rueda de recomendaciones con otra propuesta muy original. Se trata de Viaje a lo alto de un volcán con Ratón de Frank Viva, un cuento en el que un humano y un ratón se adentran en la aventura de subir hasta la cima del volcán Etna. Se trata de una historia muy simpática, con unas ilustraciones y un grafismo fantásticos, que hicieron de este volumen merecedor del Premio Cybils en 2012. En el interior del cuento encontramos, además de un poco de literatura, explicaciones muy gráficas sobre las características de los volcanes. Es perfecto para los niños más pequeños.

I después... ¡Construyamos nuestro propio volcán! 

Esta semana será la de los experimentos volcánicos en las aulas. ¡De esto no nos cabe ninguna duda! Hay maneras de organizar uno fácilmente, con bicarbonato y vinagre como elementos básicos. Pero si no os queréis complicar o queréis proponerlo a las familias, National Geographic tiene a la venta un set STEM para fabricar nuestro propio volcán en casa. 

Pueden construir el volcán en familia, pintarlo y ponerlo en erupción, a través de una serie de materiales incluidos en el paquete. Lo mejor de todo es que cuenta con una guía de aprendizaje que nos permitirá organizar una curiosa explosión, pero también una retahíla de palabras clave y conceptos que los niños interiorizarán fácilmente. Además, el kit del experimento no es nada caro. Precio: 12 €

Este mes os proponemos una manualidad divertida relacionada con la naturaleza. En un vaso con la imagen de niño o niña, plantaremos semillas y las plantas que crezcan será su pelo.

Material necesario:

  • Vaso de plástico o bote transparente
  • Tierra
  • Semillas
  • Foto con la cara del niño o de la niña
  • Agua

Pasos a seguir:

1.Llenar el vaso con tierra hasta un poco más de la mitad.

2.Poner las semillas (como en casa no teníamos semillas, hemos puesto lentejas).

3.Poner más tierra hasta tapar las semillas, casi hasta la parte de arriba del vaso o bote.

4.Imprimir la fotografía del niño o niña y recortarla para que acabe en la frente y engancharla en el vaso o bote.

5.Regar un poco cada día hasta que crezca el cabello.

¡Queremos ver vuestras creaciones!

¡Así es como ha quedado la nuestra!

1 Comment

Plantearse la posibilidad de cambiar nuestra metodología y trabajar el aprendizaje por proyectos es todo un reto para los docentes. Los alumnos ganan autonomía y capacidad de decisión a la hora de desarrollar proyectos.

Los docentes, por su parte, tienen que haber diseñado y elaborado una estrategia para conseguir que los alumnos aprendan los contenidos y lo hagan trabajando competencias como la comunicación, la capacidad de cooperar en equipo y el pensamiento crítico.

Estas son 5 claves del aprendizaje por proyectos.

1. La pregunta-guía o driving question

En primer lugar, y después de haber planteado la situación, hace falta que el docente ofrezca a los alumnos una pregunta-guía. La respuesta a esta pregunta tiene que ser abierta y vincularse directamente con las competencias y conocimientos que tienen que adquirir.

2. La autonomía

Uno de los rasgos fundamentales del aprendizaje por proyectos tiene que ver con la autonomía. En este sentido, hay que adaptarse a las posibilidades del grupo. Puede ser necesario decir a los alumnos qué tema tienen que estudiar, o bien podemos darles algunas posibilidades concretas. Otra opción, que exigirá más a los alumnos, es la de poder tomar gran parte de las decisiones, incluso temática.

3. La cooperación

No todos somos iguales. Y el aprendizaje por proyectos favorece la atención a la diversidad. Los alumnos con diferentes necesidades tendrán la oportunidad de trabajar con otras en el mismo proyecto y por tanto, tendrán que cooperar, mediante la interdependencia positiva con sus compañeros.

4. La investigación

La curiosidad mueve mundos. Y en este caso, el aprendizaje por proyectos es un excelente aliado. Siempre de la mano del docente, la investigación y la búsqueda son vitales para el aprendizaje y para adquirir habilidades y destrezas útiles por siempre jamás.

5. La comunicación

Para trabajar en equipo es imprescindible comunicarnos y hacerlo bien. Además, el hecho de presentar los resultados del proyecto nos ofrece una oportunidad única para poner en práctica nuestras habilidades comunicativas. Y si hay carencias, ¡trabajarlas!

educacion-docente-5-claves-del-aprendizaje-por-proyectos

educaciondocente-8-manualidades-día-del-padre

Se acerca el Día del Padre y, aunque cada día es una oportunidad para demostrarle cuánto le queremos, está bien hacerlo de una forma diferente de vez en cuando, y sacar nuestra faceta más artística. Si os gustan las manualidades y queréis sorprenderle próximo día 19 de febrero, ¡estáis en el sitio correcto!

El hecho de hacer manualidades tiene muchísimos beneficios en el desarrollo de los más pequeños. Por ello, os animamos a dar rienda suelta a vuestra imaginación y ¡crear los regalos más originales del mundo! Porque no hay nada como un regalo hecho a mano y desde el corazón.

1 . Collage de fotos con mensaje

Puede que sea típico, pero también es adorable. Pensad en una frase o palabra que le defina, un mote, o incluso su nombre, y recortad con cartulinas letra por letra la palabra que hayáis escogido o, si lo preferís, escribidlo en una pizarra. Después, llega el momento de hacer de modelos y posar con las letras o palabras separadamente para formar la frase. Cuando estén listas, las podemos retocar  añadiendo algunos filtros bonitos y ordenar el Collage de tal manera que se vea la palabra o frase completa. ¡Seguro que le encantará!

educaciondocente-collage-fotos-con-mensaje

2. Corbata personalizada

¿Qué padre no se siente orgulloso de las obras de arte de sus pequeños? Para hacer de un dibujo un regalo aún más especial, sólo hace falta conseguir una corbata de tonos claros y que los pequeños pongan en práctica su creatividad con pinturas adaptadas para tejidos. ¡El resultado será una corbata única e inigualable!

educaciondocente-corbata-personalizada

3. Desayuno a la cama

No hay mejor manera de cuidar a papá que llevándole el desayuno preparado por los chefs de casa, a la cama. La clave está en levantarse prontito y preparar un buen surtido de galletas, zumo, frutas, tostadas cortadas en forma de corazón, una tarjeta con dedicatoria en mitad de la bandeja y…¡a despertarle! Y si además lo hacéis con gorros de cocinero, ¡será la mejor forma de empezar el día!

educaciondocente-desayuno-en-la-cama

4. Medalla de Súper Papá

¿Vuestro Papá es el número uno? Decídselo claramente: con una medalla de ganador. Solo hace falta recortar un trozo de cartón, corcho, cartulina, goma eva o lo que se prefiera, de forma redonda. Luego es hora de pintar y decorar el número “1” o la frase que se quiera poner como “Súper Papá”. Después, haremos un agujero en la parte de arriba del círculo, por donde pasaremos un lazo de color y lo ataremos a la medida correcta para tener lista nuestra medalla.

educaciondocente-medalla-super-papa

5. Construyendo memorias

Haced  una lista de todo lo que os guste hacer con vuestro Papá. Cuando ya no se os ocurran más cosas, coged piezas de lego de diferentes colores y escribid con rotulador los planes que habéis apuntado anteriormente en la lista, en cada pieza.
Por último, colocaremos todas las piezas dentro de un frasco de cristal y lo adornaremos de la manera que más nos guste: con un lazo, una etiqueta, etc.
Le encantará ver que te acuerdas de todos esos momentos y que les das valor, y además se podrá utilizar como decoración en casa.

educaciondocente-construyendo-memorias

6. Re-make de fotos icónicas

Sin duda, éste es el regalo más divertido que podéis hacerle a vuestro padre. Todos tenemos esas fotos antiguas en los álbumes que nos gusta hojear de vez en cuando, ¿verdad?. Pues ahora se trata de: ¡volverlas a hacer! Ahora que han pasado unos años, intentad imitar esas fotos escogiendo un vestuario similar, poniendo las mismas caras y en el mismo fondo. ¡Es-pec-ta-cu-lar!

educaciondocente-re-make-fotos

7. Sobres con sorpresas

¿Tienes demasiadas cosas que decirle, dibujarle y pintarle? Ésta es la solución: Pega en la pared sobres de diferentes colores y en cada uno de ellos mete una sorpresa dentro: frases bonitas, recuerdos, fotos, conchas que hayas recogido en la playa, Cds, dibujos… ¡todo lo que se te ocurra! Él tendrá que ir descubriendo los regalos uno a uno y quedará precioso.

educaciondocente-sobres-sorpresas

8. Díselo con chuches

¿Tienes un papá laminero? Pues atento a ésta propuesta: ve a comprarle chuches en forma de huevo y mételas en un frasco de cristal o plástico bacío. Con un rotulador, escribe: Te quiero un huevo. Ciérralo y listo: original, divertido, ¡y rico!
Otra opción es comprar chuches de corazones, o con formas relacionadas a algún hobbie que tenga, como el fútbol, y crear tus propias frases pensadas para él.

educaciondocente-chuches

Esperamos que os hayan gustado las ideas que os hemos propuesto y que no olvidéis, que el mejor regalo siempre es un abrazo de esos que son tan fuertes que dejan casi sin respiración.
Si utilizáis algunas de las manualidades que os hemos enseñado, no dudéis en compartirlas con nosotros, ¡que nos encantará ver lo bonitas que os han quedado!

EducacionDocente-Experimentos

La primavera es una estallido de colores y de fenómenos naturales magníficos. La mayoría se pueden explicar a través de la ciencia, así pues, lo que hoy os queremos proponer son cinco experimentos científicos para hacer en primavera.

  1. Flores de colores. Para hacer este experimento necesitaréis flores con pétalos blancos: pueden ser margaritas, rosas o claveles, el caso es que sean blancos. También necesitaréis vasos y colorante alimentario para añadirlo en el agua. Poned las flores dentro y observad como muy pronto se tiñen con el color que hayáis utilizado. Aprovechad la experiencia para explicar las partes de la flor y la utilidad del agua que atraviesa el tallo y se ramifica por los conductos de las hojas.

  1. Las plantas necesitan agua. ¿Necesitan agua las plantas? ¿Es posible que crezcan con otros nutrientes? ¿Por qué no lo comprobamos? Una buena manera de explicar porque las plantas necesitan agua y porque no crecen en determinados hábitats es la de plantar las semillas de cinco plantas y regarlas durante días alternos con diferentes líquidos: agua, bebidas isotónicas, leche, refresco de cola... Confeccionad una tabla y haced todas las anotaciones que correspondan sobre el crecimiento de las plantas.

  1. Las plantas necesitan luz. Otro recurso imprescindible para cualquier planta es la luz. Un experimento muy gráfico y fácil de hacer es el de tapar la hoja de la planta con cartulina negra, de manera que no pueda entrar nada de luz. Siete días después, podéis quitar el papel con cuidado y observad. ¿Qué ha pasado con la hoja? También podéis probar una planta que necesite bastante luz al lado de la ventana durante tres días y después girarla. Haced que los alumnos observen y describan qué pasa con la planta y hablad del fenómeno de la auxina.

  1. Extracción de clorofila. Otro experimento que podéis llevar a cabo fácilmente es el de la extracción de clorofila. Chafad unas cuantas hojas verdes y colocadlas en un bote de vidrio. Añadidle alcohol y dejadlo descansar. Después, quitad las hojas y colad el líquido: secadlas y mirad de qué color han quedado. Cuando acabéis, podéis utilizar la clorofila para teñir papel o ropa.

  1. Un pequeño huerto. Y por último os queremos proponer un experimento que gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata de crear un pequeño huerto, observar el crecimiento de las plantas y hacer las anotaciones que creáis convenientes. Primero podéis utilizar un recipiente y cartones de papel higiénico con tierra dentro. Plantad y regad con frecuencia. Cuando empiecen a salir las plantas, podéis probar de trasplantarlas a la tierra para crear vuestro pequeño huerto. Si todo sale bien, quizás muy pronto os podáis llevar a casa lechugas, tomates o perejil. ¿Quién se anima?

 

Y tú, ¿cómo vives la primavera? ¿Qué experimentos has hecho?

Si estamos trabajando los colores en el aula, podemos realizar un sencillo, divertido y visual experimento con nuestros alumnos.

Necesitamos el siguiente material:

  • Botes de cristal
  • Agua
  • Colorante o pintura (rojo, azul y amarillo)
  • Papel de cocina

Primero, en dos botes de cristal ponemos agua y dos gotas de pintura diferente en cada bote.

Hacemos dos tiras de papel de cocina y colocamos los extremos en cada uno de los botes con agua y pintura.

Ponemos un tercer bote en medio de los dos botes de color y añadimos los dos extremos de papel de cocina (podéis ver un ejemplo en la siguiente imagen).

Esperamos y podremos observar como, poco a poco, ¡va pasando el agua de los botes llenos al vacío y se van mezclando los colores!

Podemos repetir el experimento con otros colores primarios para así  conseguir más colores secundarios.

¡Es un experimento muy visual y con el que dejaréis asombrados a vuestros alumnos!

Fuente: http://www.coffeecupsandcrayons.com/

 

 

5 Comments

Éste experimento nos ayuda a entender qué pasa y cuáles son los efectos del aire frío y el aire caliente en un globo.

Es una actividad muy visual y con la que los niños y niñas se divierten.

Antes de empezar la actividad y durante la realización de ésta, los alumnos pueden hacer predicciones e hipótesis sobre lo qué va a pasar con el globo, hacer preguntas o debatir sobre ello.

Qué necesitamos?

  • Dos recipientes: uno se llena con agua caliente (sin hervir) y el otro con cubitos de hielo.
  • Una botella de litro y medio o de dos litros.
  • Un globo.

Una vez tengamos el material preparado, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Infla el globo para que sea más flexible.
  2. Pon el globo en la boca de la botella vacía.
  3. Pon la botella en el centro del recipiente de agua caliente. Espera unos minutos y verás como el globo se infla.
  4. Saca la botella del recipiente de agua caliente y ponlo dentro del recipiente de agua fría. Espera unos minutos y verás como el globo se desinfla.
  5. Repite los pasos 3 o 4 veces más.

Éste experimento es un gran momento para hacer conexiones entre lo que los niños y niñas viven cada día, con lo que se enseña en la escuela.

La siguiente imagen nos demuestra cómo aprender es divertido y emocionante.

 

Vamos...trabaja éste experimento con tus alumnos y cuéntanos qué os ha parecido.

 

Fuente: http://www.learning4kids.net/