Lectura

La erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma nos ha dejado a todos de piedra. La última vez que este fenómeno se produjo en nuestro país fue en 1971, cuando el volcán Teneguía entró en erupción. Así es fácil que, aunque en algunas zonas volcánicas como son las Islas Canarias haya un conocimiento más profundo sobre vulcanología, la mayoría de nosotros somos grandes desconocedores de la materia. 

Por todo esto y porque, ya lo habréis notado, desde ayer los niños no dejan de hacer preguntas y observar - tan maravillados como nosotros, por cierto - el incomparable espectáculo de la naturaleza que es un volcán en plena erupción, hemos preparado una selección especial de libros y cuentos sobre volcanes que os ayudarán a todos a entender y explicar por qué el Cumbre Vieja ha decidido despertar de su profundo sueño.

1. Los Volcanes, de Patricia Geis

Esta propuesta de Combel nos encanta, porque es perfecta para niños despiertos a la curiosidad. De hecho, veréis que está recomendado a partir de seis años y que es básico para entender las características del planeta y de los volcanes, producto de la agitación que continuamente se está produciendo en el interior de la Tierra. El libro incluye un pop-up fantástico para observar y ubicar las diferentes partes del volcán. Bellamente ilustrado y editado, como siempre hace Combel.

2. Pop-Up de volcanes, de Fleur Daugey y Tom Vaillant

Si buscabas un libro impresionante sobre volcanes, lo acabas de encontrar. Como su propio título indica, Pop-Up de volcanes es una obra fantástica, repleta de pop-ups para niños y adultos curiosos. A través de sus páginas, asistiremos a un viaje espectacular hasta el interior de los volcanes, pero no solo eso. También reviviremos la experiencia de los volcanes en erupción en Pompeya, Hawai y Japón. Conoceremos leyendas, mitos y nos acercaremos a la profesión de vulcanólogo. Las ilustraciones son fantásticas y los textos, también.

3. Atlas de volcanes para niños, de Pavel Gabzdyl

Hay pocos fenómenos naturales en la Tierra que provoquen tanta admiración en los humanos como los volcanes. No importa que estén en erupción o profundamente dormidos: nos atraen y nos aterrorizan desde tiempos inmemoriales. La propuesta de Pavel Gabzdyl es un atlas explicativo que responde a las preguntas básicas de niños y adultos sobre volcanes. ¿Por qué escupen fuego? ¿De dónde viene el magma? ¿Qué es la lava? El libro incluye seis páginas desplegables con muchísima información sobre volcanes. El primer paso para convertirnos en vulcanólogos de verdad.

4. Terremotos y volcanes para los más curiosos, de Fernando Simonetti y Gabriela Baby

Son preguntas que ponen los pelos de punta y las encontramos todas reunidas aquí. Terremotos y volcanes para los más curiosos de Fernando Simonetti y Gabriela Bay es un libro muy interesante que explica qué hay en el centro de la tierra, por qué retumba el cielo, cómo se forman los volcanes o qué son las islas volcánicas. Lo hace a través de las preguntas y con un envoltorio gráfico fantástico que, a modo de infografía, consigue comunicar claramente información básica sobre el fenómeno de los volcanes.

5. Viaje a lo alto de un volcán con Ratón, de Frank Viva

Y finalizamos esta rueda de recomendaciones con otra propuesta muy original. Se trata de Viaje a lo alto de un volcán con Ratón de Frank Viva, un cuento en el que un humano y un ratón se adentran en la aventura de subir hasta la cima del volcán Etna. Se trata de una historia muy simpática, con unas ilustraciones y un grafismo fantásticos, que hicieron de este volumen merecedor del Premio Cybils en 2012. En el interior del cuento encontramos, además de un poco de literatura, explicaciones muy gráficas sobre las características de los volcanes. Es perfecto para los niños más pequeños.

I después... ¡Construyamos nuestro propio volcán! 

Esta semana será la de los experimentos volcánicos en las aulas. ¡De esto no nos cabe ninguna duda! Hay maneras de organizar uno fácilmente, con bicarbonato y vinagre como elementos básicos. Pero si no os queréis complicar o queréis proponerlo a las familias, National Geographic tiene a la venta un set STEM para fabricar nuestro propio volcán en casa. 

Pueden construir el volcán en familia, pintarlo y ponerlo en erupción, a través de una serie de materiales incluidos en el paquete. Lo mejor de todo es que cuenta con una guía de aprendizaje que nos permitirá organizar una curiosa explosión, pero también una retahíla de palabras clave y conceptos que los niños interiorizarán fácilmente. Además, el kit del experimento no es nada caro. Precio: 12 €

La dislexia es un trastorno de aprendizaje que afecta principalmente las habilidades implicadas en la lectura y la escritura.

Los niños y niñas que presentan este trastorno lo seguirán teniendo cuando sean mayores, no desaparece, pero sabemos que con una intervención precoz y de calidad disminuirá su gravedad. Es por eso que desde el ámbito familiar como escolar podemos intervenir de muchas maneras para trabajar en este sentido.

A continuación, os presento algunas actividades sencillas que podéis llevar a cabo en cualquiera de estos dos ámbitos, además de aprender, seguro que os harán pasar un buen rato.

1. ¿Cuántas sílabas ves?

Decimos un nombre de sílabas, por ejemplo, dos. A continuación, cada uno/a tiene que decir una palabra de dos sílabas de algún elemento que esté viendo y seguimos el mismo orden hasta que no veamos más. Si tenemos la posibilidad, nos podemos ir desplazando para aumentar el campo de visión o la perspectiva y así encontrar más palabras.

Podemos jugar de manera competitiva o cooperativa. En el primer caso, irían quedando eliminados los jugadores a medida que se quedan sin palabras, en el segundo caso, intentaríamos entre todos y todas hacer la lista lo más larga posible. Podemos jugar varios días e intentar aumentar nuestro récord. 

Observaciones: un buen lugar es cuando vamos en coche. En cambio, si jugamos en una habitación donde no hay muchas posibilidades de encontrar palabras podemos jugar con láminas visuales.

2. Cadenas de palabras

Jugamos a encadenar palabras. Seguimos un orden donde cada uno tiene que encontrar una palabra que empiece con la última sílaba del que ha dicho el anterior. Por ejemplo: si-lla, lla-ve, ve-ra-no, no-ti-cia…

El juego termina cuando ninguno de los jugadores es capaz de continuar con una palabra.

Podemos jugar de manera oral o podemos ofrecer imágenes de las palabras y que los niños y niñas las tengan que enlazar de manera ordenada.

3. Palabras alocadas

Le pedimos al niño/a que sustituya una sílaba de una palabra por otra sílaba. Por ejemplo, sustituye la cuarta sílaba de biblioteca por “ma”: bibliotema. A continuación, podemos jugar a inventar el significado de la nueva palabra. Por ejemplo: es una biblioteca que solo tiene libros de un tema.

También podemos jugar con las letras y los fonemas siguiendo el mismo sistema. Por ejemplo, cambiar la tercera letra por la “p”: biplioteca. O también a omitir, por ejemplo, omite la tercera letra: biblioteca.

Es un juego muy divertido donde además de trabajar la conciencia fonológica fomentamos la imaginación.

4. Llenar vacíos escuchando

Decimos palabras a los niños y niñas sustituyendo una de las sílabas por el sonido “m”. Escuchando, deberán decir qué sílaba faltaría en el lugar del sonido de la letra eme. Por ejemplo: fe-li-…-dad. Falta la sílaba “ci”.

5. Frases alocadas

Se parece un poco a la actividad de palabras alocadas, pero en este caso trabajamos con palabras enteras y palabras. Se trata de jugar con los elementos de la frase. Podemos hacer varias actividades.

  • Omitir una de las palabras de la frase. Por ejemplo: elimina la tercera palabra de la frase: “Hoy he ido al parque”. En esta oración quedaría: “Hoy he al parque”.
  • Sustituir la palabra por otra. Por ejemplo, sustituimos “ido” por “luna”. La frase queda: “Hoy he luna al parque”.
  • También les podemos pedir que alarguen las oraciones, pero no hace falta siempre alargarlas por detrás.

Observaciones: antes de empezar a jugar a este juego deberemos practicar contando las palabras de las oraciones, los niños y niñas escuchan una oración y nos tienen que saber decir cuántas palabras tiene. Si observamos que el niño o niña tiene dificultades en este primer nivel, una estrategia es decir la frase y avanzar un paso en cada palabra. Una vez conseguido este nivel podemos jugar al juego propuesto que sería el segundo nivel.

Autora: Educarme

¿La has ojeado alguna vez la revista Namaka? Si la respuesta es sí, seguramente sepas es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

Autora: Elisenda Castells

El Refugi dels Llibres: ¡En abril, lecturas mil!

Para muchos el día 2 de abril es un día más de primavera, pero para los y las amantes de la literatura y de los libros, especialmente aquellos que se dirigen a los pequeños y jóvenes, es un día muy especial. Tal día como hoy desde hace 216 años, nació uno de los autores más importantes de la literatura infantil y juvenil (LIJ), Hans Christian Andersen, autor de clásicos como El vestido nuevo del emperador o El patito feo, entre otros. Y os preguntaréis: ¿Qué pasa en este día para que sea realmente especial para nosotras? Pues que desde el 1967, coincidiendo con esta fecha, se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, con actividades, premios alrededor del mundo, en escuelas, bibliotecas y librerías, con el objetivo de promover los hábitos de lectura y el amor por los libros entre los niños y niñas y jóvenes de todo el mundo. Aquí en Cataluña, las actividades la promueve el Consejo Catalán de Libros Infantil y Juvenil, el clijCAT1. Para nosotras, cada día debería ser 2 de abril, porque la importancia de la literatura a todas las edades es un hecho innegable. Os avisamos de entrada que nos haría falta un artículo entero para daros mil y una razones para afirmar que la lectura es esencial, ¡pero seguro que nos quedaríamos cortas!

Seguro que nadie puede poner en duda la importancia que tiene la lectura en los pequeños/as y en los jóvenes, especialmente en su desarrollo, tanto cognitivo como emocional, la lectura como fuente de cultura les aporta una infinidad de beneficios. Como también es incuestionable el papel clave de la familia y de la escuela en el proceso de aprendizaje del lenguaje y de lectura autónoma de los niños y niñas. Un proceso que a menudo viene acompañado por la biblioteca o la librería, espacio donde el niño o niña tiene contacto directo con la literatura, tanto oral como escrita. Si bien es cierto que todos y todas ellas tienen diferentes niveles de implicación, son vitales para conseguir los pilares de los futuros lectores. 

Es importante que en este proceso de implicación, el lector pueda asociar el momento de la lectura con un estímulo positivo, placentero y divertido, creando así un agradable ritual que se convierta en el momento del día en que podáis compartir un rato de lectura en un rincón de la casa especialmente preparado para la ocasión. Si lo que buscáis es que la lectura sea un momento emocionante y lleno de curiosidad (vivido tanto en solitario como acompañado), el escritor Daniel Pennac citaba en su obra Com una novel·la (Empúries -1993) “El verbo leer no admite imperativo” y, por lo tanto, lo que debemos hacer es presentarlo como un momento especial y esperado, pero que surja sin forzar, sin prisas, en el mejor momento del día. 

Llegados a este punto, una de las preguntas que más se plantean las familias es: ¿Cuándo hay que empezar? 

Y es que la respuesta es clara. Empezamos a interaccionar con el niño o niña en el momento que sabemos que existe cuando está en el vientre de su madre. Por lo tanto, es en aquel momento en que nosotros acercamos nuestro lenguaje y nuestra cultura. Es por ello que queremos dar especial importancia a la lectura (refiriéndonos al contacto con los libros) antes de saber leer como punto claro para afrontar un proceso de aprendizaje de la lectura exitoso. En un primer momento, cuando el niño o niña nace, no nos entiende, pero poco a poco aprenderá a descifrar oralmente todo aquello que le decimos y empezará a interaccionar con los adultos más cercanos. Es por este motivo que hace falta darle mucha importancia al hecho de hablar, cantar y jugar con los niños para crear en ellos y ellas una base donde poder construir un aprendizaje del lenguaje escrito. 

Cuando el niño o niña tiene unos meses, le gusta empezar a probar con su voz (balbuceos) y es entonces el momento en que disfrutará de los juegos de falda y cantares que podremos acompañar de pequeños libros de ropa o de cartón duro que le permitirán experimentar y explorar. A partir del año más o menos, les podremos ofrecer libros en los que empiecen a identificar personajes o acciones cotidianas, sin dejar de darle importancia a los cuentos cantados, poéticos y rimas que sean también jugando con las palabras. En esta etapa, os proponemos también acercarlos a libros con solapas para abrir y cerrar, libros donde pueda aparecer y desaparecer, poner y quitar… La lectura en voz alta de las primeras historias le permitirá escuchar e interaccionar con el adulto que explica la historia. A partir de su propia identificación, la criatura podrá entender la historia e identificar los personajes que salen. Si el libro que explicamos es muy frágil, no pasa nada si el adulto lo manipula dándole otro valor. Más rico será su aprendizaje cuanta más variedad de historias y formatos le pongamos a su alcance. 

Más adelante, cuando el niño o niña hable, será entonces cuando se interesará más por el lenguaje oral y escrito y las historias que le ponemos a su alcance pueden ser de un tipo más acumulativo, acciones repetitivas que le permitirán anticipar, tanto el dibujo como el texto. También historias en que los hábitos y las rutinas sean más protagonistas. Cuando empezamos con el juego simbólico, es ideal también introducir cuentos tradicionales (La caperucita roja, Los tres cerditos, ...). Es importante tener en cuenta la repetición. Las criaturas pide una y otra vez su cuento preferido, y si hace falta lo explicamos tantas veces como necesiten, porque ellos y ellas poco a poco vayan construyendo el significado. En una primera lectura, seguramente, no entenderán todo el significado de la historia, pero está bien que sea así. No hace falta que nosotros hagamos una síntesis para que lo entiendan mejor o que cambiemos palabras para que sea más esclarecedor. 

A partir de los 4 o 5 años, encontramos un interés por el lenguaje escrito, identifican las primeras letras y van construyendo significado a las palabras que leen. Podemos dedicar ratos a la lectura compartida en voz alta, en silencio u otras a la lectura en paralelo (adulto y niño/a leyendo cada uno/a su libro). A pesar de que en esta etapa es cuando empiezan a leer, no debemos dejar de ofrecer también libros sin palabras, donde hace falta que sean ellos y ellas los que vayan descifrando la historia a partir de las imágenes. En esta etapa, los niños y niñas se hacen preguntar y les gusta descubrir cosas. Los libros que responden a estas curiosidades serán claves, libros interactivos o pop-ups. También les gustan los libros donde aparece algún conflicto, el cual pueden resultar emocionantes para ellos. 

Más allá de los 6 años, el niño o niña necesitará menos ayuda del adulto a la hora de leer, aunque la familia y la escuela serán claves para ir concertando las habilidades lectoras. Más que enseñar a leer con una utilidad práctica concreta (que es evidente que la tiene), haría falta tener en cuenta que su principal utilidad es que constituye una fuente de satisfacción personal. 

En cada una de estas etapas por las que va transitando el niño o niña, es necesario que miremos el libro como un objecto y le demos un valor, no solo a la historia que nos explica sino también a sus ilustraciones, a su portada, al tacto y al olor de sus páginas, en definitiva, a todo aquello que forma parte del libro. 

A partir de los 8 años aproximadamente, los niños/as y jóvenes se muestra curiosos, impacientes y, sobre todo, tecnológicos. Es recomendable que les podamos ofrecer libros donde ellos y ellas se sientan representados de alguna manera, historias que les puedan transportar a nuevas realidades, a vivir aventuras y a ponerse en la piel de los y las protagonistas. Debemos tener presente y “abrazar” el mundo digital. Hace falta acompañarlos del mismo modo que cuando compartimos con ellos un libro en formato papel. Pactar y llegar a acuerdos sobre su uso será clave para un buen desarrollo de las nuevas tecnologías. Dentro del mundo digital haremos referencia a algunas propuestas que podemos compartir y sugerir (Booktubers, clubs de lectura digital, blogs, webs o páginas de Instagram dedicadas a recomendaciones literarias, libros electrónicos o booktrailers, entre otros). Tal y como dice Joan Portell, especialista en Literatura Infantil y Juvenil, “el objeto en sí no es el culpable, sino el uso que le damos”. 

Si con todo lo que hemos explicado hasta ahora todavía no crees que la lectura tiene mucha importancia en nuestro desarrollo, os hemos preparado una lista de motivos que pensamos que os acabaran de convencer del todo. No queríamos caer en las típicas listas, porque nos resulta imposible daros solo X motivos por los cuales os animamos a leer, pero nos hemos aventurado a escribir un decálogo (y un poco más). 

Decálogo (y un poco más) sobre la importancia de la lectura 

  1. Leer y crear historias favorece la creatividad, la memoria y la concentración. Pero también que nos las expliquen y escucharlas atentamente. 
  2. La lectura fomenta habilidades como la empatía, ponerse en el lugar del otro. Especialmente si el lector se puede poner en el lugar del protagonista, este descubrirá emociones y valores presentes en muchos cuentos. La lectura puede ser un método para trabajar problemas personales, temas tabús o algunos miedos comunes entres los niños y niñas. (Ejemplo: miedo a la oscuridad). Una buena herramienta para trabajar en clase y en casa. 
  3. La lectura es una herramienta para adquirir conocimientos en todas las etapas de la vida. a menudo, tener un buen hábito lector es sinónimo de un buen rendimiento escolar.
  4. Mediante la lectura, los niños y niñas adquieren un espíritu crítico y reflexivo para conocer el mundo que los rodea y a ellos/as mismos/as, así como la relación con los demás. 
  5. Leer nos permite comunicarnos, expresarnos e interactuar con nuestros compañeros, familia o cualquier otra persona. 
  6. Reivindicamos la lectura como un acto de placer, simplemente: Sofá, manta y libro. Sin pensar en nada más. La lectura es felicidad. Si tenéis un espacio en casa, que sea acogedor y que invite a estar un buen rato, leeremos más a gusto; y no tengáis prisa, la lectura se debe saborear con el tiempo. 
  7. Leer nos ayuda a practicar la comprensión lectora y a mejorarla. No es lo mismo leer, solamente, que leer y entender. No es lo mismo leer mucho, que leer bien. 
  8. A nivel familiar y emocional, los ratos de lectura compartida permiten crear y reforzar un vínculo emocional adulto-niño/a. 
  9. La lectura mejora la ortografía y amplía el vocabulario. Por un lado, cuanto más leemos, más interiorizamos la ortografía y la manera cómo se escriben las palabras. Por otro lado, encontraremos constantemente palabras nuevas que querremos conocer. 
  10. Leer es una actividad activa y de atención plena, justo lo contrario de actividades como mirar la televisión, en que dejamos el cerebro en stand by. Por lo tanto, nos ayudará a incrementar el aprendizaje activo y a fomentar la autonomía. 
  11. Los libros nos hacen sentir acompañados. Viviremos mil y una vidas y muchas aventuras. Viajaremos a lugares lejanos, paraísos o cuevas subterráneas.Si sois aventureros, será vuestra mejor aventura. 

Para acabar, os proponemos disfrutar de este día y esperemos haber animado vuestras ganas de leer con los peques de la casa. ¡Depende de nosotros que cada día sea 2 de abril! Si os gusta dibujar, podéis dibujar leyendo a vosotros/as mismos/as, ¡o dibujar vuestro libro preferido! Si todavía no tenéis un espacio de lectura en casa, es el día para buscarlo y decorarlo a vuestro gusto. O bien, si tenéis una librería o biblioteca cerca, ¡seguro que hacen muchas actividades!

BIBLIOGRAFIA

Portell Rifà, Joan. Llegim?: com fer lectors entusiastes. Barcelona: Abadia de Montserrat, 2017. 157 p. (Créixer; 5). ISBN 978-84-9883-926-5

GIRBÉS, Joan Carles (2008): Guia pràctica per a fer fills lectors. Alzira (València): Edicions Bromera 

JOVER, Guadalupe (2007): Un món per llegir. Educació, adolescents i literatura. Barcelona: Rosa Sensat

AGUADO, G i Ripoll, J. (2014) Enseñar a leer. Cómo hacer lectores competentes. Madrid: EOS 

Fons, M. (1999) Llegir i escriure per viure. Barcelona: La Galera

CORRERO, C i Real, N. (2017): La literatura a l’educació infantil. Barcelona: Rosa Sensat

PENNAC, Daniel (2006): Como una novela. Alfaguara.

El imprimible que os presentamos hoy es un juego visual y sonoro para que trabajéis palabras básicas con los más peques de la escuela. Podéis utilizar este recurso en cualquier idioma, nosotros hemos hecho la plantilla en inglés, pero la podéis modificar siempre que queráis para adaptarla al contenido que trabajéis en el aula. 

Esta actividad sirve para trabajar el sonido, la escritura, el lenguaje y la parte más creativa de los y las alumnas con el dibujo. De esta manera practicarán la lectura de palabras cortas y, más adelante, cuando conozcan la dinámica, ¡podéis complicar un poco más el reto!

Place it. En este apartado, los niños y niñas deberán colocar la imagen que representa la palabra. Si tenéis legos o juguetes pequeños, también los podéis utilizar. 

Tap it. En esta sección, deberán separar la palabra oralmente por sonidos. Poco a poco irán deletreando la palabra que queramos trabajar. 

Build it. Con letras magnéticas, o de cualquier otro tipo, pondremos pieza a pieza cada letra para construir la palabra entera. 

Draw it. ¡A dibujar! En este rincón de la ficha, tendrán que hacer un pequeño esbozo del significado de la palabra. 

Write it. Por último, ¡ponemos en práctica la escritura!

Esperamos que os guste y que disfrutéis mucho con vuestros y vuestras alumnas. Nosotros os dejamos aquí dos archivos PDF para que os podáis descargar el material que hemos preparado, pero recordad que estas palabras las hemos escogido nosotros, ¡las podéis cambiar o modificar cuando queráis!

¿Cómo te suena este título? Como mínimo parece chino o una lengua bastante alejada de la nuestra, ¿verdad? Bueno, pues no es ningún idioma que ahora mismo hablen las personas. ¿MAU IZ IO? es una obra magnífica, que en 2017 se llevó el Premio al Mejor Álbum Ilustrado, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid. 

Es, sin ninguna duda, un álbum ilustrado sorprendente, que nos abre la ventana a un mundo mágico de criaturas muy cotidianas. Sí, aquí aparecen hormigas, escarabajos, arañas, mariquitas y muchos otros insectos que hablan un idioma propio. 

Esta obra de Carson Ellis es una auténtica delicia, que tenéis que conocer y explorar con ojos, corazón y cabeza de niño, porque os lo aseguramos: gustará a toda la familia. Aunque… ¿y si lo exploramos un poco más de cerca? 

El universo de Carson Ellis 

Es alucinante. Carson Ellis es una ilustradora estadounidense muy célebre, que ya nos sorprendió con su obra Mil hogares (Alfaguara, 2015) y que ha publicado en distintas ocasiones en The New York Times o The New Yorker. Ha ilustrado álbumes infantiles absolutamente exitosos y no pierde el hilo en este mundo que habita, tan difícil y generoso al mismo tiempo. Solo hay que darse una vuelta por su página web para darse cuenta de que su mundo no es corriente, sino una colección de espacios mágicos en los que los lectores se sentirán plenamente identificados. 

Carson vive en una granja en Oregon (Estados Unidos) con Colin Meloy, su compañero, músico en una banda indie. También con sus dos hijos, dos gatos, dos llamas, dos cabras, una oveja, catorce gallinas, una familia de lechuzas y un montón de ranas arbóreas. Este particular universo en el que habitan seguramente tenga una parte muy importante de aprendizaje de la vida natural, que se refleja en esta obra que hoy recomendamos: ¿MAU IZ IO?

¿MAU IZ IO?, ¿cómo hablan los insectos?

Ser animal no es fácil. La supervivencia en la naturaleza es un reto diario para todas las especies. Nos gusta verlas libres, pero esta libertad se paga con un peaje muy costoso: hay que ingeniárselas para vivir. Y los insectos lo tienen francamente difícil.

Caron Ellis nos invita a ser observadores en un mundo que no necesita nada más que nuestra mirada. Las hormigas, las mariquitas, los escarabajos, las arañas o los caballitos del diablo son protagonistas de una aventura bonita, tierna y un poco trágica, que a su vez es un relato de la vida sencilla de estos animalillos. 

Todos hacen esfuerzos titánicos día tras día para sobrevivir sin que nosotros nos demos cuenta. Pero, ¿en qué idioma hablan? Es extraño, es divertido… pero, además, es útil: porque contribuye a que la vida siga su curso. 

¿Por qué os recomendamos ¿MAU IZ IO?

No hay un único motivo por el que os recomendamos ¿MAU IZ IO? Para empezar, no hace falta decir que la calidad de la obra es una de las principales razones por las que no debéis dejar de adquirir un ejemplar o pedirlo en vuestra biblioteca. Os ayudará a procurar una biblioteca de calidad para vuestros alumnos e hijos, con la que educareis el gusto estético y el criterio, pero también pondréis en bandeja el placer de disfrutar de una buena lectura y la contemplación de contenido gráfico bonito y de calidad. ¿Quién se puede resistir a dejarse llevar por la belleza de aquello que ve y siente? 

Además,  ¿MAU IZ IO? es un álbum que abre las puertas a la contemplación, a la vida en calma, a la observación pura. Permite que, a través de las aventuras y desventuras de los insectos, así como de su lenguaje (¿inventado?), el lector explore un universo tan real como desconocido. ¿Hemos parado a pensar en eso? 

Juntos hablaréis sobre la vida de los insectos, el valor del esfuerzo, la constancia y la importancia de preservar su mundo, tan rico y tan frágil al mismo tiempo. 

¿Queda alguien por aquí? ¿O ya habéis salido todos a buscarlo? Sea como sea, no os lo perdáis. Anotad: 

¿MAU IZ IO?

Ficha técnica: 

  • Número de páginas: 48
  • Editorial: Barbara Fiore Editora
  • Idioma: -
  • Encuadernación: cartoné
  • ISBN: 978-84-15208-88-4
  • Año de edición: 2017
  • Precio: 16 €

Si os habéis sumergido alguna vez en su catálogo, sabréis que todas y cada una de las obras editadas por Libros del Zorro Rojo son garantía de maravilla. Hoy nos detenemos en la selecta biblioteca de este sello para recomendaros Tú importas, de Christian Robinson, un álbum para primeros lectores que recorre el camino de la aceptación, la tolerancia y el respeto hacia todas aquellas cosas y personas que son diferentes. Y también hacia uno mismo.

¡Ey! Hemos mencionado un nombre: Christiano Robinson. ¿Lo conoces? El autor de Tú importas es un ilustrador estadounidense que también trabaja en el mundo de la animación. De hecho, ha formado parte del equipo de The Sesame Street Workshop y de los Pixar Animation Studios. Toda una entidad, que un buen día se dejó llevar por la pasión y comenzó a hacer libros para niños. Durante todos estos años, su experiencia como ilustrador y narrador de historias le ha valido distintos galardones. ¡Y no es extraño, viendo la calidad de su obra!

El argumento

Tú importas es un álbum ilustrado que nos permite observar, a través de sus páginas, un mundo muy cercano. El mundo de las personas que se tienen que despedir. De las que se sienten perdidas o solas. De las que son las últimas en llegar y, pese a todo, importan. El recorrido a través de sus páginas con unas ilustraciones claras y adorables es un recorrido que va de dentro hacia afuera y al revés, para explorar un mundo por fuera y nuestra alma por dentro. Es, sin duda alguna, uno de esos álbumes que dejan en nosotros una huella intensa y reconfortante, porque exploran sin reservas las emociones más puras y nos permiten comprenderlas y vivirlas, sin aspavientos. 

La importancia de las ilustraciones

Este álbum ilustrado para primeros lectores tiene mucho que decirnos y no solo a través del texto, que en este caso es breve, sino mediante las imágenes. Las ilustraciones, también elaboradas por Christian Robinson, son claras, limpias y coloridas y diríamos que son la principal razón por la que os recomendamos Tú importas. La experiencia de lectura es absolutamente placentera y viva, porque llena las páginas de mensaje y es material gráfico sensible que entra directo por los ojos, hacia el corazón. 

¿Por qué os recomendamos Tú importas?

Dice Christian Robinson: “Tu vida no vale solamente por cómo de grande o importante eres. No se trata de si tienes buenas calificaciones o de cuántos trofeos has ganado. Eres importante por el simple hecho de existir. Porque estás aquí”. Uno se da cuenta de la fragilidad de nuestra existencia, la casualidad de que los elementos se hayan conjugado para hacer que tú existas como persona, ya es increíblemente importante por sí sola. Y por ello tenemos que estar agradecidos.  

Nosotros recomendamos de corazón Tú importas, porque nos parece un álbum imprescindible para entender el mundo, aceptar y respetar a todas las personas y seres vivos que lo conforman, incluidos nosotros mismos. Por eso, Tú importas es, además de un canto al respeto y a la diversidad, un abrazo al lector y su autoestima. 

Resuenan aquí los movimientos que nos ayudan a seguir creyendo en la humanidad, como el Black Lives Matter, que protesta contra el racismo. Os cautivarán, además, sus ilustraciones, brillantes y bellas, tan claras como el mensaje de Robinson, que trasciende allende las fronteras, sin tener en cuenta género, edad ni condición. 

Ficha técnica: 

  • Número de páginas: 40
  • Editorial: Libros del Zorro Rojo
  • Idioma: castellano
  • Encuadernación: tapa dura
  • ISBN: 9788412152142
  • Año de edición: 2020
  • Precio: 13,20 €

Por todos es sabido que los cocodrilos son grandes amantes del agua. ¿Cómo es posible que exista un solo cocodrilo en el mundo que no lo pase bien zambulléndose? Pues existe, al menos en la ficción. Hoy os queremos recomendar El cocodrilo al que no le gustaba el agua, una publicación de la que seguramente habéis oído hablar. Y sino, atentos: porque os fascinará. 

El cocodrilo al que no le gustaba el agua es una historia contada y dibujada por Gemma Merino, una arquitecta nacida en Cataluña que ahora vive en Londres y que en 2011 fue galardonada con el prestigioso Premio Macmillan a la Ilustración Infantil, justo cuando estaba cursando el Máster de Ilustración Infantil en la Cambridge School of Arts. Veréis que la historia es preciosa, pero las ilustraciones que la acompañan también son fascinantes. 

El argumento

Como no podía ser de otra forma, el protagonista de El cocodrilo al que no le gustaba el agua es un cocodrilo. Pero, cuidado, que este es un cocodrilo bien distinto al resto de cocodrilos a los que conocemos. El protagonista de esta historia es un reptil subacuático que se siente distinto a los demás. A diferencia de sus compañeros de especie, a él no le gusta sumergirse en el agua y por eso se siente un poco mal. 

Hay otras cosas que le gustan, como subirse a los árboles… pero cuando ve a sus hermanos pasarlo tan bien jugando en el agua, siente inevitablemente que es diferente. Incluso raro. No obstante, lo intenta: cree que a lo mejor le pueden llegar a gustar las mismas cosas que a los demás y se acaba sumergiendo… ¿Qué sucederá?

Un cocodrilo singular

Como muchos otros cuentos o películas que ya os hemos recomendado, este volumen hace la diferencia protagonista a través de un cocodrilo que no actúa como los demás. Un poco como pasa con las personas: cada una de nosotras es diferente, singular y única y como tales vivimos y actuamos. Pero estas diferencias, a menudo, nos hacen sufrir. Y no solo a los niños, sino también a los adultos, porque como seres sociales que somos, necesitamos sentirnos aceptados, valorados y reconocidos. Aunque esto no siempre pasa. 

Por tanto, debemos dejarnos ayudar, mirarnos al espejo y aprender a valorar nuestras singularidades como oportunidades que no podemos dejar escapar. 

¿Por qué os recomendamos El cocodrilo al que no le gustaba el agua?

Gemma Merino dedica este cuento a aquellas personas que todavía no han encontrado su talento oculto. Y es que, El cocodrilo al que no le gustaba el agua es, además de una historia en la que se habla de diferencia, un relato que reflexiona y hace reflexionar sobre los talentos insólitos y aquellas singularidades que hacen que las personas seamos únicas, cada una con sus particularidades. 

Si recomendamos la obra de Merino es porque se trata de una pieza bella, tan singular como su personaje protagonista, que puede ayudarnos, tanto en el aula como en casa, para que los niños identifiquen sus facultades ocultas. Aquellas que a veces los hacen sentir extraños o diferentes, porque tienen almacenado un potencial increíble.

La historia os gustará, pero también las ilustraciones, que son divertidas y bonitas, y hacen de este cuento una delicia para no parar de leer y explicar. 

Fitxa tècnica: 

  • Número de pàgines: 32 
  • Editorial: Picarona
  • Idioma: catalán
  • Encuadernación: tapa dura
  • ISBN: 9788416117048
  • Año de edición: 2015
  • Precio: 11,40 €

Actualizamos el blog una vez más para ofreceros todo tipo de recursos.
Hoy traemos... ¡un cubo de lectura!

¿De qué se trata? ¡Muy fácil!

Tras leer un libro, un artículo, una revista... Los y las alumnas deberán tirar un dado encima de este cubo y responder a la frase que les toque al azar.

Cualquier tipo de lectura es válida para esta actividad, por lo que si queréis trabajar alguna temática en concreto podéis añadirla al cubo o modificar las frases que tenéis en nuestro ejemplo.

Nosotros recomendamos que imprimáis el recurso en una hoja tamaño dinA3 o dinA2, además de plastificarlo. De esto modo, el resto de compañeros y compañeras también podrán visualizar el juego y no se romperá tan fácilmente con su uso.

¿Conoces la Namaka? Es la revista más divertida y salvaje que puedes regalar a tus alumnos, hijos, hijas, sobrinos y sobrinas. ¿La has ojeado alguna vez? Si la respuesta es sí, seguramente sepas que la Namaka es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

La Namaka en el aula, ¿cómo?

A la hora de suscribirte a Namaka puedes elegir a tu gusto. ¡No te cortes! Tienes tres opciones, todas anuales: 

  • La suscripción digital es una muy buena opción para el aula, porque nos permite trabajar con los alumnos a través de tablets, ordenadores o pizarra digital. La recomendamos porque es fácil de compartir con todos los alumnos. 
  • La suscripción digital y en papel (solo en catalán), para lectores con el corazón dividido. Además de trabajarla a través de una pantalla, los alumnos tendrán la oportunidad de tocarla, pasar páginas y disfrutarla en el tiempo de lectura en el aula.
  • La suscripción en papel (solo en catalán) también es una buena opción para tener en papel la revista en el aula, pero pensamos que hay que complementarla con el formato digital. ¡Os resultará mucho más cómodo!