Música

Hoy os queremos recomendar una película que nos tiene cautivados y con la que podemos trabajar muchos aspectos con nuestros alumnos: El gran showman.

El gran showman explica la historia de P. T. Barnum, un hombre que despiden de su trabajo y decido montar un espectáculo donde aparece gente especial y diferente. Pretende explicar la historia de cómo se creó el circo de la industria del espectáculo pero es mucho más. Se tratan temas como la familia, la amistad y la inclusión.

Esta película viene acompañada de una música y unas coreografías fantásticas, que nos hacen poner la piel de gallina y nos emocionan, junto con la historia de los personajes. A pesar de ser un musical, no se hace pesado gracias a la calidad de su banda sonora. Aquí tenéis un ejemplo.

Es una de nuestras películas preferidas tanto en el ámbito personal como en el profesional, ya que la podemos utilizar en el aula para trabajar muchos temas, sobre todo con los alumnos más grandes. Además del tema de la diversidad también podemos trabajar: cómo perseguir tus sueños, la importancia de ser creativo, la aceptación de uno mismo, cómo afrontar las dificultades y poner pasión en aquello que haces.

Y vosotros, ¿habéis visto cómo sus personajes superan las adversidades que se les presentan?

«El arte más noble, es el de hacer felices a los demás» P.T. Barnum

No podríamos vivir sin ella. Es la mejor compañera que podemos encontrar en los momentos felices, pero también en los tristes… cuando estamos enfadados, melancólicos, eufóricos o enamorados… ¡Hoy hablamos de música! ¿Sabías que tiene un montón de beneficios para tu salud? ¡Aquí los tienes todos!

1. Favorece la concentración. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es genial a la hora de estudiar o trabajar. Un estudio publicado por Neuroscience of Behavior and Psychology demuestra que la habilidad de las personas para reconocer palabras, imágenes o números rápidamente se potencia escuchando música.

2. Motiva el aprendizaje. Hay una gran conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por todo esto, la música es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. Estimula las conexiones neuronales. Hay estudios que confirman la complejidad del efecto de la música en nuestro cerebro. Esta es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas. Sabemos, de hecho, que la música es capaz de activar casi todas las regiones del cerebro.

4. Contribuye al tratamiento de enfermedades. La música puede ser una herramienta de lo más poderosa para el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. Combate el estrés. El estrés es una de las epidemias del siglo XXI. Y se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union. Puede llegar a reducir el estrés hasta un 65%.

6. Relaja a los niños. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir. Además, puede ser una herramienta muy importante para una correcta gestión de las emociones.

7. Incrementa la felicidad. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. Alivia el dolor. Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU) a The Journal of Pain demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. Fortalece el sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede jugar un papel fundamental en la salud de los pacientes. Aumenta la producción de plaquetas, estimula los linfocitos y protege las células de determinadas dolencias.

10. Reduce la presión arterial. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación en un 26%.

Y tú, ¿todavía dudas de los súper poderes de la música?

educacion-docente-todos-los-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud

EducaciónDocente

Las experiencias innovadoras en el aula siempre son bienvenidas. Cada vez más común, la musicoterapia es una técnica innovadora que se puede aplicar en muchas etapas, pero que es muy interesante para educación infantil y primaria. La musicoterapia es una disciplina que sirve para abrir nuevos canales de comunicación en el ser humano y que produce, sin lugar a dudas, efectos terapéuticos y de rehabilitación en el mismo. La aplicación de la musicoterapia en el aula es perfecta para ofrecer en los niños un momento de distensión y conexión con el arte para rebajar los niveles de ansiedad y ayudarlos a concentrarse en las diferentes áreas.

La ambientación y la estructura

Uno de los objetivos de las sesiones de musicoterapia es el de ofrecer a los niños y niñas un ambiente cómodo y acogedor, donde reconozcan todo lo que sucederá. Por este motivo, es importante incluir una canción de bienvenida y de despedida o de recogida. No hace falta decir que el espacio tiene que estar debidamente ordenado y tiene que ser cómodo.

Actividades que podéis llevar a cabo 

Las actividades que haréis en clase se adaptarán al nivel de los alumnos y como no, a su desarrollo intelectual y lingüístico. Podéis adaptar estas actividades:

  • Cantamos. Son una fuente fantástica para el aprendizaje de vocabulario.
  • Hacemos una audición. Es muy útil para la relajación, para reconocer sonidos y trabajar la atención.
  • Improvisamos. Hay que acotar esta actividad dentro de unos límites, pero el alumno puede cantar y tocar un instrumento libremente. Fomenta la expresión y la creatividad.
  • Jugamos y viajamos. A menudo tenemos un objetivo central, como un instrumento, un protagonista o una acción musical sobre las cuales hay que conseguir un objetivo. Por otro lado, los viajes son una herramienta perfecta para recorrer el mundo a través de la música: disfrutar de paisajes increíbles y conocer personajes de sitios lejanos.
  • Componemos canciones. Se trata de otra actividad creativa, donde los alumnos pueden inventarse letras para melodías conocidas o incluso crear sus propias canciones.

A la música le son reconocidos varios efectos bioquímicos, fisiológicos, psicológicos, sociales y espirituales beneficiosos. De aquí que la aplicación de la musicoterapia en el aula sea una herramienta más para fortalecer y desarrollar la capacidad de nuestros alumnos, así como para detectar de manera precoz cualquier anomalía en su desarrollo.

Y tú, ¿aplicas la musicoterapia en el aula?