Conocimiento del Medio

educación-docenteHoy 16 de octubre celebramos el Día Mundial de la Alimentación, con el objetivo de concienciar a los pueblos del mundo sobre los problemas de la alimentación, la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

¿Sabías que hay 821 millones de personas en el mundo que pasan hambre, aunque se producen suficientes alimentos para todos? Según la FAO, un 45% de las muertes infantiles están relacionadas con la desnutrición. El sobrepeso infantil continúa en aumento en muchos países.

¿Qué podemos hacer nosotros? Aportar nuestra granito de arena es posible. Una dieta saludable y racional puede ayudarnos a no malmeter alimentos y a disfrutar de una buena salud. Hoy te damos 6 claves para una dieta saludable.

 

  1. Aceite de oliva: el oro líquido

educación-docenteEmpezamos por uno de los ingredientes más preciados de la dieta mediterránea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 30 gramos diarios, o bien 3 cucharadas soperas, a personas que ya han superado la etapa de crecimiento.

 

  1. Frutas y verduras, cada día

educación-docenteLas frutas y verduras son una parte fundamental de cualquier dieta saludable. Consumir pocas se asocia a un riesgo elevado de enfermar. La OMS y la FAO recomiendan consumir más de 400 gramos cada día. Son una fuente rica en vitaminas, minerales, fibra y un montón de nutrientes saludables, como fitosteroles, flavonoides y otros antioxidantes.

 

  1. Cereales, granos integrales, tubérculos y legumbres

educación-docenteSe recomiendan cereales y derivados de grano entero o integrales: pan, arroz, pasta, maíz, mijo, espelta, quinoa… También legumbres (lentejas, garbanzos, judías…), patata y boniato. A evitar: cereales refinados.

 

  1. Carne, pescado, huevos y frutas secas

educación-docenteDe los alimentos proteicos, se recomienda pez blanco y azul, aves, huevos y frutas secas. Pero cuidado: hay que limitar la carne roja, los embutidos, las carnes procesadas y el queso.

 

  1. Agua y otras bebidas

educación-docenteEn una dieta saludable, el agua tiene que ser la bebida principal. Eso sí, esta se puede completar con infusiones y caldos vegetales bajos en sal. Hay que evitar el alcohol, las bebidas azucaradas y los zumos.

 

  1. ¡Sé activo!

educación-docente

Una vida activa es fundamental para complementar una dieta saludable. Si no tienes por costumbre hacer mucho deporte, que sepas que hay suficiente con 30 minutos de actividad física diaria, como salir a caminar a buen ritmo.

Educación-docente-naturaleza

Los teléfonos, las tablets, las videoconsolas y las pantallas, en general, invitan a los niños a vivir una vida acelerada y desconectada de la realidad. Para recuperar la capacidad de observación y el gusto para descubrir cosas, hoy os proponemos cinco actividades interesantes para trabajar la naturaleza con los niños.

  1. Cierra los ojos y redescubre tu entorno. Si salís al bosque, probad a cerrar los ojos y tocar los diferentes elementos que encontréis: la corteza del árbol, las hojas húmedas, la tierra olorosa. Daros unos minutos para escuchar los pájaros, la brisa que mueve las ramas o sencillamente, el silencio.
  1. Elaborad ambientadores naturales. La naturaleza nos proporciona perfumes magníficos. Podéis recoger -o incluso, plantar- lavanda, tomillo o romero. Son plantas que desprenden mucho olor, que suele utilizar para los ambientadores que podemos encontrar en las tiendas. Recoged la planta y ponedla en una bolsita de ropa para colgarla en el armario o cualquier otro sitio de tu hogar.
  1. Un huerto ecológico. Esta es una actividad que tendréis que hacer en el ámbito del centro, aunque también podéis plantearla de manera individual si utilizáis macetas. Crear un huerto ecológico de cero no es fácil, pero vivir el proceso que empieza con la plantación de las semillas y finaliza con los alimentos en la mesa puede resultar muy placentero.
  1. ¡Damos vida al aula con plantes! Estamos seguros que tenéis presentes que el aula tiene que ser un entorno acogedor. Una de las actividades que podéis llevar a cabo y que además de trabajar la naturaleza, os permitirá dar vida al aula, es plantar macetas con plantas. Podéis decorar los recipientes vosotros mismos (incluso haciendo reciclaje) y después poner las plantas que más os gusten. El hecho de regarlas periódicamente y cuidarlas también os ayudará a trabajar valores como la responsabilidad y el aprecio por las plantas.
  1. Aprendemos a reciclar. Tener claros las ventajas del reciclaje es muy importante para aprender a respetar la naturaleza. Un juego que os proponemos consiste a dibujar los diferentes contenedores de colores que existen y colgarlos en la pared. Podéis hacer recortables con dibujos de los diferentes residuos e irlos enganchando según sean: vidrio, envases, cartón y papel, rechazo, pilas...

Si ponéis en marcha alguna de estas actividades en el aula, nos gustaría saber cómo os ha ido. Compartid vuestras ideas e impresiones en los comentarios.

EducacionDocente-Experimentos

La primavera es una estallido de colores y de fenómenos naturales magníficos. La mayoría se pueden explicar a través de la ciencia, así pues, lo que hoy os queremos proponer son cinco experimentos científicos para hacer en primavera.

  1. Flores de colores. Para hacer este experimento necesitaréis flores con pétalos blancos: pueden ser margaritas, rosas o claveles, el caso es que sean blancos. También necesitaréis vasos y colorante alimentario para añadirlo en el agua. Poned las flores dentro y observad como muy pronto se tiñen con el color que hayáis utilizado. Aprovechad la experiencia para explicar las partes de la flor y la utilidad del agua que atraviesa el tallo y se ramifica por los conductos de las hojas.

  1. Las plantas necesitan agua. ¿Necesitan agua las plantas? ¿Es posible que crezcan con otros nutrientes? ¿Por qué no lo comprobamos? Una buena manera de explicar porque las plantas necesitan agua y porque no crecen en determinados hábitats es la de plantar las semillas de cinco plantas y regarlas durante días alternos con diferentes líquidos: agua, bebidas isotónicas, leche, refresco de cola... Confeccionad una tabla y haced todas las anotaciones que correspondan sobre el crecimiento de las plantas.

  1. Las plantas necesitan luz. Otro recurso imprescindible para cualquier planta es la luz. Un experimento muy gráfico y fácil de hacer es el de tapar la hoja de la planta con cartulina negra, de manera que no pueda entrar nada de luz. Siete días después, podéis quitar el papel con cuidado y observad. ¿Qué ha pasado con la hoja? También podéis probar una planta que necesite bastante luz al lado de la ventana durante tres días y después girarla. Haced que los alumnos observen y describan qué pasa con la planta y hablad del fenómeno de la auxina.

  1. Extracción de clorofila. Otro experimento que podéis llevar a cabo fácilmente es el de la extracción de clorofila. Chafad unas cuantas hojas verdes y colocadlas en un bote de vidrio. Añadidle alcohol y dejadlo descansar. Después, quitad las hojas y colad el líquido: secadlas y mirad de qué color han quedado. Cuando acabéis, podéis utilizar la clorofila para teñir papel o ropa.

  1. Un pequeño huerto. Y por último os queremos proponer un experimento que gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata de crear un pequeño huerto, observar el crecimiento de las plantas y hacer las anotaciones que creáis convenientes. Primero podéis utilizar un recipiente y cartones de papel higiénico con tierra dentro. Plantad y regad con frecuencia. Cuando empiecen a salir las plantas, podéis probar de trasplantarlas a la tierra para crear vuestro pequeño huerto. Si todo sale bien, quizás muy pronto os podáis llevar a casa lechugas, tomates o perejil. ¿Quién se anima?

 

Y tú, ¿cómo vives la primavera? ¿Qué experimentos has hecho?

EducaciónDocente-Experimentos primaria

Los experimentos en el aula son una oportunidad fantástica para el aprendizaje de ciertos fenómenos físicos, químicos o naturales. Van muy bien para dinamizar el aula, fomentar la autonomía de los niños y niñas y transmitir conocimientos útiles para la vida cotidiana. Aquí tenéis 5 propuestas interesantes para trabajar en primaria.

  1. El huevo que flota. Seguro que ya habéis hecho muchos experimentos relacionados con los objetos que flotan y que se hunden en el agua. Pero, ¿qué pasa si estos mismos objetos los ponemos en una disolución de agua con sal? Podéis probar de saturar la mezcla (añadiendo tanta sal hasta que ya no admita más) y poner un huevo. El experimento os servirá para explicar conceptos como la gravedad y la densidad. Podéis relacionarlo con las experiencias cotidianas de alumno/a.
  1. Aromaterapia. Es un experimento muy sencillo, basado en los olores, los cuales pueden tener efectos muy positivos en nuestros estados de ánimo. Necesitaremos un dispensador en aerosol, agua destilada y aceite especial. Poned unas gotas de aceite en el agua y mezclad enseguida. Os hacemos las siguientes propuestas: 
  • Para eliminar malos olores, aceite de árbol del té y aceite de limón.
  • Para revitalizar el ambiente, menta y romero.
  • Para dormir mejor, lavanda y naranja. 
  1. Dulces gigantes. Y ahora trabajaremos conceptos como la presión atmosférica. ¿Qué pasaría si no existiese la presión? En este experimento pondremos dulces, básicamente nubes o marshmallows (hechas con azúcar, gelatina y aire) en un bote y haremos el vacío. En vez de hacerse pequeñas, como el aire del interior de los dulces no podrá salir, las nubes se harán gigantes.

  1. Flores de colores. Para hacer este experimento necesitaréis claveles blancos, colorantes, tubos de ensayo y un cuchillo. Nos servirá para ver cómo funciona el transporte de nutrientes y sustancias a través de las plantas. Poned tres claveles en tres tubos con colorante azul, rojo y amarillo y dejadlos reposar durante todo un día. Veréis que los claveles que eran blancos ahora son del color del tubo donde están sumergidos. La savia bruta habrá subido por los conductos (xilema) hasta las hojas y los pétalos de los claveles, que antes eran blancos.

  1. Una luz con limón. Y los limones, ¿son capaces de producir energía? Para hacer este experimento necesitaréis un limón (también serviría cualquier otra fruta), un cable eléctrico, dos elementos metálicos diferentes (un clavo, de zinc, que será el polo -; una moneda de cinco céntimos, de cobre, para el polo +) y una bombilla pequeña. El limón actúa como batería y fuente de electricidad. Para empezar, introducid los dos metales dentro del limón. Conectaremos diferentes limones para conseguir más energía, alternando los positivos y negativos. A los dos polos que queden libres conectaremos un diodo de LED, que emitirá luz.

Y hasta aquí nuestras 5 propuestas para hacer experimentos en el aula. ¿Te han parecido interesantes?

Éste experimento nos ayuda a entender qué pasa y cuáles son los efectos del aire frío y el aire caliente en un globo.

Es una actividad muy visual y con la que los niños y niñas se divierten.

Antes de empezar la actividad y durante la realización de ésta, los alumnos pueden hacer predicciones e hipótesis sobre lo qué va a pasar con el globo, hacer preguntas o debatir sobre ello.

Qué necesitamos?

  • Dos recipientes: uno se llena con agua caliente (sin hervir) y el otro con cubitos de hielo.
  • Una botella de litro y medio o de dos litros.
  • Un globo.

Una vez tengamos el material preparado, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Infla el globo para que sea más flexible.
  2. Pon el globo en la boca de la botella vacía.
  3. Pon la botella en el centro del recipiente de agua caliente. Espera unos minutos y verás como el globo se infla.
  4. Saca la botella del recipiente de agua caliente y ponlo dentro del recipiente de agua fría. Espera unos minutos y verás como el globo se desinfla.
  5. Repite los pasos 3 o 4 veces más.

Éste experimento es un gran momento para hacer conexiones entre lo que los niños y niñas viven cada día, con lo que se enseña en la escuela.

La siguiente imagen nos demuestra cómo aprender es divertido y emocionante.

 

Vamos...trabaja éste experimento con tus alumnos y cuéntanos qué os ha parecido.

 

Fuente: http://www.learning4kids.net/