Recursos

educaciondocente-8-manualidades-día-del-padre

Se acerca el Día del Padre y, aunque cada día es una oportunidad para demostrarle cuánto le queremos, está bien hacerlo de una forma diferente de vez en cuando, y sacar nuestra faceta más artística. Si os gustan las manualidades y queréis sorprenderle próximo día 19 de febrero, ¡estáis en el sitio correcto!

El hecho de hacer manualidades tiene muchísimos beneficios en el desarrollo de los más pequeños. Por ello, os animamos a dar rienda suelta a vuestra imaginación y ¡crear los regalos más originales del mundo! Porque no hay nada como un regalo hecho a mano y desde el corazón.

1 . Collage de fotos con mensaje

Puede que sea típico, pero también es adorable. Pensad en una frase o palabra que le defina, un mote, o incluso su nombre, y recortad con cartulinas letra por letra la palabra que hayáis escogido o, si lo preferís, escribidlo en una pizarra. Después, llega el momento de hacer de modelos y posar con las letras o palabras separadamente para formar la frase. Cuando estén listas, las podemos retocar  añadiendo algunos filtros bonitos y ordenar el Collage de tal manera que se vea la palabra o frase completa. ¡Seguro que le encantará!

educaciondocente-collage-fotos-con-mensaje

2. Corbata personalizada

¿Qué padre no se siente orgulloso de las obras de arte de sus pequeños? Para hacer de un dibujo un regalo aún más especial, sólo hace falta conseguir una corbata de tonos claros y que los pequeños pongan en práctica su creatividad con pinturas adaptadas para tejidos. ¡El resultado será una corbata única e inigualable!

educaciondocente-corbata-personalizada

3. Desayuno a la cama

No hay mejor manera de cuidar a papá que llevándole el desayuno preparado por los chefs de casa, a la cama. La clave está en levantarse prontito y preparar un buen surtido de galletas, zumo, frutas, tostadas cortadas en forma de corazón, una tarjeta con dedicatoria en mitad de la bandeja y…¡a despertarle! Y si además lo hacéis con gorros de cocinero, ¡será la mejor forma de empezar el día!

educaciondocente-desayuno-en-la-cama

4. Medalla de Súper Papá

¿Vuestro Papá es el número uno? Decídselo claramente: con una medalla de ganador. Solo hace falta recortar un trozo de cartón, corcho, cartulina, goma eva o lo que se prefiera, de forma redonda. Luego es hora de pintar y decorar el número “1” o la frase que se quiera poner como “Súper Papá”. Después, haremos un agujero en la parte de arriba del círculo, por donde pasaremos un lazo de color y lo ataremos a la medida correcta para tener lista nuestra medalla.

educaciondocente-medalla-super-papa

5. Construyendo memorias

Haced  una lista de todo lo que os guste hacer con vuestro Papá. Cuando ya no se os ocurran más cosas, coged piezas de lego de diferentes colores y escribid con rotulador los planes que habéis apuntado anteriormente en la lista, en cada pieza.
Por último, colocaremos todas las piezas dentro de un frasco de cristal y lo adornaremos de la manera que más nos guste: con un lazo, una etiqueta, etc.
Le encantará ver que te acuerdas de todos esos momentos y que les das valor, y además se podrá utilizar como decoración en casa.

educaciondocente-construyendo-memorias

6. Re-make de fotos icónicas

Sin duda, éste es el regalo más divertido que podéis hacerle a vuestro padre. Todos tenemos esas fotos antiguas en los álbumes que nos gusta hojear de vez en cuando, ¿verdad?. Pues ahora se trata de: ¡volverlas a hacer! Ahora que han pasado unos años, intentad imitar esas fotos escogiendo un vestuario similar, poniendo las mismas caras y en el mismo fondo. ¡Es-pec-ta-cu-lar!

educaciondocente-re-make-fotos

7. Sobres con sorpresas

¿Tienes demasiadas cosas que decirle, dibujarle y pintarle? Ésta es la solución: Pega en la pared sobres de diferentes colores y en cada uno de ellos mete una sorpresa dentro: frases bonitas, recuerdos, fotos, conchas que hayas recogido en la playa, Cds, dibujos… ¡todo lo que se te ocurra! Él tendrá que ir descubriendo los regalos uno a uno y quedará precioso.

educaciondocente-sobres-sorpresas

8. Díselo con chuches

¿Tienes un papá laminero? Pues atento a ésta propuesta: ve a comprarle chuches en forma de huevo y mételas en un frasco de cristal o plástico bacío. Con un rotulador, escribe: Te quiero un huevo. Ciérralo y listo: original, divertido, ¡y rico!
Otra opción es comprar chuches de corazones, o con formas relacionadas a algún hobbie que tenga, como el fútbol, y crear tus propias frases pensadas para él.

educaciondocente-chuches

Esperamos que os hayan gustado las ideas que os hemos propuesto y que no olvidéis, que el mejor regalo siempre es un abrazo de esos que son tan fuertes que dejan casi sin respiración.
Si utilizáis algunas de las manualidades que os hemos enseñado, no dudéis en compartirlas con nosotros, ¡que nos encantará ver lo bonitas que os han quedado!

Practicar Mindfulness o cultivar la atención plena puede aportarnos muchos beneficios. Hay investigaciones al respecto, de hecho, que demuestran que practicar Mindfulness cada día nos ofrece muchas ventajas, tanto en el plano físico como mental.

Esta es una práctica que podemos adquirir juntos, con los niños, tanto en casa como en la escuela. Pero, ¿puedes imaginar cuáles son los beneficios del Mindfulness para niños y niñas? Aquí te presentamos cinco muy importantes.

educacion-docente

La regulación emocional se puede aprender en el colegio y de hecho, es muy útil para los niños y niñas que se encuentran en fases de transición. Una sesión de atención plena o Mindfulness puede ayudarlos a concentrarse y calmarse durante toda la jornada. Todos tenemos emociones aflictivas: reconocer y acoger a los niños y niñas en esta realidad les conducirá a la superación y por tanto, les ofrecerá herramientas para el presente y el futuro.

 

educacion-docente

Hay niños y niñas que reconocen las sesiones de Mindfulness como espacios de calma y relajación frente a las rutinas y el estrés diario. Un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) concluye que el Mindfulness puede ayudar a los estudiantes en riesgo de problemas de salud mental. Practicando la atención plena, ofrecemos a los niños y niñas de hoy técnicas para reducir la ansiedad y el estrés en los jóvenes y adultos del mañana.

 

educacion-docente

La falta de concentración hace que los niños y niñas cometan errores y que la calidad del trabajo se reduzca. El Mindfulness es una actividad muy útil para reforzar la capacidad de los niños y niñas para concentrarse. Así consiguen conectarse con ellos mismos y también con el resto. Uno de los ejercicios puede ser el de concentrarse en el aire entrando y saliendo por la nariz o el de escuchar atentamente un sonido con los ojos cerrados y volverlos a abrir cuando ya no se escuche.

 

educacion-docente

Tomar conciencia del propio cuerpo, notar qué nos dicen las piernas, el estómago o las piernas es otra de las ventajas que nos proporciona el Mindfulness. La atención plena nos ayuda a escuchar a nuestro cuerpo y nos ofrece la posibilidad de transmitir a los niños y niñas la importancia de cuidar de su salud. Bailar es una de las actividades que más nos sirven para conectar con nuestro propio cuerpo y a expresarnos libremente.

 

educacion-docente

El ritmo trepidante de la vida a menudo nos deja saborear el momento y contemplar, con los ojos y con el alma, aquello que hay vello en las cosas. Observar atentamente el rojo intenso de las amapolas o bien prestar atención a palabras bonitas, que nos gustan y que suenan bien, son actividades que nos pueden ayudar a redescubrir la belleza que nos rodea.

educación-docente-inteligencias-múltiples

La inteligencia se puede entrenar. Esta es, sin lugar a duda, una de las conclusiones más importantes que se extrae de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Hoy os queremos proponer ocho actividades, una para cada inteligencia, que podéis llevar a cabo en el aula para desarrollar las inteligencias múltiples de los alumnos y alumnas.

  1. Inteligencia musical. Dar entrada a la música es fundamental para desarrollar esta inteligencia. Podéis ponerla habitualmente a los alumnos en diferentes momentos del día, pero las opciones son infinitas: componer canciones, crear instrumentos, utilizar vocabulario musical, explicar diferentes temas o cuestiones a través de las canciones...
  1. Inteligencia lingüística. Para trabajar la inteligencia lingüística podéis llevar a cabo cualquier actividad relacionada con la lectura o la escritura. Nosotros os proponemos que cada alumno prepare un pequeño discurso (también pueden escribirlo) sobre un tema del cual se consideren expertos. También podéis trabajar la escritura a través de diarios, narraciones... o elaborar obras de teatro, poemas, cuentos, etcétera.
  1. Inteligencia lógica-matemática. En este caso, os proponemos la resolución de un problema a través de la lógica y la estrategia. Podéis inventar cuentos con problemas y acompañar a los alumnos en el proceso de resolverlos. Sería interesante dar entrada a habilidades cognitivas de alto nivel, como por ejemplo, contrastar, analizar, formular hipótesis...
  1. Inteligencia espacial. En este sentido, es importante trabajar con representaciones pictóricas, cuadros, dibujos y mapas mentales. Aprovechad los diferentes conceptos que explicáis en el aula para hacer que los alumnos los desarrollen y representen de manera gráfica. También tienen que utilizar la imaginación, dibujar, pintar, esculpir y en general, tenemos que hacer posible que amen el arte.
  1. Inteligencia corporal-cinestésica. Aquí se incluyen actividades de carácter físico, crear modelos y aprender diferentes habilidades, como representar a través de secuencias, hacer coreografías o mímica. También os proponemos hacer salidas didácticas y ofrecer a los alumnos materiales para que resuelvan problemas matemáticos o lógicos.
  1. Inteligencia interpersonal. Poned en práctica un juego o una tarea en común donde cada alumno/a haya adquirido un rol, es decir, responsabilizarse de una parte del proyecto para llegar a los objetivos comunes.
  1. Inteligencia intrapersonal. Para cultivar la inteligencia intrapersonal os proponemos que cada alumno elabore un portfolio y sea capaz de evaluar su propio aprendizaje.
  1. Inteligencia naturalista. Una actividad básica que se encamina hacia esta dirección es la de observación. Después de hacerla, por ejemplo, con una serie de plantas aromáticas, pedid a los niños que las dibujen cogiendo los detalles o características más importantes.

¿Queréis compartir con nosotros algunas de las actividades que habéis llevado a cabo en el aula para desarrollar las inteligencias múltiples? Tenéis espacio para hacerlo en los comentarios.

 

EducaciónDocente

La educación emocional tiene que abarcar todas las situaciones y contextos del aula y de la vida de los alumnos y alumnas, pero en determinadas ocasiones, la necesidad de aplicar nuestros conocimientos en este ámbito se hace más imprescindible. Aunque las familias y los mismos alumnos con altas capacidades tendrían que considerarse afortunados, también se ven obligados a enfrentarse a una serie de problemáticas derivadas de esta circunstancia. La educación emocional nos puede ayudar.

¿Cómo se sienten los alumnos y alumnas con altas capacidades?

Estudios y expertos coinciden en el hecho de que los niños y niñas con altas capacidades tienen las mismas necesidades que otros niños. Su desarrollo es idéntico, aunque algunas etapas se hayan avanzado. Parece, pero, que tanto las necesidades como las problemáticas suelen manifestarse más a menudo en los niños dotados.

A veces, estos niños/as son capaces de comprender conceptos abstractos, pero no pueden hacerles frente emocionalmente. Esto da lugar a preocupaciones demasiado intensas sobre temas como la muerte o el futuro. También se detectan actitudes perfeccionistas que les incapacitan para realizar tareas que hayan podido imaginar intelectualmente o tienen conversaciones adultas, combinadas, en contraste, con actitudes puramente infantiles.

En general, los niños/as con altas capacidades pueden sentir un miedo intenso al fracaso (hasta el punto de no llevar a cabo ciertas tareas por temor a no hacerlas bien), timidez, rechazo frontal de las críticas, ira o sensibilidad extrema para hechos dramáticos que suceden en el mundo.

Algunas pautas de intervención 

En primer lugar, y desde nuestra posición, hay que ayudar a los niños/as -a todos, en general y a los alumnos/as diagnosticados con altas capacidades, en particular- a hacer frente a las emociones intensas. Por eso, hay que ejercitar y fomentar diariamente las conversaciones sobre nuestras emociones y sensaciones, así como dar la mano a todos los alumnos para resolver cualquier conflicto o necesidad.

En las etapas de infantil, los especialistas proponen actividades para fomentar la creatividad en espacios libres, mientras que en primaria se pueden dedicar algunas horas lectivas a profundizar sobre ciertos conocimientos. En las etapas de secundaria se deja espacio para la investigación y la elaboración de nuevos contenidos, tareas que puedan resultar útiles para animar a los alumnos, hacerlos sentir libres y capaces de explorar nuevos ámbitos.

Y tú, ¿cómo trabajas con los alumnos y alumnas con altas capacidades?

EducacionDocente-Experimentos

La primavera es una estallido de colores y de fenómenos naturales magníficos. La mayoría se pueden explicar a través de la ciencia, así pues, lo que hoy os queremos proponer son cinco experimentos científicos para hacer en primavera.

  1. Flores de colores. Para hacer este experimento necesitaréis flores con pétalos blancos: pueden ser margaritas, rosas o claveles, el caso es que sean blancos. También necesitaréis vasos y colorante alimentario para añadirlo en el agua. Poned las flores dentro y observad como muy pronto se tiñen con el color que hayáis utilizado. Aprovechad la experiencia para explicar las partes de la flor y la utilidad del agua que atraviesa el tallo y se ramifica por los conductos de las hojas.

  1. Las plantas necesitan agua. ¿Necesitan agua las plantas? ¿Es posible que crezcan con otros nutrientes? ¿Por qué no lo comprobamos? Una buena manera de explicar porque las plantas necesitan agua y porque no crecen en determinados hábitats es la de plantar las semillas de cinco plantas y regarlas durante días alternos con diferentes líquidos: agua, bebidas isotónicas, leche, refresco de cola... Confeccionad una tabla y haced todas las anotaciones que correspondan sobre el crecimiento de las plantas.

  1. Las plantas necesitan luz. Otro recurso imprescindible para cualquier planta es la luz. Un experimento muy gráfico y fácil de hacer es el de tapar la hoja de la planta con cartulina negra, de manera que no pueda entrar nada de luz. Siete días después, podéis quitar el papel con cuidado y observad. ¿Qué ha pasado con la hoja? También podéis probar una planta que necesite bastante luz al lado de la ventana durante tres días y después girarla. Haced que los alumnos observen y describan qué pasa con la planta y hablad del fenómeno de la auxina.

  1. Extracción de clorofila. Otro experimento que podéis llevar a cabo fácilmente es el de la extracción de clorofila. Chafad unas cuantas hojas verdes y colocadlas en un bote de vidrio. Añadidle alcohol y dejadlo descansar. Después, quitad las hojas y colad el líquido: secadlas y mirad de qué color han quedado. Cuando acabéis, podéis utilizar la clorofila para teñir papel o ropa.

  1. Un pequeño huerto. Y por último os queremos proponer un experimento que gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata de crear un pequeño huerto, observar el crecimiento de las plantas y hacer las anotaciones que creáis convenientes. Primero podéis utilizar un recipiente y cartones de papel higiénico con tierra dentro. Plantad y regad con frecuencia. Cuando empiecen a salir las plantas, podéis probar de trasplantarlas a la tierra para crear vuestro pequeño huerto. Si todo sale bien, quizás muy pronto os podáis llevar a casa lechugas, tomates o perejil. ¿Quién se anima?

 

Y tú, ¿cómo vives la primavera? ¿Qué experimentos has hecho?

EducaciónDocente Cursos Formación Docente

Las películas son una herramienta fantástica para trabajar las emociones en el aula. Podéis utilizarlas como recomendaciones en casos concretos (por ejemplo, la muerte de un familiar, la enfermedad del abuelo…), aprovechando (o no) que un alumno esté pasando por alguna de estas situaciones. Os recomendamos (siempre) visionar antes la película, valorar la idoneidad y preparar una actividad complementaria que permita a todos los alumnos hablar de las emociones de las que trata (las suyas y las de los compañeros). Todo esto enriquecerá, sin ninguna duda, la capacidad de los alumnos de empatizar y hacer más rica la relación entre los compañeros. A continuación, ocho películas para trabajar las emociones en el aula.

      • Cartas a Dios. Óscar es un niño de 10 años que sufre leucemia y está ingresado en un hospital infantil. Sus padres casi no le visitan: son incapaces de afrontar la situación, pero Rose, una excéntrica repartidora de pizzas empieza a visitarlo y le ayuda a vivir los próximos 12 días como si cada uno de éstos fuesen 10 años. Óscar aprovecha estas jornadas para ofrecernos una profunda reflexión sobre la vida, la muerte y la necesidad de afrontar las situaciones complejas de la vida con valentía.

    • Mejor, ¡Imposible! Jack Nicolson encarna aquí el papel de Melvin, un escritor excéntrico que sufre un trastorno obsesivo compulsivo. Su egoísmo extremo le hace incapaz de atender las necesidades y los sentimientos de aquellos que le rodean. Un viaje hará que Melvin empiece a entender que sus acciones tienen consecuencias para los demás. Es un película divertida, genial para trabajar la empatía.

    • Los mundos de Coraline. Una excelente cinta de animación en la cual Coraline descubrirá un mundo paralelo donde se esconde otra versión de su propia vida. Parece que a primera vista, sus padres son mejores en el otro lado: la escuchan, pasan tiempo con ella… Pero de repente, todos da un giro y nada parecerá lo que era. Los mundos de Coraline es una película que recrea un universo metafórico y que trata los conflictos entre padres e hijos. Muy recomendable para ver en familia.

    • La mecánica del corazón. Jack nació un día que hacía tanto frío que el corazón se le congeló. Por eso se lo substituyeron por un reloj de cuco. Jack sobrevivirá siempre y cuando no toque las manecillas, controle su ira y nunca, nunca, se enamore. La mecánica del corazón es una fábula que nos habla de superar obstáculos, ser diferentes y reconocer y gestionar nuestras emociones.

    • Hay muchas películas que nos hablan de enfermedades. Arrugas, inspirada en el cómic homónimo de Paco Roca, trata el Alzheimer, los devastadores efectos de esta enfermedad y el entorno, muchas veces poco acogedor, de las residencias de ancianos. Una historia deliciosa para reflexionar sobre esta enfermedad y las emociones que nos atan a nuestros abuelos. Podéis completar esta experiencia cinematográfica con la lectura del cómic.

    • Del revés (Inside Out). En esta lista no puede faltar el último clásico de Pixar donde las cinco emociones básicas (alegría, tristeza, miedo, ira y asco) gobiernan desde la sala de mandos en el cerebro el comportamiento de Riley, una adolescente en plena crisis existencial que acaba de mudarse a otra ciudad. La película nos explica cómo las emociones están presentes en nuestro día a día. Es una gran manera de entender el mundo de las emociones y los actos que se derivan de ellas.

    • Mi vecino Totoro. La película de Miyazaki nos traslada a una historia de la infancia, una historia de superación, una historia de situaciones límite con un final para niños y un recuerdo para siempre. Con Mi vecino Totoro se trabaja la resiliencia que es la capacidad de sobreponerse a las dificultades, a situaciones traumáticas, momentos de intenso dolor emocional, etc. De esta manera hacemos que los niños se enfrenten a sus miedos y les dotamos de la fortaleza para superarlos.

    • Quédate a mi lado. Y finalizamos con Quédate a mi lado, un clásico con las magníficas Julia Roberts y Susan Sarandon como protagonistas. Isabel es una fotógrafa que tiene que cuidar a los hijos de su nueva pareja, Luke. A la dificultad de atenderlos se unen los problemas con Ana, la ex de Luke, que a la vez sufre un cáncer terminal. Finalmente, las dos tienen que entenderse a la fuerza en una tierna historia que reflexiona sobre la muerte y el valor de las personas queridas.

Estas son algunas propuestas para trabajar en el aula, pero también para ver en familia, reflexionar y hablar juntos.

¿Qué os han parecido las propuestas? ¿Qué otras películas habéis utilizado para trabajar las emociones en el aula?

educación-docente-hielo

Ya ha llegado el verano y tenemos ganas de probar y hacer cosas fresquitas. Hoy os queremos proponer 5 actividades interesantes para pasar un buen rato, pero también para descubrir un poco de ciencia. A través del hielo podemos explicar los cambios de estado, la solidificación (el paso de líquido a sólido) y la fusión (de sólido a líquido). Os apetece, ¿verdad? ¡Vamos!

  1. Cubitos de colores. La primera actividad que os proponemos, además de refrescante, es una propuesta genial para estimular la creatividad. Mezclad témperas de diferentes colores con agua y poned el líquido creado en una cubitera. Si lo preferís, podéis utilizar colorantes alimentarios. Cuando los cubitos estén un poco tomados, pinchadlos con un bastón helado. Una vez congelados, los podréis utilizar para pintar sobre un cartón o una lámina gruesa.

Fuente: Chupetes y biberones

  1. Helados caseros. Aquí tenéis un clásico: los helados de frutas caseras. Haced zumo con la fruta que queráis: de naranja, plátano y fresa, kiwi y limón (en este caso rebajado con agua y azúcar). Una vez esté un poco helado, poned los bastones, esperad y ¡listos! ¡Ya tenéis unos postres magníficos para una fiesta!

ice-853248_1920

  1. Esculturas de hielo y sal.  ¿Y si hacemos un rato de artistas? En esta actividad lo primero que tenemos que hacer es congelar bloque de hielo (podéis utilizar briks reciclados de zumo o de leche). Una vez congelados, sobre una bandeja, escampad la sal. En los agujeros que vayan quedando pondréis las pinturas y observad el efecto tan bonito que se produce.

  1. Huevos de dinosaurio. El de los dinosaurios es, para pequeños y grandes, un misterio apasionante. Una actividad muy original y divertida puede ser elaborar huevos de dinosaurio con hielo. Tenéis que inflar un huevo y llenarlo de agua. A continuación, pondréis un dinosaurio de juguete y atad el globo. Ponedlo en el congelador y cuando esté congelado, quitad el globo. ¡Los resultados son espectaculares!

  1. Barcos de hielo. Ya sabéis que el hielo flota sobre el agua. La última propuesta que os hacemos es confeccionar cubitos de colores. Cuando estén casi helados, añadid un bastoncillo con una pequeña vela. Pronto los tendréis listos para ponerlos a flotar y hacer una carrera en el agua.

¿Os han gustado estas actividades con hielo? ¡Explicadnos cómo os lo habéis pasado en los comentarios!

EducaciónDocente. Formación profesorado

Las vacaciones de verano no pueden ser aburridas. Ademas de hacer actividades en familia, tenéis la oportunidad de disfrutar juntos haciendo manualidades. Hoy os proponemos 6 actividades para hacer en casa, con unos resultados verdaderamente sorprendentes. ¿Os animáis?

  1. Bastones de helado decorados. ¡Atención! No tiréis los bastones de helado. Podéis aprovechar para decorarlos con figuras y motivos varios. Solo necesitaréis unos cuantos bastones de helado, retuladores o bien otras pinturas y materiales vistosos.

d530935dd7c12e4f67ad485bb36c423c

  1. Casas con maderas recicladas. ¿Os habéis fijado en las maderas que arrastra el mar a la playa? Nosotros os proponemos hacer una tarea de reciclaje: recoged esas maderas y elaborad unas casas tan bonitas como las que veis en la fotografía. Podéis escoger diferentes combinaciones de colores. Todo a vuestro gusto.

  1. Un collar de conchas pintadas. Si estáis de vacaciones en la playa, también podéis aprovechar para recoger unas cuantas conchas y caracoles. Cuando estéis en casa podéis pintarlos con pinturas (las tonalidades fluor pueden quedar muy bien) y atarlos con un cordón o cinta. ¡Que collar tan precioso!

  1. Farolillos de luz. Las noches al fresco son uno de los mejores placeres del verano, ¿verdad? Nosotros os proponemos confeccionar unos farolillos con botes de vidrio reutilizados, adhesivos, flores y otros adornos. Después podéis utilizar un cordón o bien un alambre para colgar los farolillos con una pequeña vela dentro.

  1. Abanicos de colores. ¡Que calor! En verano no podemos salir de casa sin un buen abanico. Para hacer estos modelos tan bonitos solo necesitáis cartulina, bastones de helado, papel de regalo y un poco de pegamento. Podéis hacer para toda la familia. ¡Y dejad de pasar calor!

  1. Cactus alegres. El verano es tiempo de color y vitalidad. Si no estáis acostumbrados a cuidar plantas, los cactus pueden convertirse en una muy buena opción. Podéis comprar unos bonitos (incluso con flores bien originales) y decorar los tiestos con tonalidades y piedras de colores.

¿Qué tenéis pensado hacer este verano? ¿Tenéis alguna propuesta original?

Los miedos acompañan a los niños durante su desarrollo. A medida que éstos crecen, van apareciendo nuevos miedos y es con la madurez que se despiden y adquieren nuevos. Se trata de un proceso totalmente natural y necesario, en el cual los niños tienen que estar acompañados, ser escuchados y comprendidos. Hoy os queremos proponer cuentos para trabajar cinco miedos diferentes que pueden surgir en los niños. Podéis trabajarlos en clase, pero también podéis recomendarlos a las familias para leerlos juntos en casa y hablar con naturalidad.

  • Miedo a la oscuridad. ¿Te imaginas que algún día dejases de tener miedo a la oscuridad y fueses capaz de tomarte con ella una taza de chocolate caliente y un poco de pastel de fresa? María también tenía miedo a la oscuridad, pero lo ha perdido y nos deja sorprendidos a todos. Mi amiga la oscuridad, de Ella Burfoot es un cuento original y cautivador, que nos ayudará a dejar atrás uno de los miedos más clásicos. Otro título que os recomendamos con los ojos cerrados es Encender la noche, de Ray Bradbury.

  • Miedo a la muerte. La muerte forma parte de la vida e incluso es necesaria. Jack se encuentra con la muerte y como cree que viene a buscar a su madre enferma, la atrapa y la encierra en un bote. Entonces, pero, nada se muere y lo que parecía un motivo de alegría, acaba generando un autentico caos. Jack y la muerte, de Tim Bowley & Natalie Pudalov es un canto poético, con una imágenes maravillosas y una metáforas visuales muy bonitas. Siempre te querré, pequeñín de Debi Gliori también trata el tema de la muerte y la preocupación que muchos niños manifiestan por la posibilidad que la madre y sus seres queridos mueran algún día.

  

Podéis encontrar más cuentos en el siguiente enlace.

  • Miedo a los animales. Genoveva es una araña de la cual todo el mundo tiene miedo y ella quiere saber porqué. ¿De qué tienes miedo? de Violeta Monreal es un cuento que trata el miedo a los animales. En este caso, también nos gustaría recomendaros El perro negro de Levi Pinfold, un  cuento que hablar de tener miedo, pero que también habla de cómo no tener miedo. Ganadora de los premios Kate Greenaway 2013 y Kirirko 2014, cuenta con unas ilustraciones impresionantes y nos transporta a una historia maravillosa.

  

  • Miedo a los monstruos. Hace poco un cuento titulado Yo mataré monstruos por ti de Santi Balmes ocupa un buen lugar en casi todas las bibliotecas. Se trata de un cuento donde las personas conviven en el mismo mundo que los monstruos. ¿Y si nos acercamos a conocerlos?

  • Miedo a la separación. Durante toda nuestra vida, decimos adiós a muchas personas y cosas. Nos despedimos continuamente de nuestros seres queridos, de los amigos e incluso de los objetos que ya no utilizaremos más. Hay niños que manifiestan una gran angustia en el momento de separarse de sus padres, por ejemplo. No te vayas, de Gabriela Keselman y Gabriela Rubio es un cuento donde Catalina entenderá que hay cosas y personas que tienen que irse, por muy bonitas y placenteras que nos parezcan; el padre, cuando vamos a dormir; el sol, cuando se pone...

¿Qué os han parecido las propuestas? ¿Qué otros libros habéis utilizado para trabajar los miedos de los niños? ¡Compartidlos en los comentarios!

2 Comments

duelo-educación-docente

La muerte forma parte de la vida, así que, hay que ayudar a los niños a asumirla como un proceso natural. Lamentablemente, llegar a comprender la muerte no impide que nos sintamos tristes y que tengamos ganas de llorar, o bien que necesitemos expresarnos y compartir nuestro dolor con los demás. Hoy os queremos proponer actividades que podéis hacer en el aula para trabajar el duelo, adaptando vuestra experiencia a las circunstancias particulares de lo que ha sucedido.

Un mural para el recuerdo

Las personas, cuando mueren, dejan una huella que a paint-1098041_1920.jpgmenudo no se puede borrar. De hecho, lo más normal es que su recuerdo continue vivo en nosotros. Hablamos y pensamos en todas aquellas cosas buenas que hecho para los personas que quería i en definitiva para nosotros. En este mural, los niños estamparán su huella -del pie o de la mano- i escribirán un mensaje o bien una frase que recoja un recuerdo, una experiencia, un deseo...

También añadiremos el nombre de la persona que ha muerto con colores alegres. Podéis tener el mural unos días en la escuela y después regalárselo a la familia como si fuese un pequeño homenaje o recuerdo.

 

Un mensaje al cielo
balloon-1046658_1920.jpg

A menudo, cuando un niño nos pregunta donde está la persona que ha muerto, acostumbramos a responder: "en el cielo". La respuesta tiene mucho que ver con nuestra cultura, tanto religiosa como espiritual, y no podemos hacer otra cosa sino que aprovechar este hecho para llevar a cabo la actividad que os proponemos a continuación.

Ya sea en grupo -porque ha muerto un compañero, una maestro o alguna persona muy especial para todos- o individualmente, en compañía de la familia, os proponemos escribir un pequeño mensaje en un papel y atarlo en un globo. Salid al patio o al aire libre, en un entorno especial e íntimo para la familia y la persona querida. Cuando el niño esté preparado, haced volar el globo: es un mensaje para el cielo.

 

Una sesión de cine

Otra actividad interesante para trabajar la muerte es la visualización de una película adecuada a su edad. Al acabar, podéis hablar y preguntar a los niños qué han sentido, qué emociones les han invadido, qué piensan ahora, etc. También pueden hacer un pequeño escrito compartiendo sus reflexiones o un dibujo que les inspire.

En el primer ciclo de primaria puede ser interesante ver Buscando a Nemo (2003), mientras que para el segundo y el tercero os recomendaríamos Cuarta planta (2003), Mi chica (1991) o El niño del pijama de rayas (2008).

e7ffd-nino2

Si voleu, podeu compartir amb nosaltres les vostres experiències sobre com treballar el dol i la mort a l’aula. Heu posat en pràctica alguna d’aquestes activitats?