Reflexiones

El curso ya llega a su fin. Nos parecía larguísimo en septiembre, pero al fin, entre vacaciones, puentes y jornadas de fiesta, los días se han esfumado. Nos llevamos una mochila muy llena de historias, convivencias y experiencias que seguro que no olvidaremos. Hoy os invitamos a reflexionar en este final de curso, sobre cómo os ha ido todo, con vosotros mismos, con los alumnos y con vuestros amigos y compañeros.

¿Qué hemos aprendido? Ahora que se acerca el final de este curso, es el momento de hacer balance de todo aquello que hemos aprendido: cuáles son los nuevos conocimientos que todos juntos hemos adquirido, qué esfuerzos hemos hecho para lograrlos y hasta dónde hemos sido capaces de llegar. ¡Seguro que el tiempo y la dedicación han merecido la pena!

¿Qué ha sido nuestro rol como docentes? Es hora de mirarnos al espejo. ¿Cómo nos hemos sentido dentro de nuestro rol como docentes? Sea cual sea nuestra experiencia, tanto si acabamos de empezar en este mundo de la docencia como si ya hace años que trabajamos, es importante saber hacer autocrítica, reconocer nuestros aciertos, pero también nuestros errores y hacernos nosotros mismos propósitos para mejorar. ¿El año que viene más y mejor? Seguro!

¿Qué sensaciones hemos recogido de nuestros alumnos? ¿Los hemos escuchado? Después de intentar cumplir nuestros objetivos cada trimestre, llegar a las programaciones previstas y lograr las previsiones marcadas, habrá que pensar si hemos dedicado tiempos de calidad a nuestros alumnos. ¿Los hemos escuchado bastante? ¿Qué han sentido? ¿Se han emocionado? ¿Han tenido la oportunidad y el tiempo necesario para expresarse?

¿Se han cumplido nuestros objetivos? Todos tenemos unas programaciones anchísimas y unos retos complejos por delante, pero… ¿hemos cumplido de verdad con nuestros objetivos? Hablamos de aquellos propósitos que solemos hacernos a principio de curso y con los cuales queremos mejorar nuestra experiencia y la de nuestros alumnos ahora y para el futuro. Piensa un rato. ¡Quizás este sea un buen momento para empezar a plantearte los objetivos del año que viene!

¿Hemos sabido trabajar en equipo? En nuestro trabajo como docentes el trabajo en equipo y colaborativo es imprescindible si queremos llegar a nuestros objetivos, lograr metas y completar proyectos de calidad. Y este curso, ¿hemos sido buenos compañeros? ¿Hemos sido rigurosos y puntuales? Si crees que has cojeado en este aspecto, quizás sea un buen momento para replanteárselo. ¡Puedes estar seguro que juntos lo haréis mejor!

En resumen, ¿nos sentimos contentos y satisfechos? Seguro que en este curso no todo ha sido un camino de rosas. Siempre, cada año, hay momentos más buenos y otros que lo son menos, pero todos… sobre todo aquellos que no han sido tan positivos, nos habrán servido para aprender. Responde a tus preguntas, prepárate para hacer balance y empieza a trabajar por un nuevo curso fantástico. Cárgate de energía este verano y no te dejes la lista de buenos propósitos para el final. ¡Felices vacaciones!

educacion-docente-reflexiones-para-el-final-de-este-curso

No podríamos vivir sin ella. Es la mejor compañera que podemos encontrar en los momentos felices, pero también en los tristes… cuando estamos enfadados, melancólicos, eufóricos o enamorados… ¡Hoy hablamos de música! ¿Sabías que tiene un montón de beneficios para tu salud? ¡Aquí los tienes todos!

1. Favorece la concentración. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es genial a la hora de estudiar o trabajar. Un estudio publicado por Neuroscience of Behavior and Psychology demuestra que la habilidad de las personas para reconocer palabras, imágenes o números rápidamente se potencia escuchando música.

2. Motiva el aprendizaje. Hay una gran conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por todo esto, la música es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. Estimula las conexiones neuronales. Hay estudios que confirman la complejidad del efecto de la música en nuestro cerebro. Esta es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas. Sabemos, de hecho, que la música es capaz de activar casi todas las regiones del cerebro.

4. Contribuye al tratamiento de enfermedades. La música puede ser una herramienta de lo más poderosa para el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. Combate el estrés. El estrés es una de las epidemias del siglo XXI. Y se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union. Puede llegar a reducir el estrés hasta un 65%.

6. Relaja a los niños. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir. Además, puede ser una herramienta muy importante para una correcta gestión de las emociones.

7. Incrementa la felicidad. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. Alivia el dolor. Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU) a The Journal of Pain demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. Fortalece el sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede jugar un papel fundamental en la salud de los pacientes. Aumenta la producción de plaquetas, estimula los linfocitos y protege las células de determinadas dolencias.

10. Reduce la presión arterial. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación en un 26%.

Y tú, ¿todavía dudas de los súper poderes de la música?

educacion-docente-todos-los-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud

El día 12 de junio se celebra en todo el mundo el Día contra el Trabajo Infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) puso en marcha esta jornada en 2002, con la voluntad de concienciar a las sociedades sobre la existencia y la magnitud de este problema. Un problema que afecta millones de niños y niñas en todo el mundo y que es necesario erradicar.

¿Tan grave es el problema del trabajo infantil?

La respuesta es sí. Muchísimo. Según el OIT, en el mundo hay 168 millones de niños y niñas que son víctimas del trabajo infantil. Este problema se manifiesta especialmente en países del tercer mundo y zonas de conflicto, donde los niños y las familias se encuentran en una situación de más vulnerabilidad.

Pero, ¿qué entendemos exactamente por ‘trabajo infantil’?

El trabajo infantil es todo aquel que priva a los niños y niñas de su niñez, de su potencial y su dignidad. Este también es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

¿Por qué hay que luchar para combatirlo?

El trabajo infantil pone en riesgo y es perjudicial para el bienestar físico, mental y moral de los niños. Además, interfiere en su derecho a la escolarización y a menudo pone a los menores en situaciones de esclavitud, los expone a graves peligros y enfermedades e incluso los separa de sus familias.

¿Qué hacen los niños sometidos al trabajo infantil?

El OIT reconoce que en el mundo hay niños y niñas sometidos al trabajo infantil desde la edad de 5 años. Casi el 60% son obligados a trabajar en la agricultura, pero un 25,4% en servicios (como por ejemplo transportes, restaurantes, hoteles…), un 7,2% en industria (minas, canteras, manufactura, construcción…) o un 6,9% en trabajos domésticos.

Contra el trabajo infantil: ¡los niños solo tienen que trabajar por sus sueños!

La explotación infantil es uno de los males más insoportables y espantosos para el alma humana. Así lo reconoce Albert Thomas, primer Director del OIT. Por todo esto, hace falta que los organismos internacionales continúen trabajando para erradicar esta lacra, y que los gobiernos observen y hagan leyes para proteger nuestro bien más preciado: ¡los niños!

educacion-docente-dia-contra-el-trabajo-infantil

educacion-docente-si-a-las-nuevas-tecnologias-en-el-aula

Los últimos diez años han supuesto un gran cambio debido a los avances tecnológicos aplicables a la educación, tanto para la educación infantil como para estudios superiores.

El uso de tecnologías en el aula es un tema muy importante en la realidad actual. Las pizarras digitales, los ordenadores y las tablets siguen suponiendo a veces un reto para el profesorado. Conocer los recursos de los que disponemos y sus diferentes usos facilita el aprendizaje con tecnologías.

educacion-docente-las-tecnologias-en-educacion

¿Por qué utilizar tecnologías?

Está comprobado que el uso de las tecnologías mejora el aprendizaje de los alumnos y al mismo tiempo fomenta la autonomía, preparándolos así para su futuro laboral, donde las tecnologías tienen un papel muy importante.

Los alumnos necesitan para su futuro profesional la utilización de los medios tecnológicos, ya que desarrollan su habilidad de percepción y aprendizaje. Algunas personas desarrollan su aprendizaje fácil y rápidamente a través de informaciones orales o impresas y con un mínimo de experiencias más directas, pero también hay personas que para el desarrollo del aprendizaje necesitan que éste sea significativo y centrado en la propia experiencia. El uso de las tecnologías permite que el alumnado interactúe de manera individual o grupal y que a partir de esa interacción directa se desarrolle el proceso de aprendizaje.

Hay muchos factores que afectan al aprendizaje; por eso los alumnos necesitan de una amplia gama de experiencias que incluya aspectos reales, representaciones visuales y símbolos abstractos. Las nuevas necesidades y expectativas laborales que el alumno tendrá conducen a una mayor participación del mismo en el aprendizaje mediante los métodos activos de investigación y experimentación.

La futura demanda de empleo, exige una preparación que obliga al conocimiento de todo aquello que tiene que ver con la sociedad de la información, las nuevas tecnologías, la multiplicidad y variación profesional, la interacción de recursos, es decir, de todo aquello que facilita la inserción laboral y profesional futura.

¿Qué papel tiene el profesorado con el uso de tecnologías en el aula?

Los docentes, utilizando las nuevas tecnologías, pueden llegar a todo el alumnado independientemente de cada ritmo de trabajo y aprendizaje. Los nuevos modelos didácticos en los que se tienen en cuenta las nuevas tecnologías y los medios de comunicación para mejorar el aprendizaje suponen nuevas funciones de los docentes. No es el profesor el que debe proporcionar toda la información, ya que ésta puede presentarse más eficazmente por otros medios, ya sea para proporcionarla a grandes grupos o para que cada alumno la amplíe por sí mismo de forma individual o para ser usada en un pequeño grupo de discusión. Los docentes se convierten en acompañantes en el proceso del desarrollo educativo y es el propio alumnado el que va avanzado en su conocimiento.

Además, el profesor deberá revisar y controlar a qué tipo de tecnologías accede el alumnado, buscar y clasificar aquellas aplicaciones y programas que crea adecuados para trabajar en el aula, entre otras funciones.

El impacto de nuestra huella en el medio ambiente es devastadora. Cada año tiramos más de 6.000 millones de kilos de basura en el mar y cada ocho segundos muere un niño por causas relacionadas con el consumo de agua contaminada. Además, hay estudios que aseguran que una de cada ocho muertes en el mundo están relacionadas con la contaminación del aire. Los químicos y la deforestación son, además, causas añadidas contra las que debemos luchar lo antes posible.

¿Qué podemos hacer en nuestro día a día para cuidar el medio ambiente?

1. Recicla. Sé cuidadoso a la hora de reciclar tus residuos, teniendo en cuenta que los plásticos van al contenedor amarillo, el orgánico al marrón, el papel y el cartón en el azul y el vidrio al verde. Ten en cuenta, además, cuáles son los contenedores específicos para pilas, baterías, aceites, medicamentos, ropa y otros materiales que debes llevar al punto verde.

2. Evita el plástico a la hora de hacer tus compras. ¿No encuentras que es absurdo comprar plátanos envueltos en una bolsa de plástico o judías verdes con un doble plástico exterior, bandeja y gomas para que no se escapen?

3. Recupera las hojas que aún no están suficientemente usadas. Si sólo has escrito por una cara, puedes aprovechar estas hojas para seguir dibujando, hacer pequeños papeles de notas para la lista de la compra o hacer garabatos con operaciones matemáticas.

4. Apagar las luces que no utilizas. Procura apagar las luces de las habitaciones donde no tienes que estar. De esta manera ahorrarás energía eléctrica. Intenta contar con el suministro de una comercializadora que emplee energías renovables al 100%.

5. Haz un buen uso del agua. El agua es un bien muy preciado, que no debemos malgastar. Dúchate en lugar de bañarte y lávate los dientes con el grifo cerrado.

6. El inodoro no es una papelera. Recuerda bien. Las toallitas húmedas se están convirtiendo en un gran problema que tenemos que evitar. Sabías que en España las depuradoras en recogen 10 kilos al año por persona?

7. Evita el uso del papel de aluminio. A la hora de llevar el almuerzo a la escuela es mejor optar por fiambreras, en lugar de envolverlo con papel de aluminio y plástico. Ahorraremos dinero y no generaremos tantos residuos.

8. Recicla los cuentos y los juguetes. Si los juguetes que quieres retirar se encuentran en buen estado, aprovecha para hacer una donación a un centro, organización o colectivo que se dedique a recogerlos. También puedes dejar los cuentos en la biblioteca del barrio, en un centro social o en la consulta del CAP. ¡Seguro que otros niños lo agradecerán!

9. Cuida tu entorno. Sea cual sea. Respeta los espacios naturales que tienes a tu alrededor, las plazas, los jardines, los parques públicos. Cuida las plantas, las zonas verdes y mantén limpios los espacios.

10. Y cuando salgas de viaje... Sea lejos o cerca, recuerda que debes mantener limpios los entornos urbanos y naturales, así como intentar no generar residuos plásticos innecesarios (puedes llevar botellas de vidrio, en lugar de comprarlas cada vez de plástico ) y evitar conductas que puedan resultar peligrosas, tales como tirar colillas, dejar cristales abandonados o encender fuegos en el bosque.

Cuida el medio ambiente: ¡cada gesto tuyo cuenta!

educacion-docente-10-cosas-que-puedes-hacer-para-cuidar-el-medio-ambiente

Plantearse la posibilidad de cambiar nuestra metodología y trabajar el aprendizaje por proyectos es todo un reto para los docentes. Los alumnos ganan autonomía y capacidad de decisión a la hora de desarrollar proyectos.

Los docentes, por su parte, tienen que haber diseñado y elaborado una estrategia para conseguir que los alumnos aprendan los contenidos y lo hagan trabajando competencias como la comunicación, la capacidad de cooperar en equipo y el pensamiento crítico.

Estas son 5 claves del aprendizaje por proyectos.

1. La pregunta-guía o driving question

En primer lugar, y después de haber planteado la situación, hace falta que el docente ofrezca a los alumnos una pregunta-guía. La respuesta a esta pregunta tiene que ser abierta y vincularse directamente con las competencias y conocimientos que tienen que adquirir.

2. La autonomía

Uno de los rasgos fundamentales del aprendizaje por proyectos tiene que ver con la autonomía. En este sentido, hay que adaptarse a las posibilidades del grupo. Puede ser necesario decir a los alumnos qué tema tienen que estudiar, o bien podemos darles algunas posibilidades concretas. Otra opción, que exigirá más a los alumnos, es la de poder tomar gran parte de las decisiones, incluso temática.

3. La cooperación

No todos somos iguales. Y el aprendizaje por proyectos favorece la atención a la diversidad. Los alumnos con diferentes necesidades tendrán la oportunidad de trabajar con otras en el mismo proyecto y por tanto, tendrán que cooperar, mediante la interdependencia positiva con sus compañeros.

4. La investigación

La curiosidad mueve mundos. Y en este caso, el aprendizaje por proyectos es un excelente aliado. Siempre de la mano del docente, la investigación y la búsqueda son vitales para el aprendizaje y para adquirir habilidades y destrezas útiles por siempre jamás.

5. La comunicación

Para trabajar en equipo es imprescindible comunicarnos y hacerlo bien. Además, el hecho de presentar los resultados del proyecto nos ofrece una oportunidad única para poner en práctica nuestras habilidades comunicativas. Y si hay carencias, ¡trabajarlas!

educacion-docente-5-claves-del-aprendizaje-por-proyectos

Seguro que has escuchado hablar escuchado mucho. El aprendizaje por proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) ya se ha convertido en una herramienta clave en muchos centros, tanto de primaria como de secundaria. Pero, ¿en qué  consiste exactamente? Y lo que es más importante, ¿qué beneficios nos puede ofrecer?

Los tiempos han cambiado. Las clases magistrales han sido útiles durante mucho tiempo. Pero las nuevas tecnologías, la necesidad de trabajar en red y en equipo y, en definitiva, la voluntad de buscar nuevas metodologías más provechosas nos han dado impulso para llegar hasta aquí.

Aunque parezca una metodología innovadora, para encontrar referencias podemos ir tan lejos como al siglo XIX. En la Institución Libre de Enseñanza (ILE) de Francisco Giner de los Ríos ya se aplicaba esto de “aprender mientras haces”. También eran partidarios reconocidos psicólogos del s.XX, como John Dewey o Jean Piaget.

El aprendizaje por proyectos situa a los alumnos/as como protagonistas de su aprendizaje. A través de esta estrategia educativa, los alumnos/as deja de ser solo receptores de información, para pasar a afrontar nuevos retos y proyectos en primera persona.

A través del Aprendizaje por Proyectos aprenden a pensar por ellos/as mismos/as, se equivocan, rectifican y son conscientes de sus errores. Esto fomenta, a la vez, el espíritu crítico de los alumnos/as.

Normalmente, en el Aprendizaje por Proyectos se trabaja en la realización de un proyecto, normalmente en grupo, en el cual los alumnos/as tienen que dar solución a un problema real. Esto exige una buena dosis de razonamiento para buscar una respuesta, pensamiento crítico para escoger la mejor solución y capacidad de análisis, para dirimir finalmente si esta ha sido la idónea.

5 beneficios del aprendizaje por proyectos

1. Formación para el futuro. Cuando trabajamos por proyectos, educamos personas que crecen motivadas, porque lo hacen sobre planteamientos basados en la realidad. Para los alumnos/as son retos, con los cuales conectan directamente con el conocimiento. Estos tienen, además, la posibilidad de ensayar la resolución de problemas que como adultos seguro que tendrán que encara más adelante.

2. El poder del trabajo colaborativo. El Aprendizaje por Proyectos nos ofrece otro beneficio suficientemente importante: la capacidad de hacer cosas en equipo. La cooperación es una habilidad básica para trabajar, así que nunca es demasiado temprano para empezar. La resolución de problemas se suele hacer en conjunto y esto exige aplicar técnicas de trabajo en equipo, así como resolver los contratiempos, que puedan surgir con los diferentes miembros. La tarea del docente aquí es doble, pero cuando las cosas salen bien, todas las partes salen reforzadas.

3. Más autonomía. La adquisición de autonomía es una parte indivisible del Aprendizaje por Proyectos. Aunque los alumnos/as son guiados y dirigidos en todo momento por el docente, la fórmula de esta metodología apuesta firmemente por el trabajo autónomo. Y la autonomía se complementa con la atención, la capacidad de tomar decisiones y la responsabilidad.

4. La semilla del espíritu crítico. En las metodologías tradicionales, normalmente se utiliza un autor o fuente (los libros) como referencia. En cambio, en el aprendizaje por proyectos se permite al alumno/a buscar sus propias respuestas. Eso sí, habrá que guiarlos en este camino, haciendo las preguntas acertadas y ofreciéndoles las metodologías más adecuadas.

5. ¿Proyectos? ¡Como la vida misma! Aprender por proyectos exige a los alumnos/as y a los docentes utilizar herramientas y enfrentarse a las mismas dificultades que cualquiera encuentra en la vida real. Las experiencias, los problemas y las circunstancias tienen más verdad que los libros de texto. Entonces, el Aprendizaje por Proyectos es una manera de empezar a resolver y entrenar estas competencias básicas para el futuro.

educacion-docente-5-beneficios-del-aprendizaje-por-proyectos

Los museos tienen una función muy importante para la sociedad: guardar, conservar y exponer el arte, el conocimiento y la cultura. Cuando pensamos en un museo, solemos imaginar un espacio grande y lleno de cuadros o esculturas, pero... hoy estamos dispuestos a contarte 7 curiosidades sobre los museos que te dejarán boquiabierto.

El chocolate (ñam!) en un museo

Todos sabemos que lo que solemos encontrar en los museos son cuadros y esculturas. Pero, los museos pueden ser de muchas otras cosas, incluso de elementos comestibles. Existen numerosos museos del chocolate en muchas partes y en estos, además de conocer el proceso de la elaboración de esta delicia desde su origen, el cacao, también puedes olerla y evidentemente degustarla. Puedes visitar el Museo del Chocolate de Barcelona o dar una vuelta por Agramunt, donde también tienes un Museo del Turrón y el Chocolate.

Con lupa: microminiaturas

¿Qué te parecería ver piezas de arte, pero en miniatura? Cerca de casa encontrarás algunos ejemplos. En el museo de microminiaturas de Guadalest (Alicante) puedes encontrar Las Meninas de Velázquez pintadas en un grano de maíz, un autorretrato del mismo Velázquez pintado sobre una mosca o El juicio de Paris sobre un botón de nácar.

Un museo a cielo abierto

A veces no hay que encerrarse entre cuatro paredes para ver maravillas. De hecho, la naturaleza es todo un mundo para contemplar. Llegar en algunos de estos espacios naturales puede ser un poco complicado, pero es cierto que las vistas después valen la pena. Como por ejemplo la de El Bosque cortadas de El Bolsón, en la Patagonia, donde naturaleza y arte se dan la mano.

Los plátanos también tienen su museo

A la hora de pensar en museos no hay límites y menos si nos encontramos en Canarias. El Museo del Plátano se encuentra en la localidad de Tazacorte y allí se explica todo sobre esta fruta. Pero eso no te sorprenderá cuando sepas que existe el Museo del Ramen (la sopa de fideos) de Yokohama, el Museo de la Patata Frita de Brujas, el Museo del Helado de Bolonia, el Museo Nacional de la Mostaza de Middleton, el Museo del queso de Amsterdam o el Museo de la Pizza de Filadelfia. ¿Cuál de estos te gustaría más visitar?

Un museo para oler

Si algo consiguen los museos es deleitar nuestros sentidos. También el del olfato, porque existen museos dedicados al perfume. Sin ir más lejos, en Barcelona encontrarás uno. Aunque aquí no podrás oler mucho: en este museo privado exponen recipientes egipcios, griegos, etruscos, romanos, árabes y de otras culturas antiguas. En Andorra hay otro en el que podrás descubrir aromas de lo más curiosas. Y como no podía ser de otra manera, también encontrarás uno en París.

El pipí hecho arte

Te hemos hablado de museos curiosos, pero este seguramente debería llevarse el primer premio. Es el Museo del Orinal de Ciudad Rodrigo (Salamanca), donde se exponen 1.320 piezas de orinal, todas diferentes: de hombre, de mujer, de viaje, nuevos, usados ​​... de diferentes épocas, desde el siglo XIII al XX. Y por si fuera poco, este mismo museo contiene una sección especial de escupideras. Más escatológico, imposible.

El arte del grafiti y la pintura mural

Ya hemos visto que también hay museos al aire libre. El pequeño pueblo de Penelles (Lleida) ha ganado un lugar en el mapa para contar con más de cien graffitis y pinturas murales en las paredes de sus casas. ¡Una delicia de museo pictórico al aire libre!

educacion-docente-7-curiosidades-sobre-los-museos

Es uno de los días más importantes del año. El 15 de mayo celebramos en todo el mundo el Día Internacional de las Familias, con la voluntad de crear conciencia sobre cuál es el papel de las familias en la educación de los hijos, desde la primera infancia y ofreciendo, tanto a jóvenes como niños, oportunidades de aprendizaje.

Pero, ¿por qué más son importantes las familias?

Son nuestro apoyo: con la familia hacemos piña. Saber que tenemos el apoyo incondicional y la estima de nuestra familia nos hace sentir más seguros. La familia, con todos sus miembros, nos ayuda a cerrar filas a la hora de luchar contra las adversidades y nos hace más felices cuando compartimos lo que nos hace felices.

Ejemplo de amor y estima compartida. Los padres, las madres, los abuelos y las abuelas nos tienen que ofrecer, día tras día, el amor a través del ejemplo. Su capacidad de amar es nuestro modelo para cuando estemos preparados para formar nuestra propia familia.

Educa en los vínculos. Los vínculos son muy importantes en el transcurso de la vida y la familia es el vivo ejemplo de cómo de vital es cultivar la fidelidad, la confianza, el respeto y la cooperación, dentro y fuera del hogar.

Dar la mano a los más vulnerables. La familia educa en la empatía, el respeto y la atención a los más vulnerables, como las personas mayores o con necesidades especiales. Y eso nos hace empáticos y humanos.

La familia es nuestro hogar. No basta con una casa. La familia y todos sus componentes son el verdadero hogar. Es la sensación de saber que cuando llegamos, ellos estarán y nos abrazarán fuerte, en las tristezas y en las alegrías.

¿Hay algo mejor en este mundo que la familia?

educacion-docente-dia-de-las-familias

educacion-docente-luchar-contra-el-acoso-escolar

En el Día Internacional contra el Acoso Escolar, hablamos de qué es el bullying, como son las víctimas, como son los acosadores y qué podemos hacer para luchar en contra y erradicar estas conductas. En casa y en el ámbito escolar.

El acoso escolar existe

Ha existido siempre, pero dichosamente, en los últimos años el acoso escolar o bullying se ha dejado sentir mucho más en los medios y en los centros educativos. Es esta mayor concienciación por parte de todos la que nos ayuda a luchar contra aquellas conductas de abuso que se producen en el ámbito de la escuela.

Pero, ¿qué es exactamente el acoso escolar?

Según el AEPAE (Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar), el acoso escolar se define como cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de manera reiterada, tanto en el aula, como a través de las redes sociales.

¿Qué pueden hacer los centros para prevenirlo?

Es muy importante mantener un estado de observación permanente de los alumnos ante posibles señales. Hay que estar alerta si se produce una disminución del rendimiento escolar, absentismo, cambios de humor, lesiones físicas… La maceta TEBAE os puede ayudar.

Por otro lado, hay que fomentar el trabajo en equipo, el respeto por las diferencias y la inclusión. Es importante, además, trabajar la inteligencia emocional, las habilidades sociales y dar pautas en los alumnos para resolver los problemas de una manera pacífica.

¿Qué pueden hacer los padres o tutores desde casa?

Los padres o tutores también tienen que observar a sus hijos, ante posibles señales que nos indiquen que se puede producir acoso: disminución del rendimiento escolar, pérdida o sustracción de material, cambios de humor, miedo de ir a la escuela, insomnio, lesiones físicas, etcétera.

Hace falta, además, fomentar un clima de confianza en casa, de forma que tengan claro que pueden comentaros cualquier problema que tienen y mostrar sus sentimientos sin miedo. Es importante dedicar tiempo a los hijos, haciéndoles preguntas y conversar sobre la jornada, sus inquietudes y experiencias. Poned límites, fomentad responsabilidades y felicitadles cuando consiguen aquello por lo que han trabajado y luchado.

¿Cómo son las víctimas?

Habitualmente son niños, chicos o chicas que no disfrutan de aquello que denominamos ‘popularidad’ en el conjunto del aula. En casa normalmente están sobreprotegidos por su familia, pueden tener un temperamento débil, ser tímidos e inseguros. Suelen tener una baja autoestima, tender a la depresión, al miedo y mostrar un bajo rendimiento escolar.

¿Cómo son los acosadores?

Suelen ser más ‘populares’ entre sus compañeros y presentan dificultades importantes para desarrollar la empatía. Tienen un temperamento impulsivo, agresivo y no reconocen la autoridad. De hecho, suelen transgredir con facilidad las normas establecidas. Además, muestran poco interés en los estudios y acostumbran a vivir actas de violencia al hogar.

Romper la herencia, desarraigar conductas

El caldo de cultivo del acoso escolar tiene mucho que ver con las creencias, los valores y las actitudes que todavía hoy imperan en nuestra sociedad. Hace falta, pues, romper con la perniciosa herencia de los estereotipos machistas, el racismo, la homofobia y las diferencias de trato según la clase social.

Para erradicar el acoso escolar…

Tenemos que trabajar para fomentar los valores, observar y dejarnos ayudar por los psicólogos y especialistas del centro, así como basar todas nuestras actuaciones en los principios morales y de comportamiento, implicando a todos los miembros de la comunidad escolar. ¡Juntos lo conseguiremos!