Uncategorized

Esta actividad puede ser muy útil para comprender y hablar sobre la gestión emocional de nuestros y nuestras alumnas. Cada mañana cuando lleguen a clase pueden señalar cómo se sienten sobre la lámina plastificada que os traemos.

Nosotros proponemos estas emociones, pero podéis utilizar las tarjetas con las palabras que necesitéis según el contenido que estéis trabajando en clase.

Recomendamos plastificar este recurso para que dure mucho más. También será más fácil de limpiar y cumplir con las medidas sanitarias en caso de que los y las alumnas toquen el material.

En esta imagen podéis ver todas las emociones que hemos puesto sobre la mesa:

1 Comment

¡Nueva colaboración musical! Hoy nuestro protagonista es Ferran de la cuenta @elprofemochilero. Nos trae un artículo muy completo con 5 actividades que animarán a todos y todas las alumnas, también a los más tímidos, a participar en clase.


Desde pequeños aprendemos a hacer ritmos. Nos comunicamos y nos expresamos haciendo ritmos, ¡hasta podríamos decir que en ámbito escolar y cotidiano estamos rodeados constantemente de ritmo!

La expresión rítmica puede aparecer de manera espontánea o preparada: Cuando caminamos, cuando jugamos, cuando hablamos, cuando nos emocionamos, cuando nos aburrimos o cuando nos divertimos. Además, siempre surge alguna intencionalidad, como por ejemplo expresar estados de ánimos, comunicar ideas o socializarse.

La incidencia que tiene el ritmo en el desarrollo global de los niños y niñas es muy importante, por lo que también lo es aprovechar y dinamizar estas situaciones para transformarlas en oportunidades de aprendizaje. 

Por eso hoy paso por el blog de Educación Docente y os propongo 5 actividades que os ayudarán a animar la participación en el aula de música mediante ritmos. 

El reloj 

Esta actividad es ideal para iniciar una sesión a través de un reto cooperativo. Consiste en construir un ritmo colectivo donde los alumnos y alumnas se tengan que colocar en círculo y seguir juntos la pulsación (con las manos, con los pies, chocando con las manos en el suelo...). Una vez todo el grupo consiga llevar la pulsación, un o una alumna empieza a interpretar una figura rítmica con la voz (“ta”, “ti-ti”, “shhht”,...), después sigue el o la alumna de su derecha repitiendo la figura que ha interpretado su compañero anteriormente y añadiendo una de nueva. Después seguirá el siguiente con la misma dinámica y así sucesivamente hasta conseguir hacer la vuelta entera. Si alguien se equivoca interpretando el orden de la secuencia rítmica, debe volver a empezar la rueda desde ese punto. 

Con esta actividad trabajamos la memoria, el trabajo cooperativo y la interpretación de figuras rítmicas siguiendo una pulsación. Se puede regular la dificultad según el nivel del grupo. 

La pareja rítmica

Para hacer este juego necesitamos tarjetas con diferentes patrones rítmicos de 4 tiempos. Las tarjetas estarán dobladas. Eso quiere decir que habrá dos patrones de cada ritmo.

Para empezar esta dinámica, cada alumno tendrá una tarjeta y deberá desplazarse por el espacio caminando con la pulsación de una canción. Nadie podrá hablar, solo nos podremos comunicar con el resto del grupo interpretando el ritmo que nos ha tocado con las manos (intentando seguir la pulsación). El objetivo es que todo el mundo encuentre a su “pareja rítmica” antes de que se acabe la canción. 

Esta actividad va muy bien para organizar parejas de trabajo y descubrir otras maneras de comunicación con el grupo. A nivel musical se trabaja la pulsación, y la interpretación de patrones rítmicos de 4 tiempos. Se puede trabajar con todos los grupos de educación primaria, pero es recomendable pedir que sigan la pulsación mientras juegan a partir de ciclo mediano.

Hands dance

Este es un juego para crear y repetir secuencias rítmicas de 4 tiempos en parejas. Para poder jugar hemos diseñado cuatro pulsadores de diferentes colores. A mi me gusta hacer la actividad con los colores del parchís. 

La dinámica sigue un poco el juego del espejo. Un alumno/a se inventa un ritmo de 4 tiempos golpeando los pulsadores y la otra persona estará colocada delante lo debe repetir siguiendo el mismo patrón. 

Para hacerlo todavía más divertido nos podemos crear secuencias rítmicas siguiendo una canción de compás cuaternario y con los tiempos muy marcados. Por eso siempre escojo canciones de disco-funk donde su estructura musical nos permite crear y repetir patrones rítmicos de 4 tiempo con más facilidad. 

Con esta actividad podemos trabajar la memoria y coordinación a la vez, también la creación rítmica. Se puede adaptar a todos los cursos de educación primaria, pero en principio va orientada a ciclo medio y superior. 

Ritmogramas y persecución corporal

La lectura de ritmos siempre es más divertida mediante ritmogramas temáticos que sirven para acompañar diferentes registros musicales interesantes para los y las alumnas. Es bueno potenciar la percusión corporal a la hora de leer e interpretar acompañamientos rítmicos. En este caso os presento la lectura rítmica de la canción Back in black d’AC/DC donde la interpretación de la lectura se hace con las manos y los pies. 

Estos ritmogramas se pueden proyectar en PDF en la pantalla de clase. En mi caso los edito en vídeo y los cuelgo a Youtube, así el recurso siempre está disponible y el acceso es mucho más fácil en época de confinamientos. Por otro lado también te permite seguir la lectura rítmica y acompañarla a la vez que la escuchas y disfrutas de la canción. 

Entra en este enlace para ver el ritmograma: 

Cross Rythms 

Este juego sirve para trabajar los dictados rítmicos. En este caso necesitamos unas tarjetas cuadriculadas que recuerden a las de los crucigramas. Son tarjetas plastificadas que forman una cuadrícula de 4 x 4. Estas tarjetas deben tener unas coordenadas de nombres y colores. 

El juego consiste en dictar un ritmo según su coordenada. Por ejemplo, dictar: “2 - verde” interpretando el ritmo de 4 tiempos que lo forma con las manos o con algún instrumento de percusión. Los y las alumnas deben percibir la secuencias y escribirla. Sucesivamente se van dictando las coordenadas hasta llegar a llenar la tarjeta entera. 

Este juego tiene múltiples maneras de aplicarse: Dictado para toda la clase, en parejas, en grupos… Es interesante que los y las alumnas también diseñen y dicten con instrumentos de percusión. De esta manera se promueve la percepción a través de la escucha activa, la interpretación y la creación de secuencias rítmicas propias. 

En mis clases siempre es una actividad muy dinámica que invita a la participación mediante el juego. Además, es adaptable a todos los niveles de educación primaria. 

Con estas 5 actividades el éxito a la hora de fomentar la participación en el aula a través de ritmos está asegurado. ¡Que el ritmo no pare!

LAVA

Este cortometraje producido por Pixar y dirigido por James Ford Murphy nos acerca el tema de la soledad y la paciencia. Ford se inspiró en las islas tropicales y los volcanes oceánicos para producir junto a Andrea Warren esta maravillosa animación. ¿El resultado? Solo podemos decir que a veces, gracias a la espera, a nuestra fe y esperanza podemos llegar a tener aquello que nos hacen muy felices. 

Out of Sight

Out of sight o Fuera de vista lo realizaron tres estudiantes como trabajo de final de grado en la Universidad Nacional de Artes en Taiwán. La protagonista de esta historia es una niña ciega. Gracias a sus otros sentidos descubre aquello que le rodea de una forma excepcional. Una pizca de inocencia y grandes cantidades de imaginación hacen este cortometraje único. 

Además, si sois gran fans de las obras de Studio Ghibli quizás os recuerde a Mi vecino Totoro. ¡Estamos seguras de que os encantará! 

Alike

Alike es un corto de animación dirigido por Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez. Nos puede recordar a nuestras vidas ajetreadas y repletas de obligaciones. Un padre intenta enseñar a su hijo el camino correcto de la vida. Pero, ¿Cuál es? 

Esta obra nos muestra cómo a causa de nuestra propia homogeneización, tanto en pequeños como en adultos, a veces nos olvidamos de quién somos.

The Present

 

De la mano de Jacob Frey y como resultado de su tesis para la Academia de Cine de Banden-Württemberg, os traemos este cortometraje en inglés: The Present. Trata de un niño muy enganchado a los videojuegos, una excusa perfecta para no salir de su zona de confort. Pero un día su madre le trae a casa un perrito. La emoción le dura muy pocos segundos al descubrir que a este animal le falta una pata. 

Reach (Alcanzar)

Ahmed Elmatarwi, autor de Reach, quiso mostrar en este cortometraje como <<toda buena acción tiene su recompensa>>. La animación son 3 minutos de generosidad pura en medio del desierto y bajo condiciones climatológicas un poco adversas. ¿Cómo se las arreglará el protagonista para sobrevivir? 

Destinity

Destinity es el resultado de cuatro alumnos franceses del centro Bellecour Ecoles d’art. El cortometraje se enfoca en el tiempo que pasamos preocupados por el futuro, por mirar el reloj constantemente y saber qué viene luego. Este inteligente clip animado nos invita a vivir el presente y a disfrutar del aquí y ahora. 

Lou 

Lou narra la historia de un pequeño acosador que quita los juguetes a sus compañeros y compañeras en el patio. Creado por Dave Mullins, esta animación refleja el acoso escolar bajo un punto de vista pedagógico y reflexivo para encontrar su solución. 4 minutos muy divertidos pueden hacernos ver el bullying desde una nueva perspectiva para empezar a combatirlo en las aulas y en todos los lugares de la sociedad donde lo encontremos. 

Migration 

Este pequeño drama dirigido por Elize Bougard nos traslada a un pueblo pesquero abandonado donde vive un viejo marinero. Se encuentra solo, pero de pronto un encuentro inesperado le llena los días de vida. ¿Será así para siempre? Os invitamos a ver este cortometraje francés para entender los vínculos que podemos crear con compañeros imprevistos. 

Color Your World With Kindness

Dos minutos sin diálogo son suficientes para entender la bondad del mundo. Un corto americano muy sencillo dirigido por Epiphe D. nos remarca la importancia de los gestos en las personas y cómo nos influyen emocionalmente. Unas ilustraciones que aparentemente son en blanco y negro, se vuelven de color con la empatía y la generosidad. 

Mouse for sale

Hace un poco más de 10 años que se estrenó esta obra de Wouter Bongaerts y no deja de sacarnos una sonrisa. Un pequeño ratón que espera ser comprado en una tienda nos enseña valores como el respeto y la tolerancia. ¿Encontrará un hogar? 

Estamos encantados de presentaros a Raquel Ripoll, educadora social y terapeuta familiar. La podréis encontrar en su cuenta de Instagram bajo el nombre @educatnos y en su web dedicado al acompañamiento y orientación familiar.


Los conflictos son parte de nuestra vida y son una gran fuente de aprendizaje. Tener conflictos significa estar vivo, y lo mejor que podemos hacer es aprender a manejarlos, principalmente porque algunos son inevitables.

Vamos a centrarnos aquí en la resolución de conflictos de una forma respetuosa, en la que todos los implicados ganan y se llegan a acuerdos aceptables para todas las partes.

Así, vamos a ver cinco formas diferentes para resolver conflictos en el aula:

Reuniones de aula

Se trata de una oportunidad maravillosa para la gestión de conflictos de una forma democrática.

La idea es llevarlas a cabo unas tres veces a la semana en educación primaria intentando buscar un rato en el que los niños y niñas puedan estar concentrados y participar de forma activa, ya que de lo contrario no tendrá los resultados esperados. 

Una vez determinado cuál será el día y la hora de la semana en que realizaremos las reuniones de aula, vamos a llevarlas a cabo respetando la siguiente estructura:

  1. Nos sentamos formando un círculo.
  2. Ronda de agradecimientos y cumplidos. Vamos a pedir a todos los participantes que realicen un cumplido o un agradecimiento a los demás compañeros (no es necesario que sea a todos, pero sí es importante que al acabar la ronda todos los participantes hayan recibido algún cumplido y/o agradecimiento).
  3. Enfoque en soluciones. Es el momento de empezar con los conflictos que han surgido durante esos días. Empezaremos por orden cronológico, por lo que es útil tener una agenda en la que ir anotando los conflictos así como surgen para facilitarnos esta labor. Es necesario que enseñemos a nuestros alumnos qué significa “enfocarnos en soluciones”. Vamos a olvidarnos de buscar culpables y, juntos, vamos a generar una lluvia de ideas con todas las posibles soluciones que se nos ocurran. Después las iremos analizando una a una (tienen que ser respetuosas para todos, relacionadas con el problema, racionales y útiles) y entre todos, elegiremos la que nos parece más adecuada para revisarla en unos días, ver si nos ha servido, si no…
  4. Planear actividades. Después de centrarnos en la resolución de problemas, vamos a planear actividades divertidas que fomenten la cohesión del grupo.
  5. Actividad de cierre. Finalizar con una actividad divertida siempre nos deja buen sabor de boca y dejamos de relacionar la resolución de conflictos con algo negativo.

A tener en cuenta para que las reuniones de aula sean fructíferas:

  • No juzgamos.
  • No utilizamos la reunión para sermonear.
  • Creamos un objeto como símbolo para el que tiene el turno de palabra.
  • Confiamos en la capacidad de nuestros alumnos de resolver conflictos. Nosotros sólo seremos una guía.

Hay que tener en cuenta que es un proceso que lleva su tiempo de aprendizaje.

La rueda de opciones

Se trata de una herramienta con la que adelantarnos al conflicto y buscar desde la anticipación opciones para cuando éste aparezca.

Lo interesante de esta técnica es, por una parte, que reflexionamos sobre el conflicto desde la calma y, por otra parte, que las opciones parten de los propios niños, y serán ellos quienes decidan qué opción tomar en cada momento.

¿Cómo lo hacemos? 

  1. Hacemos una lluvia de ideas (con el alumnado) de qué podemos hacer cuando surge un conflicto.
  2. En una cartulina, dibujamos un círculo que dividimos en porciones (tipo quesitos) poniendo dentro de cada porción una solución que podemos decorar con un dibujo representativo. Ojo, cuanto más pequeños sean los alumnos, menos porciones tiene que haber. Siendo 3-4 porciones adecuadas para infantil y vamos añadiendo más según el grado de madurez de nuestro grupo.
  3. La dejaremos “a mano” y en un lugar visible para cuando la necesitemos. 

Tiempo fuera positivo

Como todos sabemos, los conflictos se abordan mejor desde la calma, por ello es importante enseñar a nuestros alumnos a calmarse ANTES de intentar solucionar cualquier conflicto que surja.

En contra de lo que muchos pueden pensar, el tiempo fuera positivo no es un rincón de pensar ni nada por el estilo. Esta herramienta está pensada para que los niños se sientan mejor, no peor. No busca en ningún momento hacer “pagar” por lo que han hecho.

Para ello, lo primero que tenemos que tener claro es que NUNCA se obliga al niño o la niña a ir, sino que se le invita y recuerda que tiene ese espacio si necesita calmarse antes de hablar de lo que ha ocurrido: “veo que estás muy enfadado, quizás quieras ir a tu rincón tranquilo (o como lo hayáis llamado)”.

El rincón en cuestión, vamos a crearlo con ellos, no nosotros solos. Les explicaremos que vamos a crear un rincón en el aula al que poder ir si estamos nerviosos y necesitamos calmarnos. En él es importante incluir algunos elementos que ayuden a nuestros alumnos y alumnas a recuperar la calma. También le vamos a poner un nombre todos juntos.

Cuando surja un conflicto, podemos invitar al niño o la niña a irse a vuestro rincón de la calma, si no quiere irse, podemos decirle si quiere que vayamos con él o ella. 

Una vez se haya calmado, podremos gestionar el conflicto en cuestión, aunque en no pocas ocasiones, el conflicto desaparece con este tiempo de enfriamiento.

Damos la vuelta a la sábana

El objetivo de esta dinámica es enseñar a trabajar desde la colaboración y la búsqueda de soluciones.

En un espacio amplio, y con un grupo de 10-15 personas, vamos a extender una sábana grande en el suelo y les pediremos a los participantes que se suban encima ocupando sólo la mitad de ella.

A continuación, les explicamos que su misión es darle la vuelta a la sábana sin que nadie se baje de ella ni pise el suelo.

Cuando terminamos, fomentamos la reflexión identificando las estrategias utilizadas, cómo lo han conseguido, cómo se han sentido…

Role playings

Se trata de representar con dos voluntarios una situación conflictiva (real o inventada) para que pongan en práctica los siguientes pasos:

  1. Planteamos el conflicto.
  2. Uno de ellos dice: “Me doy cuenta que… y me gustaría encontrar otra forma de solucionar esto que fuera buena para los dos”. Y le pregunta al otro cuál es su punto de vista referente al problema y cómo se siente. Escucha sin interrumpir ni juzgar a menos que sea para preguntar: “¿Algo más? ¿Alguna otra cosa? Cuando termine le retroalimenta de la siguiente forma “Si te he entendido bien, te sientes…porque…y te gustaría…”.
  3. Ahora se intercambian los papeles y repiten el punto 2.
  4. A continuación hacen una lluvia de ideas eligiendo una solución que sea aceptable para ambos por un período de tiempo corto (3-4 días, una semana). Se acuerda fecha de revisión y se agradece al otro que haya compartido sus sentimientos y pensamientos).

De esta forma enseñamos a nuestros alumnos a resolver conflictos de una forma asertiva y respetuosa en la que todos ganan.

Actualizamos el blog una vez más para ofreceros todo tipo de recursos.
Hoy traemos... ¡un cubo de lectura!

¿De qué se trata? ¡Muy fácil!

Tras leer un libro, un artículo, una revista... Los y las alumnas deberán tirar un dado encima de este cubo y responder a la frase que les toque al azar.

Cualquier tipo de lectura es válida para esta actividad, por lo que si queréis trabajar alguna temática en concreto podéis añadirla al cubo o modificar las frases que tenéis en nuestro ejemplo.

Nosotros recomendamos que imprimáis el recurso en una hoja tamaño dinA3 o dinA2, además de plastificarlo. De esto modo, el resto de compañeros y compañeras también podrán visualizar el juego y no se romperá tan fácilmente con su uso.

Compartimos la primera colaboración del año con Mari de la cuenta @a_place_for_sharing bajo la propuesta de hacer 5 actividades matemáticas para trabajar la agilidad mental. ¡Esperamos que la disfrutéis muchísimo y os ayude en la vuelta a las aulas!


1. Daily 10

El Daily 10 es una página web donde podemos encontrar actividades con operaciones matemáticas divididas en 6 niveles.

La usamos cada día antes de empezar la clase de matemáticas para trabajar el cálculo mental. Son 10 preguntas y podemos elegir hacerlo con temporizador o sin él. 

Cada estudiante tiene una pizarrita donde anota los resultados. Cuando acaban las 10 preguntas, muestro las soluciones y se autocorrigen.

Aquí os dejo la plantilla de la pizarra para descargar.

2. La cadena

Empieza un estudiante diciendo un número. La maestra o el maestro nombra a otra persona indicando la operación que debe hacer. Por ejemplo:

  • Estudiante 1: 5
  • Maestra: nombre +2
  • Estudiante 2: 7
  • Maestra: nombre -3

Si alguien se equivoca, está fuera del juego.

3. Busca la suma

Repartimos una hoja con 9 sumas resueltas a las que les faltan los sumandos.

Pegamos 9 papelitos con las sumas sin el resultado por la clase. Los alumnos deben ir por el aula anotando las sumas en el lugar correspondiente de su plantilla.

He preparado la actividad hecha para descargar y también una en blanco para que la rellenéis con lo que estéis trabajando.

4. Matamoscas

Para este juego necesitamos 2 matamoscas.

Si estamos trabajando sumas y restas hasta 10, en la pizarra escribimos números desordenados del 1 al 10.

Colocamos a 2 niños o niñas de espaldas a la pizarra a una distancia de 2 metros aproximadamente. Decimos una operación y los alumnos deben golpear con el matamoscas el resultado.

Es un juego muy divertido y que además sirve para trabajar un montón de contenidos.


5. Bingo de sumas y restas

Les damos a los niños un bingo de 6 casillas en blanco en el que deberán anotar 6 números. Si estamos trabajando sumas y restas hasta 20, deberán anotar números del 0 al 20.

Preparamos sumas y restas con todos los resultados en tarjetitas. Leemos la operación en voz alta y los alumnos y alumnas hacen el cálculo y comprueban si lo tienen en su bingo.

Aquí tenéis disponible la plantilla del bingo de sumas y restas hasta el 20 y también una plantilla con las tarjetas en blanco para que lo podáis adaptar a lo que estéis trabajando.

Esperamos que os haya gustado mucho y os sea útil en vuestras clases. ¡Muchas gracias!

¡La última colaboración del año nos la trae Berta de Maestraespecial! Desde su experiencia nos comparte estos consejos para trabajar en el aula con alumnos y alumnas con TDAH.

¡Felices fiestas a todos!


El TDAH, así como otros trastornos, juega un papel destacado en nuestro día a día como maestros, seamos tutores o maestros especialistas, como es mi caso. 

Como maestra de educación especial me encuentro con infinidad de variables que hacen posibles ciertas dificultades en nuestro alumnado. Una de estas dificultades es el TDAH. 

Seguro que todos y todas hemos escuchado hablar alguna vez de este trastorno, pero pocos saben con detenimiento las dificultades que comporta y no siempre es fácil tratarlo. El TDAH es un trastorno caracterizado por la excesiva actividad psicomotriz (hiperactividad), déficit de atención e impulsividad. 

Las siglas responden a a T: Trastorno, D: Déficit, A: Atención, y H: Hiperactividad. Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o sin. 

Hoy os traigo, bajo mi humilde experiencia, una serie de TIPS útiles para aplicar en el aula con alumnos y alumnas con TDAH

Para el aula

  • Sentar al alumno cerca del maestro y lejos de puertas y ventanas.
  • Aumentar el espacio entre las mesas.
  • Proporciona un objeto para descansar los pies.

Para la organización

  • Utilizar un cuaderno o libreta para las tareas.
  • Proporcionar libros adicionales para tener en el aula.
  • Material codificado por color cada tema.
  • Dar un horario escrito para las rutinas diarias.

Para los deberes y exámenes

  • Hojas de trabajo con menos preguntas y ejercicios.
  • Hacer cuestionarios cortos en lugar de exámenes largos para cada unidad de trabajo.
  • Tiempo adicional y un lugar tranquilo para realizar exámenes y trabajos por proyectos. 
  • Permitir responder las preguntas en voz alta. 
  • Permitir el uso de un procesador de textos en un ordenador. 
  • Dar puntos positivos por el trabajo realizado en lugar de por las cosas que no hace. 
  • Dividir las tareas largas en partes más cortas. 
  • No tener en cuenta la presentación a la hora de puntuar. 

Para el aprendizaje en clase

  • Dar indicaciones claras y escritas.
  • Utilizar imágenes y gráficos.
  • Darle al estudiante un resumen de la lección.
  • Supervisar para asegurarse que el estudiante ha entendido la lección. 
  • Dar instrucciones claras y escritas. 
  • Crear una “señal” para llamar la atención del estudiante.

Si quieres ampliar tus recursos con más adaptaciones metodológicas, puedes conseguirlas en mi cuenta de Instagram @maestraespecial

¡Deseamos que os haya gustado y os sea útil como recurso en el aula! 

Archivo Adaptaciones metodológicas en castellano

Una de las últimas colaboraciones que hacemos este año 2020 es con... ¡Educamaria! Nos trae 5 actividades muy dinámicas para aprender el lenguaje musical en diferentes etapas. ¡Esperemos que os gusten!


La Educación Musical es un área muy importante en la etapa Infantil y Primaria, ya que mejora capacidades como la concentración, la abstracción y la memoria. También la motricidad fina y el autoconcepto. 

Por eso hoy me paso por el blog de Educación Docente para proponer cinco actividades para aprender lenguaje musical.

1. Dados rítmicos

Para esta actividad necesitamos un tablero de coordenadas con dados. Este tablero lo podemos crear fácilmente con la realización de una tabla en power point. Colocaremos en ella los números de los dados tanto en la barra horizontal como en la vertical. El resto de cuadrados de la tabla lo rellenaremos con los dibujos o muñecos que más nos gusten. 

Una vez tengamos nuestro tablero rítmico, tendremos que crear patrones rítmicos y asociar uno a cada muñeco. De esta manera cuando los niños y niñas lanzan los dados obtendrán un muñeco y con él un patrón rítmico.

Esta actividad se puede realizar tanto en pequeños grupos como con la clase al completo. Se irán lanzando dados e irán saliendo los diferentes ritmos. Tendrán que ir colocándolos de la manera que más les guste para después interpretarlos. Se puede interpretar con sílabas Kodaly, con percusión corporal o con instrumentos de pequeña percusión.

2. Tarjetas musicales

En este caso habría que diseñar tarjetas a mano o en power point en las que aparecieran los conceptos musicales que queremos trabajar, además de eso tendremos que introducir tres respuestas entre las cuales se encontraría la respuesta correcta.

Los alumnos tendrían que tener varias tarjetas y unas pinzas, la actividad consistiría en encontrar la respuesta correcta y colocar en ella una pinza para indicar que es la adecuada.

3. Arcoíris musicales

Esta actividad está diseñada para trabajar las notas musicales tanto en el pentagrama con clave de sol como el cifrado americano. En mi caso lo he diseñado con forma de arcoíris, pero cualquier otro formato sería igual de válido. 

En el arcoíris aparecerá el nombre de la nota, y los alumnos tendrán que colocar dos nubes en su parte inferior, en una de ellas aparecerá la nota en el pentagrama con clave de sol y en la otra la nota con el cifrado americano.

4. Parejas de corazones

Este es un juego sencillo para asociar valores con figuras y nombres con figuras. Se puede realizar con el formato que queramos, en mi caso elegí corazones, en los que en cada mitad coloqué una de las parejas. Se pueden trabajar todos aquellos conceptos musicales que queramos reforzar.

5. Globos rítmicos

Este es un juego para el estudio de los compases. En mi caso lo he diseñado con globos en los que hay patrones rítmicos tanto de 2/4, 3/4 y 4/4. Los alumnos y alumnas tendrán que ir clasificando estos globos en sus compases correspondientes.

Lo ideal para realizar este tipo de actividades en el aula, destinadas a aprender el lenguaje musical, sería crear un banco de recursos de manera que haya una para cada niño o niña, y así puedan trabajar de manera individual con ellas, podríamos dedicarle 15 minutos en cada sesión aproximadamente. También podemos plantearlas de manera que trabajen pequeños grupos o en el gran grupo, en función de cuáles sean nuestros objetivos.

Hoy colgamos un artículo navideño con la colaboración de Lluís, de @racomusical. Disfrutad mucho de las actividades, y sobre todo, sentirlas, ¡porque las propuestas musicales que nos trae Lluís son para realizar en el aula durante esta época del año tan especial!


¡Hola! Ya tenemos muy cerca la Navidad, y con esta, un montón de actividades que nos preparan, advierten y gracias a las cuales prestamos más atención a este bonito momento del año. Hoy os traigo cinco actividades musicales para hacer en el aula en diferentes ciclos de primaria. Las dos primeras actividades son 2 propuestas basadas en la audición, las emociones y las sensaciones que la música nos despierta. Las tres siguientes son propuestas basadas en el lenguaje musical y la canción. 

Previamente a la realización de las dos primeras propuestas, seleccionaremos una audición de una obra que consideremos que puede generar en los y las oyentes sensaciones y emociones que podemos atribuir a la estación de invierno y un ambiente navideño (calidez familiar, ambiente navideño, contraste entre el frío de la calle y el calor del hogar, etc.) Para este tipo de actividades me gusta seleccionar piezas musicales instrumentales, sin letra. De esta manera facilitaremos la conexión con la “emocionalidad” que nos aporta la música sin vernos influenciados por la letra. 

Algunos compositores que recomendaría para esta propuesta son: Danny Elfman, Alan Silvestri, Claude Debussy, Vikingur Ólafsson.

1. Audición y escultura (CM i CS) 

En esta actividad les propondremos la audición de una obra que hemos seleccionado y les pediremos que se centren y reflexionen a partir de los aspectos comentados anteriormente en la introducción. 

Propondremos una conversa dirigida por el maestro o maestra en que el alumno/a exprese lo que ha sentido, pensado, visualizado o imaginado durante la audición.
Tras esta puesta en común, cada alumno/a trasladará sus aportaciones con una escultura de fango nacida de la audición y reflexión navideña. 

En mi caso, me gusta para este tipo de actividad proponer que sus obras sean más figurativas que abstractas y, que la misma obra, exprese aquello que han sentido durante la audición.

2. Movimiento y creación corporal (Todos los ciclos) 

En esta segunda propuesta, la primera parte sería similar a la del ejercicio anterior en cuanto a la reflexión individual y la puesta en común con toda la clase (o en equipos cooperativos si se quieren generar conversaciones en grupos más reducidos)

En la segunda parte se les pedirá que expresen con el cuerpo, sin palabras, las sensaciones y emociones que les ha transmitido la música. Este ejercicio lo haríamos de forma individual y delante del resto del grupo. Por ejemplo, se pueden colocar en un círculo de pie para que así todos y todas podamos ver y tener conciencia de los movimientos que se vayan realizando.

Seguidamente se entregarán unas cintas y/o pañuelos de colores. Las cintas pueden ser de rítmica. En mi aula utilizo ambos materiales conjuntamente. Con este material se creará una composición corporal grupal con la música acompañando la escena y representando la Navidad y el invierno conjunta y corporalmente.

3. Interpretación instrumental (CI i CM)

Para esta actividad tendremos que conocer previamente el lenguaje instrumental y técnica del instrumental que vayamos a tocar.
Propongo aprender a interpretar, con el carillón o xilófono presencial o virtual, un villancico que aprenderemos para cantar con el instrumento. 

Para facilitar la interpretación y poder centrarnos más en la percepción de lo que tocamos, y no tanto en la dificultad de leer la partitura sin hacer un trabajo previo en profundidad, proporciono a mis alumnos/as una partitura de colores. Estas las encontraréis para descargar en mi web y se trata de asociar cada color a una nota del pentagrama. A la vez también facilito un instrumento de placa (carillón o xilófono) donde cada placa está marcada con un color correspondiente a su nota. 

De esta manera, el alumnado no hace falta que tenga grandes conocimientos de lenguaje musical para poder interpretar los instrumentos.

4. Canción: creación cooperativa (CS)

En esta actividad el objetivo es la creación de un villancico en equipos cooperativos. Como si se tratara de escribir un poema, los y las alumnas crearán su propio villancico. 
Cada uno de los miembros del equipo (recomiendo hacerlos de 4) creará un verso o una estrofa de la canción. Cuando el equipo tenga creado su “poema de Navidad”, conjuntamente con el maestro o maestra de música crearán la melodía.

Lo suelo hacer con la guitarra y les muestro los diferentes acordes que podrían casar con la canción y son ellos los que van decidiendo cuáles quedan mejor en relación a la idea que tenían.

Finalmente, ponemos ritmo a la canción, ¡y ya tenemos nuestro villancico!

5. Canción y acompañamiento instrumental (CM I CS)

En el último ejercicio de hoy, partiremos de un villancico que el alumnado ya conozca o creamos que les resultará fácil de aprender (siempre con las técnicas pertinentes). 

Primeramente las repasaremos y nos aseguraremos de que las conocen bien, tanto en el ámbito rítmico-melódico como en la letra. Cuando ya la sepan todos y todas correctamente, pediremos que, por equipos cooperativos, creen una percusión corporal para acompañar la canción. 

En cuanto al lenguaje musical, y dependiendo de los conocimientos que tenga nuestro alumnado, asociaremos cada parte del cuerpo a una forma rítmica. En mis clases lo hago así: 

  • Muslos: semicorcheas
  • Pecho: corcheas
  • Manos: negras
  • Pies: blancas

También podríamos asociar sus ritmos a diferentes instrumentos de pequeña percusión: claves, triángulo, crótalos, caja china y pandero

De esta manera ellos/as mezclarán estos movimientos según el ritmo que decidan. 

Finalmente haremos un concierto, cada equipo cooperativo con su canción y su acompañamiento.

Uno para todos es una película española estrenada en septiembre de 2020 que se enmarca en el género del drama y está dirigida por David Ilundain. Su protagonista es David Verdaguer y en el reparto también encontramos a Patricia López Arnáiz, Betsy Túrnez, Ana Labordeta y Clara Segura. 

En Uno para todos un maestro interino asume la tutoría del sexto curso de primaria de un pequeño pueblo que no conoce. Pronto descubrirá que debe llevar a cabo la ardua tarea de integrar de nuevo a un alumno que ha estado enfermo en el grupo. El problema más importante se lo encontrará al comprobar que sus compañeros no tienen deseo alguno de que regrese al aula. Pero, ¿por qué? La película trata de manera brillante el tema del acoso escolar desde una perspectiva inesperada. 

El argumento

Parece que, de primeras, la película rescata algunos de los tópicos de las historias en las que los profesores especiales hacen cosas especiales para sus alumnos. Provocan un cambio, mejoran sus vidas. Esto es cierto, en parte, pero… ¿qué pasa en esta película? El maestro interino (David Verdaguer) que viaja para cubrir una vacante en la escuela de un pueblo desconocido no solo tendrá que adaptarse a la vida del pueblo, sino que deberá resolver toda una serie de conflictos latentes en el aula y fuera de esta. 

A sus problemas personales (hace tiempo que no se habla ni con su madre ni con sus hermanos), tendrá que añadir la problemática de un niño acosador, que vive confinado mientras supera un tumor. La vuelta del alumno no será bien encajada por parte del resto de alumnos, claro, que durante mucho tiempo han sufrido el acoso.   

Un maestro nada idealizado 

La gran mayoría de historias legendarias sobre profesores nos muestran la cara y el perfil de personalidades modélicas. Aquí no es así. En Uno para todos, el personaje encarnado por Verdaguer es un tipo solitario, con problemas, hasta un poco amargado. Parece que no se siente a gusto ni con su oficio. Se aburre, pero con todo, ejerce la profesión con dignidad. 

Intentará que el alumno enfermo, sobreprotegido por su madre, regrese al aula, sin saber que este, antes del cáncer, había sido acosador. También conoceremos la historia de la alumna que había sido brillante, pero que ahora se rebela y desobedece.

¿Por qué os gustará ver Uno para todos

La crítica recomienda ver esta película a todos los alumnos, familias y docentes. A nosotros nos ha parecido un interesante hallazgo, que nos ha retrotraído a otra película estrenada ya hace unos cuantos años: La clase (2008) o Entre les murs de Laurent Cantet, en su día nominada a los Oscars como Mejor película de habla no inglesa. 

Se trataba, esa, de una película brillante que planteaba con acierto la situación de los alumnos en algunas aulas de la Francia contemporánea. Uno para todos es tan sincera y sobria como aquella, por eso nos parece una propuesta muy sugerente. Y aunque en algún momento sea previsiblemente azucarada, intenta huir de los tópicos, sin idealizar a ninguna de las partes. 

Plantea, de este modo, que alumnos, profesores y personas en general no tenemos la razón absoluta. No estamos posicionados en el blanco ni el negro, sino en una amplísima escala de grises en la que podemos coronarnos o actuar fuera de los parámetros de la ética.