Cuentos para trabajar los miedos con los niños

Los miedos acompañan a los niños durante su desarrollo. A medida que éstos crecen, van apareciendo nuevos miedos y es con la madurez que se despiden y adquieren nuevos. Se trata de un proceso totalmente natural y necesario, en el cual los niños tienen que estar acompañados, ser escuchados y comprendidos. Hoy os queremos proponer cuentos para trabajar cinco miedos diferentes que pueden surgir en los niños. Podéis trabajarlos en clase, pero también podéis recomendarlos a las familias para leerlos juntos en casa y hablar con naturalidad.

  • Miedo a la oscuridad. ¿Te imaginas que algún día dejases de tener miedo a la oscuridad y fueses capaz de tomarte con ella una taza de chocolate caliente y un poco de pastel de fresa? María también tenía miedo a la oscuridad, pero lo ha perdido y nos deja sorprendidos a todos. Mi amiga la oscuridad, de Ella Burfoot es un cuento original y cautivador, que nos ayudará a dejar atrás uno de los miedos más clásicos. Otro título que os recomendamos con los ojos cerrados es Encender la noche, de Ray Bradbury.

  • Miedo a la muerte. La muerte forma parte de la vida e incluso es necesaria. Jack se encuentra con la muerte y como cree que viene a buscar a su madre enferma, la atrapa y la encierra en un bote. Entonces, pero, nada se muere y lo que parecía un motivo de alegría, acaba generando un autentico caos. Jack y la muerte, de Tim Bowley & Natalie Pudalov es un canto poético, con una imágenes maravillosas y una metáforas visuales muy bonitas. Siempre te querré, pequeñín de Debi Gliori también trata el tema de la muerte y la preocupación que muchos niños manifiestan por la posibilidad que la madre y sus seres queridos mueran algún día.

  

Podéis encontrar más cuentos en el siguiente enlace.

  • Miedo a los animales. Genoveva es una araña de la cual todo el mundo tiene miedo y ella quiere saber porqué. ¿De qué tienes miedo? de Violeta Monreal es un cuento que trata el miedo a los animales. En este caso, también nos gustaría recomendaros El perro negro de Levi Pinfold, un  cuento que hablar de tener miedo, pero que también habla de cómo no tener miedo. Ganadora de los premios Kate Greenaway 2013 y Kirirko 2014, cuenta con unas ilustraciones impresionantes y nos transporta a una historia maravillosa.

  

  • Miedo a los monstruos. Hace poco un cuento titulado Yo mataré monstruos por ti de Santi Balmes ocupa un buen lugar en casi todas las bibliotecas. Se trata de un cuento donde las personas conviven en el mismo mundo que los monstruos. ¿Y si nos acercamos a conocerlos?

  • Miedo a la separación. Durante toda nuestra vida, decimos adiós a muchas personas y cosas. Nos despedimos continuamente de nuestros seres queridos, de los amigos e incluso de los objetos que ya no utilizaremos más. Hay niños que manifiestan una gran angustia en el momento de separarse de sus padres, por ejemplo. No te vayas, de Gabriela Keselman y Gabriela Rubio es un cuento donde Catalina entenderá que hay cosas y personas que tienen que irse, por muy bonitas y placenteras que nos parezcan; el padre, cuando vamos a dormir; el sol, cuando se pone...

¿Qué os han parecido las propuestas? ¿Qué otros libros habéis utilizado para trabajar los miedos de los niños? ¡Compartidlos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *