Día internacional contra el acoso escolar

Pedagoque: 4 CLAVES PARA PREVENIR EL ACOSO ESCOLAR

Como sabéis, hoy, dos de mayo, es el día contra el acoso escolar. A día de hoy, sigue siendo necesario visibilizarlo para poder detectar e intervenir a tiempo. Sin embargo, considero FUNDAMENTAL actuar desde la prevención, creando protocolos de actuación y sensibilizando a pequeños y jóvenes sobre el acoso escolar. Por ello, hoy os traigo 4 claves fundamentales que debemos tener en cuenta para poder prevenirlo.

Antes de empezar, es necesario que conozcamos qué significa realmente el concepto “bullying” o “acoso escolar”. En definitiva, se trata de un comportamiento agresivo de un compañero a otro en el que existe un desequilibrio de poder. Es decir, uno o varios compañeros abusan de su poder sobre otro compañero que está en una situación de debilidad o vulnerabilidad frente a ellos. 

Cuando hablamos de comportamientos agresivos, hay que tener en consideración que no son necesariamente aquellos que ejercen violencia física. De hecho, el tipo más común de acoso escolar que se ejerce es de violencia verbal.

¿Cómo podemos PREVENIR desde la escuela?

  • SENSIBILIZAR. Es necesario hablar del tema tanto en la escuela como en casa, a través de películas, series u otras actividades en las que se ofrezca un espacio para debatir y reflexionar acerca del tema.
  • ROLL-PLAYING. Aprovecha las horas de tutoría para trabajarlo. Puedes realizar roll-playing en los que roten por todos los papeles dentro de una escena de acoso escolar: agresor, agredido, personas del entorno que son consicentes de la situación…
  • COHESIÓN GRUPAL. Es fundamental trabajar la cohesión del grupo desde el minuto uno, de forma que consigamos evitar la creación de grupos sociales en los que queden de lado aquellos/as niños/as con más posibilidades de exclusión social. Esto lo podemos hacer a través de dinámicas de grupo en las que se creen espacios para compartir y crear vínculo entre todos/as.
  • DESARROLLAR HABILIDADES SOCIALES. Una de las habilidades sociales que MÁS necesaria es en estos casos es la EMPATÍA. Si educamos al alumnado/a en valores y desde la empatía, estaremos previniendo posibles situaciones de acoso. Por eso, es fundamental trabajar los diferentes estilos de comunicación y fomentar el estilo de comunicación asertivo entre ellos.

¿Y como padres… qué podemos hacer?

  • TRABAJAR LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS. Enseñarles a enfrentarse a diferentes problemas y darles alternativas para solucionarlos les dará muchas herramientas a la hora de enfrentarse a posibles situaciones de acoso. 
  • FOMENTA SU AUTOESTIMA. Es fundamental ser capaces de transmitirles lo únicos y especiales que son y el valor de quererse y valorarse a uno mismo. Los niños/as con autoestima alta tienen menos probabilidades de sufrir acoso.
  • PUESTA DE LÍMITES. Es necesario enseñarles a establecer límites con sus iguales de forma asertiva.
  • DETECTA SEÑALES DE ALERTA. Si observas que tu hijo/a no quiere ir a clase, está tenso o nervioso, le cuesta más concentrarse o aparecen síntomas como diarreas, dolores de cabeza o vómitos… Activa la alarma y observa.

Pero… ¿Y si mi hijo/a es el agresor?

En este caso, es fundamental buscar ayuda de un profesional que ayude a entender por qué ejerce ese acoso al compañero/a. Sin embargo, como familias, también hay algunos aspectos que podemos trabajar en casa:

  • DIFERENCIA ENTRE EL BIEN Y EL MAL. Establece los límites que no pueden pasarse para RESPETAR a los demás y ofrécele alternativas de conducta.
  • TRABAJA LAS HABILIDADES SOCIALES. En este caso será fundamental la ASERTIVIDAD, la EMPATÍA y la RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.
  • GESTIÓN EMOCIONAL. Será necesario comenzar a trabajar la identificación de las emociones así como la forma de expresarlas, de pedir ayuda y de gestionarlas.
  • AUTOCONTROL E IMPULSIVIDAD. Serán dos habilidades a trabajar necesariamente.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *