Tag Archives: Actividades

Con el verano llegan los momentos de ocio para poder hacer manualidades. Por eso os queremos presentar 15 manualidades para hacer con los niños y niñas y pasar un buen rato entretenidos.

1.Globo aerostático

Subir bien alto y verlo todo a vista de pájaro tiene que ser magnífico.

Escoge los colores que más te gusten y crea tu globo aerostático y deja volar tu imaginación.

En la web Guía de Manulidades encontrarás el paso a paso de esta manualidad.

2. Sirena

Este ser mitológico, mitad persona, mitad pez, lo podemos imaginar de muchas maneras posibles. Con una pinza y papeles de colores decorados puedes conseguir muchísimos tipos de sirena. Prueba y descúbrelas.

La web Pasándolo pipa nos enseña el proceso para hacerlas.

3. Abanico frutal

Una buena manera de hacer frente a los días de calor es un abanico y que mejor forma de hacerlo que con estos fantásticos abanicos de frutas tan refrescantes.

La web A Girl and and a Glue Gun nos explica cómo crear uno. Podemos escoger entre cuatro opciones, ¿cuál te gusta más?

4. Memori de helados

Este juego de memoria nunca pasa de moda. ¿Y si cambiamos las formas tradicionales de sus fichas por unas en forma de helado? ¡Tendremos un juego muy veraniego!

La web Eat Drink Chic nos explica cómo hacer este juego tradicional con un toque helado. Puedes inventarte la combinación que quieras o descargarte los helados preparados por Amy Moss.

T'atreveixis a jugar-hi?

5. Dominó

Un verano sin una partida de dominó no es lo mismo, por eso también os proponemos personalizar este juego.

Con trozos de cartón recortados y con las figuras que más nos gusten podemos hacer nuestro propio dominó.

La web Parents Momes nos muestra el paso a paso de esta manualidad que nos hará pasar buenos ratos.

6. Móvil veraniego

Con objetos de la naturaleza, ya sean de playa o de montaña, podemos hacer un fantástico móvil con el que decorar nuestro balcón o nuestro patio.

¿Qué os parecen estas ideas de móvil tan veraniegas?

Fuente: Wix.com

7. Marca páginas

El verano es un buen momento para leer todos aquellos libros que no hemos podido leer durante el curso y disfrutarlos a la sombra y con una limonada refrescante.

¿Qué os parece acompañar estos momentos con unos marca páginas de animales marinos? Puedes escoger entre un cangrejo y un pulpo, pero también otros animales como ranas, gracias a la web Easy Peasy and Fun.

Fuente: Easy Peasy and Fun

8. Barcos de espuma para la piscina

Ahora que es tiempo de remojarse podemos pasar un buen rato haciendo carreras con los barcos que nos presenta Today's Parent. ¿Quién se anima?

9. Juego de encestar

Una buena idea para amenizar los momentos de aburrimiento es preparar este juego para encestar. Con materiales que tengamos por casa podemos conseguir que los niños (y también los adultos) se entretengan intentando encestar en la boca del pez.

Si os animáis con este pececito, la web Manualidades Infantiles nos enseña el paso a paso.

10. Pescar peces

Nos podríamos pasar horas jugando a este juego de pescar peces. Con pocos materiales lo podemos crear y poner toda nuestra imaginación para inventarnos lo que nos encontraremos debajo de cada pez.

La web Todo Manualidades nos explica cómo prepararlo paso a paso.

11. Juegos de agua

Con la botella de plástico con un agujero en medio y con una pistola de agua podemos afinar nuestra puntería a la vez que pasamos un buen rato bien refrescante.

12. Comedero para pájaros

Con tetrabriks de leche podemos crear unos comederos para los pájaros y conseguir que estos nos vengan a visitar a nuestra casa. Podemos decorar las casas como nosotros queramos pero la propuesta de Today's Parents ¡nos encanta!

13. Cartel para la puerta

Si de nuestros paseos por la playa hemos recolectado arena y conchas podemos hacer un cartel para nuestra puerta tan bonito como el que nos presenta Stikets Family.

14. Guirnaldas de viento

Una vez tengamos hechas estas guirnaldas de viento nos podemos relajar mirándolas cómo se mueven y disfrutar de un rato de tranquilidad.

15. Cámara de fotos de cartón

Los niños y niñas disfrutarán y liberarán su creatividad haciendo esta cámara e imaginando las posibles fotografías que han hecho en los lugares que han visitado.

La web RonyesTech nos explica cómo hacerlo.

Fuente: RonyesTech

Esperemos que os haya gustado esta selección de manualidades veraniegas y que disfrutéis mucho, sobre todo del proceso creativo.

Material necesario:

  • Fieltro de diferentes colores (si lo prefieres puedes elegir otro tipo de tela)
  • Aguja
  • Hilo
  • Tijeras
  • Papel
  • Rotulador
  • Pegamento fuerte o cola
  • Tira de tela

Pasos a seguir para hacer el calcetín para los regalos:

  1. Elige el color de la tela que quieres que sea el calcetín, elige un color navideño como el rojo o el verde.
  2. Dibuja en un papel la forma del calcetín del tamaño que lo quieras. Luego únelo a la tela con agujas y córtalo (puedes recortar los dos trozos a la vez o por separado, pero asegúrate de que son iguales para poder unirlos después).
  3. Ahora puedes preparar la decoración de la misma forma. Primero dibújala en un papel, córtalo y utilízalo de plantilla para dibujar y cortar la tela. La tela puede ser de fieltro también o de otro material para crear un contraste. Sé creativo con la decoración y dibuja lo que quieras: tu nombre, un árbol de Navidad, un muñeco de nieve... Nosotros hemos dibujado un reno.
  4. Cuando lo tengas todo cortado empieza uniendo las dos piezas del calcetín. Antes de unir la parte superior pon la tira para colgarlo. Lo puedes coser todo junto o por separado.
  5. Después ya les puedes dar la vuelta. Un truco para no tener que darles la vuelta es coserlos por fuera con un hilo de color bonito para que forme parte de la decoración del calcetín para regalos.

Después ya tendrás tu calcetín para los regalos listo, colócalo en el árbol o en la chimenea.

educacion-docente-como-potenciar-los-5-sentidos-en-la-playa-y-en-la-montaña

Desde que nacemos, a través de nuestros sistemas sensoriales recibimos una cantidad enorme de información que almacenamos y llevamos hasta el cerebro, haciendo que este proceso de aprendizaje se haga continuo e indispensable.

Los sentidos nos conectan con el exterior y el verano es una excusa perfecta para que los más pequeños -y no tan pequeños- se descubran a ellos mismos y a lo que les rodea ahora que tienen más tiempo. Un sencillo día en la playa o en la montaña pueden ser los telones de fondos perfectos para llevar a cabo una actividad sensorial y desarrollar el olfato, la vista, el oído, el gusto y el tacto. ¡Acompañadnos!

En la playa:

Olfato: crema solar. Mientras te pones crema, concéntrate en el aroma que desprende la crema solar e inhala con tranquilidad. Verás que si cierras los ojos y te concentras en el olor, este se hace más intenso.

Vista: océano. Acércate a la playa y observa las olas. Intenta no perder detalle de cómo se mueven, su rapidez, su frecuencia, las diferentes tonalidades de colores por las cuales pasan… No tengas prisa.

Oído: mar. Conectado con el punto anterior, disfruta de la sonoridad de las olas al romperse, y estírate en la arena para relajarte con esta melodía de fondo. (¡No podemos asegurarte que no te acabes duermiendo!)

Gusto: agua del mar + helado. Acércate a la playa y mete un dedo en el agua. Chupa una gota y nota como las papilas gustativas se activan con el sabor a sal. Para hacer un gran contraste, toma un helado dulce y acaba con un buen sabor de boca.

Tacto: arena. Abre bien tus manos y coge arena de la playa llenándolas todo lo que puedas. Después, déjala caer despacio sintiendo su textura. Verás como te calma esta sencilla acción.

En la montaña:

Olfato: flores. Acércate a diferentes flores y huélelas pausadamente. ¿Desprenden un olor dulce o más bien silvestre? Husmea diferentes tipos para analizar los diferentes olores y escoger tu favorita.

Vista: paisaje. Tanto si te encuentras en un bosque, como en un valle o en una montaña, estás en un lugar privilegiado. Dale placer a los ojos y observa lo que te rodea: cada árbol, flor, río y nubes. Disfruta de las vistas.

Oído: pájaros. Prohibido hablar durante unos minutos para escuchar la voz de la naturaleza. La melodía de los pájaros te dará una paz extrema y si cierras los ojos sentado bajo un árbol, los minutos pasarán como segundos. Pasado un rato, silba y contesta a los pájaros, a ver si conseguís cantar juntos.

Gusto: frutas silvestres. Las montañas están llenas de sorpresas y entre ellas se encuentran frutas silvestres como moras, arándanos, frambuesas, o frutos secos como almendras, etc. Coge alguna y pruébala. ¡Verás como saben de diferente de las que estamos acostumbrados!Tacto: tronco de un árbol. Abraza a un árbol e intenta conectar con él, averiguar cuántos años tiene y quién lo plantó. Pasa la mano sobre su tronco, y siente las rugosidades de su textura. Disfruta del momento.

Esperamos que esta sencilla actividad os haya dado ideas para practicar éste verano, porque cualquier momento es una oportunidad de aprendizaje. Si queréis compartir con nosotros alguna actividad o recurso, ¡no dudéis en hacerlo en los comentarios!