Tag Archives: Aprender a aprender

EducacionDocente-Experimentos

La primavera es una estallido de colores y de fenómenos naturales magníficos. La mayoría se pueden explicar a través de la ciencia, así pues, lo que hoy os queremos proponer son cinco experimentos científicos para hacer en primavera.

  1. Flores de colores. Para hacer este experimento necesitaréis flores con pétalos blancos: pueden ser margaritas, rosas o claveles, el caso es que sean blancos. También necesitaréis vasos y colorante alimentario para añadirlo en el agua. Poned las flores dentro y observad como muy pronto se tiñen con el color que hayáis utilizado. Aprovechad la experiencia para explicar las partes de la flor y la utilidad del agua que atraviesa el tallo y se ramifica por los conductos de las hojas.

  1. Las plantas necesitan agua. ¿Necesitan agua las plantas? ¿Es posible que crezcan con otros nutrientes? ¿Por qué no lo comprobamos? Una buena manera de explicar porque las plantas necesitan agua y porque no crecen en determinados hábitats es la de plantar las semillas de cinco plantas y regarlas durante días alternos con diferentes líquidos: agua, bebidas isotónicas, leche, refresco de cola... Confeccionad una tabla y haced todas las anotaciones que correspondan sobre el crecimiento de las plantas.

  1. Las plantas necesitan luz. Otro recurso imprescindible para cualquier planta es la luz. Un experimento muy gráfico y fácil de hacer es el de tapar la hoja de la planta con cartulina negra, de manera que no pueda entrar nada de luz. Siete días después, podéis quitar el papel con cuidado y observad. ¿Qué ha pasado con la hoja? También podéis probar una planta que necesite bastante luz al lado de la ventana durante tres días y después girarla. Haced que los alumnos observen y describan qué pasa con la planta y hablad del fenómeno de la auxina.

  1. Extracción de clorofila. Otro experimento que podéis llevar a cabo fácilmente es el de la extracción de clorofila. Chafad unas cuantas hojas verdes y colocadlas en un bote de vidrio. Añadidle alcohol y dejadlo descansar. Después, quitad las hojas y colad el líquido: secadlas y mirad de qué color han quedado. Cuando acabéis, podéis utilizar la clorofila para teñir papel o ropa.

  1. Un pequeño huerto. Y por último os queremos proponer un experimento que gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata de crear un pequeño huerto, observar el crecimiento de las plantas y hacer las anotaciones que creáis convenientes. Primero podéis utilizar un recipiente y cartones de papel higiénico con tierra dentro. Plantad y regad con frecuencia. Cuando empiecen a salir las plantas, podéis probar de trasplantarlas a la tierra para crear vuestro pequeño huerto. Si todo sale bien, quizás muy pronto os podáis llevar a casa lechugas, tomates o perejil. ¿Quién se anima?

 

Y tú, ¿cómo vives la primavera? ¿Qué experimentos has hecho?

Muchas veces nos encontramos con esta situación, algunos alumnos acaban las tareas antes que los demás, ¿qué pueden hacer?

A continuación os proponemos una solución para que los alumnos aprovechen el tiempo, dejen trabajar a los compañeros y, además, sean más autónomos en el trabajo i en el momento de tomar decisiones.

Hay muchas tareas que los niños y niñas pueden hacer autónomamente, por ejemplo, leer un libro, acabar tareas, ayudar a algún compañero, ordenar la biblioteca, escribir una historia o pintar un mandala.

Todas estas tareas las podemos presentar de diferentes maneras y podemos utilizar varias opciones para que decidan cual quieren hacer.

Podemos poner un cartel en el aula con las diferentes tareas.

También podemos presentarlo de la siguiente manera.

Otra opción puede ser escribir las tareas en palos y ponerlos dentro de un bote para que los alumnos cojan una al azar.

O podemos crear un bote con cápsulas de retos para los alumnos que acaben antes.

¿Utilizáis este recurso en el aula? ¡Compartid con todos nosotros vuestra experiencia!

La competencia de aprender a aprender implica ser consciente y capaz de gestionar las capacidades y conocimientos propios de una manera eficiente. Así, el alumno será autosuficiente para disponer de recursos y técnicas útiles, así como para transformar la información en conocimiento.Aprender a aprender - EducaciónDocente Educación Docente

 ¿Qué quiere decir aprender a aprender?

 A través de la competencia de aprender a aprender, el alumno será capaz de utilizar todas las herramientas que necesita para tomar consciencia de su propio aprendizaje. Enseñar a aprender a aprender implica, sin duda, que el docente eduque a los alumnos en un proceso de observación y análisis mediante el que sabrán identificar qué saben, qué han aprendido y cómo lo tienen que hacer para alcanzar sus objetivos. Se trata de un proceso enriquecedor que les permitirá tomar consciencia de cuál es su potencial, pero también describir sus carencias. Por todo esto, enseñar la competencia de aprender a aprender es una tarea fundamentada en la observación de las habilidades ya adquiridas, pero también en la destreza de la motivación y en la voluntad de superar sus propios retos a alcanzar en la aventura del aprendizaje.

Cómo aplicar el aprender a aprender en el aula

Aprender a aprender es una competencia básica que está reconocida en la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006. A través de esta capacidad, los alumnos aprenden a regular su propio aprendizaje, alcanzando – desde el aula de educación infantil – una serie de estrategias, habilidades y técnicas que les permitirán aprender más y mejor durante todas las etapas educativas. Al ser conscientes de sus habilidades, reconocer los errores y aprender a solucionarlos, los alumnos aprenden a aplicar el espíritu crítico y disponen de todas aquellas herramientas necesarias que les permitirán alcanzar los diferentes aprendizajes con éxito.

En el aula, la competencia de aprender a aprender se trabaja a través de todas las áreas y se interrelaciona con otras competencias básicas como la competencia comunicativa, la competencia de autonomía e iniciativa personal. Con el aprendizaje de todas estas competencias vinculadas, el alumno tendrá que alcanzar el reto de gestionar su propio aprendizaje y hacerlo de la manera más acertada.

¿Estamos trabajando bien la competencia de aprender a aprender?

Un principio básico de aprender a aprender es el de ofrecer a los alumnos información sobre aquello que tienen que aprender. De hecho, éstos han de tener una visión general sobre aquellas cosas que aprenderán en cada área, tanto al inicio del curso como en el momento de iniciar una unidad didáctica. Así, contaran con una visión global de cuáles son los contenidos, conceptos, habilidades y destrezas a aprender. Será necesario, además, que sepan cómo serán avaluados y cuáles serán los criterios y las tareas a realizar. Al empezar cada sesión, será conveniente recordar qué trabajamos en la anterior y que trabajaran en la presente. Es imprescindible para situar a los alumnos en el contexto y dirigirlos hacia los nuevos conocimientos y actividades.Aprender a aprender - EducaciónDocente Educación Docente

En la clase, los alumnos también se tienen que sentir protagonistas del aprendizaje. Esto implica generar actividades lógicas, utilizar los nuevos conocimientos para llevar a cabo actividades (de reflexión, de aplicación, de búsqueda de información, de autoevaluación,…). Es básico, por otro lado, que dispongan de tiempo para hablar, explicar, argumentar y exponer con los demás, ya sea en actividades en grupo o con toda la clase; y que aprendan a saber buscar información, analizarla e interpretarla, independientemente de cuál sea su presentación o formato.

Ser protagonistas de este proceso también implica el hecho de involucrar a los alumnos en el trabajo de investigación y de campo, las salidas al aire libre y en entornos dedicados al arte y la cultura. Trabajar con recursos de todo tipo y saber planificar la realización y finalización de las actividades en el tiempo marcado los ayudará a obtener un control del tiempo más exhaustivo. Esta habilidad les resultará muy útil a la hora de aprender y realizar actividades de manera autónoma.

Para tomar consciencia de este aprendizaje será necesario que nos paremos y reflexionemos. Que los alumnos se pregunten qué están aprendiendo, qué recursos utilizan y qué dificultades se encuentran durante el proceso será fundamental para que tomen consciencia del hecho de aprender.

 

Puedes aprender más sobre la competencia de aprender con el curso de formación online:

Aprender a aprender - Curso de formación online Educación Docente