Tag Archives: Aula

Damos paso a una nueva colaboración con Vanessa Sola, maestra de educación infantil y creadora de la cuenta Habiaunavezeduca. Esta colaboración nace de la necesidad de trabajar desde pequeños/as las diferentes culturas que conviven en el aula y que, como dice Vanessa, son un espejo de la sociedad.


Actualmente, la sociedad que vivimos, está en una transformación constante y permanente. Esto implica que sea una sociedad muy heterogénea, plural y multicultural. Recae la influencia en el ámbito educativo, ya que hace que nos tengamos que replantear el sistema de nuevas posibilidades con finalidades educativas.

La educación intercultural lo que pretende es favorecer el diálogo entre las diferentes culturas. Esto implica respeto, intercambio, aceptación y un espacio común. 

La escuela es un contexto donde se reflejan diferentes estilos de aprendizaje, diferentes interpretaciones del mundo que nos rodea, diferentes culturas, diferentes tradiciones, etcétera. Esta es el reflejo de la sociedad, y debemos tener presente la diversidad, por lo tanto tenemos que aprovechar este fenómeno como algo positivo y enriquecedor.

Hay otros recursos para trabajar la interculturalidad en el aula, como por ejemplo el trabajo cooperativo, los rincones, proyectos, aulas de acogida,...

La música es uno de los ingredientes esenciales en la vida de las personas de todas las edades y culturas. Es un lenguaje muy utilizado por toda la sociedad. Los niños y niñas establecen contacto con la música incluso antes de nacer, el feto de la madre escucha y siente la vibración de los sonidos tanto del interior como del exterior. 

El recurso de la música en la escuela es un instrumento muy privilegiado. Debemos entenderlos como un objeto de conocimiento, como un estímulo para potenciar la producción creativa, un medio que permite al alumnado comunicarse y como una fuente de sensibilización musical. 

Por ello, hoy os traigo 5 actividades para trabajar la interculturalidad en el aula: 

1. ¿Desde dónde sueno?

Dependiendo del ciclo donde trabajamos se puede escoger una o diversas culturas. En el caso de la Educación Infantil, para profundizar más, solo escogeremos una. Es muy recomendable escoger la cultura que esté más representada dentro del aula y trabajar una distinta cada trimestre.

Para iniciar la propuesta, escogeremos una audición para trabajar esta cultura. Sentaremos al alumnado y se la pondremos sin decir qué cultura estamos trabajando. Una vez escuchada: 

“¿Os recuerda a algo esta audición? ¿Reconocéis alguno de los instrumentos? ¿De dónde puede ser esta música? ¿Qué os transmite esta canción?”

Una vez descubierta la cultura trabajada, volveremos a escuchar la audición y dejaremos que los niños y niñas la bailen y la disfruten. Al acabar, enseñaremos los instrumentos que caracterizan la audición y les diremos los nombres. 

2. ¡Viajamos!

¡Toca ubicarse! Toda persona necesita ubicarse con tal de poder ordenar mejor sus ideas. Es importante mostrar al alumnado qué estamos trabajando y dónde está situado. Para ello, utilizaremos el mapa para visualizar los países de nuestros compañeros/as de clase y la cultura en la que estamos trabajando. 

Como ya he comentado anteriormente, la música es un medio de comunicación y conocimiento. Escogeremos una canción de cuna de esta cultura. 

A continuación les cantaremos la canción y la pondremos de fondo. 

“¿Reconocéis alguna palabra? ¿Qué idioma es este? ¿Sabéis qué quiere decir esta canción? ¿Qué instrumento está sonando?”

Intentaremos aprender la canción y bailarla todos juntos. 

3. ¡Hagamos que suene! 

Necesitamos manipular para aprender e interiorizar. Para ello, buscaremos y llevaremos a clase diferentes instrumentos que caracterizan esta cultura o país. Para que sea mucho más cercano, podemos pedir a los y las alumnas que provengan de otras culturas que traigan instrumentos u objetos que los identifique.  

Trabajaremos los instrumentos, hablaremos de ellos y aprenderemos las características de cada uno. 

Debemos tener cuidado con la situación en la que nos encontramos. Desinfectar bien los materiales y dejarlos en cuarentena antes y después de usarlos.

4. ¡Nos unimos con la música! 

Para poder llevar a cabo esta actividad necesitaremos los instrumentos de la actividad 3 y también los propios de nuestra cultura. Es importante que cada niño/a tenga uno, ya que todo el mundo tendrá que hacer sonar el instrumentos y formar parte de esta audición. 

La música es un recurso muy valioso y en estas sesiones es el motor que está haciendo que nuestro alumnado conozca un poco más de dónde viene su compañero/a de clase. Por ello, los instrumentos los ha unido para crear una pieza musical que represente ambas culturas. Es importante que el/la docente guíe la sesión e intente combinar los sonidos y los turnos. 

Se puede grabar la sesión y a final de curso entregar a las familias con el resto de culturas trabajadas. 

5. ¡Enviamos un tesoro! 

La música es el tesoro más valioso para romper barreras culturales. Con esta actividad propongo aprovechar las TIC y conectar con alguna escuela del país que estemos trabajando y enviar un mensaje realizado por los y las alumnas y regalar la audición que hayan creado ellos mismos.  

¿Conoces la Namaka? Es la revista más divertida y salvaje que puedes regalar a tus alumnos, hijos, hijas, sobrinos y sobrinas. ¿La has ojeado alguna vez? Si la respuesta es sí, seguramente sepas que la Namaka es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

La Namaka en el aula, ¿cómo?

A la hora de suscribirte a Namaka puedes elegir a tu gusto. ¡No te cortes! Tienes tres opciones, todas anuales: 

  • La suscripción digital es una muy buena opción para el aula, porque nos permite trabajar con los alumnos a través de tablets, ordenadores o pizarra digital. La recomendamos porque es fácil de compartir con todos los alumnos. 
  • La suscripción digital y en papel (solo en catalán), para lectores con el corazón dividido. Además de trabajarla a través de una pantalla, los alumnos tendrán la oportunidad de tocarla, pasar páginas y disfrutarla en el tiempo de lectura en el aula.
  • La suscripción en papel (solo en catalán) también es una buena opción para tener en papel la revista en el aula, pero pensamos que hay que complementarla con el formato digital. ¡Os resultará mucho más cómodo!

Es la hora de Neus Masferrer de la Artesania de l’Aprendre y su artículo sobre el coaching docente y cómo trabajar la herramienta DISC en las aulas. Si no sabéis de qué estamos hablando, ¡lo tenéis todo en esta entrada del blog!


La Artesania a partir del coaching y de sus distintas herramientas, nos hemos especializado en el coaching docente. Hemos creado y diseñado un programa con un montón de herramientas, en concreto nos hemos centrado en el DISC. 

En primer lugar, ¿cuáles son los beneficios de la herramienta DISC?

  • El autoconocimiento: Cómo nos relacionamos, cómo interactuamos y reaccionamos con los compañeros y compañeras. También ayuda a la tolerancia y a entender desde una perspectiva más abierta y así poder ajustar nuestra manera de interactuar con los demás. 
  • Permite a las direcciones de centros educativos poder cohesionar su claustro, a conocer los perfiles de cada maestro/a y adaptar el cargo que ocupa en el equipo en función de su perfil. Así se busca conseguir el bienestar de todos y todas y aumentar la eficiencia del equipo. 
  • Permite al profesor/a poder identificar y conocer a sus alumnos/as y aprender herramientas para poder llegar a cada uno de ellos, ayudarlos y tratarlos en función de su perfil. Por otro lado, también contribuye a la atención a la diversidad en el aula y a entender, comprender y ajustarnos a los perfiles que tenemos delante. 

A continuación trataremos las herramientas prácticas de intervención en el aula.

1. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Infantil

La rueda de acompañamiento emocional es una herramienta de coaching que la Artesania ha adaptado al mundo docente, y específicamente este año, para el acompañamiento con la Covid-19. Se trata de una herramienta con la que podéis trabajar con vuestros alumnos/as más pequeños después de las cuarentenas o confinamientos a lo largo del curso. 

2. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Primaria y ESO

Esta es la otra rueda de acompañamiento pero enfocada a Ciclo Superior y ESO con las mismas finalidades que la rueda anterior. Podéis ampliar este recursos para vuestras tutorias en el Instagram de la Artesania per l’Aprendre.

Este es un buen ejercicio para empezar el curso, aunque también nos puede servir durante los confinamientos de 15 días. La podéis adaptar a la temática que queráis trabajar en clase.

3. El DISC, la herramienta innovadora y revolucionaria docente en la escuela y el instituto

3.1 El DISC: ¿Quién somos? ¿Qué color somos?

La tercera actividad la dirigiremos a los ciclos superiores de primaria, adolescentes de la ESO y bachiller para trabajar su autoconocimiento, cohesión de grupo, aumentar la tolerancia entre ellos y ellas y, finalmente, para que el o la docente pueda conocer e identificar a su alumnado. 

Esta es la primera dinámica para comenzar a trabajar el DISC con vuestros alumnos/as. 

1r PARTE

Visualizando esta plantilla, se trata de que se coloquen en el eslogan con el que más se identifiquen. Podéis hacerlo mediante la proyección de la plantilla que os presento en una pizarra digital o con un dibujo en la pizarra, o bien, a partir de vuestra imaginación si preferís partir el aula en 4 espacios para cada color y que se desplacen físicamente. 

Es necesario darles tiempo. Recomiendo 15 minutos. 

Mientras lo hacen podéis acompañar el ejercicio con un hilo musical. También estaria bien que vosotros mismos/as os incluyerais en el color con el que más os sintáis identificados. 

2a PARTE 

Presentamos esta diapositiva y les explicamos qué colores son los rápidos, los lentos, los extrovertidos, los introvertidos…

A raíz de aquí, vuelven a identificarse y, de nuevo, nos volvemos a colocar en el color con el que más nos veamos reflejados. Quizás cambian de posición ahora que tienen más información. 

Les volvemos a dar tiempo. Un espacio bueno de 15-20 minutos. Si tienen dudas dejad tiempo para que puedan resolverlas. 

De esta manera cerramos la actividad y es el momento de hacer una reflexión final. 

  • ¿Qué os ha parecido?
  • ¿Cómo se han sentido?
  • ¿Les ha costado? ¿No?

Una vez hecha la dinámica y compartida la reflexión final, les podéis anticipar que la siguiente sesión tendrán que pensar en los y las compañeras conjuntamente. 

3.2 Identificamos a nuestros compañeros y compañeras. ¿Cómo nos ven ellos y ellas?

La dinámica de los gomets: 

Una vez hecha la sesión de las dos dinámicas anteriores, podéis hacer otra sesión de tutoría proponiendo la siguiente actividad.

Se trata de repartir gomets de los 4 colores que hemos asociado los perfiles (amarillos, azules, rojos y verdes).

1. Primero, en grupos de 5 deben enganchar en sus compañeros/as el gomet del color del perfil que vean o que crean que mejor se asocia a ellos/as.
2. Una vez acabada esta parte, damos un paso más. Ahora engancharemos gomets a todos los niños y niñas / jóvenes de la clase.

Todos acabaremos llenos de gomets. Pero… ¿de qué color? ¿Cómo nos ven los demás?

Es importante cerrar la sesión hablando muy atentamente de los resultados.
Pistas para los y las docentes:

  • Los niños y niñas con un perfil rojo y amarillo son rápidos y extrovertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil azul y verde son lentos e introvertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil amarillo y verde necesitan las relaciones sociales. 
  • Los niños y niñas con un perfil rojo y azul están enfocados a los objetivos y resultados. 

Podéis poner música mientras hacéis la dinámica.  

2 Comments

Como cada martes, ¡nuevo artículo! La autora de de hoy es mjpedagogiamusical y nos trae estas 5 actividades que realiza ella en clase y dan muy buen resultado. ¡Adelante!


El contacto con la música y mucho más aún su estudio, tiene grandes beneficios para el desarrollo motriz e intelectual. Mejora la atención y la concentración, aumenta la memoria y la creatividad, desarrolla habilidades motoras y rítmicas, reduce el estrés, incrementa la seguridad en uno mismo… Etcétera. 

Sin embargo, a pesar de que esté demostrado científicamente todo lo anterior, en nuestro país la música es una asignatura carente de importancia. 

No conozco a ningún niño o niña al que no le guste la música, por ello creo que hay que aprovechar esta circunstancia e impartir unas clases motivadoras, en las que participen de forma activa, porque la mejor manera de comprender y disfrutar de esta asignatura es viviendo y sintiendo la música con todo nuestro cuerpo. 

Por eso, hoy os traigo 5 de las actividades que más éxito han tenido en mi aula. Estas actividades pueden realizarse con percusión corporal, con hojas de papel, con vasos, con cucharas… ¡hasta podemos utilizar nuestros zapatos como instrumentos! 

Cada actividad está grabada en vídeo y os dejo también el enlace con la canción que he utilizado para realizarlas. Os animo a que las llevéis a la práctica, ¡a vuestro alumnado les encantarán!

CLAP CLAP SONG

Repartimos unas hojas de papel de colores, aunque puede hacerse con hojas de papel reciclado, con papel de periódico, con instrumentos de pequeña percusión o con cualquier otro material que puedas imaginar, simplemente deja que tu creatividad se ponga manos a la obra. 

Nos ponemos en círculo y nos movemos al ritmo de la música. Esta canción tiene 2 partes muy diferenciadas. Una parte A, en la que solo hay que dar 3 palmadas sobre el papel y otra parte B en la que daremos 6 pasos delante y 6 pasos detrás acompañados de sus 6 respectivas palmadas también. 

Para hacer más variada la actividad, pueden girar a un lado, a otro, agacharse, levantarse… e incluso, si hay papel de diferentes colores, podemos dar consignas del tipo: solo tocan los azules, ahora los rojos o, por ejemplo, ahora solo los que su nombre empiece por A, los que llevan deportivas, los que llevan gafas… y así trabajamos también la atención y concentración. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/0HByXWgkMwk
Audio utilizado: https://youtu.be/SruVR2fBQWE

LET KISS

Para realizar esta actividad tan solo necesitamos nuestros zapatos. Nos los colocaremos en las manos… ¡y a bailar! 

Podemos realizar esta actividad cada uno desde su mesa o nos podemos poner en círculo y hacerlo en el suelo. 

La coreografía consiste en caminar con los zapatos hacia delante y hacia detrás, chocar una zapatilla con la otra, al ritmo de la música imaginando que nuestras manos son nuestros pies. 

Solo hay que tener en cuenta que esta pieza tiene 3 partes diferentes y puedes hacer una coreografía para cada una de ellas. A continuación, os dejo un vídeo explicativo. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/aajOh-26e5w
Audio utilizado: https://youtu.be/iSrZZ0x86Ho

ECOS RÍTMICOS

Repartiremos dos vasos de plástico duro a cada alumno. 
Propongo utilizar una canción como base sobre la que hacer unos ritmos. El docente hace un ritmo de cuatro pulsos y los alumnos repiten ese mismo ritmo. 

Con los ejercicios de ecos rítmicos, trabajamos aspectos tan importantes como el ritmo, la memoria, la coordinación o la atención auditiva entre otras muchas cosas. 

La canción que propongo es la de London Bridge, que podréis descargar fácilmente de la biblioteca de YouTube. En mi aula utilizo dos vasos de plástico duro, pero podríamos hacerlo con percusión corporal, con palillos chinos o con instrumentos de pequeña percusión.

Aquí podéis ver el vídeo con la actividad: https://youtu.be/rbu1D7VEaos
Audio utilizado: https://youtu.be/T2Mts3vNYG4

LOS 7 SALTOS

Una de las cosas que más me gusta hacer en mis clases de música es adaptar las danzas tradicionales. 

En este caso os voy a hablar de La danza de los 7 saltos que es una danza tradicional de Dinamarca. La danza original no es complicada, pero como os digo, a mi me gusta adaptarlas para poder realizarlas con los más pequeños. 

En esta actividad os presento dos variaciones:

  1. En cada salto representaremos un animal, o un deporte, o una profesión… podemos adaptarla a la temática que se esté trabajando en ese momento. 
  2. Movernos libremente por el espacio y cuando llegue el momento de los saltos, podemos hacer unos gestos determinados. 

Aquí os dejo los vídeos con las dos variaciones:

  1. https://youtu.be/TxrJB88IHOs
  1. https://youtu.be/LlEx62-FOzk

Audio utilizado: https://youtu.be/Yp5yzaWfAng

RAYUELA AFRICANA

Esta actividad es fantástica para unir al grupo, el trabajo en equipo, mejorar la coordinación visomotora, la agilidad, interiorización del pulso y el acento. 

Lo único que vamos a necesitar es una tiza para pintar la rayuela en el suelo, aunque también puede hacerse con aros. 

El alumnado hará una fila colocándose unos detrás de otros. La actividad consiste en saltar en los cuadrados que se han pintado en el suelo al ritmo de la música y por orden, según la fila establecida. 

Esta actividad también tiene un montón de posibilidades y se puede ir complicando cada vez más, según los y las alumnas vayan cogiendo destreza con este ejercicio. 

  1. Aquí os dejo la opción más sencilla. Para hacerlo utilicé la canción de Borboletinha: https://youtu.be/cYIF-dKD8is
  2. En este vídeo utilizo la misma canción solo que hemos complicado un poco más el ejercicio: https://youtu.be/kD0Sc4-UwWU

Audio utilizado: https://youtu.be/28iW_O5qWfU


Nueva colaboración: ¡Artículo de la mano de Thebigbagteacher!

La importancia de la gestión emocional se hace cada día más evidente. Camino a la gestión emocional encontramos objetivos básicos que tenemos que ir trabajando. No hacen falta grandes proyectos, sino pequeñas propuestas o dinámicas frecuentes y constantes. A veces no hay tiempo para hacer más. 

¿Por dónde empezar?
Algunos de los objetivos que podemos trabajar: 

  1. Identificar emociones en uno/a mismo/a y en los demás. 
  2. Percibir las emociones que suceden a nuestro alrededor, mediante signos por los que se manifiestan. 
  3. Comprender las emociones en uno/a mismo/a y en los demás. 
  4. Expresar las emociones de una forma ajustada. 
  5. Iniciarse en la conciencia emocional con tal de poder anticiparse o ponerse en posición de realizar técnicas de gestión de las emociones. 
  6. Regular las emociones. 

En definitiva, adquirir unas competencias emocionales que nos ayuden a aumentar nuestras habilidades para un mejor uso de las emociones. 

Algunas dinámicas y propuestas encaminadas hacia este proceso podrían ser las siguientes: 

Carrera de relevos

  • Aumentar el vocabulario emocional

Normalmente el vocabulario de los niños y niñas es muy pobre, les cuesta expresar sus emociones fuera de las 6 emociones básicas. El objetivo es salir de esas 6 emociones básicas. 

  1. Vamos a aumentar el vocabulario emocional. Hacemos pequeños grupos y se sentarán en sillas o en el suelo pero uno detrás de otro.
  2. Cogen la plantilla (adjuntada en este documento) y un lápiz.
  3. Escriben 3 emociones (consensuar el nombre) y le pasan la lista al compañero/a de detrás.
  4. ¡Las emociones que se repitan con otros equipos, no puntúan!

¿Quién tendrá más emociones?

Bajo del mismo sol

  • Agrupar las emociones secundarias que nos rodean, interpersonales, o que sentimos a un nivel intrapersonal

Con esta propuesta me gustaría mostraros cómo es posible coger una actividad de cualquier material y adaptarla al contexto emocional. 

El sol de las operaciones matemáticas donde ponemos un número y, alrededor, los niños y las niñas escriben operaciones que den esta cantidad. ¡Es fácil!

  1. Cogemos un sol y escribimos una emoción básica: alegría, tristeza, ira, miedo, asco o sorpresa.
  2. Deben escribir en los rayos del sol, las emociones secundarias que conozcan, ya sea porque las viven ellos/as mismos/as o porque las perciben en los demás. 
  3. Se pueden hacer pequeños grupos y comparar los resultados. 
  4. Sería interesante combinarlo con música. Trabajar desde la calma. 

En esta actividad es importante el tiempo, no tener ninguna prisa.

¿Podemos comparar los soles?

El teléfono roto

  • Comprender las emociones de los demás

Se pretende buscar un formato más serio, donde empatizar con el compañero o compañera.

  1. Una fila, todos miran dirección al último. 
  2. El primero de la fila coge una tarjeta y tendrá que representar mediante la expresión facial y corporal esta emoción. 
  3. Piensa la emoción y toca la espalda del compañero/a para que se gire. 
  4. El resto no los ven, ya que siguen de espaldas. Hace la expresión y se gira hacia delante. No pueden hablar. 
  5. El segundo interpreta la emoción, toca la espalda del tercero… Se vuelve a repetir el proceso hasta llegar al último. 
  6. El último dirá qué emoción es y si coincide con la del primero. 

Podemos hacer equipos. ¿Qué grupo lo acertará?

Hay que hacer tarjetas con las emociones que queremos trabajar. Después hablar sobre los matices de las emociones y cómo se manifiestan.

El panel de las emociones

  • Aumentar la conciencia emocional con tal de poder anticiparse o ponerse en posición de realizar técnicas de gestión de las emociones 

Una de las grandes competencias emocionales, es la conciencia emocional. De hecho la conciencia emocional, conjuntamente con la regulación emocional, son pilares fundamentales dentro de la gestión de las emociones. 

Con el panel de las emociones podemos ir fijándonos en las emociones que nos rodean, tanto a nosotros mismos, como en los demás. 

  • Con cada emoción que detectemos durante el día, pintarán un hexágono. 
  • Con echarle un vistazo veremos qué emociones nos envuelven por la gama de colores. 

Es necesario parar y observar para aumentar la conciencia interpersonal, fijándonos en las emociones que fluctúan en el aula. Después compararemos los panales. Se puede utilizar con cualquier mandala. El objetivo es poder identificar de forma visual los colores predominantes. 

Respiración consciente

  • Trabajar la respiración, sentir el propio cuerpo, con tal de llegar a un estado de equilibrio y bienestar

Una de las técnicas más fundamentales de la regulación emocional es la respiración. Lo debemos trabajar y debemos ser capaces de recurrir a esta técnica cuando nuestra energía se dispare o sintamos que entramos en un estado emocional que no queremos o que nos comportará consecuencias negativas. 

Un pequeño material básico para el rincón de la calma o el rincón de la respiración puede ser de gran ayuda. ¡Conozcamos nuestro cuerpo! Es muy importante. 

Ruleta de las emociones

Este es un recurso básico dentro del trabajo de la educación emocional.

  1. Para poder hacer pequeñas dinámicas.
  2. Para escoger de forma aleatoria una emoción.

Las propuestas son ilimitadas: 

  • Explicar las características
  • Hacer mímica
  • Adivinar qué hace el compañero o compañera
  • Comprender la emoción expresada

En las ruedas en blanco podemos poner unos pequeños velcros y así pegar y despegar redondas con diferentes emociones y poder cambiar la función de forma fácil y rápida.

¡Será nuestra gran aliada! ¡Solo tenemos que poner un spin encima o un clip y un lápiz para hacerlo rodar, dándole vueltas al clip!

El curso escolar ya ha empezado. Se trata, sin duda alguna, de un comienzo difícil. El miedo y la incertidumbre están presentes, pero no hace falta decir que tanto docentes como niños y jóvenes tienen ganas de volverse a ver. 

Recomenzar para aprender y compartir, a pesar de las circunstancias. Pero habrá que estar preparados. Con el confinamiento, la digitalización avanzó a pasos de gigante, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. 

Hoy queremos compartir con vosotros una selección de herramientas y recursos que os permitirán innovar en el ámbito escolar, ser más eficientes en la docencia, tanto presencial como a distancia. ¿Empezamos? 

Jugar online

Si hay algo que entusiasme a los peques es jugar. Sencillamente, jugar. A veces cuesta encontrar recursos útiles, actualizados y de calidad, pero tenemos opciones interesantes. A continuación, te presentamos unas cuantas para trabajar con los alumnos en todo tipo de ámbitos: Mundo Primaria, Academons, Educaplus, Cristic, Toy Theater, Abcya. La mayoría pueden funcionar en la web, a través del navegador, pero también desde una app, en móviles o tabletas. 

Crear actividades interactivas

¿Y si fueras tú mismo quién pudiera crear actividades interactivas para los alumnos? Puedes hacerlo y es muy fácil. La mayoría de herramientas que te propondremos a continuación son perfectas para crear juegos de palabras, adivinanzas, juegos de memoria, comprensión lectora, matemáticas, etcétera. Además, también puedes acceder a actividades creadas por otros docentes que las hayan querido compartir. Echa un vistazo a Genially, WordWall, LearningApps, ProProfs o Educandy

Crear cómics 

Los cómics son un recurso fantástico para ganarnos el interés de los alumnos. Vamos a leer cómics y vamos a trabajar el género por el camino de la creatividad. ¿Sabías que hay herramientas que pueden ayudarnos en la parte técnica más complicada? Mira estos cuatro recursos, porque son oro: Pixton, StoryboardThat y Storybird.

Crear rúbricas

Han evolucionado los métodos, han evolucionado los aprendizajes y también las formas de evaluar. Como sabes, las rúbricas son una herramienta que permite a los propios estudiantes evaluar sus aprendizajes a distintos niveles, ofreciéndoles la posibilidad de observar sus propios errores y aciertos, de manera detallada y obteniendo el feedback de sus compañeros. ¿Qué herramientas pueden ayudarnos a crear rúbricas? Rubistar, Rubrik MakerERubrica te resultarán muy útiles.

Gamificar 

La gamificación es mucho más que una tendencia. Y las herramientas online pueden ayudarnos a hacer un trabajo estupendo. Hay distintas opciones para crear concursos y exámenes muy divertidos, a través del juego. Todas las herramientas que te presentamos  tienen su versión web y muchas también cuentan con app. Con estas, los alumnos tendrán espacio para dar rienda suelta a su creatividad, investigar y cooperar. Prueba con estas opciones: Socrative, Quizizz o Kahoot!

Innovar (realidad aumentada)

Y terminamos este especial de herramientas innovadoras para empezar el curso con una serie de recursos para descubrir el campo de la Realidad Aumentada. Gracias a estas, los alumnos tendrán la oportunidad de disfrutar de experiencias de imagen y sonido a través de sus dispositivos. ¿Te apetece probar alguna? FETCH! Lunch Rush, Acrossair, Aug That, ZooKazam, Google Translate, Body Planet o Star Chart. Sigue descubriendo e innovando: ¡las opciones son infinitas!

Y para ti, ¿qué herramientas son imprescindibles para innovar? 


La tecnología ha entrado en nuestras vidas y lo ha hecho prácticamente en todos los ámbitos, también en el nuestro, el de la educación. En la última década, no han sido pocos los proyectos que se han puesto en marcha para integrar la tecnología en las aulas, con el objetivo de ofrecer nuevas e innovadoras herramientas para aprender. 

Nuestros alumnos y alumnas son nativos digitales. Han nacido con una pantalla bajo el brazo y lo cierto es que, en muchos casos, se hace imprescindible combatir algunos de los problemas que da el consumo - indiscriminado y excesivo - de tecnología a todas horas. 

Sin embargo, y más allá de esta circunstancia, que no debe ser tomada bajo ningún concepto a la ligera, está claro que aplicar la tecnología en las aulas puede mejorar considerablemente la capacidad de aprendizaje y la comunicación con los alumnos. 

Pero, veamos algunas de las grandes ventajas de usar la tecnología en el aula. ¿Cuáles son para ti sus poderosos efectos?

El poder de la comunicación

La tecnología nos conecta y nos permite llegar a los demás, aunque estemos lejos. Hemos tenido la ocasión de comprobarlo durante el confinamiento. Las videollamadas y los distintos recursos tecnológicos nos han permitido seguir con ciertos aprendizajes y, aún con las limitaciones de no poder socializar y seguir con las rutinas en el aula, alumnos y docentes han sido capaces de intercambiar contenido, explicaciones y mensajes, que en muchos casos han sido importantísimos para dar ánimo y aliento en los momentos más difíciles.

No estábamos preparados para hacerlo, pero hemos sabido conectar. A partir de ahora, los centros educativos deben plantearse el reto de ponerse las pilas de la educación a distancia, sobre todo mientras la COVID-19 siga formando parte de nuestra realidad, pero también con el objetivo de enriquecer y complementar determinadas rutinas y/o modelos educativos.

Aprendizaje autónomo

Una de las grandes ventajas que nos ofrecen las nuevas tecnologías tiene que ver con el aprendizaje autónomo. Y es que a través de las diferentes herramientas que tienen a su alcance, los alumnos pueden desarrollar la capacidad para relacionar conceptos, resolver problemas y reconocer nuevas necesidades y objetivos de aprendizaje.

La redes son una puerta abierta a la exploración, que debe gestionarse correctamente, sí, y en eso los docentes y las familias tenemos un papel determinante. Buscar información, saber seleccionarla y sacar conclusiones, reconocer logros y objetivos son solo algunas de las acciones que forman parte de esta estrategia de aprendizaje autorregulada y preparatoria para presente y futuro.

Capacidad crítica y organizativa

Y si hablamos de acceso a la información y de aprendizaje autónomo tenemos que hablar necesariamente de otra capacidad que las nuevas tecnologías pueden ayudar a desarrollar en los alumnos. La ingente cantidad de contenidos a los que tenemos acceso a través de las nuevas tecnologías exige de todos nosotros capacidad crítica y organizativa.

Y estas son cualidades muy necesarias en todos los ámbitos de la vida, personal y profesional. Conviene que como docentes sepamos conducir y gestionar la manera de usar estos recursos en los alumnos y llevemos a cabo experiencias y ejercicios como entrenamiento. Alertar y concienciar sobre los peligros existentes en este tipo de espacios es fundamental para que niños y jóvenes se conviertan, más adelante, en adultos críticos, conscientes y responsables, capaces de sacar todo el jugo que pueden sacar de este recurso universal que son las redes.  

Colaboración entre compañeros y docentes

El trabajo en grupo ha sido, toda la vida, una realidad un poco incómoda para muchos. Sin embargo, con los años y la experiencia nos hemos esforzado para que el trabajo sea cooperativo y los proyectos terminen saliendo adelante con la ayuda de todos. 

Las nuevas tecnologías son un recurso que fomenta, lejos de aislar, la colaboración entre compañeros alumnos y docentes. Ahora ya es posible trabajar, cada uno desde su mesa de estudio en casa, a través de videollamada o compartiendo y editando directamente los documentos, que luego se convertirán en el resultado final de cada proyecto. 

Mayor implicación con el aprendizaje

No hay que engañarse. Nuestros alumnos son, como decíamos, nativos digitales. Han nacido sabiendo toquetear las pantallas con más agilidad que nosotros. Y aunque conviene regular y racionalizar su uso, está claro que la tecnología les atrae. En nuestras manos está el saber aprovecharlo. 

Los recursos visuales son una herramienta poderosísima, que al igual que recursos como los cómics o los álbumes ilustrados, siempre han estado ahí para hacer más ricas nuestras explicaciones. Ahora ya no hace falta lidiar con una película en VHS: tenemos todos los recursos en línea y debemos ser capaces de sacarle todo el provecho. Nos basta una pantalla y la capacidad de seleccionar los contenidos adecuados, que se convertirán, probablemente, en una puerta abierta a nuevos aprendizajes que recordarán para siempre y en los que querrán profundizar. 

Educación Docente recomienda los siguientes cursos:

4 Comments

El día 13 de marzo, casi todas las comunidades autónomas gestionaron el cierre de todos los centros educativos del país. El día siguiente, el Gobierno de España anunció el decreto de Estado de Alarma a causa de la crisis sanitaria por la COVID-19. Comenzaba un confinamiento largo y difícil que ha truncado el tercer trimestre del curso 2019/20. 

Durante siete semanas, las Consejerías de Educación ha emitido diferentes órdenes. Una de las últimas, poner en marcha el tercer trimestre en la modalidad online. De este modo, la mayoría de alumnos de infantil, primaria y secundaria se encuentran ahora mismo siguiendo el curso, pero desde casa. 

Los docentes son la otra parte indispensable de esta ecuación. Después del desconcierto de los primeros días, muchos ya se pusieron en marcha para ofrecer a sus alumnos mensajes de apoyo y contenidos para que, pese a las circunstancias, estos tuvieran la oportunidad de seguir con los aprendizajes.

Pero, ¿qué nos cuentan los docentes? ¿Cómo viven y de qué modo les afecta la situación actual? Y en un futuro, ¿cómo seremos capaces de reiniciar el curso 2020/21? 

Un confinamento precipitado 

Lo cierto es que el  confinamiento nos pilló a todos desprevenidos. “Nosotros supimos algo del cierre de la escuela por los medios de comunicación antes que por el Departamento. Con tanta precipitación, no pudimos prever nada: ni coger materiales, ni pensar más allá. Creímos que el confinamiento pasaría deprisa”, cuenta Marta, docente de la etapa de Infantil y Jefa de estudios de una escuela de Primaria. “Cerramos la escuela con la sensación de mandar al alumnado a casa sin ninguna explicación ni recomendación”.

Pronto se abrió una etapa nueva, con la necesidad compartida, por parte de docentes y familias, de ponerse en contacto: de hacerse llegar mensajes de ánimo y de gestionar, de la mejor manera posible, la transferencia de conocimiento. “La conexión online con el alumnado despertaba en todos nosotros inquietud, pero también oportunidades de aprendizaje”. 

Atender, escuchar y cuidar 

La escuela es un espacio insustituible para la socialización y el aprendizaje en igualdad de oportunidades. Los docentes pronto se dieron cuenta de que era necesario ponerse a trabajar, desde casa y en unas circunstancias complicadas, para atender a todos los alumnos, pero especialmente a todos aquellos que no tienen un entorno preparado o tienen dificultades para acceder a las nuevas tecnologías y, por tanto, de seguir los aprendizajes propuestos desde la escuela, a distancia.

“El inicio del tercer trimestre se daría en confinamiento, así que tuvimos la necesidad de hacer un diagnóstico de la conectividad y dispositivos de las familias. Vimos que la tarea no sería nada fácil, ya que muchas familias ni tan siquiera respondieron la encuesta y tuvimos que contactar telefónicamente, escuchar historias complejas y constatar que la diversidad de las familias y el alumnado (como intuíamos) era significativa. Uno de nuestros objetivos en estos momentos difíciles tenía que ser cubrir esta brecha”, explica Marta. 

En la escuela, y en esto coinciden muchos docentes, se han encontrado con dificultades para usar las nuevas tecnologías, a las que no estaban acostumbrados. “Las realidades familiares de cada docente también son muy diversas y es evidente que, aunque todos quieren estar a la altura, todos estamos adaptándonos a la situación. Si es que hay una adaptación posible, ante una situación tan desconocida como la que estamos atravesando”, concluye Marta. 

El caso de Núria no es tan distinto. Ella es docente en un centro de Educación Especial en el que atienden alumnos de las etapas de infantil, primaria y secundaria de una gran ciudad del área metropolitana. En este caso tenían claro que el primer contacto tenía que hacerse por teléfono, con la voluntad de atender de manera individualizada casuísticas muy diversas. 

“Primero hicimos un buen estudio inicial de las necesidades y capacidades que teníamos. A partir de ahí, cada docente y especialistas del centro han ido ofreciendo actividades semanalmente, retos o recursos de acompañamiento para las familias, según la demanda de cada una de ellas, acompañadas siempre de una llamada de teléfono semanal y de comunicación diaria vía -mail. Esto los que disponen de ordenadores o tabletas, ¡que no son todos! Por suerte ,todos tienen teléfono”. Núria cuenta que en algunos casos la comunicación se establece a diario. “Además, de manera global, todo el claustro ha ido creando recursos de apoyo emocional para todos los niños y niñas, tanto en formato visual como auditivo”. 

Familias: muchas realidades complejas

Hay tantas familias como realidades posibles. Marta tiene muy presente que “como escuela pública tenemos que trabajar para evitar una fractura social que deje atrás a alumnos con una situación socioeconómica desfavorecida”.

Las diferencias y dificultades de muchas familias se hacen todavía más patentes en el centro de Núria. A pesar de todo, cuenta, “la gran mayoría de familias están muy agradecidas, sobre todo por las llamadas. En cuanto a recursos, nos vamos adaptando según demanda. Intentamos que sea material de soporte y ayuda, para no angustiar a las familias. Son momentos complicados, con situaciones muy diversas en cada hogar. El apoyo emocional es muy importante, pero desde una perspectiva del apoyo positivo”. 

En el centro de Marta son muy conscientes de la gran implicación de padres y madres. “Los que han podido, han incorporado la tecnología como herramienta básica de aprendizaje. Somos conscientes del esfuerzo que supone para las familias el apoyo en las tareas educativas. La edad de los alumnos condiciona su grado de autonomía. Nuestros alumnos necesitan supervisión y apoyo en muchas actividades de aprendizaje”. 

A la inquietud actual sobre cómo finalizará este curso, hay que añadir la de cómo iniciaremos el siguiente. La incertidumbre probablemente sea una de las peores compañeras de esta crisis que nos afecta a todos los niveles y no només en la vertiente educativa. 

En el centro de Joan Manel, situado en la provincia de Tarragona, la respuesta de las familias ha sido muy diversa. Y explica, “hemos tenido un poco de todo. Des de familias que han devuelto todas las actividades propuestas, hasta familias que no han enviado nada, muy a pesar de haber contactado con ellas y no manifestar ningún problema aparente”. 

Él echa de menos especialmente el vínculo que establece con los alumnos. “Poder dar apoyo al momento a los alumnos”, señala. “El vínculo emocional con ellos. Asegurar que nadie se queda al margen de nada”, algo que ahora, en la distancia y con las dificultades tecnológicas y comunicativas de por medio, resulta sencillamente imposible. 

Secundària: puede continuar la vida normal? 

Parece evidente, desde hace días, que la vida ‘normal’ entendida como la entendíamos antes ya no regresará. No hasta que la pandemia esté completamente controlada. Un punto que no llegará hasta que no se pueda poner en marcha la denominada ‘vacunación masiva’. 

Lo que empezó como una situación caótica no se ha terminado de resolver. Mercè, profesora de lengua catalana y literatura en 1º y 2º de la ESO, lo explica así: “La última semana fue un poco complicada. Por un lado, ya corrían noticias de cómo se extendería la COVID-19, sobre el cierre de centros, que ya se había hecho efectivo en algunos países con pocos casos; se había celebrado un claustro extraordinario a la hora del recreo para explicar qué medidas se pondrían en marcha para evitar el contagio y todo hizo que, entre una cosa y la otra, hubiera nerviosismo, tanto entre los alumnos como entre los profesores. La falta de información tuvo ahí un papel determinante”. 

Y añade: “Hay que tener presente que el mismo día del cierre había salido en prensa la noticia de que a partir del lunes 16 se cerrarían los centros educativos. Al final, como ya sabemos, fue el mismo 12 de marzo cuando se anunció que al día siguiente se cerraban todos los centros. La decisión tomada a última hora de la mañana, poco antes de que terminaran las clases, no nos permitió organizar nada. No hubo tiempo para reuniones, para comunicarnos con los alumnos, ni con las familias. Personalmente tuve la sensación de falta de previsión”. 

Clases online y exámenes virtuales

A pesar de la situación y la incertidumbre, la actividad educativa se puso en marcha casi en seguida, en el Instituto de Mercè. “Con 2º de Bachillerato seguimos trabajando los contenidos establecidos de manera inmediata. El mismo lunes 16 de marzo me comuniqué con ellos para decirles que era necesario adaptarnos a la situación y que no podíamos esperar a recibir instrucciones. Por tanto, preparé material para trabajar online y lo colgué en Moodle. La primera semana empezamos ya con las clases online. Hemos avanzado materia y hasta hemos hecho un examen. En general, creo que lo estamos consiguiendo. La calidad del trabajo no es la misma, pero estoy bastante satisfecha”. 

Però Mercè y sus compañeros tenían claro que el apoyo académico que ofrecían a los alumnos en cuanto a contenido no podía funcionar sin apoyo emocional: “Antes de las vacaciones de Pascua acordamos hacer trabajo de tutoría. Por este motivo, organizamos una clase de tutoría online, los escuchamos y recogimos sus inquietudes para programar un acompañamiento más personalizado y sistematizado. Desde ese momento, todas las semanas empezamos con una sesión de tutoría online, donde revisamos las tareas, damos pautas para la organización, escuchamos inquietudes y dudas e intentamos resolverlas. Ahora también hacemos sesiones de tutoría individual con alumnado  familias”. 

La problemática de los alumnos con dificultades también se ha tenido que resolver en secundaria: “Estamos haciendo un seguimiento de los alumnos y detectando a todos aquellos que no tienen medios, ya sea ordenador o acceso a internet; el centro, en coordinación con el Departamento de Educación, se está encargando de proporcionarles las herramientas, dicen que esta semana las tendrán. A algunos les hemos hecho llegar las actividades en papel, pero son una minoría. La mayor parte de este alumnado tiene otras carencias a nivel social, familiar, que hacen que la intervención con ellos sea muy compleja y complicada”. 

Colaboración y apoyo entre docentes

En el caso de Mercè, que es profesora de Secundaria, el sistema de coordinación se hace por departamentos y a nivel de tutoría, con los tutores. Esto les ha permitido compartir actividades, elaborar nuevos criterios de evaluación y una rúbrica de evaluación. Durante estos días han compartido herramientas, pero también inquietudes. A nivel de equipo docente también se preparan actividades, se comparten aprendizajes y materiales.

Las plataformas que usan para comunicarse son las mismas que los maestros de Primaria: correo electrónico, Drive para los materiales y Meet o ZOOM, para las reuniones online. 

Sin embargo y en resumen, todos los docentes comparten la opinión de que este sistema ideado de manera improvisada funciona con dificultad. “La tarea docente va mucho más allá de explicar, pedir tareas y corregir. Hacer toda la tarea de acompañamiento es muy complicado en las condiciones que tenemos. Las situaciones individuales de cada alumno son más diversas que nunca y no podemos garantizar que todos realicen los mismos aprendizajes”, señala Mercè. 

Por otro lado, recuerda que no todos los docentes están en la misma situación. Ellos también están confinados con sus familias y algunos tienen hijos pequeños, que requieren atención. “Tenemos, además, la inquietud profesional de no poder alcanzar los objetivos con todo el alumnado, por no hablar de las dificultades derivadas del uso de las nuevas tecnologías. No es una situación fácil para nadie. Tampoco para nosotros”. 

Docencia, futuro y retos

El mayor reto para los docentes llegó el pasado mes de marzo, en forma de crisis sanitaria. Poco podíamos imaginar que el curso escolar 2019/20 sería tan y tan complicado. Mercè está llena de dudas (¿y quién no?), pero concluye esta entrevista con una idea clara: “La educación es la base de la sociedad y la acción educativa no se puede atender únicamente desde la escuela. Hay que trabajar en complicidad con las familias y los gobiernos tienen que apostar de manera definitiva y clara por un educación pública de calidad, y esto significa dedicar recursos, a la educación formal, a la no formal, pero también tener unas políticas sociales que permitan la conciliación familiar y laboral”. 

Habrá que aprender a valorar, por otro lado, la tarea que hacen las familias desde casa, reconocer las bondades del teletrabajo… “A valorar las cosas del día a día y finalmente, a reflexionar sobre la necesidad de tener unos recursos públicos de calidad al alcance de todos”. 

** Gracias a la colaboración de todos los docentes que han dado su punto de vista para la elaboración de este artículo con sus valiosísimas opiniones y experiencias ** 

ED_reflexions_per_al_final_daquest_curs copy

El curso ya llega a su fin. Nos parecía larguísimo en septiembre, pero al fin, entre vacaciones, puentes y jornadas de fiesta, los días se han esfumado. Nos llevamos una mochila muy llena de historias, convivencias y experiencias que seguro que no olvidaremos. Hoy os invitamos a reflexionar en este final de curso, sobre cómo os ha ido todo, con vosotros mismos, con los alumnos y con vuestros amigos y compañeros.

¿Qué hemos aprendido? Ahora que se acerca el final de este curso, es el momento de hacer balance de todo aquello que hemos aprendido: cuáles son los nuevos conocimientos que todos juntos hemos adquirido, qué esfuerzos hemos hecho para lograrlos y hasta dónde hemos sido capaces de llegar. ¡Seguro que el tiempo y la dedicación han merecido la pena!

¿Qué ha sido nuestro rol como docentes? Es hora de mirarnos al espejo. ¿Cómo nos hemos sentido dentro de nuestro rol como docentes? Sea cual sea nuestra experiencia, tanto si acabamos de empezar en este mundo de la docencia como si ya hace años que trabajamos, es importante saber hacer autocrítica, reconocer nuestros aciertos, pero también nuestros errores y hacernos nosotros mismos propósitos para mejorar. ¿El año que viene más y mejor? Seguro!

¿Qué sensaciones hemos recogido de nuestros alumnos? ¿Los hemos escuchado? Después de intentar cumplir nuestros objetivos cada trimestre, llegar a las programaciones previstas y lograr las previsiones marcadas, habrá que pensar si hemos dedicado tiempos de calidad a nuestros alumnos. ¿Los hemos escuchado bastante? ¿Qué han sentido? ¿Se han emocionado? ¿Han tenido la oportunidad y el tiempo necesario para expresarse?

¿Se han cumplido nuestros objetivos? Todos tenemos unas programaciones anchísimas y unos retos complejos por delante, pero… ¿hemos cumplido de verdad con nuestros objetivos? Hablamos de aquellos propósitos que solemos hacernos a principio de curso y con los cuales queremos mejorar nuestra experiencia y la de nuestros alumnos ahora y para el futuro. Piensa un rato. ¡Quizás este sea un buen momento para empezar a plantearte los objetivos del año que viene!

¿Hemos sabido trabajar en equipo? En nuestro trabajo como docentes el trabajo en equipo y colaborativo es imprescindible si queremos llegar a nuestros objetivos, lograr metas y completar proyectos de calidad. Y este curso, ¿hemos sido buenos compañeros? ¿Hemos sido rigurosos y puntuales? Si crees que has cojeado en este aspecto, quizás sea un buen momento para replanteárselo. ¡Puedes estar seguro que juntos lo haréis mejor!

En resumen, ¿nos sentimos contentos y satisfechos? Seguro que en este curso no todo ha sido un camino de rosas. Siempre, cada año, hay momentos más buenos y otros que lo son menos, pero todos… sobre todo aquellos que no han sido tan positivos, nos habrán servido para aprender. Responde a tus preguntas, prepárate para hacer balance y empieza a trabajar por un nuevo curso fantástico. Cárgate de energía este verano y no te dejes la lista de buenos propósitos para el final. ¡Felices vacaciones!

educacion-docente-reflexiones-para-el-final-de-este-curso

educacion-docente-las-ventajas-de-utilizar-tablets-en-el-aula

Las dotaciones tecnológicas que se están haciendo a nivel institucional pretenden que la escuela incorpore los avances de hoy.
Las tablets, pizarras digitales y los materiales interactivos constituyen una fuente de recursos didácticos que dotan de un componente motivacional añadido a las actividades escolares, favoreciendo la atención a la diversidad.

Estas herramientas, las tablets, mejoran el aprendizaje y favorecen la realización de actividades cooperativas, permiten el desarrollo de habilidades cognitivas, así como la adquisición de las competencias básicas digitales.

educacion-docente-tablets-en-las-aulas

Las ventajas más significativas que presenta este dispositivo son las siguientes:

  • Mejora el clima del aula y se incrementa la motivación hacia el aprendizaje de los estudiantes
  • Captamos la atención del alumno, favorecemos la motivación en la comprensión de los temas, mejora la memoria visual, etc
  • Es un instrumento que contribuye al cambio y a la modificación de metodologías en el aula: presentación inmediata de la información; fuente inagotable de información multimedia e interactiva; y facilita la relación de los contenidos curriculares con la realidad
  • Su uso permite introducir una mayor flexibilidad en el aula y favorecer el aprendizaje personalizado
  • Es un factor importante de motivación para todos los alumnos y en especial para aquel alumnado con mayores dificultades de aprendizaje
  • Mejora determinadas competencias de los estudiantes, sobre todo las referidas a la búsqueda de información o el manejo de las TIC, invitando así a la innovación pedagógica
  • Es una herramienta que favorece el desarrollo de la autonomía personal
  • Su utilización refuerza la creatividad de los alumnos

Las escuelas tienen cada vez más acceso a las TIC y la presencia de las nuevas tecnologías dentro de la metodología de enseñanza va implementándose poco a poco. También es importante destacar que los docentes van adquiriendo más formación y conocimientos informáticos suficientes para sentirse cómodos/as empleándolas.

En AppsEduca encontrarás una gran variedad de aplicaciones y programas educativos para trabajar con los niños y jóvenes, desde niños de 3 años hasta universitarios. Dentro de cada etapa, las aplicaciones están organizadas por áreas, facilitando así la elección del contenido a trabajar. Todas las aplicaciones contienen un análisis muy completo de aquellos contenidos que trabaja dicha aplicación, de este modo con AppsEduca resulta más fácil preparar las clases.

educacion-docente-tablets-en-las-aulas