Tag Archives: Beneficios de la música

Damos paso a una nueva colaboración con Vanessa Sola, maestra de educación infantil y creadora de la cuenta Habiaunavezeduca. Esta colaboración nace de la necesidad de trabajar desde pequeños/as las diferentes culturas que conviven en el aula y que, como dice Vanessa, son un espejo de la sociedad.


Actualmente, la sociedad que vivimos, está en una transformación constante y permanente. Esto implica que sea una sociedad muy heterogénea, plural y multicultural. Recae la influencia en el ámbito educativo, ya que hace que nos tengamos que replantear el sistema de nuevas posibilidades con finalidades educativas.

La educación intercultural lo que pretende es favorecer el diálogo entre las diferentes culturas. Esto implica respeto, intercambio, aceptación y un espacio común. 

La escuela es un contexto donde se reflejan diferentes estilos de aprendizaje, diferentes interpretaciones del mundo que nos rodea, diferentes culturas, diferentes tradiciones, etcétera. Esta es el reflejo de la sociedad, y debemos tener presente la diversidad, por lo tanto tenemos que aprovechar este fenómeno como algo positivo y enriquecedor.

Hay otros recursos para trabajar la interculturalidad en el aula, como por ejemplo el trabajo cooperativo, los rincones, proyectos, aulas de acogida,...

La música es uno de los ingredientes esenciales en la vida de las personas de todas las edades y culturas. Es un lenguaje muy utilizado por toda la sociedad. Los niños y niñas establecen contacto con la música incluso antes de nacer, el feto de la madre escucha y siente la vibración de los sonidos tanto del interior como del exterior. 

El recurso de la música en la escuela es un instrumento muy privilegiado. Debemos entenderlos como un objeto de conocimiento, como un estímulo para potenciar la producción creativa, un medio que permite al alumnado comunicarse y como una fuente de sensibilización musical. 

Por ello, hoy os traigo 5 actividades para trabajar la interculturalidad en el aula: 

1. ¿Desde dónde sueno?

Dependiendo del ciclo donde trabajamos se puede escoger una o diversas culturas. En el caso de la Educación Infantil, para profundizar más, solo escogeremos una. Es muy recomendable escoger la cultura que esté más representada dentro del aula y trabajar una distinta cada trimestre.

Para iniciar la propuesta, escogeremos una audición para trabajar esta cultura. Sentaremos al alumnado y se la pondremos sin decir qué cultura estamos trabajando. Una vez escuchada: 

“¿Os recuerda a algo esta audición? ¿Reconocéis alguno de los instrumentos? ¿De dónde puede ser esta música? ¿Qué os transmite esta canción?”

Una vez descubierta la cultura trabajada, volveremos a escuchar la audición y dejaremos que los niños y niñas la bailen y la disfruten. Al acabar, enseñaremos los instrumentos que caracterizan la audición y les diremos los nombres. 

2. ¡Viajamos!

¡Toca ubicarse! Toda persona necesita ubicarse con tal de poder ordenar mejor sus ideas. Es importante mostrar al alumnado qué estamos trabajando y dónde está situado. Para ello, utilizaremos el mapa para visualizar los países de nuestros compañeros/as de clase y la cultura en la que estamos trabajando. 

Como ya he comentado anteriormente, la música es un medio de comunicación y conocimiento. Escogeremos una canción de cuna de esta cultura. 

A continuación les cantaremos la canción y la pondremos de fondo. 

“¿Reconocéis alguna palabra? ¿Qué idioma es este? ¿Sabéis qué quiere decir esta canción? ¿Qué instrumento está sonando?”

Intentaremos aprender la canción y bailarla todos juntos. 

3. ¡Hagamos que suene! 

Necesitamos manipular para aprender e interiorizar. Para ello, buscaremos y llevaremos a clase diferentes instrumentos que caracterizan esta cultura o país. Para que sea mucho más cercano, podemos pedir a los y las alumnas que provengan de otras culturas que traigan instrumentos u objetos que los identifique.  

Trabajaremos los instrumentos, hablaremos de ellos y aprenderemos las características de cada uno. 

Debemos tener cuidado con la situación en la que nos encontramos. Desinfectar bien los materiales y dejarlos en cuarentena antes y después de usarlos.

4. ¡Nos unimos con la música! 

Para poder llevar a cabo esta actividad necesitaremos los instrumentos de la actividad 3 y también los propios de nuestra cultura. Es importante que cada niño/a tenga uno, ya que todo el mundo tendrá que hacer sonar el instrumentos y formar parte de esta audición. 

La música es un recurso muy valioso y en estas sesiones es el motor que está haciendo que nuestro alumnado conozca un poco más de dónde viene su compañero/a de clase. Por ello, los instrumentos los ha unido para crear una pieza musical que represente ambas culturas. Es importante que el/la docente guíe la sesión e intente combinar los sonidos y los turnos. 

Se puede grabar la sesión y a final de curso entregar a las familias con el resto de culturas trabajadas. 

5. ¡Enviamos un tesoro! 

La música es el tesoro más valioso para romper barreras culturales. Con esta actividad propongo aprovechar las TIC y conectar con alguna escuela del país que estemos trabajando y enviar un mensaje realizado por los y las alumnas y regalar la audición que hayan creado ellos mismos.  

2 Comments

Como cada martes, ¡nuevo artículo! La autora de de hoy es mjpedagogiamusical y nos trae estas 5 actividades que realiza ella en clase y dan muy buen resultado. ¡Adelante!


El contacto con la música y mucho más aún su estudio, tiene grandes beneficios para el desarrollo motriz e intelectual. Mejora la atención y la concentración, aumenta la memoria y la creatividad, desarrolla habilidades motoras y rítmicas, reduce el estrés, incrementa la seguridad en uno mismo… Etcétera. 

Sin embargo, a pesar de que esté demostrado científicamente todo lo anterior, en nuestro país la música es una asignatura carente de importancia. 

No conozco a ningún niño o niña al que no le guste la música, por ello creo que hay que aprovechar esta circunstancia e impartir unas clases motivadoras, en las que participen de forma activa, porque la mejor manera de comprender y disfrutar de esta asignatura es viviendo y sintiendo la música con todo nuestro cuerpo. 

Por eso, hoy os traigo 5 de las actividades que más éxito han tenido en mi aula. Estas actividades pueden realizarse con percusión corporal, con hojas de papel, con vasos, con cucharas… ¡hasta podemos utilizar nuestros zapatos como instrumentos! 

Cada actividad está grabada en vídeo y os dejo también el enlace con la canción que he utilizado para realizarlas. Os animo a que las llevéis a la práctica, ¡a vuestro alumnado les encantarán!

CLAP CLAP SONG

Repartimos unas hojas de papel de colores, aunque puede hacerse con hojas de papel reciclado, con papel de periódico, con instrumentos de pequeña percusión o con cualquier otro material que puedas imaginar, simplemente deja que tu creatividad se ponga manos a la obra. 

Nos ponemos en círculo y nos movemos al ritmo de la música. Esta canción tiene 2 partes muy diferenciadas. Una parte A, en la que solo hay que dar 3 palmadas sobre el papel y otra parte B en la que daremos 6 pasos delante y 6 pasos detrás acompañados de sus 6 respectivas palmadas también. 

Para hacer más variada la actividad, pueden girar a un lado, a otro, agacharse, levantarse… e incluso, si hay papel de diferentes colores, podemos dar consignas del tipo: solo tocan los azules, ahora los rojos o, por ejemplo, ahora solo los que su nombre empiece por A, los que llevan deportivas, los que llevan gafas… y así trabajamos también la atención y concentración. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/0HByXWgkMwk
Audio utilizado: https://youtu.be/SruVR2fBQWE

LET KISS

Para realizar esta actividad tan solo necesitamos nuestros zapatos. Nos los colocaremos en las manos… ¡y a bailar! 

Podemos realizar esta actividad cada uno desde su mesa o nos podemos poner en círculo y hacerlo en el suelo. 

La coreografía consiste en caminar con los zapatos hacia delante y hacia detrás, chocar una zapatilla con la otra, al ritmo de la música imaginando que nuestras manos son nuestros pies. 

Solo hay que tener en cuenta que esta pieza tiene 3 partes diferentes y puedes hacer una coreografía para cada una de ellas. A continuación, os dejo un vídeo explicativo. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/aajOh-26e5w
Audio utilizado: https://youtu.be/iSrZZ0x86Ho

ECOS RÍTMICOS

Repartiremos dos vasos de plástico duro a cada alumno. 
Propongo utilizar una canción como base sobre la que hacer unos ritmos. El docente hace un ritmo de cuatro pulsos y los alumnos repiten ese mismo ritmo. 

Con los ejercicios de ecos rítmicos, trabajamos aspectos tan importantes como el ritmo, la memoria, la coordinación o la atención auditiva entre otras muchas cosas. 

La canción que propongo es la de London Bridge, que podréis descargar fácilmente de la biblioteca de YouTube. En mi aula utilizo dos vasos de plástico duro, pero podríamos hacerlo con percusión corporal, con palillos chinos o con instrumentos de pequeña percusión.

Aquí podéis ver el vídeo con la actividad: https://youtu.be/rbu1D7VEaos
Audio utilizado: https://youtu.be/T2Mts3vNYG4

LOS 7 SALTOS

Una de las cosas que más me gusta hacer en mis clases de música es adaptar las danzas tradicionales. 

En este caso os voy a hablar de La danza de los 7 saltos que es una danza tradicional de Dinamarca. La danza original no es complicada, pero como os digo, a mi me gusta adaptarlas para poder realizarlas con los más pequeños. 

En esta actividad os presento dos variaciones:

  1. En cada salto representaremos un animal, o un deporte, o una profesión… podemos adaptarla a la temática que se esté trabajando en ese momento. 
  2. Movernos libremente por el espacio y cuando llegue el momento de los saltos, podemos hacer unos gestos determinados. 

Aquí os dejo los vídeos con las dos variaciones:

  1. https://youtu.be/TxrJB88IHOs
  1. https://youtu.be/LlEx62-FOzk

Audio utilizado: https://youtu.be/Yp5yzaWfAng

RAYUELA AFRICANA

Esta actividad es fantástica para unir al grupo, el trabajo en equipo, mejorar la coordinación visomotora, la agilidad, interiorización del pulso y el acento. 

Lo único que vamos a necesitar es una tiza para pintar la rayuela en el suelo, aunque también puede hacerse con aros. 

El alumnado hará una fila colocándose unos detrás de otros. La actividad consiste en saltar en los cuadrados que se han pintado en el suelo al ritmo de la música y por orden, según la fila establecida. 

Esta actividad también tiene un montón de posibilidades y se puede ir complicando cada vez más, según los y las alumnas vayan cogiendo destreza con este ejercicio. 

  1. Aquí os dejo la opción más sencilla. Para hacerlo utilicé la canción de Borboletinha: https://youtu.be/cYIF-dKD8is
  2. En este vídeo utilizo la misma canción solo que hemos complicado un poco más el ejercicio: https://youtu.be/kD0Sc4-UwWU

Audio utilizado: https://youtu.be/28iW_O5qWfU

No podríamos vivir sin ella. Es la mejor compañera que podemos encontrar en los momentos felices, pero también en los tristes… cuando estamos enfadados, melancólicos, eufóricos o enamorados… ¡Hoy hablamos de música! ¿Sabías que tiene un montón de beneficios para tu salud? ¡Aquí los tienes todos!

1. Favorece la concentración. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es genial a la hora de estudiar o trabajar. Un estudio publicado por Neuroscience of Behavior and Psychology demuestra que la habilidad de las personas para reconocer palabras, imágenes o números rápidamente se potencia escuchando música.

2. Motiva el aprendizaje. Hay una gran conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por todo esto, la música es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. Estimula las conexiones neuronales. Hay estudios que confirman la complejidad del efecto de la música en nuestro cerebro. Esta es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas. Sabemos, de hecho, que la música es capaz de activar casi todas las regiones del cerebro.

4. Contribuye al tratamiento de enfermedades. La música puede ser una herramienta de lo más poderosa para el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. Combate el estrés. El estrés es una de las epidemias del siglo XXI. Y se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union. Puede llegar a reducir el estrés hasta un 65%.

6. Relaja a los niños. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir. Además, puede ser una herramienta muy importante para una correcta gestión de las emociones.

7. Incrementa la felicidad. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. Alivia el dolor. Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU) a The Journal of Pain demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. Fortalece el sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede jugar un papel fundamental en la salud de los pacientes. Aumenta la producción de plaquetas, estimula los linfocitos y protege las células de determinadas dolencias.

10. Reduce la presión arterial. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación en un 26%.

Y tú, ¿todavía dudas de los súper poderes de la música?

educacion-docente-todos-los-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud