Tag Archives: Docentes

El curso ya llega a su fin. Nos parecía larguísimo en septiembre, pero al fin, entre vacaciones, puentes y jornadas de fiesta, los días se han esfumado. Nos llevamos una mochila muy llena de historias, convivencias y experiencias que seguro que no olvidaremos. Hoy os invitamos a reflexionar en este final de curso, sobre cómo os ha ido todo, con vosotros mismos, con los alumnos y con vuestros amigos y compañeros.

¿Qué hemos aprendido? Ahora que se acerca el final de este curso, es el momento de hacer balance de todo aquello que hemos aprendido: cuáles son los nuevos conocimientos que todos juntos hemos adquirido, qué esfuerzos hemos hecho para lograrlos y hasta dónde hemos sido capaces de llegar. ¡Seguro que el tiempo y la dedicación han merecido la pena!

¿Qué ha sido nuestro rol como docentes? Es hora de mirarnos al espejo. ¿Cómo nos hemos sentido dentro de nuestro rol como docentes? Sea cual sea nuestra experiencia, tanto si acabamos de empezar en este mundo de la docencia como si ya hace años que trabajamos, es importante saber hacer autocrítica, reconocer nuestros aciertos, pero también nuestros errores y hacernos nosotros mismos propósitos para mejorar. ¿El año que viene más y mejor? Seguro!

¿Qué sensaciones hemos recogido de nuestros alumnos? ¿Los hemos escuchado? Después de intentar cumplir nuestros objetivos cada trimestre, llegar a las programaciones previstas y lograr las previsiones marcadas, habrá que pensar si hemos dedicado tiempos de calidad a nuestros alumnos. ¿Los hemos escuchado bastante? ¿Qué han sentido? ¿Se han emocionado? ¿Han tenido la oportunidad y el tiempo necesario para expresarse?

¿Se han cumplido nuestros objetivos? Todos tenemos unas programaciones anchísimas y unos retos complejos por delante, pero… ¿hemos cumplido de verdad con nuestros objetivos? Hablamos de aquellos propósitos que solemos hacernos a principio de curso y con los cuales queremos mejorar nuestra experiencia y la de nuestros alumnos ahora y para el futuro. Piensa un rato. ¡Quizás este sea un buen momento para empezar a plantearte los objetivos del año que viene!

¿Hemos sabido trabajar en equipo? En nuestro trabajo como docentes el trabajo en equipo y colaborativo es imprescindible si queremos llegar a nuestros objetivos, lograr metas y completar proyectos de calidad. Y este curso, ¿hemos sido buenos compañeros? ¿Hemos sido rigurosos y puntuales? Si crees que has cojeado en este aspecto, quizás sea un buen momento para replanteárselo. ¡Puedes estar seguro que juntos lo haréis mejor!

En resumen, ¿nos sentimos contentos y satisfechos? Seguro que en este curso no todo ha sido un camino de rosas. Siempre, cada año, hay momentos más buenos y otros que lo son menos, pero todos… sobre todo aquellos que no han sido tan positivos, nos habrán servido para aprender. Responde a tus preguntas, prepárate para hacer balance y empieza a trabajar por un nuevo curso fantástico. Cárgate de energía este verano y no te dejes la lista de buenos propósitos para el final. ¡Felices vacaciones!

educacion-docente-reflexiones-para-el-final-de-este-curso

Plantearse la posibilidad de cambiar nuestra metodología y trabajar el aprendizaje por proyectos es todo un reto para los docentes. Los alumnos ganan autonomía y capacidad de decisión a la hora de desarrollar proyectos.

Los docentes, por su parte, tienen que haber diseñado y elaborado una estrategia para conseguir que los alumnos aprendan los contenidos y lo hagan trabajando competencias como la comunicación, la capacidad de cooperar en equipo y el pensamiento crítico.

Estas son 5 claves del aprendizaje por proyectos.

1. La pregunta-guía o driving question

En primer lugar, y después de haber planteado la situación, hace falta que el docente ofrezca a los alumnos una pregunta-guía. La respuesta a esta pregunta tiene que ser abierta y vincularse directamente con las competencias y conocimientos que tienen que adquirir.

2. La autonomía

Uno de los rasgos fundamentales del aprendizaje por proyectos tiene que ver con la autonomía. En este sentido, hay que adaptarse a las posibilidades del grupo. Puede ser necesario decir a los alumnos qué tema tienen que estudiar, o bien podemos darles algunas posibilidades concretas. Otra opción, que exigirá más a los alumnos, es la de poder tomar gran parte de las decisiones, incluso temática.

3. La cooperación

No todos somos iguales. Y el aprendizaje por proyectos favorece la atención a la diversidad. Los alumnos con diferentes necesidades tendrán la oportunidad de trabajar con otras en el mismo proyecto y por tanto, tendrán que cooperar, mediante la interdependencia positiva con sus compañeros.

4. La investigación

La curiosidad mueve mundos. Y en este caso, el aprendizaje por proyectos es un excelente aliado. Siempre de la mano del docente, la investigación y la búsqueda son vitales para el aprendizaje y para adquirir habilidades y destrezas útiles por siempre jamás.

5. La comunicación

Para trabajar en equipo es imprescindible comunicarnos y hacerlo bien. Además, el hecho de presentar los resultados del proyecto nos ofrece una oportunidad única para poner en práctica nuestras habilidades comunicativas. Y si hay carencias, ¡trabajarlas!

educacion-docente-5-claves-del-aprendizaje-por-proyectos

Seguro que has escuchado hablar escuchado mucho. El aprendizaje por proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) ya se ha convertido en una herramienta clave en muchos centros, tanto de primaria como de secundaria. Pero, ¿en qué  consiste exactamente? Y lo que es más importante, ¿qué beneficios nos puede ofrecer?

Los tiempos han cambiado. Las clases magistrales han sido útiles durante mucho tiempo. Pero las nuevas tecnologías, la necesidad de trabajar en red y en equipo y, en definitiva, la voluntad de buscar nuevas metodologías más provechosas nos han dado impulso para llegar hasta aquí.

Aunque parezca una metodología innovadora, para encontrar referencias podemos ir tan lejos como al siglo XIX. En la Institución Libre de Enseñanza (ILE) de Francisco Giner de los Ríos ya se aplicaba esto de “aprender mientras haces”. También eran partidarios reconocidos psicólogos del s.XX, como John Dewey o Jean Piaget.

El aprendizaje por proyectos situa a los alumnos/as como protagonistas de su aprendizaje. A través de esta estrategia educativa, los alumnos/as deja de ser solo receptores de información, para pasar a afrontar nuevos retos y proyectos en primera persona.

A través del Aprendizaje por Proyectos aprenden a pensar por ellos/as mismos/as, se equivocan, rectifican y son conscientes de sus errores. Esto fomenta, a la vez, el espíritu crítico de los alumnos/as.

Normalmente, en el Aprendizaje por Proyectos se trabaja en la realización de un proyecto, normalmente en grupo, en el cual los alumnos/as tienen que dar solución a un problema real. Esto exige una buena dosis de razonamiento para buscar una respuesta, pensamiento crítico para escoger la mejor solución y capacidad de análisis, para dirimir finalmente si esta ha sido la idónea.

5 beneficios del aprendizaje por proyectos

1. Formación para el futuro. Cuando trabajamos por proyectos, educamos personas que crecen motivadas, porque lo hacen sobre planteamientos basados en la realidad. Para los alumnos/as son retos, con los cuales conectan directamente con el conocimiento. Estos tienen, además, la posibilidad de ensayar la resolución de problemas que como adultos seguro que tendrán que encara más adelante.

2. El poder del trabajo colaborativo. El Aprendizaje por Proyectos nos ofrece otro beneficio suficientemente importante: la capacidad de hacer cosas en equipo. La cooperación es una habilidad básica para trabajar, así que nunca es demasiado temprano para empezar. La resolución de problemas se suele hacer en conjunto y esto exige aplicar técnicas de trabajo en equipo, así como resolver los contratiempos, que puedan surgir con los diferentes miembros. La tarea del docente aquí es doble, pero cuando las cosas salen bien, todas las partes salen reforzadas.

3. Más autonomía. La adquisición de autonomía es una parte indivisible del Aprendizaje por Proyectos. Aunque los alumnos/as son guiados y dirigidos en todo momento por el docente, la fórmula de esta metodología apuesta firmemente por el trabajo autónomo. Y la autonomía se complementa con la atención, la capacidad de tomar decisiones y la responsabilidad.

4. La semilla del espíritu crítico. En las metodologías tradicionales, normalmente se utiliza un autor o fuente (los libros) como referencia. En cambio, en el aprendizaje por proyectos se permite al alumno/a buscar sus propias respuestas. Eso sí, habrá que guiarlos en este camino, haciendo las preguntas acertadas y ofreciéndoles las metodologías más adecuadas.

5. ¿Proyectos? ¡Como la vida misma! Aprender por proyectos exige a los alumnos/as y a los docentes utilizar herramientas y enfrentarse a las mismas dificultades que cualquiera encuentra en la vida real. Las experiencias, los problemas y las circunstancias tienen más verdad que los libros de texto. Entonces, el Aprendizaje por Proyectos es una manera de empezar a resolver y entrenar estas competencias básicas para el futuro.

educacion-docente-5-beneficios-del-aprendizaje-por-proyectos

El 1 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Diversión en el Trabajo. Aunque todos trabajamos para ganarnos la vida, es evidente que las personas que se apasionan por aquello que hacen y se emocionan con el trabajo que han escogido, lo pasan bien mientras trabajan. Y éste es uno de los mejores regalos del mundo.

Pero, ¿podemos hacer algo para que nuestro día a día sea más divertido? La respuesta es sí, y te damos algunos consejos que harán de tu jornada (y la de los demás) ¡mucho más placentera!

Observa bien qué haces y cómo te sientes. ¡Hazte un regalo!  

Es posible que con el caos del día a día no te des cuenta de que has trabajado muchísimo o que, aunque te gusta tu trabajo de docente, en un momento determinado te encuentres desanimado o desmotivado. Es importante que tomes conciencia, que reconozcas el esfuerzo que has hecho y que te des un premio a ti mismo por tu trabajo.

Anota tu productividad

Haces muchísimas cosas en tu trabajo y quizás te parece que no has realizado demasiadas. Una buena recomendación es anotar todas esas tareas cotidianas y de esta forma, saber la gran cantidad de cosas que has conseguido al final del día. Probablemente te sorprendas a ti mismo.

Date permiso para pasarlo bien

En el aula todos tenemos obligaciones, pero… es importante que te des permiso para pasarlo bien, tanto con tus compañeros de trabajo como con los alumnos. Que tengáis momentos de distensión, de conversación y de intercambio de impresiones y experiencias. Seguro que también encontráis un momento para reíros.

Haced una pausa para desconectar

Los docentes solemos llevarnos el trabajo a casa y, a veces, en el colegio o el instituto, no encontramos ni unos minutos para desconectar. Intenta proponerte una parada obligatoria, ya sea para tomar un café en la hora del patio, para conversar un rato a media mañana o para dedicar quince minutos a la tertulia, después de comer. Da un pequeño paseo, respira aire puro. ¡Te irá muy bien para volver a conectar con energía!

Y ahora… ¡conéctate a tu trabajo!

Intenta vivir el aquí y ahora, conectando con los alumnos y con tus compañeros de trabajo a través de los cinco sentidos. El nuestro es un trabajo humano y social, con proyectos que inspiran… con mil y una oportunidades para ser felices mientras trabajamos. ¡Aprovéchalas!

 
ED_infografia_com_fer_el_dia_a_dia_dun_docent_mes_divertit.jpg

EducaciónDocente-Cursos-Formación

La comunicación es una herramienta fundamental en todas las facetas de nuestra vida. Una buena comunicación nos puede ayudar a mejorar las relaciones personales y a facilitar nuestro trabajo como docentes. Se trata de trabajar en una misma dirección y conseguir una convivencia satisfactoria en el aula. ¿Nuestro objetivo? El desarrollo integral del alumno. Hoy queremos ofreceros algunas herramientas útiles e interesantes para fomentar la comunicación entre los docentes.

  1. Horas de coordinación de ciclo. Es una herramienta básica para coordinarnos con todos los docentes del ciclo, que tiene que funcionar aparte de las horas dedicadas a los claustros, coordinaciones y correcciones de trabajos. Es fundamental para establecer unas directrices y un funcionamiento homogéneos, siempre sostenidos por la normativa y las recomendaciones del centro.
  1. Traspaso de información. Se trata de información referente a los alumnos que a final de curso tiene que trasladar el antiguo tutor al nuevo y a principio de curso, el tutor al resto de docentes especialistas que pasarán por el aula. Se incluye información sobre el dictamen de los alumnos y otras cuestiones que se consideren importantes para el buen funcionamiento del curso.
  1. Sesiones de evaluación. Son una buena oportunidad para poner en común cómo ha ido el trimestre y las impresiones de todos los docentes sobre cada alumno, incidiendo en todos aquellos que pueden tener dificultades en alguna área/materia y buscar soluciones conjuntas.
  1. Carpeta de aula. La carpeta de aula es una herramienta que elabora el docente y que incluye toda la información del curso: horarios, actuaciones que se han llevado a cabo durante el curso, actas de evaluación, actividades y fiestas populares, etcétera. Se trata de una manera muy eficaz de ponernos al día y de no repetirnos en actividades que ya se han hecho en cursos anteriores.
  1. Correo electrónico. Ya se ha convertido en una herramienta un poco rudimentaria, pero la verdad es que resulta muy útil para transferir circulares a los docentes o para traspasar cualquier tipo de información relevante durante el curso. Si os resulta más práctico, también podéis poneros de acuerdo para utilizar herramientas cloud, como por ejemplo Google Drive. Os irá muy bien para crear y compartir documentos, pero también para editarlos conjuntamente sobre la marcha. Otra opción, quizá más sofisticada, es la de contar con una Intranet que a través de un usuario y una clave privada os permita acceder a toda la información que necesitéis en digital y desde cualquier lugar.
  1. Cajones en la sala de maestros. Es una solución tan sencilla como efectiva. Se trata de organizar una serie de cajones o bandejas con los nombres de los maestros, para transferir las informaciones en papel o circulares que sean necesarias.
  1. Guía de bienvenida. Es un documento laborioso, pero una vez hecho, ya lo tendréis para siempre. Solo hará falta actualizarlo con las novedades. Os irá muy bien para entregarlo al personal docente y no docente que llegue nuevo y difundir la línea educativa y la estructura organizativa del centro.

Y vosotros, ¿qué herramientas utilizáis para mejorar vuestra comunicación? Podéis compartirlas en nuestros comentarios.