Tag Archives: Docentes

Es la hora de Neus Masferrer de la Artesania de l’Aprendre y su artículo sobre el coaching docente y cómo trabajar la herramienta DISC en las aulas. Si no sabéis de qué estamos hablando, ¡lo tenéis todo en esta entrada del blog!


La Artesania a partir del coaching y de sus distintas herramientas, nos hemos especializado en el coaching docente. Hemos creado y diseñado un programa con un montón de herramientas, en concreto nos hemos centrado en el DISC. 

En primer lugar, ¿cuáles son los beneficios de la herramienta DISC?

  • El autoconocimiento: Cómo nos relacionamos, cómo interactuamos y reaccionamos con los compañeros y compañeras. También ayuda a la tolerancia y a entender desde una perspectiva más abierta y así poder ajustar nuestra manera de interactuar con los demás. 
  • Permite a las direcciones de centros educativos poder cohesionar su claustro, a conocer los perfiles de cada maestro/a y adaptar el cargo que ocupa en el equipo en función de su perfil. Así se busca conseguir el bienestar de todos y todas y aumentar la eficiencia del equipo. 
  • Permite al profesor/a poder identificar y conocer a sus alumnos/as y aprender herramientas para poder llegar a cada uno de ellos, ayudarlos y tratarlos en función de su perfil. Por otro lado, también contribuye a la atención a la diversidad en el aula y a entender, comprender y ajustarnos a los perfiles que tenemos delante. 

A continuación trataremos las herramientas prácticas de intervención en el aula.

1. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Infantil

La rueda de acompañamiento emocional es una herramienta de coaching que la Artesania ha adaptado al mundo docente, y específicamente este año, para el acompañamiento con la Covid-19. Se trata de una herramienta con la que podéis trabajar con vuestros alumnos/as más pequeños después de las cuarentenas o confinamientos a lo largo del curso. 

2. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Primaria y ESO

Esta es la otra rueda de acompañamiento pero enfocada a Ciclo Superior y ESO con las mismas finalidades que la rueda anterior. Podéis ampliar este recursos para vuestras tutorias en el Instagram de la Artesania per l’Aprendre.

Este es un buen ejercicio para empezar el curso, aunque también nos puede servir durante los confinamientos de 15 días. La podéis adaptar a la temática que queráis trabajar en clase.

3. El DISC, la herramienta innovadora y revolucionaria docente en la escuela y el instituto

3.1 El DISC: ¿Quién somos? ¿Qué color somos?

La tercera actividad la dirigiremos a los ciclos superiores de primaria, adolescentes de la ESO y bachiller para trabajar su autoconocimiento, cohesión de grupo, aumentar la tolerancia entre ellos y ellas y, finalmente, para que el o la docente pueda conocer e identificar a su alumnado. 

Esta es la primera dinámica para comenzar a trabajar el DISC con vuestros alumnos/as. 

1r PARTE

Visualizando esta plantilla, se trata de que se coloquen en el eslogan con el que más se identifiquen. Podéis hacerlo mediante la proyección de la plantilla que os presento en una pizarra digital o con un dibujo en la pizarra, o bien, a partir de vuestra imaginación si preferís partir el aula en 4 espacios para cada color y que se desplacen físicamente. 

Es necesario darles tiempo. Recomiendo 15 minutos. 

Mientras lo hacen podéis acompañar el ejercicio con un hilo musical. También estaria bien que vosotros mismos/as os incluyerais en el color con el que más os sintáis identificados. 

2a PARTE 

Presentamos esta diapositiva y les explicamos qué colores son los rápidos, los lentos, los extrovertidos, los introvertidos…

A raíz de aquí, vuelven a identificarse y, de nuevo, nos volvemos a colocar en el color con el que más nos veamos reflejados. Quizás cambian de posición ahora que tienen más información. 

Les volvemos a dar tiempo. Un espacio bueno de 15-20 minutos. Si tienen dudas dejad tiempo para que puedan resolverlas. 

De esta manera cerramos la actividad y es el momento de hacer una reflexión final. 

  • ¿Qué os ha parecido?
  • ¿Cómo se han sentido?
  • ¿Les ha costado? ¿No?

Una vez hecha la dinámica y compartida la reflexión final, les podéis anticipar que la siguiente sesión tendrán que pensar en los y las compañeras conjuntamente. 

3.2 Identificamos a nuestros compañeros y compañeras. ¿Cómo nos ven ellos y ellas?

La dinámica de los gomets: 

Una vez hecha la sesión de las dos dinámicas anteriores, podéis hacer otra sesión de tutoría proponiendo la siguiente actividad.

Se trata de repartir gomets de los 4 colores que hemos asociado los perfiles (amarillos, azules, rojos y verdes).

1. Primero, en grupos de 5 deben enganchar en sus compañeros/as el gomet del color del perfil que vean o que crean que mejor se asocia a ellos/as.
2. Una vez acabada esta parte, damos un paso más. Ahora engancharemos gomets a todos los niños y niñas / jóvenes de la clase.

Todos acabaremos llenos de gomets. Pero… ¿de qué color? ¿Cómo nos ven los demás?

Es importante cerrar la sesión hablando muy atentamente de los resultados.
Pistas para los y las docentes:

  • Los niños y niñas con un perfil rojo y amarillo son rápidos y extrovertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil azul y verde son lentos e introvertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil amarillo y verde necesitan las relaciones sociales. 
  • Los niños y niñas con un perfil rojo y azul están enfocados a los objetivos y resultados. 

Podéis poner música mientras hacéis la dinámica.  

El curso escolar ya ha empezado. Se trata, sin duda alguna, de un comienzo difícil. El miedo y la incertidumbre están presentes, pero no hace falta decir que tanto docentes como niños y jóvenes tienen ganas de volverse a ver. 

Recomenzar para aprender y compartir, a pesar de las circunstancias. Pero habrá que estar preparados. Con el confinamiento, la digitalización avanzó a pasos de gigante, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. 

Hoy queremos compartir con vosotros una selección de herramientas y recursos que os permitirán innovar en el ámbito escolar, ser más eficientes en la docencia, tanto presencial como a distancia. ¿Empezamos? 

Jugar online

Si hay algo que entusiasme a los peques es jugar. Sencillamente, jugar. A veces cuesta encontrar recursos útiles, actualizados y de calidad, pero tenemos opciones interesantes. A continuación, te presentamos unas cuantas para trabajar con los alumnos en todo tipo de ámbitos: Mundo Primaria, Academons, Educaplus, Cristic, Toy Theater, Abcya. La mayoría pueden funcionar en la web, a través del navegador, pero también desde una app, en móviles o tabletas. 

Crear actividades interactivas

¿Y si fueras tú mismo quién pudiera crear actividades interactivas para los alumnos? Puedes hacerlo y es muy fácil. La mayoría de herramientas que te propondremos a continuación son perfectas para crear juegos de palabras, adivinanzas, juegos de memoria, comprensión lectora, matemáticas, etcétera. Además, también puedes acceder a actividades creadas por otros docentes que las hayan querido compartir. Echa un vistazo a Genially, WordWall, LearningApps, ProProfs o Educandy

Crear cómics 

Los cómics son un recurso fantástico para ganarnos el interés de los alumnos. Vamos a leer cómics y vamos a trabajar el género por el camino de la creatividad. ¿Sabías que hay herramientas que pueden ayudarnos en la parte técnica más complicada? Mira estos cuatro recursos, porque son oro: Pixton, StoryboardThat y Storybird.

Crear rúbricas

Han evolucionado los métodos, han evolucionado los aprendizajes y también las formas de evaluar. Como sabes, las rúbricas son una herramienta que permite a los propios estudiantes evaluar sus aprendizajes a distintos niveles, ofreciéndoles la posibilidad de observar sus propios errores y aciertos, de manera detallada y obteniendo el feedback de sus compañeros. ¿Qué herramientas pueden ayudarnos a crear rúbricas? Rubistar, Rubrik MakerERubrica te resultarán muy útiles.

Gamificar 

La gamificación es mucho más que una tendencia. Y las herramientas online pueden ayudarnos a hacer un trabajo estupendo. Hay distintas opciones para crear concursos y exámenes muy divertidos, a través del juego. Todas las herramientas que te presentamos  tienen su versión web y muchas también cuentan con app. Con estas, los alumnos tendrán espacio para dar rienda suelta a su creatividad, investigar y cooperar. Prueba con estas opciones: Socrative, Quizizz o Kahoot!

Innovar (realidad aumentada)

Y terminamos este especial de herramientas innovadoras para empezar el curso con una serie de recursos para descubrir el campo de la Realidad Aumentada. Gracias a estas, los alumnos tendrán la oportunidad de disfrutar de experiencias de imagen y sonido a través de sus dispositivos. ¿Te apetece probar alguna? FETCH! Lunch Rush, Acrossair, Aug That, ZooKazam, Google Translate, Body Planet o Star Chart. Sigue descubriendo e innovando: ¡las opciones son infinitas!

Y para ti, ¿qué herramientas son imprescindibles para innovar? 


No ha sido un curso fácil, en absoluto. La pandemia por la COVID-19 nos ha puesto (y nos sigue poniendo) a todos a prueba. El curso terminó de manera repentina el 13 de marzo para la mayoría y ahora, cuatro meses después, tenemos muy pocas certezas encima de la mesa. De hecho, todavía no sabemos (ni podemos imaginar) cómo empezará el curso escolar 2020/21. 

Las órdenes no están muy claras y la presión que los docentes han recibido ha sido mayúscula. Por un lado, un montón de directrices poco firmes desde arriba. Por el otro, la intensidad de un curso para nada normal, en el que los niños/as y las familias han sufrido mucho.

Y a todo esto hay que sumar, claro, la situación personal de cada uno. Si para la mayoría no ha sido fácil, ¿qué decir de las personas que han sufrido la COVID-19 en su propia piel o en la de sus familiares?

Pero el verano ha llegado puntual. Y el verano es para descansar, disfrutar en familia y quizá ir a algún sitio de vacaciones. Aunque este año todo será un poco distinto. Sea como sea, no debemos perder las ilusiones ni el horizonte y hacer que la calma sea la protagonista de estas semanas que tenemos por delante, sabiendo que tenemos derecho a disfrutar del verano. 

Por todo esto, docentes, os proponemos unas cuantas actividades que no os podéis perder. Porque, ahora más que nunca, os lo merecéis. 

1. Reencuéntrate con los pequeños placeres. Este año promete ser muy distinto. Muchas personas saldrán de casa y verán cumplido el sueño de ir a un lugar que les gusta, pero muchas otras ya han decidido dejar para más adelante las vacaciones fuera de casa. Aprovecha para revivir los pequeños placeres del verano, aunque sea desde tu hogar. Sal al balcón o a la terraza a comer un helado, observa las estrellas, visita el mercado de tu pueblo, contempla el amanecer (y el atardecer), regálate el capricho de no hacer nada...

2. (Re)descubre el país. Quizá no podamos hacer un gran viaje, pero míralo por el lado bueno. Por fin tienes la oportunidad de conocer de cerca tu país. Aprovecha ahora para organizar esa excursión que siempre has querido hacer y para la que nunca has tenido tiempo, aunque sea al lado de casa. Te darás cuenta de que vives rodeado de un montón de lugares bellos. 

3. Inventa una fiesta. Ahora no podemos celebrar grandes fiestas, pero sí que podemos celebrar grandes cosas. Como que estamos juntos, que el huerto nos está dando unos tomates riquísimos o que nos gusta el verano más que ninguna otra época del año. Cualquier motivo puede ser bueno para celebrar, aunque sea en casa. 

4. Mira y remira la naturaleza. Esta primavera no la hemos vivido. Salir ahora y contemplar los paisajes de verano y la naturaleza, a menudo tan salvaje y rebelde, es una experiencia que merece la pena vivir. Observa y siente los poderosos efectos de su bálsamo en calma y en todas las tonalidades de amarillo.

5. Lee (mucho). Es una recomendación que no puede faltar en una lista de recomendaciones para disfrutar del verano. Pero este año, más que nunca, el verano es el mejor momento para viajar sin salir de la hamaca. Elige tus temas y autores favoritos: vivirás mil historias que te compensarán. 

6. Fórmate a distancia. ¿Tú tampoco puedes parar? Si es así, descansa un poco… ¡pero también fórmate! Estas semanas son perfectas para participar en cursos de verano a distancia. Nosotros te esperamos en Educación Docente a partir del 2 de septiembre. 

7. Organiza una noche astronómica. Como cada año, coincidiendo con San Lorenzo, allá por el 10 de agosto, se espera una magnífica lluvia de Perseidas. Regálate el placer de contemplar las estrellas mirando al cielo. Casi todas las noches de verano son perfectas para soñar bajo la luna. 

8. Cocina de verano. Si para ti cocinar es un momento de magia y tranquilidad, aprovéchalo. Seguro que durante el confinamiento también te has hecho un gran chef. ¿Qué tal si sigues probando ahora con las recetas de verano? 

9. Relájate. A veces apetece, sencillamente, no hacer nada. ¿Recuerdas cuál fue la última vez que te sentaste en el sofá para descansar? Cierra los ojos. Si eres activo e imparable seguro que te cuesta un poco. Pero verás que el sencillo gesto de no exigirte nada te da la paz que tanto añoras. ¿O también se te había olvidado?

10. Exprésate. No son pocas las personas que durante todo este tiempo han querido hacerse fuertes. También los docentes. Aprovecha estos días de verano para abrir tu alma a nuevos campos de expresión. Pinta, dibuja, canta, baila y expresa todo lo que te habías guardado dentro.

Calma, disfruta y ¡feliz verano!

4 Comments

El día 13 de marzo, casi todas las comunidades autónomas gestionaron el cierre de todos los centros educativos del país. El día siguiente, el Gobierno de España anunció el decreto de Estado de Alarma a causa de la crisis sanitaria por la COVID-19. Comenzaba un confinamiento largo y difícil que ha truncado el tercer trimestre del curso 2019/20. 

Durante siete semanas, las Consejerías de Educación ha emitido diferentes órdenes. Una de las últimas, poner en marcha el tercer trimestre en la modalidad online. De este modo, la mayoría de alumnos de infantil, primaria y secundaria se encuentran ahora mismo siguiendo el curso, pero desde casa. 

Los docentes son la otra parte indispensable de esta ecuación. Después del desconcierto de los primeros días, muchos ya se pusieron en marcha para ofrecer a sus alumnos mensajes de apoyo y contenidos para que, pese a las circunstancias, estos tuvieran la oportunidad de seguir con los aprendizajes.

Pero, ¿qué nos cuentan los docentes? ¿Cómo viven y de qué modo les afecta la situación actual? Y en un futuro, ¿cómo seremos capaces de reiniciar el curso 2020/21? 

Un confinamento precipitado 

Lo cierto es que el  confinamiento nos pilló a todos desprevenidos. “Nosotros supimos algo del cierre de la escuela por los medios de comunicación antes que por el Departamento. Con tanta precipitación, no pudimos prever nada: ni coger materiales, ni pensar más allá. Creímos que el confinamiento pasaría deprisa”, cuenta Marta, docente de la etapa de Infantil y Jefa de estudios de una escuela de Primaria. “Cerramos la escuela con la sensación de mandar al alumnado a casa sin ninguna explicación ni recomendación”.

Pronto se abrió una etapa nueva, con la necesidad compartida, por parte de docentes y familias, de ponerse en contacto: de hacerse llegar mensajes de ánimo y de gestionar, de la mejor manera posible, la transferencia de conocimiento. “La conexión online con el alumnado despertaba en todos nosotros inquietud, pero también oportunidades de aprendizaje”. 

Atender, escuchar y cuidar 

La escuela es un espacio insustituible para la socialización y el aprendizaje en igualdad de oportunidades. Los docentes pronto se dieron cuenta de que era necesario ponerse a trabajar, desde casa y en unas circunstancias complicadas, para atender a todos los alumnos, pero especialmente a todos aquellos que no tienen un entorno preparado o tienen dificultades para acceder a las nuevas tecnologías y, por tanto, de seguir los aprendizajes propuestos desde la escuela, a distancia.

“El inicio del tercer trimestre se daría en confinamiento, así que tuvimos la necesidad de hacer un diagnóstico de la conectividad y dispositivos de las familias. Vimos que la tarea no sería nada fácil, ya que muchas familias ni tan siquiera respondieron la encuesta y tuvimos que contactar telefónicamente, escuchar historias complejas y constatar que la diversidad de las familias y el alumnado (como intuíamos) era significativa. Uno de nuestros objetivos en estos momentos difíciles tenía que ser cubrir esta brecha”, explica Marta. 

En la escuela, y en esto coinciden muchos docentes, se han encontrado con dificultades para usar las nuevas tecnologías, a las que no estaban acostumbrados. “Las realidades familiares de cada docente también son muy diversas y es evidente que, aunque todos quieren estar a la altura, todos estamos adaptándonos a la situación. Si es que hay una adaptación posible, ante una situación tan desconocida como la que estamos atravesando”, concluye Marta. 

El caso de Núria no es tan distinto. Ella es docente en un centro de Educación Especial en el que atienden alumnos de las etapas de infantil, primaria y secundaria de una gran ciudad del área metropolitana. En este caso tenían claro que el primer contacto tenía que hacerse por teléfono, con la voluntad de atender de manera individualizada casuísticas muy diversas. 

“Primero hicimos un buen estudio inicial de las necesidades y capacidades que teníamos. A partir de ahí, cada docente y especialistas del centro han ido ofreciendo actividades semanalmente, retos o recursos de acompañamiento para las familias, según la demanda de cada una de ellas, acompañadas siempre de una llamada de teléfono semanal y de comunicación diaria vía -mail. Esto los que disponen de ordenadores o tabletas, ¡que no son todos! Por suerte ,todos tienen teléfono”. Núria cuenta que en algunos casos la comunicación se establece a diario. “Además, de manera global, todo el claustro ha ido creando recursos de apoyo emocional para todos los niños y niñas, tanto en formato visual como auditivo”. 

Familias: muchas realidades complejas

Hay tantas familias como realidades posibles. Marta tiene muy presente que “como escuela pública tenemos que trabajar para evitar una fractura social que deje atrás a alumnos con una situación socioeconómica desfavorecida”.

Las diferencias y dificultades de muchas familias se hacen todavía más patentes en el centro de Núria. A pesar de todo, cuenta, “la gran mayoría de familias están muy agradecidas, sobre todo por las llamadas. En cuanto a recursos, nos vamos adaptando según demanda. Intentamos que sea material de soporte y ayuda, para no angustiar a las familias. Son momentos complicados, con situaciones muy diversas en cada hogar. El apoyo emocional es muy importante, pero desde una perspectiva del apoyo positivo”. 

En el centro de Marta son muy conscientes de la gran implicación de padres y madres. “Los que han podido, han incorporado la tecnología como herramienta básica de aprendizaje. Somos conscientes del esfuerzo que supone para las familias el apoyo en las tareas educativas. La edad de los alumnos condiciona su grado de autonomía. Nuestros alumnos necesitan supervisión y apoyo en muchas actividades de aprendizaje”. 

A la inquietud actual sobre cómo finalizará este curso, hay que añadir la de cómo iniciaremos el siguiente. La incertidumbre probablemente sea una de las peores compañeras de esta crisis que nos afecta a todos los niveles y no només en la vertiente educativa. 

En el centro de Joan Manel, situado en la provincia de Tarragona, la respuesta de las familias ha sido muy diversa. Y explica, “hemos tenido un poco de todo. Des de familias que han devuelto todas las actividades propuestas, hasta familias que no han enviado nada, muy a pesar de haber contactado con ellas y no manifestar ningún problema aparente”. 

Él echa de menos especialmente el vínculo que establece con los alumnos. “Poder dar apoyo al momento a los alumnos”, señala. “El vínculo emocional con ellos. Asegurar que nadie se queda al margen de nada”, algo que ahora, en la distancia y con las dificultades tecnológicas y comunicativas de por medio, resulta sencillamente imposible. 

Secundària: puede continuar la vida normal? 

Parece evidente, desde hace días, que la vida ‘normal’ entendida como la entendíamos antes ya no regresará. No hasta que la pandemia esté completamente controlada. Un punto que no llegará hasta que no se pueda poner en marcha la denominada ‘vacunación masiva’. 

Lo que empezó como una situación caótica no se ha terminado de resolver. Mercè, profesora de lengua catalana y literatura en 1º y 2º de la ESO, lo explica así: “La última semana fue un poco complicada. Por un lado, ya corrían noticias de cómo se extendería la COVID-19, sobre el cierre de centros, que ya se había hecho efectivo en algunos países con pocos casos; se había celebrado un claustro extraordinario a la hora del recreo para explicar qué medidas se pondrían en marcha para evitar el contagio y todo hizo que, entre una cosa y la otra, hubiera nerviosismo, tanto entre los alumnos como entre los profesores. La falta de información tuvo ahí un papel determinante”. 

Y añade: “Hay que tener presente que el mismo día del cierre había salido en prensa la noticia de que a partir del lunes 16 se cerrarían los centros educativos. Al final, como ya sabemos, fue el mismo 12 de marzo cuando se anunció que al día siguiente se cerraban todos los centros. La decisión tomada a última hora de la mañana, poco antes de que terminaran las clases, no nos permitió organizar nada. No hubo tiempo para reuniones, para comunicarnos con los alumnos, ni con las familias. Personalmente tuve la sensación de falta de previsión”. 

Clases online y exámenes virtuales

A pesar de la situación y la incertidumbre, la actividad educativa se puso en marcha casi en seguida, en el Instituto de Mercè. “Con 2º de Bachillerato seguimos trabajando los contenidos establecidos de manera inmediata. El mismo lunes 16 de marzo me comuniqué con ellos para decirles que era necesario adaptarnos a la situación y que no podíamos esperar a recibir instrucciones. Por tanto, preparé material para trabajar online y lo colgué en Moodle. La primera semana empezamos ya con las clases online. Hemos avanzado materia y hasta hemos hecho un examen. En general, creo que lo estamos consiguiendo. La calidad del trabajo no es la misma, pero estoy bastante satisfecha”. 

Però Mercè y sus compañeros tenían claro que el apoyo académico que ofrecían a los alumnos en cuanto a contenido no podía funcionar sin apoyo emocional: “Antes de las vacaciones de Pascua acordamos hacer trabajo de tutoría. Por este motivo, organizamos una clase de tutoría online, los escuchamos y recogimos sus inquietudes para programar un acompañamiento más personalizado y sistematizado. Desde ese momento, todas las semanas empezamos con una sesión de tutoría online, donde revisamos las tareas, damos pautas para la organización, escuchamos inquietudes y dudas e intentamos resolverlas. Ahora también hacemos sesiones de tutoría individual con alumnado  familias”. 

La problemática de los alumnos con dificultades también se ha tenido que resolver en secundaria: “Estamos haciendo un seguimiento de los alumnos y detectando a todos aquellos que no tienen medios, ya sea ordenador o acceso a internet; el centro, en coordinación con el Departamento de Educación, se está encargando de proporcionarles las herramientas, dicen que esta semana las tendrán. A algunos les hemos hecho llegar las actividades en papel, pero son una minoría. La mayor parte de este alumnado tiene otras carencias a nivel social, familiar, que hacen que la intervención con ellos sea muy compleja y complicada”. 

Colaboración y apoyo entre docentes

En el caso de Mercè, que es profesora de Secundaria, el sistema de coordinación se hace por departamentos y a nivel de tutoría, con los tutores. Esto les ha permitido compartir actividades, elaborar nuevos criterios de evaluación y una rúbrica de evaluación. Durante estos días han compartido herramientas, pero también inquietudes. A nivel de equipo docente también se preparan actividades, se comparten aprendizajes y materiales.

Las plataformas que usan para comunicarse son las mismas que los maestros de Primaria: correo electrónico, Drive para los materiales y Meet o ZOOM, para las reuniones online. 

Sin embargo y en resumen, todos los docentes comparten la opinión de que este sistema ideado de manera improvisada funciona con dificultad. “La tarea docente va mucho más allá de explicar, pedir tareas y corregir. Hacer toda la tarea de acompañamiento es muy complicado en las condiciones que tenemos. Las situaciones individuales de cada alumno son más diversas que nunca y no podemos garantizar que todos realicen los mismos aprendizajes”, señala Mercè. 

Por otro lado, recuerda que no todos los docentes están en la misma situación. Ellos también están confinados con sus familias y algunos tienen hijos pequeños, que requieren atención. “Tenemos, además, la inquietud profesional de no poder alcanzar los objetivos con todo el alumnado, por no hablar de las dificultades derivadas del uso de las nuevas tecnologías. No es una situación fácil para nadie. Tampoco para nosotros”. 

Docencia, futuro y retos

El mayor reto para los docentes llegó el pasado mes de marzo, en forma de crisis sanitaria. Poco podíamos imaginar que el curso escolar 2019/20 sería tan y tan complicado. Mercè está llena de dudas (¿y quién no?), pero concluye esta entrevista con una idea clara: “La educación es la base de la sociedad y la acción educativa no se puede atender únicamente desde la escuela. Hay que trabajar en complicidad con las familias y los gobiernos tienen que apostar de manera definitiva y clara por un educación pública de calidad, y esto significa dedicar recursos, a la educación formal, a la no formal, pero también tener unas políticas sociales que permitan la conciliación familiar y laboral”. 

Habrá que aprender a valorar, por otro lado, la tarea que hacen las familias desde casa, reconocer las bondades del teletrabajo… “A valorar las cosas del día a día y finalmente, a reflexionar sobre la necesidad de tener unos recursos públicos de calidad al alcance de todos”. 

** Gracias a la colaboración de todos los docentes que han dado su punto de vista para la elaboración de este artículo con sus valiosísimas opiniones y experiencias ** 

ED_reflexions_per_al_final_daquest_curs copy

El curso ya llega a su fin. Nos parecía larguísimo en septiembre, pero al fin, entre vacaciones, puentes y jornadas de fiesta, los días se han esfumado. Nos llevamos una mochila muy llena de historias, convivencias y experiencias que seguro que no olvidaremos. Hoy os invitamos a reflexionar en este final de curso, sobre cómo os ha ido todo, con vosotros mismos, con los alumnos y con vuestros amigos y compañeros.

¿Qué hemos aprendido? Ahora que se acerca el final de este curso, es el momento de hacer balance de todo aquello que hemos aprendido: cuáles son los nuevos conocimientos que todos juntos hemos adquirido, qué esfuerzos hemos hecho para lograrlos y hasta dónde hemos sido capaces de llegar. ¡Seguro que el tiempo y la dedicación han merecido la pena!

¿Qué ha sido nuestro rol como docentes? Es hora de mirarnos al espejo. ¿Cómo nos hemos sentido dentro de nuestro rol como docentes? Sea cual sea nuestra experiencia, tanto si acabamos de empezar en este mundo de la docencia como si ya hace años que trabajamos, es importante saber hacer autocrítica, reconocer nuestros aciertos, pero también nuestros errores y hacernos nosotros mismos propósitos para mejorar. ¿El año que viene más y mejor? Seguro!

¿Qué sensaciones hemos recogido de nuestros alumnos? ¿Los hemos escuchado? Después de intentar cumplir nuestros objetivos cada trimestre, llegar a las programaciones previstas y lograr las previsiones marcadas, habrá que pensar si hemos dedicado tiempos de calidad a nuestros alumnos. ¿Los hemos escuchado bastante? ¿Qué han sentido? ¿Se han emocionado? ¿Han tenido la oportunidad y el tiempo necesario para expresarse?

¿Se han cumplido nuestros objetivos? Todos tenemos unas programaciones anchísimas y unos retos complejos por delante, pero… ¿hemos cumplido de verdad con nuestros objetivos? Hablamos de aquellos propósitos que solemos hacernos a principio de curso y con los cuales queremos mejorar nuestra experiencia y la de nuestros alumnos ahora y para el futuro. Piensa un rato. ¡Quizás este sea un buen momento para empezar a plantearte los objetivos del año que viene!

¿Hemos sabido trabajar en equipo? En nuestro trabajo como docentes el trabajo en equipo y colaborativo es imprescindible si queremos llegar a nuestros objetivos, lograr metas y completar proyectos de calidad. Y este curso, ¿hemos sido buenos compañeros? ¿Hemos sido rigurosos y puntuales? Si crees que has cojeado en este aspecto, quizás sea un buen momento para replanteárselo. ¡Puedes estar seguro que juntos lo haréis mejor!

En resumen, ¿nos sentimos contentos y satisfechos? Seguro que en este curso no todo ha sido un camino de rosas. Siempre, cada año, hay momentos más buenos y otros que lo son menos, pero todos… sobre todo aquellos que no han sido tan positivos, nos habrán servido para aprender. Responde a tus preguntas, prepárate para hacer balance y empieza a trabajar por un nuevo curso fantástico. Cárgate de energía este verano y no te dejes la lista de buenos propósitos para el final. ¡Felices vacaciones!

educacion-docente-reflexiones-para-el-final-de-este-curso

Plantearse la posibilidad de cambiar nuestra metodología y trabajar el aprendizaje por proyectos es todo un reto para los docentes. Los alumnos ganan autonomía y capacidad de decisión a la hora de desarrollar proyectos.

Los docentes, por su parte, tienen que haber diseñado y elaborado una estrategia para conseguir que los alumnos aprendan los contenidos y lo hagan trabajando competencias como la comunicación, la capacidad de cooperar en equipo y el pensamiento crítico.

Estas son 5 claves del aprendizaje por proyectos.

1. La pregunta-guía o driving question

En primer lugar, y después de haber planteado la situación, hace falta que el docente ofrezca a los alumnos una pregunta-guía. La respuesta a esta pregunta tiene que ser abierta y vincularse directamente con las competencias y conocimientos que tienen que adquirir.

2. La autonomía

Uno de los rasgos fundamentales del aprendizaje por proyectos tiene que ver con la autonomía. En este sentido, hay que adaptarse a las posibilidades del grupo. Puede ser necesario decir a los alumnos qué tema tienen que estudiar, o bien podemos darles algunas posibilidades concretas. Otra opción, que exigirá más a los alumnos, es la de poder tomar gran parte de las decisiones, incluso temática.

3. La cooperación

No todos somos iguales. Y el aprendizaje por proyectos favorece la atención a la diversidad. Los alumnos con diferentes necesidades tendrán la oportunidad de trabajar con otras en el mismo proyecto y por tanto, tendrán que cooperar, mediante la interdependencia positiva con sus compañeros.

4. La investigación

La curiosidad mueve mundos. Y en este caso, el aprendizaje por proyectos es un excelente aliado. Siempre de la mano del docente, la investigación y la búsqueda son vitales para el aprendizaje y para adquirir habilidades y destrezas útiles por siempre jamás.

5. La comunicación

Para trabajar en equipo es imprescindible comunicarnos y hacerlo bien. Además, el hecho de presentar los resultados del proyecto nos ofrece una oportunidad única para poner en práctica nuestras habilidades comunicativas. Y si hay carencias, ¡trabajarlas!

educacion-docente-5-claves-del-aprendizaje-por-proyectos

Seguro que has escuchado hablar escuchado mucho. El aprendizaje por proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) ya se ha convertido en una herramienta clave en muchos centros, tanto de primaria como de secundaria. Pero, ¿en qué  consiste exactamente? Y lo que es más importante, ¿qué beneficios nos puede ofrecer?

Los tiempos han cambiado. Las clases magistrales han sido útiles durante mucho tiempo. Pero las nuevas tecnologías, la necesidad de trabajar en red y en equipo y, en definitiva, la voluntad de buscar nuevas metodologías más provechosas nos han dado impulso para llegar hasta aquí.

Aunque parezca una metodología innovadora, para encontrar referencias podemos ir tan lejos como al siglo XIX. En la Institución Libre de Enseñanza (ILE) de Francisco Giner de los Ríos ya se aplicaba esto de “aprender mientras haces”. También eran partidarios reconocidos psicólogos del s.XX, como John Dewey o Jean Piaget.

El aprendizaje por proyectos situa a los alumnos/as como protagonistas de su aprendizaje. A través de esta estrategia educativa, los alumnos/as deja de ser solo receptores de información, para pasar a afrontar nuevos retos y proyectos en primera persona.

A través del Aprendizaje por Proyectos aprenden a pensar por ellos/as mismos/as, se equivocan, rectifican y son conscientes de sus errores. Esto fomenta, a la vez, el espíritu crítico de los alumnos/as.

Normalmente, en el Aprendizaje por Proyectos se trabaja en la realización de un proyecto, normalmente en grupo, en el cual los alumnos/as tienen que dar solución a un problema real. Esto exige una buena dosis de razonamiento para buscar una respuesta, pensamiento crítico para escoger la mejor solución y capacidad de análisis, para dirimir finalmente si esta ha sido la idónea.

5 beneficios del aprendizaje por proyectos

1. Formación para el futuro. Cuando trabajamos por proyectos, educamos personas que crecen motivadas, porque lo hacen sobre planteamientos basados en la realidad. Para los alumnos/as son retos, con los cuales conectan directamente con el conocimiento. Estos tienen, además, la posibilidad de ensayar la resolución de problemas que como adultos seguro que tendrán que encara más adelante.

2. El poder del trabajo colaborativo. El Aprendizaje por Proyectos nos ofrece otro beneficio suficientemente importante: la capacidad de hacer cosas en equipo. La cooperación es una habilidad básica para trabajar, así que nunca es demasiado temprano para empezar. La resolución de problemas se suele hacer en conjunto y esto exige aplicar técnicas de trabajo en equipo, así como resolver los contratiempos, que puedan surgir con los diferentes miembros. La tarea del docente aquí es doble, pero cuando las cosas salen bien, todas las partes salen reforzadas.

3. Más autonomía. La adquisición de autonomía es una parte indivisible del Aprendizaje por Proyectos. Aunque los alumnos/as son guiados y dirigidos en todo momento por el docente, la fórmula de esta metodología apuesta firmemente por el trabajo autónomo. Y la autonomía se complementa con la atención, la capacidad de tomar decisiones y la responsabilidad.

4. La semilla del espíritu crítico. En las metodologías tradicionales, normalmente se utiliza un autor o fuente (los libros) como referencia. En cambio, en el aprendizaje por proyectos se permite al alumno/a buscar sus propias respuestas. Eso sí, habrá que guiarlos en este camino, haciendo las preguntas acertadas y ofreciéndoles las metodologías más adecuadas.

5. ¿Proyectos? ¡Como la vida misma! Aprender por proyectos exige a los alumnos/as y a los docentes utilizar herramientas y enfrentarse a las mismas dificultades que cualquiera encuentra en la vida real. Las experiencias, los problemas y las circunstancias tienen más verdad que los libros de texto. Entonces, el Aprendizaje por Proyectos es una manera de empezar a resolver y entrenar estas competencias básicas para el futuro.

educacion-docente-5-beneficios-del-aprendizaje-por-proyectos

El 1 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Diversión en el Trabajo. Aunque todos trabajamos para ganarnos la vida, es evidente que las personas que se apasionan por aquello que hacen y se emocionan con el trabajo que han escogido, lo pasan bien mientras trabajan. Y éste es uno de los mejores regalos del mundo.

Pero, ¿podemos hacer algo para que nuestro día a día sea más divertido? La respuesta es sí, y te damos algunos consejos que harán de tu jornada (y la de los demás) ¡mucho más placentera!

Observa bien qué haces y cómo te sientes. ¡Hazte un regalo!  

Es posible que con el caos del día a día no te des cuenta de que has trabajado muchísimo o que, aunque te gusta tu trabajo de docente, en un momento determinado te encuentres desanimado o desmotivado. Es importante que tomes conciencia, que reconozcas el esfuerzo que has hecho y que te des un premio a ti mismo por tu trabajo.

Anota tu productividad

Haces muchísimas cosas en tu trabajo y quizás te parece que no has realizado demasiadas. Una buena recomendación es anotar todas esas tareas cotidianas y de esta forma, saber la gran cantidad de cosas que has conseguido al final del día. Probablemente te sorprendas a ti mismo.

Date permiso para pasarlo bien

En el aula todos tenemos obligaciones, pero… es importante que te des permiso para pasarlo bien, tanto con tus compañeros de trabajo como con los alumnos. Que tengáis momentos de distensión, de conversación y de intercambio de impresiones y experiencias. Seguro que también encontráis un momento para reíros.

Haced una pausa para desconectar

Los docentes solemos llevarnos el trabajo a casa y, a veces, en el colegio o el instituto, no encontramos ni unos minutos para desconectar. Intenta proponerte una parada obligatoria, ya sea para tomar un café en la hora del patio, para conversar un rato a media mañana o para dedicar quince minutos a la tertulia, después de comer. Da un pequeño paseo, respira aire puro. ¡Te irá muy bien para volver a conectar con energía!

Y ahora… ¡conéctate a tu trabajo!

Intenta vivir el aquí y ahora, conectando con los alumnos y con tus compañeros de trabajo a través de los cinco sentidos. El nuestro es un trabajo humano y social, con proyectos que inspiran… con mil y una oportunidades para ser felices mientras trabajamos. ¡Aprovéchalas!

 
ED_infografia_com_fer_el_dia_a_dia_dun_docent_mes_divertit.jpg

EducaciónDocente-Cursos-Formación

La comunicación es una herramienta fundamental en todas las facetas de nuestra vida. Una buena comunicación nos puede ayudar a mejorar las relaciones personales y a facilitar nuestro trabajo como docentes. Se trata de trabajar en una misma dirección y conseguir una convivencia satisfactoria en el aula. ¿Nuestro objetivo? El desarrollo integral del alumno. Hoy queremos ofreceros algunas herramientas útiles e interesantes para fomentar la comunicación entre los docentes.

  1. Horas de coordinación de ciclo. Es una herramienta básica para coordinarnos con todos los docentes del ciclo, que tiene que funcionar aparte de las horas dedicadas a los claustros, coordinaciones y correcciones de trabajos. Es fundamental para establecer unas directrices y un funcionamiento homogéneos, siempre sostenidos por la normativa y las recomendaciones del centro.
  1. Traspaso de información. Se trata de información referente a los alumnos que a final de curso tiene que trasladar el antiguo tutor al nuevo y a principio de curso, el tutor al resto de docentes especialistas que pasarán por el aula. Se incluye información sobre el dictamen de los alumnos y otras cuestiones que se consideren importantes para el buen funcionamiento del curso.
  1. Sesiones de evaluación. Son una buena oportunidad para poner en común cómo ha ido el trimestre y las impresiones de todos los docentes sobre cada alumno, incidiendo en todos aquellos que pueden tener dificultades en alguna área/materia y buscar soluciones conjuntas.
  1. Carpeta de aula. La carpeta de aula es una herramienta que elabora el docente y que incluye toda la información del curso: horarios, actuaciones que se han llevado a cabo durante el curso, actas de evaluación, actividades y fiestas populares, etcétera. Se trata de una manera muy eficaz de ponernos al día y de no repetirnos en actividades que ya se han hecho en cursos anteriores.
  1. Correo electrónico. Ya se ha convertido en una herramienta un poco rudimentaria, pero la verdad es que resulta muy útil para transferir circulares a los docentes o para traspasar cualquier tipo de información relevante durante el curso. Si os resulta más práctico, también podéis poneros de acuerdo para utilizar herramientas cloud, como por ejemplo Google Drive. Os irá muy bien para crear y compartir documentos, pero también para editarlos conjuntamente sobre la marcha. Otra opción, quizá más sofisticada, es la de contar con una Intranet que a través de un usuario y una clave privada os permita acceder a toda la información que necesitéis en digital y desde cualquier lugar.
  1. Cajones en la sala de maestros. Es una solución tan sencilla como efectiva. Se trata de organizar una serie de cajones o bandejas con los nombres de los maestros, para transferir las informaciones en papel o circulares que sean necesarias.
  1. Guía de bienvenida. Es un documento laborioso, pero una vez hecho, ya lo tendréis para siempre. Solo hará falta actualizarlo con las novedades. Os irá muy bien para entregarlo al personal docente y no docente que llegue nuevo y difundir la línea educativa y la estructura organizativa del centro.

Y vosotros, ¿qué herramientas utilizáis para mejorar vuestra comunicación? Podéis compartirlas en nuestros comentarios.