Tag Archives: Formación

Practicar Mindfulness o cultivar la atención plena puede aportarnos muchos beneficios. Hay investigaciones al respecto, de hecho, que demuestran que practicar Mindfulness cada día nos ofrece muchas ventajas, tanto en el plano físico como mental.

Esta es una práctica que podemos adquirir juntos, con los niños, tanto en casa como en la escuela. Pero, ¿puedes imaginar cuáles son los beneficios del Mindfulness para niños y niñas? Aquí te presentamos cinco muy importantes.

educacion-docente

La regulación emocional se puede aprender en el colegio y de hecho, es muy útil para los niños y niñas que se encuentran en fases de transición. Una sesión de atención plena o Mindfulness puede ayudarlos a concentrarse y calmarse durante toda la jornada. Todos tenemos emociones aflictivas: reconocer y acoger a los niños y niñas en esta realidad les conducirá a la superación y por tanto, les ofrecerá herramientas para el presente y el futuro.

 

educacion-docente

Hay niños y niñas que reconocen las sesiones de Mindfulness como espacios de calma y relajación frente a las rutinas y el estrés diario. Un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) concluye que el Mindfulness puede ayudar a los estudiantes en riesgo de problemas de salud mental. Practicando la atención plena, ofrecemos a los niños y niñas de hoy técnicas para reducir la ansiedad y el estrés en los jóvenes y adultos del mañana.

 

educacion-docente

La falta de concentración hace que los niños y niñas cometan errores y que la calidad del trabajo se reduzca. El Mindfulness es una actividad muy útil para reforzar la capacidad de los niños y niñas para concentrarse. Así consiguen conectarse con ellos mismos y también con el resto. Uno de los ejercicios puede ser el de concentrarse en el aire entrando y saliendo por la nariz o el de escuchar atentamente un sonido con los ojos cerrados y volverlos a abrir cuando ya no se escuche.

 

educacion-docente

Tomar conciencia del propio cuerpo, notar qué nos dicen las piernas, el estómago o las piernas es otra de las ventajas que nos proporciona el Mindfulness. La atención plena nos ayuda a escuchar a nuestro cuerpo y nos ofrece la posibilidad de transmitir a los niños y niñas la importancia de cuidar de su salud. Bailar es una de las actividades que más nos sirven para conectar con nuestro propio cuerpo y a expresarnos libremente.

 

educacion-docente

El ritmo trepidante de la vida a menudo nos deja saborear el momento y contemplar, con los ojos y con el alma, aquello que hay vello en las cosas. Observar atentamente el rojo intenso de las amapolas o bien prestar atención a palabras bonitas, que nos gustan y que suenan bien, son actividades que nos pueden ayudar a redescubrir la belleza que nos rodea.

Se habla mucho de Mindfulness. Se ha puesto de moda, es cierto. Pero, ¿es Mindfulness todo aquello que luce? El Mindfulness o atención plena es la concentración de la atención y la conciencia. En Occidente la ha popularizado Jon Kabat-Zinn, pero sus raíces son el budismo. Aun así, el Mindfulness se enseña y se transmite desprovisto de cualquier vestido religioso o bien oriental.

educacion-docente

educacion-docenteEs una filosofía y un conjunto de prácticas: CIERTO

El Mindfulness o atención plena es, en realidad, un estado mental. En este, nuestra atención solo se tiene que dirigir a aquello que sentimos y percibimos en el momento presente. A través de esta filosofía y mediante una actitud de observador curioso, pero no crítico, aceptamos sin juzgar. Y lo hacemos a través de un conjunto de prácticas que podemos llevar a cabo en el ámbito cotidiano.

 

educacion-docenteEs poner la mente en blanco: FALSO

Mindfulness no es poner la mente en blanco, ni dejar de sentir, en absoluto. No es tratar de no pensar en nada, ni de intentar abstraerse de cualquier pensamiento. Se trata de focalizar la atención en aquello que sucede en aquel momento, aceptándolo y sin juzgarlo, intentando que los pensamiento no provoquen interferencias.

 

educacion-docenteEs útil para mejorar nuestra salud física y psicológica: CIERTO

Hay diferentes estudios científicos que reconeixen el Mindfulness como una práctica beneficiosa para mejorar nuestra salud física y psicológica. Tanto es así que existen más de 700 programas basados en Mindfulness que se aplican en hospitales y clínicas del mundo, con el objetivo de curar y reestablecer el equilibrio entre cuerpo y mente. Son, en definitiva, un complemento vital para las terapias científicas.

 

educacion-docenteEs la solución a todas las cosas: FALSO

Lo reconocen los expertos y es evidente: el Mindfulness no es la solución a todas las cosas. La terapeuta holandesa Snel (Tranquilos y atentos como una rana, Kairós) explica que el Mindfulness no es una varita mágica con la que puedas apuntar hacia un sitio y hacer que todo vaya bien. Pero, en sus propias palabras, “te enseña a hacer surf sobre las olas”. Consiste en relajar la mente antes de afrontar una situación difícil y en ser consciente de lo que haces mientras lo estás haciendo.

 

Lo puede hacer todo el mundo: CIERTO

El Mindfulness está al alcance de todo el mundo. No hay que ser místico, tener problemas graves o haber hecho meditación o yoga durante muchos años. Nuestro estilo de vida, rápido y ajetreado, no ha llevado donde estamos todos. Todo el mundo puede practicar Mindfulness o atención plena: pequeños y adultos de todo tipo tenemos la oportunidad de empezar. ¡Y de mejorar nuestra vida por el camino!

educacion-docente

educacion-docenteMarta, nos habla de Mindfulness en muchos ámbitos de la vida para que los adultos regulen los niveles de estrés y las emociones. Pero, ¿lo podemos aplicar también en el aula? ¿Qué beneficios puede tener para los niños y niñas?

Actualmente el Mindfulness es una revolución y diferentes investigaciones han demostrado su eficacia frente a enfermedades, trastornos psicológicos, reducción del estrés... Aunque se empezó a utilizar dentro de un contexto clínico, hoy en día se aplica a diferentes ámbitos, entre ellos el educativo.

Cada vez más, nos encontramos un incremento de alumnos con falta de atención, hiperactividad, desconcentrados, inseguros y con poco interés. La práctica del Mindfulness de manera regular aporta a los alumnos beneficios cognitivos, físicos, de desarrollo personal y relacional, ya que, por ejemplo, mejora la memoria, hace crecer la creatividad, disminuye el estrés, promueve el pensamiento positivo y la confianza en uno mismo, aumenta la resistencia a la distracción y la presión social, favorece la adquisición de habilidades sociales, entre otras.

Introducir las técnicas de Mindfulness en el aula es un reto innovador. ¿Cuáles son los resultados que podemos notar a corto y largo plazo?

En un primer momento podemos notar sobre todo una disminución del estrés y la ansiedad y un aumento de la sensación de calma. A largo plazo los beneficios de la práctica del Mindfulness son varios. Por ejemplo, como la práctica promueve el conocimiento, los alumnos trabajarán mucho el conocimiento tanto de las propias emociones como las de los demás y aprenderán a gestionarlas. Esto creará un mejor clima en el aula y una mejora de las condiciones de aprendizaje.

El Mindfulness es una experiencia que podemos compartir con los alumnos. ¿Cómo puede ayudar a los docentes?

somdocents-mindfulness

Hoy en día los docentes estamos sometidos a altos niveles de presión que hace que puedan aparecer varias patologías como la ansiedad, la depresión o el insomnio, y esto afecta tanto al docente que lo sufre como a la calidad de la enseñanza.

La práctica regular del Mindfulness da herramientas a los docentes para hacer frente a los problemas diarios que se pueden encontrar y ayuda a mejorar su calidad de vida y su bienestar. Esto repercutirá en la relación con los estudiantes y los compañeros, hecho que favorecerá un entorno educativo óptimo y una mejora del aprendizaje.

¿Son adecuadas y útiles las técnicas de Mindfulness aplicadas en Educación Infantil? ¿Cómo puede favorecer a los niños y niñas más pequeños?

Sí que son útiles, ya que ayudan a los niños y niñas a parar, respirar y tomar consciencia de ellos mismos y de sus emociones. Además, la práctica es la clave del éxito. Por eso, cuanto antes empecemos mejor, ya que conseguiremos introducir el Mindfulness dentro de su rutina y esto aumentará su bienestar físico y psicológico. Eso sí, hay que encontrar herramientas adecuadas a la edad de los niños/as.

La incapacidad de los alumnos para concentrarse y estar atentos es una de las principales dificultades a la que hoy nos enfrentamos. ¿Cómo nos/les puede ayudar el Mindfulness?

Antes de nada hay que tener claro que el Mindfulness no es ningún remedio a las dificultades o trastornos que puedan sufrir los alumnos como el impulso de no parar, la impulsividad..., pero sí que puede ayudar a abordarlos de otra manera.

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!

Ahora impartes el curso Mindfulness en el aula a través de Educación Docente. ¿Qué podemos encontrar y para qué nos puede ayudar como docentes?

El objetivo principal de este curso es formar a los docentes para utilizar el Mindfulness en el aula para favorecer el aprendizaje de los alumnos. Durante el curso se darán a conocer los principales beneficios de la práctica del Mindfulness tanto para los alumnos como para los propios docentes, y como esta influye en la educación emocional. A través del marco teórico y de diferentes recursos y actividades, los docentes obtendrán herramientas y estrategias para introducir esta práctica en su día a día.

¿Es fácil introducir pequeñas rutinas en el día a día? ¿Cuál es para ti la más importante o imprescindible?

Lo más importante, para empezar, es buscar un lugar adecuado y encontrar un rato al día para dedicarnos a nosotros mismos. Por ejemplo, una vez finalizado el curso que ya tendremos herramientas, podemos dedicar cada día 20 minutos a realizar una de las prácticas que se explican. Hay que darnos tiempo para poder evaluar los beneficios y sobre todo y muy importante, no juzgarnos. La práctica no es fácil, y menos al principio, no estamos acostumbrados a parar y escucharnos, esto mejora con los días. Por tanto, tenemos que ser benevolentes, reconocer que nos hemos distraído o que ha sido difícil y aceptarlo, sin juzgar.

¿Estas técnicas se pueden trasladar a las familias? ¿Cómo podemos compartirlas?

De hecho las prácticas se pueden realizar en familia, siempre buscando actividades adecuadas a la edad de los hijos y que sean motivadoras. Tenemos que pensar que nuestros hijos son un reflejo de nosotros mismos, allí donde ellos se miran, y por tanto les tenemos que proporcionar un buen ejemplo. ¡Practicar con ellos es una rutina fantástica para toda la familia!

¿Cuál es el futuro del Mindfulness en las aulas? ¿Cómo están empezando a trabajar los docentes?

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!Cada vez más escuelas se interesan por la práctica del Mindfulness como una herramienta para hacer frente a las dificultades de las aulas y para mejorar la educación emocional del alumnado. Pero tenemos que ser conscientes que necesitamos una formación previa para poder llevar a cabo una práctica de manera correcta y que, igual que pasa con las familias, los docentes tenemos que ser un ejemplo para nuestros alumnos. Así pues, tenemos que empezar a introducir el Mindfulness en las aulas, pero sobre todo en los claustros.

EducaciónDocente educación permanente

La Formación Permanente es un planteamiento muy antiguo. Platón (427-347 a.C.) ya subrayó de manera concreta la necesidad de que el hombre sea educado a lo largo de toda la existencia. Pero no fue el único. Siglos más tarde,  Comenius (1592-1670) asoció el hecho de la educación a las ideas de continuidad y universalidad.

Desde finales de los años 80, la verdadera impulsora de los procesos de educación permanente ha sido la UNESCO. Llamada en inglés life-long education, se basa en el proceso constante de la actualización y reentrenamiento de los conocimientos transversales, fuera de un período concreto de la vida de la persona y de los límites del aula. Carlos Tünnerman Bernheim es autor del célebre estudio "La educación permanente y su impacto en la educación superior". El documento aporta muchas sugerencias valiosas para la reestructuración de la educación superior, con el objetivo de transformarla en educación permanente. Indica que "si la educación básica consiste sobretodo en aprender y aprender, la educación superior sería aprender a emprender, el aprendizaje de la iniciativa", una propuesta muy fiel a aquello que proponen los teóricos sobre la educación permanente.

La transformación de los espacios de educación superior

Para Tünnerman, las instituciones de educación superior deberían transformarse en auténticos centros de educación permanente, con una modificación forzada de su organización, currículum y métodos de trabajo. Al hacerlo, la educación superior debería conseguir situar a la persona en el núcleo de sus preocupaciones y refundaría un nuevo humanismo. Solo de esta manera sería posible que los estudiantes saliesen de la universidad con su diploma de graduación, pero también con conocimientos. Conocimientos que les permitirían vivir más cómodamente en sociedad, contando con nuevas habilidades y siendo capaces de adaptarse en un mundo que cambia de manera constante.

La formación de estos futuros profesionales debería ser, según Tünnerman, completamente transversal, en el sentido que en las aulas se impartirían conocimientos en general. Esta flexibilidad, pero, también pasaría por el tratamiento del sistema, puramente universitario, de manera que la educación permanente también se pudiese satisfacer a través de otras fórmulas de educación superior.

Docencia y educación permanente: un compromiso con nosotros mismos

Es cierto que un vez logrados los objetivos de la carrera universitaria, solemos fijar la atención en obtener nuestro primer lugar de trabajo, ejecutar nuestra tarea lo mejor que podamos y en superar, día tras día, todos los retos que se nos plantean en el aula. Pero es necesario tener en cuenta tres cuestiones básicas que señala al Instituto de la Unesco para la Educación:

  1. Entender la importancia de la educación permanente,  así como su implicación directa en los objetivos en la escuela, los variados métodos de aprendizaje y los nuevos procedimientos de evaluación.
  2. Los docentes abiertos a la educación de por vida. La tarea de aprendizaje de los docentes no debería de finalizar con el logro de los últimos créditos universitarios. Un buen profesional de la educación se convertirá en alumno de por vida y estará abierto al aprendizaje de nuevos sistemas, fórmulas y procedimientos para aplicarlos en la tarea de enseñar a los alumnos. 
  3. La contribución conjunta en la comunidad educativa para incentivar el aprendizaje permanente entre los colegas de profesión será clave para empezar a generar un cambio en la actitud de los docentes alrededor de la educación permanente.

Un cambio de paradigma será lo que verdaderamente posibilitará la modificación de nuestra percepción alrededor de la educación permanente para que ésta tenga un cariz de placer, más que de obligación. Ya dijo Platón que "No hay ninguna disciplina que el hombre libre tenga que aprender mediante la esclavitud. El alma no conserva ningún conocimiento que haya penetrado en ella a la fuerza".

Después de leer el artículo, qué piensas: ¿la educación permanente es una obligación o un placer?
Sea lo que sea para ti, EducaciónDocente ofrece cursos online reconocidos por el Departament d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya como formación permanente del profesorado. Más información en www.educaciondocente.es.

EducaciónDocente. Conductas agresivas

Las conductas agresivas en el aula acostumbran a ser la respuesta a un conflicto. Se pueden manifestar en forma de actos violentos o verbales y pueden derivar de problemas o dificultades evidentes para la relación social. Pero, ¿cómo se pueden detectar estas conductas en el aula? ¿Y cómo podemos gestionarlas?

Cuando hablamos de conductas agresivas nos referimos a cualquier manifestación que pueda producir algún daño a una persona o un objeto. No obstante, a banda de la agresividad física, también se pueden producir daños psíquicos. Como docentes hay que intervenir.

¿Qué entendemos por conductas agresivas?

Las conductas agresivas se materializan en la acción de producir daños, ya sean psíquicos o físicos, sobre las personas o las cosas. Normalmente, estos comportamientos en niños y adolescentes se manifiestan de manera directa a través de agresiones (patadas, empujones, gritos, mordiscos,…) o insultos. Lamentablemente, se trata de comportamientos relativamente comunes que hay que detectar y que como docentes necesitaremos gestionar. El hecho de que algunos alumnos tengan más o menos tendencia a la agresividad es la herencia recibida de su entorno familiar. Así, ya de bebé, el niño canalizará los impulsos de sus progenitores. Factores como el afecto o la protección son esenciales para la construcción de su personalidad. En cambio, de los conflictos y de la falta de atención se puede derivar sentimientos de frustración y conductas que a veces podremos calificar de agresivas.

La agresividad y la familia

Como decíamos, el patrón familiar vivencial del alumno es clave para su desarrollo. Aunque la escuela tiene un papel importantísimo en la educación del niño, la familia acontece siempre el modelo a seguir en cuanto a disciplina y comportamiento. Así pues, el modelo familiar de un padre, por ejemplo, que sea poco exigente, practique el castigo mediante la agresión física o la amenaza puede fomentar, sin duda, conductas agresivas en el niño. A todo esto hay que añadir las características de la relación entre los diferentes miembros de la familia, el entorno sociocultural en que se mueve y la falta de estrategia verbal que no le permitirá dialogar con los demás y resolver aquellos conflictos en que se puedan encontrar en su participación como individuo en la sociedad.

La gestión de la agresividad en el aula

conflicte - 139530617 [Convertido]Lo ideal, cuando un conflicto ha derivado en una conducta agresiva en el aula, hay que poner hilo en la aguja. Aunque es de los más necesario estudiar a fondo cada caso concreto, la reducción de conductas agresivas se puede llevar a cabo en el aula a través de una serie de estrategias para fomentar las habilidades sociales de todo el grupo. Y aquí tiene un papel fundamental la educación emocional. Reforzar la asertividad y trabajar el reconocimiento de los compañeros son las primeras vías para fomentar todas aquellas habilidades radicalmente opuestas a la violencia y a la agresión contra los demás. Puede resultar de gran utilidad practicar ejercicios de relajación y trabajar las habilidades cognitivas del alumno participando en debates donde haya que defender posturas totalmente opuestas a la suya o participar en situaciones simuladas que requieran razonamiento verbal para la resolución de conflictos.

 

Si quieres aprender más sobre este tema puedes realizar los cursos Gestión de las conductas agresivas en el aula, Educación Emocional y Desarrollar la competencia de aprender a aprender en el aula. Más información en www.educaciondocente.es.

2 Comments

EducaciónDocente. Mandalas gratuitos

Hay actividades que nos permiten trabajar la creatividad y que además tienen muchos beneficios y ventajas relacionadas con la concentración. Habrás adivinado que estos son prácticamente todos los beneficios de pintar mandalas. Pero, ¿sabes que son exactamente los mandalas y qué beneficios pueden aportar?

¿Qué son los mandalas?

Mandala es una palabra tibetana (dkyil-‘khor”) de cualquier cosa que quiere representar simbólicamente el universo. Normalmente, se representan con figuras que se organizan alrededor de un  círculo. Están pensados, de hecho, para concentrar la energía en un solo punto durante la meditación.

Los beneficios de pintar mandalas

Pintar mandalas es una actividad que podéis llevar a cabo juntos, en un entorno agradable y relajado, tanto con los niños de primaria como de infantil (solo es necesario que escojáis sencillas, adecuadas a la edad). Esta es, de todas formas, una actividad apta para todas las edades. ¡También para adultos! Pero, ¿cuáles son los beneficios de pintar mandalas?

  • Nos ayudan a meditar. Son una manera muy sencilla de adentrarnos en el mundo de la meditación, porque nos ayudan a recuperar el hábito de la concentración. Podemos acompañar el momento de pintar mandalas con música relajada y una iluminación agradable.
  • Fomentan la expresión y la creatividad. Los expertos en mandalas coinciden en el hecho de que según el estado de ánimo, seleccionamos unos colores u otros. Esto puede ayudar a los niños a expressar sus emociones y a ser más creativos.
  • Desarrollan la concentración. En un entorno lleno de estímulos, la capacidad de concentrarse es cada vez un bien más preciado. El hecho de crear y pensar en combinaciones de colores nos ayuda a dejar de banda otros pensamientos.

¿Os habéis decidido a pintar mandalas?

Si queréis probar de hacer esta actividad en el aula, solo necesitaréis dos cosas (bueno, tres, si queréis poner música): colores y mandalas. Encontraréis libros llenos, pero hoy también os queremos facilitar mandalas para descargar de manera gratuita y a través de Internet.

Aquí las tenéis: 1 | 2 | 3 |4 | 5 | 6 |

Si además, queréis recomendar a las familias para pintar en casa, nos parece muy interesante la propuesta de EduIoga.

Y vosotros, ¿habéis pintado mandalas? ¿Cuál es vuestra experiencia?

EducaciónDocente. Educación Emocional

En la actualidad, los nuevos planes educativos que los profesionales docentes aplican en el aula ya incluyen, en la mayoría de ocasiones, pautas y proyectos específicos para trabajar la asertividad, la empatía y toda una serie de habilidades sociales que hay que incorporar a los conocimientos cotidianos.

Ser competente en las diferentes áreas que propone el itinerario curricular es importante, pero también lo es contar con todas aquellas habilidades que solo podemos aprender a través de la educación emocional. Reconocer nuestras emociones, gestionarlas y saber ponernos en el lugar del otro son tres habilidades básicas para las cuales hay que proporcionar herramientas en el aula. Esto permitirá a los alumnos vivir con naturalidad las dificultades y conflictos que se irán encontrando en el camino de la vida, tanto en el ámbito personal como profesional.

Primer paso: reconocer las emociones

En la primera etapa educativa (de 0 a 3 años), el primer paso que tenemos que dar como docentes es el de ofrecer a los alumnos todos los recursos que necesitan para empezar a identificar en uno mismo y en los otros las diferentes emociones: alegría y tristeza (de 1 a 2 años) y alegría, tristeza, enfado y miedo (de 2 a 3 años); expresar estas mismas emociones y asociarlas a aquellas situaciones que las hayan podido provocar. Con tal de llevar a término este reconocimiento, podemos utilizar diferentes recursos:

  • Dibujos con cuatro caras que expresan de manera bien diferenciada alegría, tristeza, enfado y miedo.
  • Espejos para reflejar sus gestos, imágenes o fotos que expresen los sentimientos aprendidos.
  • Fotografías de los mismos niños, con caras que ejemplifiquen las emociones trabajadas.

Con los niños de 2 a 3 años, podemos introducir estos conocimientos a través de conversaciones, preguntándolos cuando se sienten contentos, tristes, enfadados o tienen miedo y pidiéndoles que expresen estas emociones haciendo gestos con la cara. Podremos poner en marcha esta actividad aprovechando los diferentes estados emocionales de los alumnos y de los docentes, explicando cuentos o historias donde los personajes pasen por los diferentes estados de ánimo trabajados o haciendo juegos de máscaras, gestos y canciones.

Las actividades en el aula, un camino para aprender las emociones

El periodo que alcanza de los 6 a los 12 años es importantísimo para el desarrollo de la personalidad del alumno. El aula es el espacio idóneo para generar conocimientos, tanto cognitivos como afectivos. Si los alumnos no lo han trabajado antes, será necesario que aprendan a identificar y definir las emociones y a asociarlas como consecuencia de un hecho vital. Independientemente de los contenidos y la metodología, que siempre tendrán que llevar a cabo profesionales formados en educación emocional, es indispensable dar a los alumnos la posibilidad de expresarse de una manera respetuosa y abierta en el aula, entendiendo las emociones como un hecho natural. Así mismo, hay que desarrollar las actividades entendiéndolas como una vía para llegar a los conocimientos que quieren transmitir, adaptándolas siempre a la situación real que nos invita a llevarla a cabo. Como docentes, además, tenemos que acostumbrarnos a experimentar cada una de las actividades que quieren aplicar en el aula para adaptarlas y comprobar que realmente son efectivas para ejemplificar o trabajar las emociones, los conflictos y la gestión de ambos.

Propuesta de bibliografía básica de la educación emocional en el aula

Para empezar a trabajar estos conceptos, sería interesante poder contar con los siguientes recursos bibliográficos:

  • López Cassà, E. (coord.) Educación emocional. Programa para 3-6 años. Barcelona: Praxis, 2003.
  • Renom, A. (coord.) Educación emocional. Programa para la educación primaria. Barcelona: Praxis, 2003.
  • Sastre, G. i Moreno, M. Resolución de conflictos y aprendizaje emocional. Barcelona: Gedisa, 2002.
  • Segura, M. y Arcas, M. Educar las emociones y los sentimientos. Introducción práctica al complejo mundo de los sentimientos. Madrid: Narcea, 2003.

¿Recomendarías otro libro con el que te haya gustado trabajar la educación emocional?

Puedes aprender más sobre como trabajar la educación emocional con el curso Educación emocional. Más información en www.educaciondocente.es.

EducaciónDocente - Educación Emocional

Los beneficios de aplicar técnicas de educación emocional en el aula no solo reportan ventajas en el ámbito de la escuela. Aprender a reconocer las emociones propias y las de los otros es el primer paso para gestionar cualquier dificultad. Es el aprendizaje de la vida.

 Una manera de interactuar con el mundo

Educar la inteligencia emocional de los alumnos es una tarea que muchos docentes afrontan como un reto. Tradicionalmente, los planes de estudio han priorizado la adquisición de conocimientos y no han prestado atención a otros aprendizajes que también son necesarios para el alumno. Para muchos estudiosos, el hecho de que los proyectos educativos solo se han centrado en el desarrollo cognitivo ha hecho que florezcan ciertas carencias en el ámbito de las emociones. Hay que decir, además, que aunque los niños de hoy tienen un coeficiente intelectual más elevado que el de décadas anteriores, el informe Pisa revela que su nivel académico está muy por debajo de la media marcada por la OCDE. Una reforma consciente del sistema educativo es necesaria porque niños y adolescentes aprendan orientados a los valores y por eso, hay que educar en emociones. Son estas, según los neurocientíficos, las que nos ayuden a razonar, a tomar decisiones y a ser curiosos. Esto es el auténtico motor del aprendizaje.

 ¿Hay que educar las emociones?

Según Rafael Bisquerra, catedrático de Orientación Psicopedagógica en la Universidad de Barcelona, las habilidades que los estudiantes actuales necesitan para incorporarse en el mercado laboral no solo están basadas en el aprendizaje de la lectura, la escritura o las matemáticas. Estas son competencias puramente académicas que poco tienen que ver con el proceso de aprendizaje de las emociones propias y de los otros.

Esta tesis, compartida por el profesor Bisquerra y por muchos otros expertos en inteligencia emocional, se apoya en un estudio que duró varios años, pero del cual no se extrajeron conclusiones hasta el 2011. El ensayo contó con la participación de más de 270.000 alumnos de todas las etapas académicas y de 213 escuelas, entre las cuales había que utilizaban fórmulas de aprendizaje socioemocional y otros que no lo hacían. Al cabo de los años, los alumnos que formaban parte del primer grupo demostraron mejoras muy significativas por sus habilidades sociales y emocionales. La mayoría de ellos tienen actitudes mucho más positivas, estaban más comprometidos con sus estudios y habían mejorado su rendimiento académico hasta un 11%.

Los beneficios de la educación emocional

Los expertos coinciden en que los programas de educación social y emocional se han aplicado de manera rigurosamente científica, utilizando la metodología adecuada y a través de profesionales preparados. Además, hay que empezar a aplicar estos métodos desde las primeras etapas escolares y hacerlo a largo plazo. Solo así tendremos la oportunidad de obtener resultados satisfactorios. Habrá, además, que las familias y toda la comunidad educativa se hagan partícipes y que estos conocimientos vayan acompañados de los valores morales y éticos más adecuados. Un programa de educación emocional y social nos ayudará a incorporar en los alumnos cinco grandes habilidades. Según los profesores Bisquerra y Juan Carlos Pérez-González, son:

  • Las habilidades sociales, imprescindibles para relacionarnos con el resto
  • Las habilidades vitales, para afrontar los contratiempos de la vida cotidiana
  • La autoconsciencia, para reconocer nuestras emociones
  • La regulación emocional, para gestionar las emociones
  • La empatía, para saber ponerse en el lugar de los otros

Con todas estas herramientas, los niños aprenderán desde pequeños a adquirir consciencia de los estados emocionales, suyos y de los otros, así como a gestionar situaciones complejas, tomar decisiones y sobreponerse a las emociones negativas que inevitablemente surgen en el curso de la vida.

¿Trabajas la educación emocional en el aula? ¿Has observado algún resultado?

Puedes aprender más sobre educación emocional con el curso Educación Emocional. Más información en www.educaciondocente.es.

NUEVA CONVOCATORIA: del 4 al 26 de mayo

Faltan pocos días para empezar una nueva convocatoria de cursos online para docentes reconocidos como formación permanente para el profesorado.cropped-Portada-BLOG-EducaciónDocente.pngEntra en la web www.educaciondocente.es y mira nuestra oferta formativa.

Matricúlate, comparte conocimientos y disfruta de la formación desde donde quieras.