Tag Archives: Montessori

educacion-docente-entrevista-marta-paños-montessori

¿Quieres conocer un poco más sobre la metodología Montessori? Marta Paños, tutora del curso La metodología Montessori o como liberar todo el potencial de tus alumnos nos explica las ventajas de aplicar esta metodología.

El método de María Montessori no es precisamente moderno, en el sentido de contemporáneo. Sin embargo, en los últimos años parece que se habla más y se ofrece más información, tanto a padres y madres como a docentes. A qué se debe?

Cada vez más, tanto educadores como familias buscan un cambio en la educación para seguir una filosofía más respetuosa con los niños en cuanto a ritmo de aprendizaje, intereses, etc. Esto hace que se busquen modelos y pedagogías alternativas como el método Montessori.

¿Cuáles son para ti las principales razones por las cuales es necesario aplicar la metodología Montessori en el aula?

Para mí la principal razón para aplicar esta metodología se basa en que el alumno sigue sus intereses, toma sus propias decisiones y aprende de una manera más significativa. Debemos tener en cuenta que durante todo este proceso de aprendizaje, el alumno aprende muchas cosas de diferentes ámbitos y materias, por lo tanto el proceso es más globalizado. De este modo el aprendizaje es más significativo y perdurará en el tiempo. Además, estamos incentivando su interés por el descubrimiento y desarrollarán la curiosidad, por tanto serán más receptivos a aprender todo lo que el entorno les ofrece. Y esto son características que se quedarán con ellos toda la vida.

Por qué puede ayudarnos a liberar el potencial de nuestros alumnos?

Porque cada alumno sigue su ritmo y sus propios intereses. De esta manera cada niño construye su conocimiento, podríamos decir que auto-construye. Pero para llegar aquí los adultos primero tenemos que confiar en el potencial de los alumnos y en su capacidad de aprender de manera autónoma. Será trabajo de los docentes estar atentos a todo lo que los niños y niñas nos dicen de manera inconsciente en cuanto a sus intereses y necesidades para poder atenderlos y acompañarlos en el proceso de aprendizaje.

¿Qué encontraremos en el curso que impartes en Educación Docente? ¿Para quién puede resultar útil?

En el curso de Educación Docente encontraremos una primera introducción a la metodología Montessori repasando sus principios, las áreas, el material, etc. También tendremos la oportunidad de ponerlo en práctica con tareas que luego podremos aprovechar en el aula. Además, se da un abanico de recursos para todos aquellos alumnos que quieran puedan ampliar los conocimientos adquiridos.

Entendemos que para aplicar la metodología, tanto en primaria como en secundaria, es necesario contar con un proyecto de conjunto en la escuela. ¿Cómo podemos hacerlo o iniciar este proyecto en equipo? ¿Nos podrías resumir algún ejemplo?

Actualmente hay muy pocas escuelas Montessori oficiales en el país, ya que los criterios para adquirir esta certificación son muy estrictas. Pero sí podemos aplicar el método haciendo ciertas actividades. Podemos incentivar el trabajo por rincones, trabajar las matemáticas y la lecto-escritura de manera más manipulativa, y sobre todo dar a los alumnos autonomía para adquirir el conocimiento por ellos mismos. ¡Confiamos en ellos y ellas y en su potencial!

Después de aplicar la metodología en los alumnos, ¿qué cambios has notado con respecto a la metodología tradicional?

Los alumnos se hacen más autónomos en todos los sentidos. Esto les hace tener una mejor percepción de ellos mismos y su autoestima crece de manera significativa. Ven que hay alguien que los escucha y confía en ellos y ellas y les da herramientas para hacer cosas de las que no se creen capaces. Es un cambio muy importante si tenemos en cuenta que muchas veces en las aulas nos encontramos con alumnos que no se esfuerzan porque siempre les han dicho que no eran capaces o porque simplemente nadie les ha escuchado. Hay que ser conscientes de la importancia de nuestras palabras sobre los alumnos.

¿Cuál tiene que ser el papel de los padres en casa? ¿Cómo exportamos el método y hacemos pedagogía de la importancia de aplicarlo?

Los padres, desde que el niño o niña nace, pueden aplicar esta metodología observando al niño y estando atentos a sus necesidades. Otro punto importante para incentivar desde casa y la autonomía. Los niños y niñas son capaces de hacer muchas más cosas de las que pensamos ya menudo somos los adultos los que los "frenamos". Podemos hacer que nos ayuden en casa, que se preparen sus cosas para ir a la escuela, que pongan la mesa, que cuiden de una planta, etc.

Desde casa también es bueno que les mostremos el mundo, que los llevemos al bosque, que les enseñemos animales ... En definitiva, que incentivamos su curiosidad.

De hecho, en las aulas podemos ver claramente aquellas familias que incentivan la autonomía del niño, ya que son niños con un gran interés por hacer las cosas solos, responsables de sus cosas, etc. Y el ejemplo es la mejor manera de exportar el método.

Para acabar, ¿podrías recomendarnos algunas lecturas complementarias sobre la metodología?

¡Por supuesto!
La mente absorvente del niño escrito por la misma Maria Montessori es un referente en la materia donde se presenta su visión del niño, del adulto y de la función de la educación. También habla sobre el papel del niño hacia una sociedad más humana.

Os dejo también algunos vídeos muy recomendables para tener una primera idea sobre la metodología.

  • Un día en un aula Montessori
  • Maria Montessori: su historia y su método
  • Diferencias entre el método Montessori y la educación tradicional

educacion-docente-principios-básicos-de-la-metodología-montessori

La metodología Montessori es un modelo educativo que se centra en el aprendizaje en el niño y sitúa al docente como observador. Es mediante la observación que el educador puede adaptarse al entorno y ajustarlo al nivel de desarrollo del niño.

Maria Montessori (1870 - 1952) fue una educadora, pedagoga, científica, doctora, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga y psicóloga italiana. El método, descrito en su obra, aunque se aplica hoy, con el objetivo de dotar al niño de la capacidad de observar e investigar su entorno de una manera espontánea, relacionando los conocimientos con las experiencias.

Estos son los cinco principios básicps de la metodología Montessori:

RESPETO POR LOS INFANTES

La actitud del docente hacia los niños debe ser respetuosa, sabiendo que el alumno es capaz de tomar decisiones, descubrir y desarrollar habilidades por sí mismo. Esta actitud servirá para fomentar su autonomía, pero también la autoestima.

EL ROL DEL DOCENTE / O DEL ADULTO

Ligada con la actitud de respeto hacia los niños, Maria Montessori también habla de cuál es el rol del adulto en el aprendizaje. Este debe actuar como guía, acompañándolo de una manera respetuosa y cariñosa. Se debe posicionar, pues, como observador consciente y trabajar por el aprendizaje continuo y su desarrollo personal.

UN AMBIENTE PREPARADO

El ambiente debe ser organizado y estar diseñado para el niño, de manera que fomente el auto-aprendizaje y su conocimiento. El orden y la seguridad son indispensables para que el niño pueda aprender, moverse y desarrollarse sin la supervisión o asistencia permanente del docente.

LA MENTE ABSORBENTE

El primer período del desarrollo humano es lo más importante. Los niños, tal y como aseguraba María Montessori, son como una esponja: lo absorben todo, con la diferencia que la capacidad del niño es ilimitada.

LOS PERIODOS SENSIBLES

Son aquellos períodos durante los cuales los niños pueden adquirir habilidades o destrezas con mucha más facilidad. Es importante que los docentes las tengan presentes, a fin de aprovechar todo el potencial del niño.

2 Comments

educacion-docente-pedagogía-montessori-mitos-y-realidades

Docentes y expertos hablan bastante sobre la metodología Montessori. Pero, ¿lo sabes todo? Hablamos sobre mitos y realidades.

MONTESSORI ES UNA METODOLOGÍA MODERNA: Realidad

Montessori no es una metodología nacida ahora. Maria Montessori publicó El método Montessori el año 1924, pero trabajaba desde finales del siglo XIX. Aunque hoy se hable mucho de esta metodología, la realidad es que docentes de todo el mundo la han estudiado y aplicado en las aulas durante todo el siglo XX.

LOS INFANTES HACEN LO QUE QUIEREN: Mito

Si bien es cierto que los infantes pueden escoger, todas las actividades que se realizan en el aula deben contar con el acompañamiento del guía, que es el docente, dentro de un ambiente controlado, los materiales adecuados y unas instrucciones claras. A partir de estos límites, el infante tiene todo el margen para experimentar, explorar y por lo tanto, aprender.

NO HAY EXÁMENES: Realidad

Los exámenes, tal y como los conocemos tradicionalmente, no son considerados un método suficientemente eficaz para evaluar los progresos de los alumnos. Mediante la observación continuada, los docentes pueden determinar la evolución con más garantías.

LA METODOLOGÍA MONTESSORI ES ELITISTA: Mito

Hay algunos centros donde se aplica la metodología Montessori que son especialmente caros y la mayoría, privados. Esto hace que mucha gente piense que el método Montessori es elitista. Pero es necesario tener en cuenta que hablamos de una filosofía, la cual puede aplicarse en muchos espacios de la vida cotidiana y que los materiales se pueden recoger de la naturaleza, construirlos nosotros mismos o hacer-los reciclados.

TENEMOS QUE APLICARLA AL 100%

Podemos intentar hacer todo lo posible para que la educación de los infantes se centre en la metodología Montessori. Algunos son partidarios del todo o nada, pero en este caso, es importante que nos vayamos adaptando poco a poco y haciéndolo bien.

Maria Montessori fue una figura clave en la renovación pedagógica de la llamada “Escuela nueva” de principios del siglo XX, una corriente que tenía como objectivo romper con la filosofía educativa que se había aplicado hasta entonces. A parte de estudiar medicina, Montessori también se dedicó a la pedagogía, a la ciéncia, a la psiquiatría y a la filosofía. Creó La case dei bambini para niños desfavorecidos y aplicó sus conocimientos científicos en la pedagogía. El método Montessori se basa en el respeto, la autonomía y la libertad del infante. A continuación, os ofrecemos cinco ideas clave.

1 . Un ambiente preparado. Un ambiente y un mobiliario bien adaptados pueden conseguir parte del trabajo que hasta ahora correspondía al docente. Es necesario que las mesas, las sillas, los colgadores, los armarios y las diferentes herramientas estén adaptadas a los niños. Esto permitirá al infante disfrutar de un desarrollo más libre. Los espacios tienen que ser, además, sencillos, bonitos y armónicos.

educaciondocente-5-ideas-clave-para-entender-el-método-montessori-ambiente-preparado

2 . Respeto hacia el niño. El método de Maria Montessori se basa en observar y seguir al niño, en vez de intervenir. La mente del infante es absorbente, de manera que a parte d’estar en movimiento contínuo, la actividad psíquica tampoco para. Esta tiene que ser práctica y el niño tiene que contar con el espacio que necesita para moverse.

3 . El docente como guía. Los métodos de la escuela tradicional dejan de tener vigencia, de manera que el docente deja de ser el elemento central para pasar a centrar toda la atención en el alumno. El maestro tiene que ayudarlo a hacer su camino de manera espontánea, ofreciendo lecciones individuales, cortas y objetivas e iniciando a los alumnos en el uso de los objetos que hay en el ambiente. A parte, los niños también serán capaces de aprender mediante la observación de aquello que hacen sus compañeros.

educaciondocente-5-ideas-clave-para-entender-el-método-montessori-docente-como-guía

4 . Material autocorrectivo. Seguramente se trate de una de las partes más conocidas del método: el material. A través de éste, el infante desarrolla el carácter y la inteligencia, pero también adquiere las habilidades y aptitudes necesarias para conseguir aprendizajes más avanzados. Estos materiales pueden resultar muy útiles para la lectura y la escritura, pero también para los números o la aritmética.

educaciondocente-5-ideas-clave-para-entender-el-método-montessori-material-autocorrectivo

5 . La independencia. “Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo del niño”. Es necesario ayudar al niño a hacer y expresarse, pero no hacerlo en su lugar (solo cuando sea necesario). Sencillamente, el adulto tiene que ayudar al infante a hacerlo todo por sí mismo, siempre que sea posible. La independencia es el paso previo indispensable para conseguir la libertad.

¿Aplicáis el Método Montessori en clase? ¿Qué resultados observáis a corto y a largo plazo en los infantes? Podéis compartir vuestras experiencias en los comentarios.

EducaciónDocente-MontessoriAplicar la pedagogía Montessori en casa requiere método, en el sentido que, hay que preparar el ambiente y ofrecer al niño una actitud y atención muy determinadas. A continuación, os damos cinco claves para empezar a aplicar el método Montessori en casa. 

  1. Preparar el ambiente y respetar el orden. El ambiente tiene que estar preparado para el niño. Esto quiere decir que el mobiliario se tiene que adaptar al niño y no al revés. Los muebles, las mesas, las sillas y los diferentes utensilios tienen que estar a su altura. Esto promoverá la independencia del niño, los procesos de exploración y de aprendizaje, la libertad y la autodisciplina.
  1. Confiar en el niño y seguir su ritmo. Equivocarse es parte del aprendizaje. Confiar en el niño quiere decir observarlo, seguir su ritmo y adivinar sus intereses y gustos a través de la experimentación. Se trata de una manera fantástica de ayudarlo a interiorizar conocimientos.
  1. Apreciar la naturaleza y las cosas sencillas. El ritmo acelerado de los medios y formatos audiovisuales no dejan espacio para la exploración y la curiosidad. El contacto con la naturaleza y la estima de las pequeñas cosas ofrecen al niño un espacio abierto de libertad y la posibilidad de desarrollar la imaginación y la creatividad. Estas experiencias, además, educan en la ética del respeto hacia la naturaleza y los animales.
  1. Predicar con el ejemplo. Nuestro modelo de conducta es vital para el niño. Si predicamos con el ejemplo dando las gracias, compartiendo, respetando a las personas, los animales y los objetos, el pequeño irá interiorizando estas conductas como propias.
  1. Las consecuencias naturales. Ya hemos indicado que la pedagogía Montessori nos invita a intervenir lo mínimo posible y a no poner limitaciones al desarrollo del niño. En este sentido y en el momento de decir "no", nos limitaremos a explicar las consecuencias naturales de sus actos. Este aprendizaje le educará.

Todas estas conductas y pautas se tienen que llevar a cabo siempre dentro de un ambiente de respeto, teniendo en cuenta que el niño está aprendiendo y que se equivocará. Nuestro acompañamiento respetuoso será fundamental para ayudarlo en este proceso de autonomía, aprendizaje y libertad.

1 Comment

EducaciónDocente. Cursos formación docentes

Aplicar la pedagogía Montessori nos pide preparar el espacio y tener una actitud lo menos intervencionista posible con el niño. Hoy os proponemos 7 actividades de inspiración Montessori para los niños y niñas de 3 a 6 años que podéis trabajar en esta línea, tanto en el aula como en casa.

  1. Frutas, verduras y lenguaje. La primera actividad que os proponemos permitirá aprender las frutas, las verduras y sus nombres. Podéis utilizar estos rompecabezas para imprimir, que además encontraréis en inglés. Así también practicaréis un segundo o tercer idioma. Al acabar, podéis buscar las frutas y verduras reales y hacer la asociación. Otra actividad interesante, para aprender y reforzar valores como la paciencia, la espera, el cariño por la naturaleza y la autodedicación es la de crear vuestro propio huerto.kitchen-garden-960542_1920
  1. La Mesa de la Paz. Aquí tenéis un espacio para la resolución de conflictos que podéis crear tanto en casa como en el aula. Los niños y los adultos pueden acudir cuando tengan un conflicto individual o bien cuando el problema sea entre dos o más personas. Llenad un cesto con toda una serie de elementos que puedan contribuir a resolver el conflicto o bien a relajarnos cuando os sintáis enfadados o nerviosos. Estableced un sistema de turnos para exponer la problemática y resolverla.

http://www.montessoriencasa.es/mesa-paz-el-cambio-empieza-en-tu-familia/

  1. Arreglos florales. Una de les bases de la pedagogía Montessori es la armonía y la belleza. Crear un entorno bonito y agradable es muy importante para reforzar un ambiente de calma. Una actividad muy placentera puede ser la de confeccionar arreglos florales. En esta se trabajan muchas habilidades y se combinan los sentidos de la vista, el tacto y el olfato.

flowers-983905_1920

  1. Actividades con pompones. La actividad que os proponemos a continuación puede ayudar a los niños a prepararse para la escritura. Podéis utilizar pompones (encontraréis en cualquier tienda de manualidades) e irlos pasando, con unas pinzas, de un lado a otro, para ponerlas en un bol o en cubiteras. Siempre de izquierda a derecha. Para trabajar la motricidad fina disponéis de muchos juegos interesantes. Nosotros os recomendamos especialmente este juego de abejas de PlanToys.
  1. El juego del silencio. Para aprender la importancia del silencio os proponemos este juego, un clásico que podéis llevar a cabo de muchas maneras. En definitiva, consiste en quedarse en silencio durante todo el rato que sean capaces o bien marcando una señal (por ejemplo, hasta que la arena del reloj acabe de bajar). Proponerles si pueden quedarse tan quietos como una flor. Al acabar, podéis hacer sonar una campana, apagar una vela encendida, etcétera.

http://www.pequefelicidad.com/2016/01/el-juego-del-silencio-para-que-se-usa-y.html
http://www.pequefelicidad.com/2016/01/el-juego-del-silencio-para-que-se-usa-y.html

  1. Números con plastelina. Dentro del área de matemáticas, os recomendamos una actividad para aprender los números con plastelina. No obstante, podéis utilizar cualquier otro material: pinzas, lazos de pasta o piezas de Lego. Se trata de que descarguéis estas láminas (las tendréis que plastificar) y utilizar alguno de estos materiales para contar. Si utilizáis plastelina, podéis elaborar bolas o formas para enganchar en cada lámina con los números del 1 al 10.

http://modernparentsmessykids.com/homemade-learning-printable-counting-cards/

  1. Construimos palabras. Y finalizamos este especial de actividades Montessori con un abecedario que podéis pintar vosotros mismos (las vocales de un color, las consonantes de otro). Lo podéis comprar aquí. Una vez que lo tengáis listo, guardadlo en una caja y lo podréis utilizar en diferentes juegos, para construir palabras.

¿Os han gustado estas actividades?

Si queréis, podéis compartir vuestra experiencia en los comentarios.

EducacionDocente. Cursos formación docentes homologados

María Montessori fue una figura clave en la renovación pedagógica de la llamada "Escuela nueva" de principios del siglo XX, una corriente que tenía como objetivo romper con la filosofía educativa que se había aplicado hasta entonces. A parte de estudiar medicina, Montessori también se dedicó a la pedagogía, a la ciencia, a la psiquiatría y a la filosofía. Creó La case dei bambini para niños desfavorecidos y aplicó sus conocimientos científicos a la pedagogía. El método Montessori se basa en el respeto, la autonomía y la libertad del niño. A continuación, os ofrecemos cinco ideas clave.

  1. Un ambiente preparado. Un ambiente y un mobiliario bien adaptado pueden lograr parte del trabajo que hasta ahora correspondía al docente. Es necesario que las mesas, las sillas, los colgadores, los armarios y las diferentes herramientas estén adaptadas a los niños. Esto les permitirá disfrutar de un desarrollo más libre. Los espacios tienen que ser, además, libres y con armonía. 

http://theyummymom.com/es/2016/02/19/como-es-un-ambiente-montessori/
http://theyummymom.com/es/2016/02/19/como-es-un-ambiente-montessori/

  1. Respeto hacia el niño. El método de María Montessori se basa en observar y seguir al niño, en lugar de intervenir. La mente del niño es absorbente, de manera que a parte de estar en continuo movimiento, la actividad psíquica tampoco no se detiene. Esta tiene que ser práctica y el niño tiene que contar con el espacio que necesita para moverse.
  1. El docente como guía. Los métodos de la escuela tradicional dejan de tener vigencia, de manera que el docente deja de ser el elemento central para pasar a centrar toda la atención en el alumno. El maestro tiene que ayudarlo a hacer su camino de manera espontanea, ofreciendo lecciones individuales, cortas y objetivas e iniciando a los alumnos en el uso de los objetos que hay en el ambiente. Además, los niños también serán capaces de aprender mediante la observación de aquello que hacen sus compañeros. 

http://correorecibido.blogspot.com.es/2012/08/maria-montessori-la-pedagoga.html
http://correorecibido.blogspot.com.es/2012/08/maria-montessori-la-pedagoga.html

  1. Material autocorrectivo. Seguramente se trate de una de las partes más conocidas del método: el material. A través de éste, el niño desarrolla el carácter y la inteligencia, pero también adquiere las habilidades y aptitudes necesarias para conseguir aprendizajes más avanzados. Estos materiales pueden resultar útiles para la lectura y la escritura, pero también para los números o la aritmética. 

  1. La independencia. “Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo del niño". Hay que ayudar al niño a hacer y a expresarse, pero no hacerlo en su lugar (solo cuando sea necesario). Sencillamente, es necesario que el adulto ayude al niño a hacerlo por si mismo, siempre que sea posible. La independencia es el paso previo indispensable para alcanzar la libertad.

¿Aplicáis el Método Montessori en el aula? ¿Qué resultados observáis a corto y largo plazo en los niños?

Podéis compartir vuestras experiencias en los comentarios.