Tag Archives: Naturaleza

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa

España cuenta con playas para todos los gustos: de arena fina, de piedras, rodeadas acantilados, vírgenes, llenas de servicios para no aburrirse, playas tranquilas en barrios de pescadores, otras con ambiente de fiesta… infinitas posibilidades.

Pero a todos nos gusta descubrir una cala tranquila y libre de turistas de vez en cuando para pasar un día en calma y en un entorno privilegiado. Hemos estado investigando y os traemos algunas de las calas más bonitas y menos visitadas -teniendo en cuenta las grandes masificaciones en pleno verano- de España para que las apuntéis en vuestra lista de “lugares para ver”.

Cala Estreta, Girona. Cala Estreta cumple con el encanto de la Costa Brava: la famosa unión de montaña y mar. La excursión hasta llegar a la cala es de aproximadamente 40 minutos pero merece la pena el esfuerzo. Es muy tranquila, la arena está formada por pequeñas piedras y tiene una zona nudista. Se tiene que ir bastante pronto si se quiere coger un buen sitio, puesto que, como dice su nombre, es una cala bastante estrecha y se llena rápido.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-estreta

Cala Macarella y Macarelleta, Menorca. Las joyas de las Baleares. Aunque últimamente suelen estar bastante más transitadas que hace unos años, ya que se han vuelto de las más famosas de Menorca, es una visita obligada. Imposible no enamorarse de su paisaje mediterráneo de postal. Pinos, rocas y un agua turquesa que invita a darse un buen baño, hacer snorkel o simplemente relajarse.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-macarella-y-macarelleta

Calas de Roche, Cádiz. Si queréis encontrar una cala salvaje sin tener que hacer una gran excursión para llegar a ella, este es vuestro sitio. Situada entre el Faro de Conil de la Frontera y Roche, se encuentran un cúmulo de calas rocosas a las que se puede acceder en bicicleta o andando, sin mucha dificultad. También se puede ir a disfrutar de un atardecer desde lo alto de los acantilados.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-calas-de-roche

Playa de Gulpiyuri, Asturias. Sí, es real lo que ven vuestros ojos. Esta playa oculta, declarada monumento natural, tiene unas características muy peculiares. Está situada entre verdes prados agrícolas y el agua del mar entra por un túnel formado en las rocas que convierten este paisaje en una joya de la naturaleza. Es muy pequeña, así que recomendamos llegar temprano para poder disfrutarla como se merece.

educacion-docente-playas-perdidas-en-españa-playa-de-gulpiyuri

Cala Lagoelas, Pontevedra. Para acceder hasta esta playa resguardada y de arena fina hay que caminar durante 2 o 3km a través del monte desde la playa de la Menduiña. ¿La buena noticia? Que la dificultad del acceso hace que tenga una ocupación muy baja. Sin duda, es la opción perfecta para los amantes del senderismo, que disfrutarán de unas maravillosas vistas hasta llegar a la cala.

educacion-docente-calas-perdidas-en-españa-cala-lagoelas

Es importante recalcar que muchas de estas calas no cuentan con servicios de limpieza, puesto que son muy inaccesibles, así que es necesario que respetemos el medio ambiente y no ensuciemos estas joyas que tenemos para disfrutar. No dejemos plástico, residuos o ensuciemos las calas. Cuidémoslas para poder disfrutar de ellas muchos años más.

¿Queréis compartir con nosotros vuestra cala o playa favorita? ¡Hacedlo en los comentarios!