Tag Archives: Reflexiones

La creatividad es una competencia fundamental, porque contribuye a preparar a los alumnos/as para adaptarse, ahora y en el futuro, en diferentes entornos, improvisar y en definitiva, hacer frente a las dificultades que pueden surgir en el camino.

Y a pesar de que la creatividad suele relacionarse con el arte, la música y la poesía, está no está reñida con las ciencias. Te ofrecemos 5 ideas para fomentar la creatividad en el aula.

1. Espacio para pensar, espacio para preguntar

Es importante que a la hora de plantear preguntas a los alumnos y alumnas, lo hacemos a través de preguntas abiertas. Es una buena manera de darles espacio para buscar y crear sus propias respuestas. El hecho de tener la oportunidad de preguntar y dar su opinión les ayudará a desarrollar su pensamiento creativo.

2. Un ambiente creativo

El factor ambiente juega un papel fundamental. Los materiales para elaborar, construir o dibujar tienen que estar a su alcance. Pero no solo eso: tenemos que rodearnos de ejemplos creativos, orientar a los niños y niñas en caso de duda y ampliar el tiempo dedicado a los proyectos creativos.

3. Espacios de ocio y relajación

Para crear tienen que estar relajados y conectar con los elementos de la naturaleza. La observación, la calma y la tranquilidad son útiles para fomentar la creatividad. A veces solo hace falta un pequeño paseo para, a continuación, disfrutar de una actividad creativa.

4. Cambio de roles

¡Hoy explicais vosotros! A veces solo hay que proponer un cambio de roles para que los alumnos se atrevan a pensar en cómo transmitir conocimientos a los demás. Es útil para desarrollar la creatividad, pero también para entrenar las habilidades comunicativas y fomentar la autoestima.

5. Potenciar los talentos individuales

Cada alumno/a tiene un talento y es importante darle la oportunidad de trabajarlo, asegurándonos de que tenga espacio para explorarlo y ofrecer los resultados. ¡Seguro que se sentirá orgulloso/a!

educacion-docente-5-ideas-para-fomentar-la-creatividad-en-el-aula

El 13 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Beso. Esta fecha surgió el día que una pareja se hizo el beso más largo de la historia. Tuvo, nada menos, que 58 horas de duración.

Nos besamos con la pareja. Damos besos a los padres, a las madres, a los amigos y evidentemente, a nuestros hijos e hijas para demostrar cómo nos queremos. Pero, ¿sabías que besar también nos aporta beneficios? ¡Descubre cuáles!

Un antídoto para la depresión

Dar besos a la pareja es una de las mejores terapias para la depresión. Al darnos un beso estimulamos una parte del cerebro que libera endorfinas en la sangre y contribuye a generar en nosotros una sensación de bienestar.

Dando besos hacemos ejercicio

Dar besos no es cualquier cosa. Cada vez que damos uno, activamos 36 músculos de nuestra cara y diferentes zonas del cerebro. Se ejercitan 12 músculos de los labios e ¡incluso 17 de la lengua!

También quemamos calorías

Un beso con nuestra pareja nos puede ayudar a quemar de 3 a 12 calorías. Con un beso apasionado incluso podemos llegar a quemar 26. Además, cuando nos besamos nuestro corazón late a 150 pulsaciones por minuto, en lugar de las 60 y 80 habituales.

Y aumenta nuestro bienestar

La oxitocina es una hormona que influye en funciones muy básicas para nuestro organismo, como enamorarse, amamantar o bien parir. Los besos estimulan una parte de nuestro cerebro que libera oxitocina y genera en nosotros sensación de bienestar.

Besos y abrazos a los pequeños

Transmitir nuestra estima a los hijos es vital en sus primeros años de vida y evidentemente, después. Pero cuando son tan pequeños, los besos los tranquilizan, les aportan seguridad y los hacen sentir queridos.

Y tú, ¿te podías llegar imaginar todos estos beneficios?

educacion-docente-los-beneficios-de-dar-besos

educacion-docente-principios-básicos-de-la-metodología-montessori

La metodología Montessori es un modelo educativo que se centra en el aprendizaje en el niño y sitúa al docente como observador. Es mediante la observación que el educador puede adaptarse al entorno y ajustarlo al nivel de desarrollo del niño.

Maria Montessori (1870 - 1952) fue una educadora, pedagoga, científica, doctora, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga y psicóloga italiana. El método, descrito en su obra, aunque se aplica hoy, con el objetivo de dotar al niño de la capacidad de observar e investigar su entorno de una manera espontánea, relacionando los conocimientos con las experiencias.

Estos son los cinco principios básicps de la metodología Montessori:

RESPETO POR LOS INFANTES

La actitud del docente hacia los niños debe ser respetuosa, sabiendo que el alumno es capaz de tomar decisiones, descubrir y desarrollar habilidades por sí mismo. Esta actitud servirá para fomentar su autonomía, pero también la autoestima.

EL ROL DEL DOCENTE / O DEL ADULTO

Ligada con la actitud de respeto hacia los niños, Maria Montessori también habla de cuál es el rol del adulto en el aprendizaje. Este debe actuar como guía, acompañándolo de una manera respetuosa y cariñosa. Se debe posicionar, pues, como observador consciente y trabajar por el aprendizaje continuo y su desarrollo personal.

UN AMBIENTE PREPARADO

El ambiente debe ser organizado y estar diseñado para el niño, de manera que fomente el auto-aprendizaje y su conocimiento. El orden y la seguridad son indispensables para que el niño pueda aprender, moverse y desarrollarse sin la supervisión o asistencia permanente del docente.

LA MENTE ABSORBENTE

El primer período del desarrollo humano es lo más importante. Los niños, tal y como aseguraba María Montessori, son como una esponja: lo absorben todo, con la diferencia que la capacidad del niño es ilimitada.

LOS PERIODOS SENSIBLES

Son aquellos períodos durante los cuales los niños pueden adquirir habilidades o destrezas con mucha más facilidad. Es importante que los docentes las tengan presentes, a fin de aprovechar todo el potencial del niño.

2 Comments

educacion-docente-pedagogía-montessori-mitos-y-realidades

Docentes y expertos hablan bastante sobre la metodología Montessori. Pero, ¿lo sabes todo? Hablamos sobre mitos y realidades.

MONTESSORI ES UNA METODOLOGÍA MODERNA: Realidad

Montessori no es una metodología nacida ahora. Maria Montessori publicó El método Montessori el año 1924, pero trabajaba desde finales del siglo XIX. Aunque hoy se hable mucho de esta metodología, la realidad es que docentes de todo el mundo la han estudiado y aplicado en las aulas durante todo el siglo XX.

LOS INFANTES HACEN LO QUE QUIEREN: Mito

Si bien es cierto que los infantes pueden escoger, todas las actividades que se realizan en el aula deben contar con el acompañamiento del guía, que es el docente, dentro de un ambiente controlado, los materiales adecuados y unas instrucciones claras. A partir de estos límites, el infante tiene todo el margen para experimentar, explorar y por lo tanto, aprender.

NO HAY EXÁMENES: Realidad

Los exámenes, tal y como los conocemos tradicionalmente, no son considerados un método suficientemente eficaz para evaluar los progresos de los alumnos. Mediante la observación continuada, los docentes pueden determinar la evolución con más garantías.

LA METODOLOGÍA MONTESSORI ES ELITISTA: Mito

Hay algunos centros donde se aplica la metodología Montessori que son especialmente caros y la mayoría, privados. Esto hace que mucha gente piense que el método Montessori es elitista. Pero es necesario tener en cuenta que hablamos de una filosofía, la cual puede aplicarse en muchos espacios de la vida cotidiana y que los materiales se pueden recoger de la naturaleza, construirlos nosotros mismos o hacer-los reciclados.

TENEMOS QUE APLICARLA AL 100%

Podemos intentar hacer todo lo posible para que la educación de los infantes se centre en la metodología Montessori. Algunos son partidarios del todo o nada, pero en este caso, es importante que nos vayamos adaptando poco a poco y haciéndolo bien.

El 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, una jornada declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual se pone en relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida llena, gratificante, plenamente integradas en la sociedad.

Ayúdale a entender las cosas. Las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) tienen una manera especial de percibir la realidad. Es posible que, a veces, tu ayuda sea fundamental para hacerles sentir más cómodos y seguros.

Anticipa aquello que pasará. Es importante hacerlo cuando las personas con TEA se encuentran en un entorno nuevo, en el que no saben bien lo que sucederá. Explicar para anticiparles cualquier situación que pueda surgir es muy positivo para una experiencia gratificante.

Respeta su espacio. Que le ayudes a entender algunas cosas o que le describas anteriormente qué pasará no tiene que suponer en ningún caso la invasión del espacio personal. Las personas con TEA necesitan que se respete su espacio. Esto tampoco implica dejarlas solas, sobretodo si no se encuentran en un entorno donde se sienten 100% seguras y cómodas.

Ofréceles tu ayuda. Evidentemente, les gusta ser autónomas, pero es posible que en algún momento necesiten la ayuda de otra persona. Pregúntales qué puedes hacer por ellos y si observas que se sienten cómodas, pídeles su colaboración en aquello que puedan/quieran hacer. ¡Es una buena manera de hacerles sentir perfectamente autónomas!

Todo a su ritmo. Es importante que las personas con TEA vean su espacio respetado. Las prisas no son buenas, así que te recomendamos dejarlas trabajar, moverse y desarrollarse a su ritmo.

Calma y cuidado con las palabras. Y hablando de ritmo: los monólogos llenos de palabras y velocidad no gustan a nadie. Tampoco a las personas con autismo. Comunícate con ellas teniendo esto en consideración. Ya sabes que la mayoría de veces, las palabras no lo son todo.

 

educacion-docente-que-puedo-hacer-por-una-persona-con-autismo

El 1 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Diversión en el Trabajo. Aunque todos trabajamos para ganarnos la vida, es evidente que las personas que se apasionan por aquello que hacen y se emocionan con el trabajo que han escogido, lo pasan bien mientras trabajan. Y éste es uno de los mejores regalos del mundo.

Pero, ¿podemos hacer algo para que nuestro día a día sea más divertido? La respuesta es sí, y te damos algunos consejos que harán de tu jornada (y la de los demás) ¡mucho más placentera!

Observa bien qué haces y cómo te sientes. ¡Hazte un regalo!  

Es posible que con el caos del día a día no te des cuenta de que has trabajado muchísimo o que, aunque te gusta tu trabajo de docente, en un momento determinado te encuentres desanimado o desmotivado. Es importante que tomes conciencia, que reconozcas el esfuerzo que has hecho y que te des un premio a ti mismo por tu trabajo.

Anota tu productividad

Haces muchísimas cosas en tu trabajo y quizás te parece que no has realizado demasiadas. Una buena recomendación es anotar todas esas tareas cotidianas y de esta forma, saber la gran cantidad de cosas que has conseguido al final del día. Probablemente te sorprendas a ti mismo.

Date permiso para pasarlo bien

En el aula todos tenemos obligaciones, pero… es importante que te des permiso para pasarlo bien, tanto con tus compañeros de trabajo como con los alumnos. Que tengáis momentos de distensión, de conversación y de intercambio de impresiones y experiencias. Seguro que también encontráis un momento para reíros.

Haced una pausa para desconectar

Los docentes solemos llevarnos el trabajo a casa y, a veces, en el colegio o el instituto, no encontramos ni unos minutos para desconectar. Intenta proponerte una parada obligatoria, ya sea para tomar un café en la hora del patio, para conversar un rato a media mañana o para dedicar quince minutos a la tertulia, después de comer. Da un pequeño paseo, respira aire puro. ¡Te irá muy bien para volver a conectar con energía!

Y ahora… ¡conéctate a tu trabajo!

Intenta vivir el aquí y ahora, conectando con los alumnos y con tus compañeros de trabajo a través de los cinco sentidos. El nuestro es un trabajo humano y social, con proyectos que inspiran… con mil y una oportunidades para ser felices mientras trabajamos. ¡Aprovéchalas!

 
ED_infografia_com_fer_el_dia_a_dia_dun_docent_mes_divertit.jpg

  1. 21 de marzo, Día Mundial del Síndrome de Down. Se celebra en todo el mundo y es una jornada designada por las Naciones Unidas para que las personas con Síndrome de Down se puedan expresar, influir, ser escuchadas e integradas plenamente en la sociedad.
  2. De cada 10.000 bebés que nacen. La estadística dice que 7 lo hacen con Síndrome de Down.
  3. En nuestro país, la cifra de personas con Síndrome de Down llega a 35.000. En todo el mundo hay 6 millones.
  4. ¡No es una enfermedad! Quizás es un dato que te sorprenderá, pero tienes que saber que el Síndrome de Down no es una enfermedad. Solo se trata de una alteración genética. Las personas con Síndrome de Down tienen 47 cromosomas, en vez de 46.
  5. Tampoco hay grados. Es posible que a veces te preguntes si hay personas con grados diferentes del Síndrome de Down. Solo pasa que las alteraciones que esta produce son distintas en unas personas y otras.
  6. ¿Saben leer y escribir? Por supuesto! ¿Sabías que más del 60% de las personas con Síndrome de Down reciben educación en escuelas ordinarias? ¡Es educación inclusiva!
  7. La discapacidad intelectual. Entre un 30% y un 40% de las personas con Síndrome de Down tienen alguna discapacidad intelectual.
  8. ¡Son muy afectuosos! En este aspecto tampoco podemos generalizar. Cada persona con Síndrome de Down tiene su personalidad. Puede ser que se manifieste afectuosa normalmente o no.
  9. Buscar ayuda. Tener un niño/a con Síndrome de Down es un shock para cualquier familia. Por eso existen asociaciones en todo el país que asesoran y acompañan a los padres en estos primeros momentos y en toda la evolución y crecimiento de la persona.
  10.  Recursos imprescindibles. Para saber más sobre el Síndrome de Down, te aconsejamos dirigirte a Down España. Desde aquí podrás acceder a información rigurosa, foros, consejos y mucho más. Te recomendamos, además, ponerte en contacto con alguna asociación local, que seguro que encontrará en tu ciudad y donde podrán ofrecerte información de una manera más cercana.

ED_10_coses_que_has_de_saber_sobre_la_sindrome_de_down.png

educacion-docenteMarta, nos habla de Mindfulness en muchos ámbitos de la vida para que los adultos regulen los niveles de estrés y las emociones. Pero, ¿lo podemos aplicar también en el aula? ¿Qué beneficios puede tener para los niños y niñas?

Actualmente el Mindfulness es una revolución y diferentes investigaciones han demostrado su eficacia frente a enfermedades, trastornos psicológicos, reducción del estrés... Aunque se empezó a utilizar dentro de un contexto clínico, hoy en día se aplica a diferentes ámbitos, entre ellos el educativo.

Cada vez más, nos encontramos un incremento de alumnos con falta de atención, hiperactividad, desconcentrados, inseguros y con poco interés. La práctica del Mindfulness de manera regular aporta a los alumnos beneficios cognitivos, físicos, de desarrollo personal y relacional, ya que, por ejemplo, mejora la memoria, hace crecer la creatividad, disminuye el estrés, promueve el pensamiento positivo y la confianza en uno mismo, aumenta la resistencia a la distracción y la presión social, favorece la adquisición de habilidades sociales, entre otras.

Introducir las técnicas de Mindfulness en el aula es un reto innovador. ¿Cuáles son los resultados que podemos notar a corto y largo plazo?

En un primer momento podemos notar sobre todo una disminución del estrés y la ansiedad y un aumento de la sensación de calma. A largo plazo los beneficios de la práctica del Mindfulness son varios. Por ejemplo, como la práctica promueve el conocimiento, los alumnos trabajarán mucho el conocimiento tanto de las propias emociones como las de los demás y aprenderán a gestionarlas. Esto creará un mejor clima en el aula y una mejora de las condiciones de aprendizaje.

El Mindfulness es una experiencia que podemos compartir con los alumnos. ¿Cómo puede ayudar a los docentes?

somdocents-mindfulness

Hoy en día los docentes estamos sometidos a altos niveles de presión que hace que puedan aparecer varias patologías como la ansiedad, la depresión o el insomnio, y esto afecta tanto al docente que lo sufre como a la calidad de la enseñanza.

La práctica regular del Mindfulness da herramientas a los docentes para hacer frente a los problemas diarios que se pueden encontrar y ayuda a mejorar su calidad de vida y su bienestar. Esto repercutirá en la relación con los estudiantes y los compañeros, hecho que favorecerá un entorno educativo óptimo y una mejora del aprendizaje.

¿Son adecuadas y útiles las técnicas de Mindfulness aplicadas en Educación Infantil? ¿Cómo puede favorecer a los niños y niñas más pequeños?

Sí que son útiles, ya que ayudan a los niños y niñas a parar, respirar y tomar consciencia de ellos mismos y de sus emociones. Además, la práctica es la clave del éxito. Por eso, cuanto antes empecemos mejor, ya que conseguiremos introducir el Mindfulness dentro de su rutina y esto aumentará su bienestar físico y psicológico. Eso sí, hay que encontrar herramientas adecuadas a la edad de los niños/as.

La incapacidad de los alumnos para concentrarse y estar atentos es una de las principales dificultades a la que hoy nos enfrentamos. ¿Cómo nos/les puede ayudar el Mindfulness?

Antes de nada hay que tener claro que el Mindfulness no es ningún remedio a las dificultades o trastornos que puedan sufrir los alumnos como el impulso de no parar, la impulsividad..., pero sí que puede ayudar a abordarlos de otra manera.

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!

Ahora impartes el curso Mindfulness en el aula a través de Educación Docente. ¿Qué podemos encontrar y para qué nos puede ayudar como docentes?

El objetivo principal de este curso es formar a los docentes para utilizar el Mindfulness en el aula para favorecer el aprendizaje de los alumnos. Durante el curso se darán a conocer los principales beneficios de la práctica del Mindfulness tanto para los alumnos como para los propios docentes, y como esta influye en la educación emocional. A través del marco teórico y de diferentes recursos y actividades, los docentes obtendrán herramientas y estrategias para introducir esta práctica en su día a día.

¿Es fácil introducir pequeñas rutinas en el día a día? ¿Cuál es para ti la más importante o imprescindible?

Lo más importante, para empezar, es buscar un lugar adecuado y encontrar un rato al día para dedicarnos a nosotros mismos. Por ejemplo, una vez finalizado el curso que ya tendremos herramientas, podemos dedicar cada día 20 minutos a realizar una de las prácticas que se explican. Hay que darnos tiempo para poder evaluar los beneficios y sobre todo y muy importante, no juzgarnos. La práctica no es fácil, y menos al principio, no estamos acostumbrados a parar y escucharnos, esto mejora con los días. Por tanto, tenemos que ser benevolentes, reconocer que nos hemos distraído o que ha sido difícil y aceptarlo, sin juzgar.

¿Estas técnicas se pueden trasladar a las familias? ¿Cómo podemos compartirlas?

De hecho las prácticas se pueden realizar en familia, siempre buscando actividades adecuadas a la edad de los hijos y que sean motivadoras. Tenemos que pensar que nuestros hijos son un reflejo de nosotros mismos, allí donde ellos se miran, y por tanto les tenemos que proporcionar un buen ejemplo. ¡Practicar con ellos es una rutina fantástica para toda la familia!

¿Cuál es el futuro del Mindfulness en las aulas? ¿Cómo están empezando a trabajar los docentes?

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!Cada vez más escuelas se interesan por la práctica del Mindfulness como una herramienta para hacer frente a las dificultades de las aulas y para mejorar la educación emocional del alumnado. Pero tenemos que ser conscientes que necesitamos una formación previa para poder llevar a cabo una práctica de manera correcta y que, igual que pasa con las familias, los docentes tenemos que ser un ejemplo para nuestros alumnos. Así pues, tenemos que empezar a introducir el Mindfulness en las aulas, pero sobre todo en los claustros.

educacion-docenteAl acabar el año, hacemos balance. Aquello que hemos hecho bien, aquellas cosas que todavía tenemos que mejorar. Por eso hemos pensado que puede ayudarte contar con un listado de propósitos educativos que pueden inspirarte durante todo el año.

Los propósitos educativos son intenciones pedagógicas, que tienen que ver con la finalidad de educar, de conseguir objetivos y de disfrutar de la experiencia de enseñar y aprender. Estos son los 10 propósitos educativos que nosotros no proponemos este año.

 

  1. Desarrollar un entorno positivo. Donde alumnos y docentes puedan interactuar con iniciativa, confianza y con toda la disposición para aprender y educar.

educacion-docente

  1. Fomentar la expresión de emociones. Que el aula sea un espacio favorable para expresar nuestras emociones, aprenderlas a reconocer y gestionarlas con naturalidad.

educacion-docente

 

  1. Ofrecer espacios de diálogo e intercambio. Conectado con el propósito de expresar nuestras emociones encontramos este otro, que nos habla sobre reservar y crear espacios donde podamos expresarnos y dialogar más sobre aquello que nos ocupa y nos preocupa.

educacion-docente

  1. Trabajar por la efectiva resolución de conflictos. También a través del diálogo, la expresión que sentimos cuando hay un problema, escuchar las partes y mirar de resolverlo de una manera efectiva, de manera que aprendamos.

educacion-docente

  1. Mejorar la comunicación. Tanto en el aula como con nuestros compañeros, a través de las reuniones de ciclo, los consejos y las reuniones de departamento. ¿Y si este año buscamos estrategias para comunicarnos más y mejor?

educacion-docente

  1. Participar activamente en el cuidado y conservación del medio natural. El contacto con la naturaleza contribuye a mejorar el desarrollo motor y cognitivo, la capacidad de estar más atentos, la autonomía o la adquisición de valores.

educacion-docente

  1. Potenciar la capacidad de observación. El acceso y el abuso de las pantallas nos empeñamos a vivir a un ritmo acelerado. Desde el aula hay que trabajar la capacidad de observación para educar la inteligencia y la concentración.

educacion-docente

  1. Promover la autonomía. ¿Es nuestra aula un espacio que ayuda a los niños y niñas a ser más autónomos? Quizás un buen propósito para este año nuevo sea el de adaptar aquellos espacios que presentan obstáculos o generar nuevos que os ayuden a promover la autonomía.

educacion-docente

  1. Cultivar el espíritu crítico. Es fundamental para que los niños y niñas aprendan a tomar decisiones autónomamente y sean capaces de desarrollar una personalidad independiente. La motivación, la empatía y la capacidad de argumentar son solo algunas de las habilidades que nos servirán para construir niños/as críticos/as.

educacion-docente

  1. Implicar a niños/as y familias. Implicar a las familias en el día a día es fundamental para conseguir sinergias comunes y avanzar hacia un objetivo común: conseguir que los aprendizajes sean transversales y enriquecedores.

educacion-docente

Educación-Docente-Felicidad

La felicidad es una asignatura. En el Wellington College, un prestigioso internado inglés imparte horas de felicidad desde los 5 años. Según la ONG Ghildline, uno de cada diez británicos menores de 18 años sufre ansiedad y depresión crónicas. Entonces, podríamos decir que la felicidad de los niños y niñas también es una asignatura pendiente. En nuestro país, por ejemplo, estos problemas se han agravado a causa de la situación de la crisis que muchas familias siguen sufriendo.

El aula es un espacio para el aprendizaje donde todos los niños y niñas deben tener las mismas oportunidades. Hoy os queremos inspirar con las mejores frases para niños sobre la felicidad por bandera y vivir el tiempo en la escuela con plenitud y sonrisas. ¡Porque hay motivos para hacerlo!