Reconocer las estaciones del año les permite a los niños y niñas conocer el mundo que les rodea y los cambios que se producen en su entorno más inmediato. 

Es importante salir a la naturaleza para que vean los cambios que se producen e interactuar y experimentar con los elementos naturales que nos brinda el ambiente. También, podemos realizar diferentes actividades en casa o en la escuela con elementos naturales o no como las que os muestro a continuación que les ayudarán a desarrollar diferentes destrezas y conceptos básicos relacionados con la estación en la que nos encontramos.

1.- ¡Plantamos!

Si en casa o en el colegio se dispone de un pequeño huerto podremos plantar varias semillas para ir observando su crecimiento e ir realizando cuidados diarios y necesarios como el riego. 

Otra opción si no disponemos de huerto es poner legumbres en un pequeño recipiente o bolsita con un poco de algodón mojado y al cabo de unos días veremos cómo va creciendo la planta. Además, podemos recoger en un cuaderno de campo diferentes datos como: los centímetros que va creciendo, incluir una fotografía o un dibujo… para ver su evolución.

2.- Ventanas primaverales

Me encanta decorar las ventanas del aula durante todo el año y la estación de primavera es una de mis preferidas para hacerlo. Para pintar en ellas, no necesitamos ninguna pintura especial podemos hacerlo con las témperas que utilizamos normalmente en clase y además se limpia muy bien cuando queramos quitarlo.

Para su realización, solamente necesitamos témpera de colores, pinceles y las manos de los niños y niñas en la que les echaremos un poco de pintura y extenderemos con el pincel para posteriormente estampar en la ventana.  Una vez que estén puestas las manitas que simulan las flores con un pincel realizaremos el tallo al que podremos poner alguna hoja realizada con las manos. También, podremos poner césped que se hace pintando los dedos de una mano y estampándolos en los cristales.

El resultado es muy vistoso y colorido y además es una actividad que les gusta mucho a los peques, ya que normalmente las ventanas no es un lugar que se utilice para pintar.

3.- Palabras misteriosas

Con esta actividad trabajaremos la conciencia fonológica y concretamente la silábica de una manera lúdica y divertida a través de una serie de tarjetas que contienen una palabra misteriosa que los niños y niñas tendrán que descifrar. ¡Y para resolver el misterio se convertirán en detectives!

Cada tarjeta contiene una serie de dibujos y los niños/as tendrán que saber cuál es la primera sílaba de cada dibujo para resolverlo y colocar las sílabas correspondientes en la casilla debajo de cada dibujo. Esta actividad podemos hacerla no solo con la primera sílaba de cada palabra sino también con la primera letra dependiendo de la edad de los niños/as con los que la llevemos a cabo.

Todas las palabras misteriosas estarán relacionadas con la primavera, vocabulario que habremos trabajado con anterioridad.

4.- Peluquería floral

Seguro que si salimos a dar un paseo por el campo encontramos numerosas flores de diferentes colores y podemos recoger algunas clasificándolas por colores o por tamaños para realizar esta sencilla actividad en la que nos convertiremos en peluqueros/as primaverales.

En un cartón dibujaremos la silueta de algunas caras de personas y haremos unos agujeros en los que los niños/as introducirán el tallo de las flores que previamente hemos recogido. Con esta actividad trabajaremos la motricidad fina, la concentración y la creatividad realizando los peinados florales que nos imaginemos. Además podríamos trabajar la seriación o la cantidad si añadimos tarjetas con números que nos indiquen la cantidad de flores que tenemos que poner, así como el tipo de flor. Y no solamente podemos dibujar en los cartones caras de personas si no también de animales como por ejemplo un león al que tendremos que completar su melena por ejemplo con dientes de león.

5.- Farolillos de flores

Si recogemos flores cuando salimos a pasear, podremos  realizar estos sencillos farolillos que os muestro en la foto con los que decorar nuestros balcones, terrazas, patios… 

Su realización es muy sencilla y necesitaremos además de las flores un tetrabrik y forro adhesivo en el que pegaremos las flores. Una vez que tenemos los materiales, lo primero que haremos será abrir el tetrabrik y pintarlo de blanco para posteriormente dibujar en cada una de sus caras un rectángulo al que pegaremos el forro adhesivo. Después uniremos todas las partes del tetrabrik y pegaremos las flores recogidas en las partes que tienen el adhesivo y ya estaría listo solamente para poner dentro alguna luz de led para que alumbre.

¡La verdad que quedan muy bonitos!

Hay muchas más actividades que se pueden hacer, ya que esta estación del año nos brinda muchos elementos naturales para llevarlas a cabo, pero he seleccionado solo estas 5 que espero que podáis realizar tanto en vuestro aula como en casa.

La clase de la profe Patty
https://laclasedelaprofepatty.blogspot.com/

La manualidad de este mes también es un juego que nos puede hacer pasar muy buenos ratos tanto a pequeños como a mayores.

El objetivo de este juego de malabares es hacer que el objeto que cuelga entre dentro de la botella, sosteniéndolo por su base.

Nosotros hemos hecho que el objeto a encestar sea un pez bien conocido (Dory). Y, con práctica, conseguir que el pez entre dentro del agua (que es la parte de arriba de una botella).

¿Os animáis a hacer esta manualidad?

Material:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es material.jpg
  • Botella de plástico
  • Cápsula huevo de chocolate (kinder o similar)
  • Pintura azul
  • Ojos adhesivos
  • Papel de colores
  • Cordón
  • Tijeras
  • Pegamento

Pasos a seguir

1. Con el palo de un pincho o con unas tijeras afiladas, hacemos un agujero en el centro del tapón de la botella de plástico y en la cápsula del huevo de chocolate.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-1-edited.jpg

2. Pintamos la cápsula del huevo de chocolate de color azul y la dejamos secar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-2-edited.jpg

3. Pasamos el cordón por los dos agujeros (cápsula y tapón) y hacemos un nudo a cada lado.

4. Recortamos la parte superior de la botella (donde está el tapón).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-4-edited.jpg

5. Con el papel de color amarillo hacemos las aletas del pez y las decoramos con un rotulador negro.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-5.jpg

6. Pegamos las aletas y los ojos en la cápsula para acabar el pez.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-6.jpg

7. Recortamos diferentes elementos marinos para decorar la botella. Nosotros hemos hecho una estrella, algas y un pez payaso. Utilizamos el pegamento para enganchar las decoraciones en la botella.

8. Hacemos otra decoración, simulando una ola, para tapar la parte cortada de la botella.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es paso-8.jpg

Ya tenemos acabado nuestro juego de malabares. ¡Ahora solo falta pasárselo genial intentando hacer canasta!

Fuente: Moma Le Blog

Pedagoque: 4 CLAVES PARA PREVENIR EL ACOSO ESCOLAR

Como sabéis, hoy, dos de mayo, es el día contra el acoso escolar. A día de hoy, sigue siendo necesario visibilizarlo para poder detectar e intervenir a tiempo. Sin embargo, considero FUNDAMENTAL actuar desde la prevención, creando protocolos de actuación y sensibilizando a pequeños y jóvenes sobre el acoso escolar. Por ello, hoy os traigo 4 claves fundamentales que debemos tener en cuenta para poder prevenirlo.

Antes de empezar, es necesario que conozcamos qué significa realmente el concepto “bullying” o “acoso escolar”. En definitiva, se trata de un comportamiento agresivo de un compañero a otro en el que existe un desequilibrio de poder. Es decir, uno o varios compañeros abusan de su poder sobre otro compañero que está en una situación de debilidad o vulnerabilidad frente a ellos. 

Cuando hablamos de comportamientos agresivos, hay que tener en consideración que no son necesariamente aquellos que ejercen violencia física. De hecho, el tipo más común de acoso escolar que se ejerce es de violencia verbal.

¿Cómo podemos PREVENIR desde la escuela?

  • SENSIBILIZAR. Es necesario hablar del tema tanto en la escuela como en casa, a través de películas, series u otras actividades en las que se ofrezca un espacio para debatir y reflexionar acerca del tema.
  • ROLL-PLAYING. Aprovecha las horas de tutoría para trabajarlo. Puedes realizar roll-playing en los que roten por todos los papeles dentro de una escena de acoso escolar: agresor, agredido, personas del entorno que son consicentes de la situación…
  • COHESIÓN GRUPAL. Es fundamental trabajar la cohesión del grupo desde el minuto uno, de forma que consigamos evitar la creación de grupos sociales en los que queden de lado aquellos/as niños/as con más posibilidades de exclusión social. Esto lo podemos hacer a través de dinámicas de grupo en las que se creen espacios para compartir y crear vínculo entre todos/as.
  • DESARROLLAR HABILIDADES SOCIALES. Una de las habilidades sociales que MÁS necesaria es en estos casos es la EMPATÍA. Si educamos al alumnado/a en valores y desde la empatía, estaremos previniendo posibles situaciones de acoso. Por eso, es fundamental trabajar los diferentes estilos de comunicación y fomentar el estilo de comunicación asertivo entre ellos.

¿Y como padres… qué podemos hacer?

  • TRABAJAR LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS. Enseñarles a enfrentarse a diferentes problemas y darles alternativas para solucionarlos les dará muchas herramientas a la hora de enfrentarse a posibles situaciones de acoso. 
  • FOMENTA SU AUTOESTIMA. Es fundamental ser capaces de transmitirles lo únicos y especiales que son y el valor de quererse y valorarse a uno mismo. Los niños/as con autoestima alta tienen menos probabilidades de sufrir acoso.
  • PUESTA DE LÍMITES. Es necesario enseñarles a establecer límites con sus iguales de forma asertiva.
  • DETECTA SEÑALES DE ALERTA. Si observas que tu hijo/a no quiere ir a clase, está tenso o nervioso, le cuesta más concentrarse o aparecen síntomas como diarreas, dolores de cabeza o vómitos… Activa la alarma y observa.

Pero… ¿Y si mi hijo/a es el agresor?

En este caso, es fundamental buscar ayuda de un profesional que ayude a entender por qué ejerce ese acoso al compañero/a. Sin embargo, como familias, también hay algunos aspectos que podemos trabajar en casa:

  • DIFERENCIA ENTRE EL BIEN Y EL MAL. Establece los límites que no pueden pasarse para RESPETAR a los demás y ofrécele alternativas de conducta.
  • TRABAJA LAS HABILIDADES SOCIALES. En este caso será fundamental la ASERTIVIDAD, la EMPATÍA y la RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.
  • GESTIÓN EMOCIONAL. Será necesario comenzar a trabajar la identificación de las emociones así como la forma de expresarlas, de pedir ayuda y de gestionarlas.
  • AUTOCONTROL E IMPULSIVIDAD. Serán dos habilidades a trabajar necesariamente.





Presentamos un nuevo imprimible que acabamos de sacar del horno: ¡UN MEMORY DE ANIMALES!

Seguramente ya habéis jugado alguna vez a un memory en clase. Si no lo habéis puesto en práctica nunca, consiste en poner todas las fichas sobre la mesa y observar la posición donde se encuentran, pasado un rato (¡el tiempo que vosotros/as decidáis!), las tendréis que girar de manera que no se vean los dibujos, y los niños y niñas deberán descubrir dónde se encuentran las parejas de cartas. 

Muy sencillo, ¿no? ¡Es la hora de jugar en clase!

¿La has ojeado alguna vez la revista Namaka? Si la respuesta es sí, seguramente sepas es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

Autora: Elisenda Castells

Ya hace tiempo que la gestión de las emociones se ha puesto en el centro de la educación de los niños. Poner nombre a determinadas emociones no es fácil y todavía lo es menos gestionarlas. ¿Cómo lo hacemos con el enfado? En realidad se trata de una emoción muy básica, que todos sentimos seguramente más a menudo de lo que nos gustaría. Sentirnos enfadados es muy normal, pero cuando perdemos el control, el enfado puede ser una emoción muy destructiva. Tanto para los niños como para los adultos. 

Expresar el enfado puede significar hacerlo de una manera agresiva. A menudo esta emoción se manifiesta en nosotros aumentando considerablemente la frecuencia cardiaca o incluso la presión arterial. Pero, no nos agobiemos. Hay muchos recursos disponibles para acompañar a niños, familias y educadores en el aprendizaje y la gestión de las emociones. También del enfado. El cuento que hoy os queremos recomendar es Todo lo que sé cuando me enfado. ¿Queréis echarle un vistazo?

Enfadarse y aprender, por Jaume Copons

Todo lo que sé cuando me enfado es un cuento escrito por Jaume Copons e ilustrado por Emilio Urberuaga, conocido por haber dibujado obras como Manolito Gafotas, Qué hace un cocodrilo por la noche o Gilda, la oveja gigante

El de Copons es un cuento que transita por todo aquello que nos pasa cuando nos enfadamos. ¿A vosotros también os pasa que decís cosas que no queréis decir? ¿También hacéis cosas que no queréis hacer? Y cuando os dicen que no os enfadeis, ¿vosotros también os enfadais más? 

Todo lo que sé cuando me enfado es una historia que pone a los niños frente al espejo, pero también a sus familias. Que nos muestra cómo somos, qué hacemos cuando nos enfadamos y qué sucede con las personas que nos rodean o conviven en nosotros. 

¿Qué podemos hacer? Desenfadarnos es la opción. Y eso es lo que precisamente nos ayuda a hacer Jaume Copons. Lo probamos, ¿no?

¿Por qué os recomendamos Todo lo que sé cuando me enfado

Si buscamos buenos cuentos para aprender a gestionar las emociones y ayudar a vuestros niños, sean hijos, nietos o alumnos, en casa o en la escuela, esta puede ser una buena elección. Todo lo que sé cuando me enfado es un libro que recomendamos para que los niños aprendan a observar qué hacen y cómo se sienten cuando se enfadan. Lo leerán, pero también se verán en el espejo de las ilustraciones. 

Huirán de la culpa, para entender que el enfado es una emoción natural e inevitable, que todos los miembros de la familia sienten y no precisamente por hechos complejos: sino porque la vida cotidiana, muchas veces, los empuja a ello: la cena que se quema, el montón de ropa desordenada, la partida que perdemos… 

Todo lo que sé cuando me enfado es, además, un cuento fácil de leer, que al final incluye un pequeño juego que os puede resultar muy útil a todos para desenfadaros. Aprovechadlo. ¡Es genial!

Todo lo que sé cuando me enfado

Ficha técnica: 

  • Número de páginas: 32
  • Editorial: Combel
  • Idioma: Castellano
  • Encuadernación: Tapa dura
  • ISBN: 978-84-9101-551-2
  • Año de edición: 2020
  • Precio: 15,10 €

EDUCIONA'T: "La creatividad es contagiosa. Pásala". - Albert Einstein.

Son muchas las personas, por suerte cada vez menos, que aún continúan contemplando la educación al margen del juego. Porque jugar es jugar y aprender es otra cosa.

Al margen de todos los argumentos y estudios científicos, con los que podríamos hacer varios artículos sobre el tema, me gustaría aportaros mi humilde experiencia personal.

Soy maestra y, como buena interina, he pasado por muchas escuelas y modos de trabajar. En resumen, por diferentes maneras de acompañar el aprendizaje. Y hago un inciso aquí, ya que considero la educación como un proceso de acompañamiento y de aprendizaje mutuo y constante.

Sin embargo, sigue habiendo gente que necesita ver que a su casa le llega una ficha llena de letras e ilustraciones predefinidas, donde la única finalidad para el niño/a es escribir la respuesta en una línea y, como mucho, colorear la ilustración.

Partiendo de esa premisa, y para que se entienda lo que quiero decir, me gustaría enseñaros cómo trabajamos la adivinanza la semana pasada. Antes, no obstante, os hago una breve introducción. Aprovechamos que estábamos descubriendo los insectos, ya que nos los encontramos en el huerto y en el patio de la escuela, y los habíamos podido observar detenidamente. Aquí me gustaría hacer una aclaración de un punto básico: el aprendizaje significativo tiene un peso esencial en nuestra manera de entender la educación.

Así pues, a partir del aprendizaje significativo y de la observación directa, trabajamos diversos aspectos del currículo como las matemáticas, con contenidos de medida, cuáles son más grandes/pequeños, largos/cortos, número de patas, formas, colores, etc. La lectoescritura, donde empezamos oralmente encontrando los sonidos de la palabra, manipulativamente encontramos las letras de dichos sonidos, confeccionamos el nombre con ellas y, por último, escribimos la palabra. Buscamos y leemos curiosidades sobre el insecto en cuestión, escribimos frases, y un largo etcétera de contenidos que podría seguir explicando.

Todo ello en función del nivel madurativo de cada niño/a, claro. El caso es que, como todo este aprendizaje ha sido vivencial, las ganas de saber más, de seguir aprendiendo, suceden de manera natural y con una fuerza mágica.

Una vez realizado todo este trabajo previo, llega, como bien os decía, el trabajo de la adivinanza, donde una de las propuestas que se encontraron fue la siguiente:

Adivina, adivinanza:

Si buscas bien, encontrarás en este lío
cuatro insectos escondidos.

Esta propuesta, en contrapartida de la típica ficha a la que estamos acostumbrados a encontrarnos, y evidentemente después de haber hecho un trabajo de lectoescritura previo, para ellos y ellas se convierte en un juego. Un juego donde deben encontrar letras escondidas dentro de una actividad que, además, es sensorialmente rica gracias a las diferentes texturas y olores que nos ofrecen las plantitas en las que están escondidas las letras, ya que se intenta que las propuestas sean lo más globalizadas posible.

Aparte de eso, son los y las protagonistas de sus hallazgos, y eso los llena de alegría mientras se dan cuenta de lo que van consiguiendo por ellos y ellas mismas.

Finalmente, les damos la opción, en este caso, de combinarlo con juego simbólico gracias a los insectos de madera que acompañan la propuesta.

Al contemplar diferentes ritmos de aprendizaje, necesidades e inquietudes, nos podemos encontrar con que algunos/as tienen una necesidad más simbólica aún, la cual debe respetarse, ya que evolutivamente no están en el proceso de la lectoescritura en el que están otros/as que, directamente, por una parte se emocionan por encontrar los nombres de los cuatro insectos escondidos y, por otra parte, piden una hoja para escribir lo que han encontrado o crear frases con ellos y dibujarlos.

En resumen, innovar es adaptarse, respetar y acompañar.

En nuestro caso, la gran mayoría de las propuestas con las que jugamos/aprendemos, están diseñadas y pensadas para que puedan adaptarse a los diferentes niveles. Y cada momento evolutivo hará que lleguen a un punto o a otro.

La experiencia me ha hecho entender que forzar no sirve de nada, y que respetar es indispensable para dejar ser.

En pocas palabras, cada uno florece a su ritmo, y acompañar ese proceso es primordial.

En cuanto a las propuestas, no todas tienen una finalidad marcada, ya que parte de ese florecer del que os hablo es dar paso a la libertad y la creatividad del niño.

Fomentar esa creatividad es otro eje esencial de cómo entendemos la educación. Acompañar desde una vertiente libre, sin juzgar ni estereotipar. Por lo cual, y para seguir con el ejemplo de la propuesta anterior, los niños/as tienen a su disposición varias herramientas con las que pueden complementarla, si quieren. Desde el juego simbólico, tal como había mencionado anteriormente, hasta dibujar lo que han encontrado, con diferentes texturas y materiales: lápices, acuarelas, ceras, pinturas, etc., con diferentes técnicas que hemos ido conociendo, como el collage, estampación, etc. pasando por el modelado con diversos materiales como plastilina, arcilla, etc.

Las posibilidades son infinitas si la mirada es abierta. Dicho de otro modo, si la mirada pretende fomentar la creatividad, la libertad de elegir nuevos caminos y experimentar.

Es decir, se trata de fomentar el pensamiento creativo. De despertarlo, en el caso de los adultos, y de exprimirlo, en el caso de los niños/as. De transmitir el hecho de no conformarnos con lo que se da por hecho que se espera de nosotros, sino de contemplar lo que tenemos delante y ver las diversas opciones que se nos presentan, ya que la creatividad requiere una mirada más profunda que parte de la libertad. Y es por ese motivo que se vuelve tan importante nuestra mirada y nuestro acompañamiento como docentes y familia.

De ahí la importancia de seguir formándonos, de despertar lo que tenemos en nuestro interior dormido. Y, con esas gafas, disfrutar enseñando y aprendiendo. Siempre.


¡Nueva colaboración! Disfrutad muchísimo de los 5 consejos que nos trae Carla de @carlaoposita para estudiar oposiciones.


Prepararse las oposiciones puede parecer un camino sencillo al principio; pasar horas delante de los apuntes no resulta muy complicado. Pero opositar es mucho más que una excursión, es una aventura. Un camino largo de subidas y bajadas que requerirá por tu parte ganas, constancia, paciencia y trabajo

Por ello hoy os traigo 5 consejos para estudiar las oposiciones para docentes y no morir en el intento: 

1.Organización y planificación

Una oposición no tiene ningún sentido sin una buena organización y planificación detrás. Es necesario organizar y planificar tu día a día, tu tiempo laboral, personal y de estudio.

Horario escolar | Vector Gratis

En primer lugar, establece una rutina. Es importante que bloquees el tiempo; desde que te despiertas hasta que te vas a dormir, marca las horas que tienes ocupadas y las que tienes libres utilizalas para las oposiciones. 

Ilustración Objetivo PNG transparente - StickPNG

En segundo lugar, marca objetivos a largo, medio y corto plazo. En otras palabras, objetivos mensuales, semanales y diarios. Cuanto más concretos y reales sean, más fáciles serán de conseguir y, por lo tanto, tu motivación seguirá presente conforme los vayas consiguiendo. 

Planner PNG Images, Free Transparent Planner Download - KindPNG

Y, en tercer lugar, planifica tus semanas dedicando tiempo a todas las partes de la programación de manera que puedas llevarlo al dia (tanto la programación como el temario y la práctica) 

2.Un espacio de estudio agradable

Puede parecer una tontería, pero creeme que es un punto fundamental dentro de la oposición. Pasarás muchas horas sentado o sentada en la silla, delante de los apuntes, en un espacio que te hará sentir cómodo.
Por ello prepara un ambiente agradable, sin demasiados estímulos que te distraiga y donde te sientas a gusto. 

3.Lee, lee y lee

Durante la oposición, a parte de estudiar, te será muy útil leer mucho sobre educación. 

Empápate de libros, artículos, podcasts, blogs, sobre metodologías, sobre innovación, sobre todo aquello relativo a la docencia que te pueda aportar información para tus temas y supuestos prácticos, y para la programación didáctica

4.Cuídate

Si quieres conseguir un buen rendimiento durante tu camino como opositor u opositora se recomienda seguir un estilo de vida saludable. Mantener una buena alimentación y hacer ejercicio tiene numerosos beneficios sobre tu mente y se ha demostrado científicamente que el rendimiento mental aumenta en una situación de bienestar. 

Clipart brain brain power, Picture #425387 clipart brain brain power

5.Practica y practica

Estudiar, leer, memorizar… son procesos importantes para la oposición. ¡Pero no puedes olvidarte de la práctica!

Uno de los consejos que ofrecen numerosos preparadores/as de oposiciones es practicar e medida que estudias; ponte a ti misma en una situación real de exámen. ¿Tienes que estudiar tres temas? Haz un simulacro y escribe uno. Empieza a practicar supuestos prácticos. 

School Examination Icons - Download Free Vector Icons | Noun Project

Es importante situarse en circunstancias reales de examen (escribir temas en el tiempo que te darán el día de la oposición, realizar supuestos prácticos en el tiempo determinado como en el día de la prueba…) Recuerda que la práctica hace al maestro/a. 

Incorporar estas 5 rutinas en tu día a día en las oposiciones te acercará a tu gran objetivo. Pero recuerda siempre que lo más importante son las ganas, la constancia, la paciencia y el trabajo. Con una mezcla de estos componentes y una buena rutina de estudio conseguirás la plaza que tanto deseas. 

We Can Do It PNG Images, Transparent We Can Do It Image Download - PNGitem

Como docentes, a la hora de intervenir de forma eficaz en el aula con cualquiera de nuestros alumnos, debemos partir de la premisa básica de contemplar todas y cada una de las diferentes características que estos presentan, adaptando nuestro proceso de enseñanza-aprendizaje a las mismas.

Esto que se dice en tan pocas líneas, no es tarea fácil, deberíamos utilizar siempre materiales y técnicas que partan de sus intereses y motivaciones, a fin de facilitar la significatividad de su proceso de aprendizaje.

En este sentido, a la hora de planificar recursos para nuestro trabajo con alumnos con déficit de atención resulta interesante que, además de ser motivadores, estos sean útiles para trabajar la atención, la organización y la planificación.
La atención es un proceso complejo, relacionado con actividades como seleccionar información relevante, mantener la atención de forma constante o realizar una actividad evitando distracciones. El déficit de atención no implica una incapacidad total para mantener la atención, pero requiere un esfuerzo mayor. Los niños y niñas pueden tener mucha dificultad en la atención en situaciones en las que la estimulación es lenta y monótona. Mantener la atención en situaciones de este tipo les produce una fatiga mayor que a los demás alumnos y alumnas.
Es por eso que os traigo 5 recursos o actividades visuales para alumnos y alumnas con déficit de atención:

1. ¿NOS ORGANIZAMOS?
La organización de las tareas a realizar les ayuda a secuenciar y les sirve de guía en la realización de las actividades.
Es ideal que tengan un horario visual para realizar estas actividades y ayudarles a planificarse.
Podéis elaborarlo vosotros con vuestros alumnos y alumnas y si no tenéis aquí el enlace de la plantilla que utilizo:
https://drive.google.com/file/d/1eggISYRiy_FmMbZI1bN-D6C5OOOmv0q2/view?usp=sharing

También sería positivo tener un panel visual en el aula para secuenciar las tareas que se realizan en el aula. Hay que tener en cuenta que deben de ser cortas, estructuradas y motivadoras.
Podéis utilizar uno elaborado por vosotros mismos, o a través de post-its en la mesa o si queréis podéis utilizar una plantilla para plastificar y colocarla en la mesa del alumno o alumna.
Aquí os dejo el enlace de la que utilizo y me resulta muy útil:
https://drive.google.com/file/d/10JunxZBvvx84F59YP2R3yjB_KE4BM-QO/view?usp=sharing

2. MENSAJE SECRETO
Con este juego trabajaremos la atención sostenida, el trabajo en equipo y el pensamiento creativo.
El juego consiste en formar varios equipos y crear mensajes secretos. Cada equipo tendrá que crear diferentes símbolos para cada letra del abecedario.
Después con cada clave tendrán que escribir un mensaje del que tendrán que descifrar otros equipos.
Aquí os dejo el enlace para crear vuestro mensaje secreto:
https://drive.google.com/file/d/1fKqK6q87cMpmLykF9O0yIGEDfgqf8mj-/view?usp=sharing

3. 1, 2, 3... ATENCIÓN
Esta actividad permite trabajar y potenciar la capacidad de atención y concentración.
Esta actividad consiste en identificar la posición y el color de cada bolita e ir colocando los pompones de colores según la lámina de ejemplo.
Se puede crear las láminas con diferentes objetos o dibujos según los intereses de nuestro alumnado.
A continuación disponéis del enlace para descargar las láminas de esta actividad: https://www.pizarradecolores.com/post/atención

4. LIBROS DE BÚSQUEDA
Este tipo de libros es muy entretenido y divertido y además fomentan la capacidad de concentración, potencian la percepción visual y desarrollan la atención en los niños.
Hay muchos libros y podemos partir de la motivación del niño o la niña para poder ejercitar la atención.
A través de estos libros pueden buscar objetos o personajes.
Estos son unos algunos:
- ¿Dónde está Wally?MartinHandford.
- Busca y encuentra de viaje. Lillli l’Arrange.
- El mundo de Konrad. Busca y encuentra. Jan Von Holleben
- Tom viaja en el tiempo. Fatti Burke.
- ¿Dónde está el unicornio? Paul Moran y Maria Angulo Fernández.

5. JUEGOS CLÁSICOS
Y por último no olvidarnos de que con los juegos clásicos también podemos trabajar la concentración y la atención como pueden ser los puzzles, las sopas de letras, las 7 diferencias, memorys...
O también otros juegos de tendencia como pueden ser: "¿Quién es quién?", “Dobble” o “Jungle Speed”.

Espero que os haya ayudado con estos recursos visuales para poder trabajar y potenciar con vuestros alumnos y alumnas la atención y concentración.

Iris Batallé Vallejo
PIZARRADECOLORES
http://www.pizarradecolores.com  

Colaboración con @mundotuytea

Pocas figuras hay más trascendentales que la de un docente en la vida de una persona. Vitales durante nuestra infancia, ya que marcan nuestro futuro y determinan nuestro aprendizaje. Fundamentales en la edad adulta, cuando como madres o padres comprobamos que la historia se repite con nuestros hijos, y los docentes de nuevo, serán quienes en gran medida formen en conocimientos y valores a esos seres a medio hacer a los que tanto amamos. 

Hasta aquí todos de acuerdo seguramente. Los “profes” marcan, para bien o para mal, que de todo hay, pero marcan, y afortunadamente ésta es una realidad irrebatible. En este punto de consenso, me gustaría ir un poco más allá y ampliar el campo de visión de la sociedad. Padres, madres, docentes, gobernantes, me gustaría haceros una pregunta e invitaros a la reflexión: ¿Cuánto creéis que puede llegar a marcar un buen docente o una buena política educativa la vida de la familia de un niño con TEA? 

Y me presento. Mi nombre es Juncal Roldán, soy madre de un niño con TEA no verbal. Hasta hace 6 años, poco o nada sabía del autismo, de inclusión educativa, de la labor docente actual, de la LOE, La LOMLOE o del funcionamiento de las administraciones educativas, más allá de la experiencia personal archivada ya en la memoria casi en blanco y negro. Pero, el precioso Alex nació, y con 15 meses empezamos a ver que su desarrollo no era como el del resto de niños de su edad. 

A partir de ese momento nada fue como esperábamos, nada ha sido como cualquier padre cree que va a ser esto de la paternidad, de la educación, de la vida. El guión genérico que la sociedad nos había enseñado para desarrollarnos como padres no nos servía. Curiosamente pronto nos dimos cuenta de que no éramos los únicos que debíamos adaptarnos a lo inesperado. Casi nada, casi nadie estaba preparado para Alex, y eso que él, era simplemente un niño más.

El primer problema fue el diagnóstico, la falta de formación y protocolos entre los pediatras para detectar el TEA o dificultades del neurodesarrollo en atención primaria: ¡Ya hablará!, nos decían. ¡No tienen obligación de hablar hasta los dos años! repetían. Pero los padres sabemos cuándo hay algo que no va bien y seguimos buscando respuestas ante tanta incertidumbre. Tampoco en la guardería detectaron nada extraño: ¡Está estupendo, sólo que va a lo suyo! comentaban…

Tras insistir, una pediatra le derivó a atención temprana y a partir de ahí comenzaron las etiquetas, las terapias y la formación en TEA incluso llegó al personal de su CAI. ¡Imposible olvidar aquellos dos años!... Ciertamente marca, muchísimo, tener un equipo como el de esa pequeña “guarde” de pueblo con su “seño Ruth” a la cabeza. 

  En unos meses el mundo de Alex, nuestro mundo, se transformó y empezó a cobrar sentido: Pictos, agendas, rutinas, lengua de signos…sus terapeutas y sus profes, no intentaron únicamente que Alex se adaptara al resto, hicieron que el resto, entendiese  la manera de percibir el mundo de Alex. Y fue mágico para todos. Los niños rápidamente aprendieron los signos con los que mi hijo se comunicaba, hicieron piña y tribu de la manera más natural… Si, aquello fué inclusión con mayúsculas. 

Pero esa palabra, inclusión, mostró su verdadero significado después. ¡La de pistas que nos dan las palabras sobre la realidad, sobre quienes somos, de dónde venimos y en qué punto estamos!.

  Alex comenzaba su etapa escolar y con tres años Ruth no podía seguir siendo su seño. La hubiera raptado, de verdad, pero mis profes me enseñaron valores contrarios de niña afortunadamente, y simplemente cambiamos de centro como correspondía. Buscamos el más “inclusivo”, o eso nos dijeron, y ahí empezó el baño de realidad y la palabra “inclusión” cobró todo su sentido histórico.

Si, porque la “inclusión” el mayor de los valores que ahora persigue nuestro sistema educativo, parte de la mayor de las perversiones: “la exclusión”. No es tan difícil darse cuenta. Sólo se incluye aquello que previamente hemos dejado fuera, y hasta ayer, los niños con TEA estaban fuera, como si viniesen de Marte, si… ¿Se puede ser más cruel como sociedad?, porque la exclusión del niño con TEA, con Down, con cualquier dificultad del aprendizaje, ha supuesto no sólo que no hayan podido participar de la vida educativa, social o cultural cómo y con el resto de sus iguales durante siglos, sino que se les ha privado del respeto del resto de sus iguales, que tampoco han tenido la oportunidad de conocer y experimentar cómo es el ser humano en su diversidad. El resultado ya lo sabemos; acoso, marginación, incomprensión…sufrimiento.

Podría contar mil anécdotas y momentos de dolor a los que como madre de un niño con TEA me he tenido que enfrentar por un sistema educativo que aún no está a la altura: luchar por que tuviese una agenda de comunicación, por implantar pictogramas con los que pudiese comunicarse en el aula como lo hacía en el exterior, por conseguir un tutor con algo de formación en TEA, por más tiempo con PT o AL, por equipos TEA en el colegio, por conocer las actividades o trabajos que realizaba en clase para reforzar en casa, visitas continuadas a inspección educativa para que le permitiesen quedarse en el aula matinal como cualquier alumno o en el comedor del cole. Si, un niño con TEA en un colegio público sin derecho a los mismos servicios que el resto. Tan asombroso como real. De educación, formación al profesorado, estructuración de espacios, puntos y elementos para regulación sensorial, adaptaciones de material, de programas de sensibilización, patios dinámicos, ni hablamos hoy, y eso que afortunadamente nos vamos encontrando a profesionales y padres sensibles que comienzan a entender que hay un cambio y que debemos evolucionar.

El sistema trata de adaptarse, pero falla estrepitosamente, y quizá esto no sea más que el resultado de que, como reflexionaba antes, todos hayamos sido privados desde nuestra niñez del conocimiento y el contacto con la diversidad o dicho de manera más cruda pero real: de que todos hayamos sido educados en la exclusión.  Aún así, no olvidemos que el sistema somos todos. Desde el ministro hasta el consejero, pasando por el inspector, el ATE o la seño Ruth.

Hay profes, docentes y personas que marcan, marcan la diferencia; la seño Ruth , la ATE Mariola, las logos Jenny o Patri, el equipo directivo de mi cole y la nueva orientadora, Maite, los papás del AMPA…

Los recursos, los medios, las políticas son muy importantes, pero finalmente el docente tiene en su aula un valioso micromundo y el poder de decidir qué tipo de profe es, que mundo quiere construir para cada uno de sus alumnos y alumnas, tengan o no TEA, y qué marca desea dejar.