Atención a la diversidad

El término ya resuena como imprescindible en nuestras aulas y es una suerte que los docentes hayamos abierto los ojos a esta nueva oportunidad para educar en igualdad. Hasta ahora conocíamos y manejábamos la educación mixta, pero hoy nos topamos con la coeducación, un concepto que incluye diversidad, reconocimiento, visibilidad y libertad. 

Nuestra herencia es la que es, por eso necesitamos desaprender y aprender de nuevo. Los niños y las niñas de hoy quieren ser y respetar a los ciudadanos de pleno derecho del futuro. Por eso hoy recomendamos 10 libros sobre coeducación que no te puedes perder. 

1. Otra educación es posible, de Almudena García

La propuesta de Almudena García nos gusta porque es una introducción valiente a las fórmulas alternativas en el mundo de la educación. ¡Quizá estaría bien empezar por aquí! Montessori, Waldorf, Reggio Emilia… Cada vez hay más centros que apuestan por el trabajo por proyectos o en comunidades de aprendizaje. ¿Cómo encaja la coeducación aquí? Un libro genial que ningún docente debería dejar escapar.

2. Coeducación, apuesta por la libertad, de Marina Subirats

No podía faltar en este listado de bibliografía recomendada sobre coeducación el volumen de Marina Subirats, catedrática emérita de Sociología de la UAB y experta en el tema. ¿Qué significa ser niño? ¿Qué significa ser niña? Seguramente cosas muy distintas, que poco tienen que ver con lo que significaba en el pasado. 

3. Coeducar en la escuela infantil, de Xabier Iturbe

En este libro, Xabier Iturbe profundiza en las características que definen la sexualidad infantil, las conductas más peculiares, los deseos y los pensamientos más originales. Se trata de una buena base que aborda, en los capítulos finales, cómo pueden participar docentes y familiares en la puesta en marcha de un proyecto de coeducación sexual entre niñas y niños.

4. Coeducación en el cole: 16 cuentos con actividades para trabajar la igualdad en Infantil y Primaria, de Carmen Gil

Muchas veces tenemos muy clara la teoría, pero nos cuesta encontrar recursos para ponerla en práctica en el aula. Esta obra de Carmen Gil incluye 16 cuentos especialmente pensados para todos los docentes que quieran educar en la igualdad. Todos cuentan con actividades dirigidas, tanto para Infantil como para los tres ciclos de Primaria.

5. Coeducación: Propuestas para alcanzar la igualdad de género desde las aulas, de Estrella Ryan y Soledad Lemus

Las desigualdades de género están tan presentes en nuestra sociedad como en el aula. Por eso, la coeducación es un tema transversal, fundamental para incluir en los proyectos educativos de todas las etapas y ciclos académicos. Este material didáctico de Estrella Ryan y Soledad Lemus os resultará de gran ayuda.

6. Balones fuera: reconstruir los espacios desde la coeducación, de Marina Subirats y Amparo Torné

Otra obra de Marina Subirats, en este caso coescrita con Amparo Torné, pone de manifiesto (también a través de su título) que la gestión y el uso de espacios puede condicionar poderosamente y perpetuar las diferencias en el trato de los individuos en función de su sexo. La reconstrucción de los espacios en los centros educativos también es una asignatura pendiente.

7. Las actitudes del profesorado ante la coeducación: Propuestas de intervención, de Xavier Bonal 

Volvemos a la práctica de la coeducación a través del libro de Xavier Bonal, en el que se examinan las actitudes del profesorado ante la coeducación y se describen distintas propuestas de intervención. ¿Cuáles son las dificultades para conseguir una educación igualitaria? Esta es una descripción teórica y empíricamente contrastada sobre las posibilidades y obstáculos reales.

8. La coeducación en Educación Primaria, de Raquel Infante

La coeducación es el proceso educativo que nos ayuda a derribar los estereotipos de género, promoviendo la igualdad y el respeto entre hombres y mujeres. La infancia es la etapa en la que deben construirse estos valores y, evidentemente, la Educación Primaria es un momento fundamental en la vida de los individuos. Este libro de Raquel Infante y su equipo es una excelente introducción.

9. Género y educación: la escuela coeducativa, de Montse Cumellas

Lo sabemos, pero tal vez no nos lo planteamos todos los días. La escuela tiene un gran papel como modelo de socialización de los niños y niñas. Educar a los niños desde una mirada coeducativa es imprescindible para que el modelo llegue a las familias y funcione como tal en todos los ámbitos de sus vidas.

10. La igualdad también se aprende: cuestión de coeducación, de María Elena Simón

Terminamos esta selección con una obra de María Elena Simón, en la que la autora nos recuerda la importancia de llevar a la práctica el modelo coeducativo, para que niños y niñas no sigan repitiendo los estereotipos, funciones y papeles atribuidos tradicionalmente al género másculino y femenino y, por tanto, no se perpetúen la desigualdad, la discriminación y la violencia de género.


Hoy os traemos un imprimible sobre algunos de los errores que cometen los y las alumnas con dislexia.

Una manera de trabajar la confusión auditiva en el aula sería a través de tarjetas con palabras para diferenciar una letra de otra. Esta es una actividad que pueden hacer individualmente o en grupo. A continuación os podéis descargar el recurso para vuestras aulas:

La dislexia es un trastorno de aprendizaje que afecta principalmente las habilidades implicadas en la lectura y la escritura.

Los niños y niñas que presentan este trastorno lo seguirán teniendo cuando sean mayores, no desaparece, pero sabemos que con una intervención precoz y de calidad disminuirá su gravedad. Es por eso que desde el ámbito familiar como escolar podemos intervenir de muchas maneras para trabajar en este sentido.

A continuación, os presento algunas actividades sencillas que podéis llevar a cabo en cualquiera de estos dos ámbitos, además de aprender, seguro que os harán pasar un buen rato.

1. ¿Cuántas sílabas ves?

Decimos un nombre de sílabas, por ejemplo, dos. A continuación, cada uno/a tiene que decir una palabra de dos sílabas de algún elemento que esté viendo y seguimos el mismo orden hasta que no veamos más. Si tenemos la posibilidad, nos podemos ir desplazando para aumentar el campo de visión o la perspectiva y así encontrar más palabras.

Podemos jugar de manera competitiva o cooperativa. En el primer caso, irían quedando eliminados los jugadores a medida que se quedan sin palabras, en el segundo caso, intentaríamos entre todos y todas hacer la lista lo más larga posible. Podemos jugar varios días e intentar aumentar nuestro récord. 

Observaciones: un buen lugar es cuando vamos en coche. En cambio, si jugamos en una habitación donde no hay muchas posibilidades de encontrar palabras podemos jugar con láminas visuales.

2. Cadenas de palabras

Jugamos a encadenar palabras. Seguimos un orden donde cada uno tiene que encontrar una palabra que empiece con la última sílaba del que ha dicho el anterior. Por ejemplo: si-lla, lla-ve, ve-ra-no, no-ti-cia…

El juego termina cuando ninguno de los jugadores es capaz de continuar con una palabra.

Podemos jugar de manera oral o podemos ofrecer imágenes de las palabras y que los niños y niñas las tengan que enlazar de manera ordenada.

3. Palabras alocadas

Le pedimos al niño/a que sustituya una sílaba de una palabra por otra sílaba. Por ejemplo, sustituye la cuarta sílaba de biblioteca por “ma”: bibliotema. A continuación, podemos jugar a inventar el significado de la nueva palabra. Por ejemplo: es una biblioteca que solo tiene libros de un tema.

También podemos jugar con las letras y los fonemas siguiendo el mismo sistema. Por ejemplo, cambiar la tercera letra por la “p”: biplioteca. O también a omitir, por ejemplo, omite la tercera letra: biblioteca.

Es un juego muy divertido donde además de trabajar la conciencia fonológica fomentamos la imaginación.

4. Llenar vacíos escuchando

Decimos palabras a los niños y niñas sustituyendo una de las sílabas por el sonido “m”. Escuchando, deberán decir qué sílaba faltaría en el lugar del sonido de la letra eme. Por ejemplo: fe-li-…-dad. Falta la sílaba “ci”.

5. Frases alocadas

Se parece un poco a la actividad de palabras alocadas, pero en este caso trabajamos con palabras enteras y palabras. Se trata de jugar con los elementos de la frase. Podemos hacer varias actividades.

  • Omitir una de las palabras de la frase. Por ejemplo: elimina la tercera palabra de la frase: “Hoy he ido al parque”. En esta oración quedaría: “Hoy he al parque”.
  • Sustituir la palabra por otra. Por ejemplo, sustituimos “ido” por “luna”. La frase queda: “Hoy he luna al parque”.
  • También les podemos pedir que alarguen las oraciones, pero no hace falta siempre alargarlas por detrás.

Observaciones: antes de empezar a jugar a este juego deberemos practicar contando las palabras de las oraciones, los niños y niñas escuchan una oración y nos tienen que saber decir cuántas palabras tiene. Si observamos que el niño o niña tiene dificultades en este primer nivel, una estrategia es decir la frase y avanzar un paso en cada palabra. Una vez conseguido este nivel podemos jugar al juego propuesto que sería el segundo nivel.

Autora: Educarme

Sonia de la cuenta @educaparaladiversidad nos acerca un poco más la realidad de las personas con TEA y cómo facilitar su adaptación a las rutinas dentro del aula.


¡Hola a todos y a todas!
En este artículo vamos a hablaros de pautas metodológicas para adaptar la organización y la gestión del aula del alumnado con TEA.

Para ello, lo primero a lo que debemos responder es ¿En qué consiste el trastorno del espectro autista (TEA)? Los trastornos del espectro autista (TEA) son una diversidad funcional del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. Algunas personas necesitan mucha ayuda en la vida diaria, mientras que otras necesitan menos. Actualmente, no existe una cura para los TEA. Sin embargo, las investigaciones muestran que los servicios de tratamiento de intervención temprana pueden mejorar el desarrollo de estos niños y niñas.

Si pudiéramos decirle a una persona con TEA que nos describiera como es su diversidad funcional diría tenemos una condición que afecta a nuestra manera de relacionarnos con el mundo, tenemos características comunes, pero también podemos tener rasgos particulares dentro de nuestro propio trastorno, el mundo puede ser un lugar muy ruidoso y abrumador para nosotros, los temas que nos agradan nos provocan una gran motivación, anticiparnos en lo posible a lo que va a suceder nos da seguridad y estabilidad manteniendo todo en orden, los apoyos visuales nos ayudan a entender y comprender las cosas, evitamos el contacto visual y queremos estar solos,  nos produce dificultad señalar objetos y mostrar interés por ellos cuando otra persona nos los señala, tenemos dificultades para comprender los sentimientos de otras personas y para hablar de nuestros propios sentimientos, nos cuesta hablar y mantener conversaciones usando muchas veces gestos en lugar de palabras y  jugar, repetimos acciones una y otra vez e incluso perdemos destrezas que antes teníamos por ejemplo dejando de usar palabras que ya teníamos. También mostramos momentos de irritación.

La mayor parte de los padres observan las primeras señales de alerta desde el año y medio en adelante.

Conociendo un poco más las características y necesidades que presenta el alumnado con TEA, ahora podremos pensar en cómo establecer pautas metodológicas para adaptar la organización y la gestión del aula del alumnado con TEA. La parte más importante cuando hay un niño con TEA en el aula es que todos sus compañeros sepan que en qué consiste la condición, cómo es ese niño, y que se cree un ambiente de cooperación y de apoyo. Esta es la parte más importante porque entre todos podemos ayudar en lo que necesite ese compañero/a y normalizar determinados comportamientos. Por ejemplo, si el niño/a con TEA grita porque escuchó un ruido y se pone nervioso/a, sus compañeros deben reconocer que está nervioso debido al ruido e intentarán no hacer más ruido o lo calmarán.

Es recomendable dividir la clase en ambientes de ESTRUCTURACIÓN FIJA como por ejemplo en rincones, ya que como hemos dicho este tipo de alumnado le gusta la anticipación y el orden proporcionándoles estabilidad y seguridad con actividades cotidianas y odian los cambios. Debemos MEJORAR SU MOTIVACIÓN. Las personas con autismo tienen un repertorio muy restringido de intereses y pueden realizar una misma actividad una y otra vez, sin llegar a cansarse de ella. Por ello es importante conocer sus gustos y preferencias para así ofrecerle algo que le interesa y así estará mucho más motivado para trabajar en el aula. Si el niño sabe cada cuantas fichas va a descansar o a recibir eso que le gusta, también estará mucho más tranquilo.

Debe haber una ADAPTACIÓN DE LOS TIEMPOS con actividades cortas para favorecer la atención, recursos materiales para comprender el paso del tiempo como relojes adaptados o calendarios con imágenes, ya que como hemos dicho los apoyos visuales son muy importantes para ellos. Debemos dotarnos de PACIENCIA Y PERSISTENCIA necesaria en el tiempo. Puede ser una de las mejores herramientas terapéuticas con las que ayudar a su alumno/a. También tenemos que considerar que muchos de ellos presentan trastornos relacionados con el sueño aumentando la probabilidad y frecuencia de rabietas y problemas de conducta, por lo que en estos momentos debe ser aún más consistente nuestra paciencia.

MATERIALES TEACCH. Las siglas  TEACCH  significan en castellano “Tratamiento y Educación de Niños con Autismo y Problemas Asociados de Comunicación“.  Los recursos basados en la metodología  Teacch son materiales manipulativos, muy atractivos visualmente y con una gran carga de motivación para la realización de cualquier actividad, incluidas las actividades curriculares. Como hemos dicho es importante que este alumnado trabaje de manera muy estructurada.

Manipulativo Materiales TEACCH: Tarjetas de los sentidos editable  -Orientacion Andujar

APOYOS VISUALES, OBJETOS REALES Y FOTOGRAFÍAS.  Es un código alternativo al lenguaje oral.Por ejemplo, para realizar las tareas enseñar las bandejas de las pinturas o lápices junto a los pictogramas. También se puede acompañar de tarjetas en mayúsculas, minúsculas o letra de imprenta. Todos estos apoyos visuales poseen la inestimable ventaja de estar presentes durante periodos muy prolongados de tiempo, a diferencia de lo que sucede con la información suministrada por un canal auditivo, que rápidamente se desvanece y solo está presente durante un breve periodo de tiempo. Esto permite que la persona con autismo pueda recurrir a sus apoyos visuales tantas veces como lo necesite.

Si por ejemplo decimos “A colocar los materiales”, el niño autista  hará caso omiso a la indicación. Una situación como esta se puede resolver con relativa facilidad empleando apoyos visuales.  Por tanto, los autistas son aprendices visuales y la información presentada por la ruta visual será mucho más asimilable para ellos que la información presentada por una ruta auditiva, con independencia de la edad o de la comprensión verbal.Podemos realizar emparejamientos entre objetos reales y fotografías, pictogramas o palabras escritas como manera de trabajar la comprensión del niño con su realidad y que analicemos su grado comprensión del mundo que le rodea. 

Agenda de actividades con fotografías de objetos reales | Books, Book  cover, Visual

TRABAJAR SU AUTONOMÍA. Para ello nos apoyaremos en los apoyos visuales mencionados anteriormente a modo de un recordatorio permanente que les permita manejarse con mayor autonomía. La AGENDA VISUAL Y HORARIO INDIVIDUAL serán utilizados para anticipar que se va a hacer en cada momento y donde, así evitamos niveles de ansiedad y frustración; el sistema de trabajo debe ser rutinario pero flexible, así fomentamos la autonomía. Las tareas tienen que llevar un contenido visual a modo de información, una estructura simple y organizada para que el alumno pueda realizar la actividad sin mayores explicaciones además de saber cuándo empieza y acaba una actividad. Podemos enfatizar el momento más importante del día. Debe estar en un lugar accesible para el niño/a y a la altura de sus ojos, de modo que pueda consultarla tantas veces como desee. Del mismo modo,  conviene colocar los marcadores visuales con el niño/a. Debemos ir denominando las actividades de una en una según vayan teniendo lugar.

Si ocurre una situación en la que por ejemplo no podamos salir al patio porque está lloviendo, le mostramos una imagen tachada y una alternativa a esa imagen. Tienen dificultades para elegir entre varias propuestas. Entonces les podemos poner un panel en el que se le ofrezcan esas opciones mediante apoyos visuales y que escojan la que más le apetezca. Por ejemplo, a la hora de seleccionar un juguete o material del aula.

ALIMENTACIÓN.  Como hemos dicho estos niños necesitan una estructuración fija en sus hábitos.  A la hora de momentos como el almuerzo, pueden sentir rechazo a comer en lugares distintos a su hogar o usar utensilios que puedan ser diferentes a los suyos.  También puede comer de manera compulsiva. El adulto debe mantener  una actitud de tranquilidad y confianza. Como dijimos el mundo puede ser un lugar muy ruidoso y abrumador para estos niños por lo que debemos procurar encontrar un lugar libre de bullicios. Como llevamos diciendo a lo largo de este artículo, podemos utilizar apoyos visuales que podemos colocar en la agenda. Se debe seguir de manera sistemática y evitando cambios inesperados. 

Agendas personales para niños con autismo - Autismo Diario

Podemos observar otras reacciones a MIEDOS IRRACIONALES que van apareciendo y desapareciendo a lo largo de su desarrollo que pueden provocar un daño físico para el niño/a o para otras personas, limiten o dificulten las rutinas cotidianas, se conviertan en un obstáculo para el aprendizaje o generen un intenso malestar o angustia. Muchas de ellas están relacionadas con sus experiencias sensoriales y su mundo perceptivo, ya que son hipersensibles al mundo que les rodea. Pueden molestarlos cosas como la luz, sonidos o incluso roces con su piel. Debemos llevar una aproximación progresiva, gradual y muy controlada al estímulo que provoca el miedo, darle tranquilidad y aguantar pacientemente y una vez más apoyarse en pictogramas.

TAMBIÉN PUEDEN SER COMUNES CONDUCTAS COMO:

TIRAR OBJETOS AL SUELO CONSTANTEMENTE, ya que les puede gustar el sonido que provoca al caer, mostrar enfado o frustración, reclamar atención o simplemente es un ritual y es la finalidad que ha encontrado al uso de ese objeto convirtiéndose para él en un juego.

PRESENCIA DE RABIETAS DESPROPORCIONADAS ANTE LOS TIEMPOS DE ESPERA en momentos como respetar la cola, cuando nos paremos a atender a otro compañero o cuando repartamos los materiales o expliquemos una actividad. Podemos asociarlo a un estímulo que para él/ella resulte gratificante, como por ejemplo poner una canción que indique que debe esperar o darle un objeto junto a secuenciar las actividades con apoyos visuales. 

En el JUEGO, como dijimos al principio los niños y niñas con autismo evitan el contacto visual y quieren estar solos, les cuesta la comunicación con los otros y repiten acciones una y otra vez, por lo que su preferencia estará en los juegos en solitario con escasos momentos de juego compartido con los demás. Jugar permite al niño o niña desarrollar aspectos psíquicos, físicos y sociales mientras experimenta sus emociones y expresa sus sentimientos. Es la manera en la que el niño conoce y expresa su mundo. Por tanto, estimularemos el juego en sesiones diarias y aprovecharemos otros momentos espontáneos para favorecer el juego social. Se sabe que también en el aspecto de la comunicación y el lenguaje, el juego tiene un rol importante y recordemos que estos niños suelen tener dificultades en el lenguaje.

Para finalizar este artículo diré que muchos de estos niños y niñas también tienen problemas de aprendizaje, muestran un retraso en el lenguaje y el habla y un coeficiente intelectual muy bajo que les limita considerablemente en su vida cotidiana.

Sin embargo, también hay algunas personas diagnosticadas con un trastorno del espectro autista que tienen una inteligencia superior a la media o que logran superar sus problemas de comunicación. Destacamos personalidades que se cree que tuvieron autismo como el director de cine Tim Burton,  Ludwig Van Beethoven, Bill Gates, Amadeus Mozart, Michael Jackson, el director de cine Stanley Kubrick entre otros muchos. 

Por tanto “Tener autismo no significa no ser humano, sino ser diferente”. Jim Sinclair (1992).  Espero que el artículo les guste y les sea de utilidad. 

Tenéis algunos enlaces de interés:

Aumentativa: https://www.aumentativa.net. En la actualidad, la web cuenta con más de 9.000 pictogramas, 34.000 palabras o grupos de palabras, 10.000 fotografías, un total de 48 aplicaciones multimedia y un potente sistema automático de generación de actividades y aplicaciones. 

ARASAAC: https://arasaac.org/materials/es/1580  Para mí, la página más completa con presentación y actividades para ayudar a comprender a los compañeros de clase y a otros niños qué es el autismo, qué ayudas necesitan las personas con autismo, cómo ponernos en su lugar y cómo podemos ayudarles en nuestra vida diaria.




¡La última colaboración del año nos la trae Berta de Maestraespecial! Desde su experiencia nos comparte estos consejos para trabajar en el aula con alumnos y alumnas con TDAH.

¡Felices fiestas a todos!


El TDAH, así como otros trastornos, juega un papel destacado en nuestro día a día como maestros, seamos tutores o maestros especialistas, como es mi caso. 

Como maestra de educación especial me encuentro con infinidad de variables que hacen posibles ciertas dificultades en nuestro alumnado. Una de estas dificultades es el TDAH. 

Seguro que todos y todas hemos escuchado hablar alguna vez de este trastorno, pero pocos saben con detenimiento las dificultades que comporta y no siempre es fácil tratarlo. El TDAH es un trastorno caracterizado por la excesiva actividad psicomotriz (hiperactividad), déficit de atención e impulsividad. 

Las siglas responden a a T: Trastorno, D: Déficit, A: Atención, y H: Hiperactividad. Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o sin. 

Hoy os traigo, bajo mi humilde experiencia, una serie de TIPS útiles para aplicar en el aula con alumnos y alumnas con TDAH

Para el aula

  • Sentar al alumno cerca del maestro y lejos de puertas y ventanas.
  • Aumentar el espacio entre las mesas.
  • Proporciona un objeto para descansar los pies.

Para la organización

  • Utilizar un cuaderno o libreta para las tareas.
  • Proporcionar libros adicionales para tener en el aula.
  • Material codificado por color cada tema.
  • Dar un horario escrito para las rutinas diarias.

Para los deberes y exámenes

  • Hojas de trabajo con menos preguntas y ejercicios.
  • Hacer cuestionarios cortos en lugar de exámenes largos para cada unidad de trabajo.
  • Tiempo adicional y un lugar tranquilo para realizar exámenes y trabajos por proyectos. 
  • Permitir responder las preguntas en voz alta. 
  • Permitir el uso de un procesador de textos en un ordenador. 
  • Dar puntos positivos por el trabajo realizado en lugar de por las cosas que no hace. 
  • Dividir las tareas largas en partes más cortas. 
  • No tener en cuenta la presentación a la hora de puntuar. 

Para el aprendizaje en clase

  • Dar indicaciones claras y escritas.
  • Utilizar imágenes y gráficos.
  • Darle al estudiante un resumen de la lección.
  • Supervisar para asegurarse que el estudiante ha entendido la lección. 
  • Dar instrucciones claras y escritas. 
  • Crear una “señal” para llamar la atención del estudiante.

Si quieres ampliar tus recursos con más adaptaciones metodológicas, puedes conseguirlas en mi cuenta de Instagram @maestraespecial

¡Deseamos que os haya gustado y os sea útil como recurso en el aula! 

Archivo Adaptaciones metodológicas en castellano

1 Comment

BUSTO, A., CARMONA, FERNÁNDEZ, O.: El genio que llevas dentro: retos y juegos para ejercitar las inteligencias múltiples. Ediciones B, 2018. 

El genio que llevas dentro es, además de un libro, casi un juego. Se trata de un título recomendado para niñas y niños a partir de 8 años, en el cual se ofrecen una serie de explicaciones y ejercicios para trabajar las inteligencias múltiples.

¿DE QUÉ VA?

Los que podemos encontrar dentro de este libro es bien curioso. Solo abrirlo, niños, niñas, padres, madres y docentes se adentrarán en un país nuevo. Se llama Creativitrópolis i es el país de las inteligencias múltiples, conformado por un total de siete reinos, con sus reyes y reinas, y toda una serie de retos, pareados y adivinanzas.

El libro cuenta con muchísimas ilustraciones y ofrece mensajes con el fin de acompañar a las familias y a los niños en este viaje. Gráficamente es también una maravilla, combinada con una serie de relatos, ejercicios y actividades que buscan potenciar las llamadas «inteligencias múltiples».

¿PARA QUIÉN LO RECOMENDAMOS?

El genio que llevas dentro es un libro pensado para familias y para todos los niños y niñas, no solo para aquellos que tienen altas capacidades. El libro está lleno de retos y juegos para hacer en familia, de manera que este también es un título dirigido a todos aquellos padres y madres que tienen claro que quieren acompañar de cerca a sus hijos, a través de la presencia consciente y activa, en su proceso de crecimiento y aprendizaje.

¿POR QUÉ LO RECOMENDAMOS?

Porque es una oportunidad fantástica para que padres, madres, hijos e hijas se encuentren en un espacio y en un tiempo dedicados al juego, para reír y disfrutar juntos del aprendizaje, que puede ser, y de qué manera, un gran motivo para compartir tiempo y pasarlo bien juntos.

¿QUÉ DESTACAMOS?

De El genio que llevas dentro destacaríamos, sin duda, el hecho de que sea un libro ideado para romper con el paradigma normal de la inteligencia. Sus autores nos quieren hacer entender que hay muchos tipos de inteligencias y diferentes maneras de ser inteligente, ya sea destacando en el campo de la música, en el fútbol o en el dibujo. Además, si bien los autores dejan muy claro que todos somos inteligentes en algún ámbito, no todos los niños son superdotados o tienen altas capacidades (estamos hablando, solo, de un 2% de la población).

¿DÓNDE LO PUEDO ENCONTRAR?

¿Tienes curiosidad para descubrir con tus hijos El genio que llevas dentro? Puedes encontrarlo en tu librería de confianza por 13,25 euros o, si lo prefieres, comprarlo a través de Amazon, Casa del Libro o FNAC

1 Comment

Los recursos manipulativos en el área de matemáticas son perfectos para el aprendizaje, pero sobre todo, para que los niños y niñas se convierten en auténticos protagonistas de este proceso vital. A continuación, os presentamos diez propuestas de recursos manipulativos para trabajar las matemáticas en las aulas de Educación Infantil.

1. Encontrar los elementos iguales. A través de esta actividad los alumnos estimularán la discriminación visual, dándose cuenta de las semejanzas y las diferencias, en este caso de los calcetines. A partir de preguntas que haremos a los alumnos, ellos pueden verbalizar las características de los objetos. Y todo esto con elementos cotidianos que harán despertar su interés.

calcetines3

2. Más grande que, más pequeño que. A través de material manipulable los alumnos pueden experimentar longitudes y compararlas. Una opción es hacer serpientes de plastilina de diferentes medidas.

3. Supermercado en el aula. Esta actividad puede convertirse en todo un proyecto que después puede permanecer en el aula como un rincón. Además del juego simbólico y el lenguaje, también se trabajan las matemáticas. Conocer el valor de los billetes y monedas y las cantidades y medidas son algunos de los contenidos que se trabajarán.

mates supermercado

4. Crear figuras geométricas a partir de un modelo. De manera manipulativa los alumnos pueden conocer las características de las formas geométricas. Las actividades que se pueden realizar son muy variadas: hacer las figuras con plastilina, crearlas con palos a partir de un modelo, encajar la figura en el dibujo correspondiente o hacer rompecabezas para formar una.

Actividades para enseñar figuras geometricas - Educahogar.net
Actividades para enseñar figuras geometricas - Educahogar.net

5. Simetría con piezas de LEGO. Este es un recurso con múltiples aplicaciones para los aprendizajes de pequeños y adultos. Una de estas aplicaciones es trabajar las matemáticas con los más pequeños de una manera manipulativa. Para trabajar la simetría los niños y niñas tienen que reconocer la figura y su posición para después reproducirla en la otra parte, una buena manera de iniciarse en el desarrollo de esta habilidad.

Teach symmetry in a fun, hands-on way!

6. La pecera. El objetivo de esta actividad es que los alumnos reconozcan y relacionen los números del 0 al 9. Se utilizan varias imágenes de peceras con diferentes cantidades de peces dentro. Al acabar de hacer los recuentos, la segunda parte de la actividad consistirá en identificar los números en los cartones que tenemos. Si están, tendremos que taparlos con una chapa.

7. Kandinsky, una obra de arte colectiva. Después de visionar este vídeo sobre la obra de Kandinsky, se pide a los alumnos su participación para la elaboración de una obra de arte colectiva. La observación les permitirá deducir la presencia de círculos y cuadrados y hablando sobre ello hará que utilicen vocabulario matemático: grande, mediano, pequeño, cuadrado, muchos, pocos... A continuación, abrirán una caja de cartón llena de círculos, colores y series. En otras sesiones podemos trabajar con estas figuras para crear su propia composición y después, unirla con la de los otros compañeros.

8. El juego de las cajas. Este juego permitirá a los niños y niñas familiarizarse con el espacio y las dimensiones. Se instalarán en la clase varias cajas de cartón grandes con las que podrán interactuar libremente, poniéndose dentro y jugando al escondite. Desde nuestra posición de docentes tendremos que hacerles preguntas: ¿Creéis que cabe Marta dentro de esta caja?, ¿Y Juan?, ¿Cuántos niños y niñas pueden ponerse aquí dentro? A parte de trabajar el vocabulario matemático, utilizarán los números y harán recuento.

9. Sumas. Se pueden utilizar diferentes procedimientos de conteo para encontrar el resultado de una suma. Trabajar las operaciones, en este caso la suma, de manera manipulativa es una gran ayuda para que los alumnos acaben interiorizando este proceso a través de la vista y el tacto.

10. Continuar la serie. Con esta actividad se trabaja el pensamiento matemático. Reproducir una serie, buscar su continuidad, buscar el error y deducir los modelos son algunos de los procedimientos que se trabajan. De esta manera los alumnos aprenden a identificar las semejanzas y las diferencias de las piezas para después clasificarlas.

Y tú, ¿qué otros recursos manipulativos utilizas?

1 Comment

Plantearse la posibilidad de cambiar nuestra metodología y trabajar el aprendizaje por proyectos es todo un reto para los docentes. Los alumnos ganan autonomía y capacidad de decisión a la hora de desarrollar proyectos.

Los docentes, por su parte, tienen que haber diseñado y elaborado una estrategia para conseguir que los alumnos aprendan los contenidos y lo hagan trabajando competencias como la comunicación, la capacidad de cooperar en equipo y el pensamiento crítico.

Estas son 5 claves del aprendizaje por proyectos.

1. La pregunta-guía o driving question

En primer lugar, y después de haber planteado la situación, hace falta que el docente ofrezca a los alumnos una pregunta-guía. La respuesta a esta pregunta tiene que ser abierta y vincularse directamente con las competencias y conocimientos que tienen que adquirir.

2. La autonomía

Uno de los rasgos fundamentales del aprendizaje por proyectos tiene que ver con la autonomía. En este sentido, hay que adaptarse a las posibilidades del grupo. Puede ser necesario decir a los alumnos qué tema tienen que estudiar, o bien podemos darles algunas posibilidades concretas. Otra opción, que exigirá más a los alumnos, es la de poder tomar gran parte de las decisiones, incluso temática.

3. La cooperación

No todos somos iguales. Y el aprendizaje por proyectos favorece la atención a la diversidad. Los alumnos con diferentes necesidades tendrán la oportunidad de trabajar con otras en el mismo proyecto y por tanto, tendrán que cooperar, mediante la interdependencia positiva con sus compañeros.

4. La investigación

La curiosidad mueve mundos. Y en este caso, el aprendizaje por proyectos es un excelente aliado. Siempre de la mano del docente, la investigación y la búsqueda son vitales para el aprendizaje y para adquirir habilidades y destrezas útiles por siempre jamás.

5. La comunicación

Para trabajar en equipo es imprescindible comunicarnos y hacerlo bien. Además, el hecho de presentar los resultados del proyecto nos ofrece una oportunidad única para poner en práctica nuestras habilidades comunicativas. Y si hay carencias, ¡trabajarlas!

educacion-docente-5-claves-del-aprendizaje-por-proyectos

educacion-docente-luchar-contra-el-acoso-escolar

En el Día Internacional contra el Acoso Escolar, hablamos de qué es el bullying, como son las víctimas, como son los acosadores y qué podemos hacer para luchar en contra y erradicar estas conductas. En casa y en el ámbito escolar.

El acoso escolar existe

Ha existido siempre, pero dichosamente, en los últimos años el acoso escolar o bullying se ha dejado sentir mucho más en los medios y en los centros educativos. Es esta mayor concienciación por parte de todos la que nos ayuda a luchar contra aquellas conductas de abuso que se producen en el ámbito de la escuela.

Pero, ¿qué es exactamente el acoso escolar?

Según el AEPAE (Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar), el acoso escolar se define como cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de manera reiterada, tanto en el aula, como a través de las redes sociales.

¿Qué pueden hacer los centros para prevenirlo?

Es muy importante mantener un estado de observación permanente de los alumnos ante posibles señales. Hay que estar alerta si se produce una disminución del rendimiento escolar, absentismo, cambios de humor, lesiones físicas… La maceta TEBAE os puede ayudar.

Por otro lado, hay que fomentar el trabajo en equipo, el respeto por las diferencias y la inclusión. Es importante, además, trabajar la inteligencia emocional, las habilidades sociales y dar pautas en los alumnos para resolver los problemas de una manera pacífica.

¿Qué pueden hacer los padres o tutores desde casa?

Los padres o tutores también tienen que observar a sus hijos, ante posibles señales que nos indiquen que se puede producir acoso: disminución del rendimiento escolar, pérdida o sustracción de material, cambios de humor, miedo de ir a la escuela, insomnio, lesiones físicas, etcétera.

Hace falta, además, fomentar un clima de confianza en casa, de forma que tengan claro que pueden comentaros cualquier problema que tienen y mostrar sus sentimientos sin miedo. Es importante dedicar tiempo a los hijos, haciéndoles preguntas y conversar sobre la jornada, sus inquietudes y experiencias. Poned límites, fomentad responsabilidades y felicitadles cuando consiguen aquello por lo que han trabajado y luchado.

¿Cómo son las víctimas?

Habitualmente son niños, chicos o chicas que no disfrutan de aquello que denominamos ‘popularidad’ en el conjunto del aula. En casa normalmente están sobreprotegidos por su familia, pueden tener un temperamento débil, ser tímidos e inseguros. Suelen tener una baja autoestima, tender a la depresión, al miedo y mostrar un bajo rendimiento escolar.

¿Cómo son los acosadores?

Suelen ser más ‘populares’ entre sus compañeros y presentan dificultades importantes para desarrollar la empatía. Tienen un temperamento impulsivo, agresivo y no reconocen la autoridad. De hecho, suelen transgredir con facilidad las normas establecidas. Además, muestran poco interés en los estudios y acostumbran a vivir actas de violencia al hogar.

Romper la herencia, desarraigar conductas

El caldo de cultivo del acoso escolar tiene mucho que ver con las creencias, los valores y las actitudes que todavía hoy imperan en nuestra sociedad. Hace falta, pues, romper con la perniciosa herencia de los estereotipos machistas, el racismo, la homofobia y las diferencias de trato según la clase social.

Para erradicar el acoso escolar…

Tenemos que trabajar para fomentar los valores, observar y dejarnos ayudar por los psicólogos y especialistas del centro, así como basar todas nuestras actuaciones en los principios morales y de comportamiento, implicando a todos los miembros de la comunidad escolar. ¡Juntos lo conseguiremos!

El 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, una jornada declarada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual se pone en relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida llena, gratificante, plenamente integradas en la sociedad.

Ayúdale a entender las cosas. Las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) tienen una manera especial de percibir la realidad. Es posible que, a veces, tu ayuda sea fundamental para hacerles sentir más cómodos y seguros.

Anticipa aquello que pasará. Es importante hacerlo cuando las personas con TEA se encuentran en un entorno nuevo, en el que no saben bien lo que sucederá. Explicar para anticiparles cualquier situación que pueda surgir es muy positivo para una experiencia gratificante.

Respeta su espacio. Que le ayudes a entender algunas cosas o que le describas anteriormente qué pasará no tiene que suponer en ningún caso la invasión del espacio personal. Las personas con TEA necesitan que se respete su espacio. Esto tampoco implica dejarlas solas, sobretodo si no se encuentran en un entorno donde se sienten 100% seguras y cómodas.

Ofréceles tu ayuda. Evidentemente, les gusta ser autónomas, pero es posible que en algún momento necesiten la ayuda de otra persona. Pregúntales qué puedes hacer por ellos y si observas que se sienten cómodas, pídeles su colaboración en aquello que puedan/quieran hacer. ¡Es una buena manera de hacerles sentir perfectamente autónomas!

Todo a su ritmo. Es importante que las personas con TEA vean su espacio respetado. Las prisas no son buenas, así que te recomendamos dejarlas trabajar, moverse y desarrollarse a su ritmo.

Calma y cuidado con las palabras. Y hablando de ritmo: los monólogos llenos de palabras y velocidad no gustan a nadie. Tampoco a las personas con autismo. Comunícate con ellas teniendo esto en consideración. Ya sabes que la mayoría de veces, las palabras no lo son todo.

 

educacion-docente-que-puedo-hacer-por-una-persona-con-autismo