Música

@blogdelamusica: La importancia de la música como herramienta fundamental para el aprendizaje en los niños y niñas.

Hola, soy Alba Simo, aunque algunos me conoceréis por mi perfil de Instagram @blogdelamusica. Graduada en Magisterio de Educación Primaria con Mención en Educación Musical.

La música es una de las áreas más importantes de la que el ser humano no puede prescindir. Así pues, la educación musical debe trabajarse desde edades bien tempranas ya que ayuda a un mejor desarrollo cognitivo del niño/a. Además, la música aporta numerosos beneficios a las personas y uno de esos beneficios es la motivación a la hora de aprender.

Cabe destacar, que la música es algo que está presente siempre a lo largo de nuestra vida y de ahí la frase “Sin música la vida no tendría sentido”. Por ello, podemos afirmar que si unimos la educación y la música en un mismo conjunto tendremos grandes resultados.

Si un niño/a que canta, vive la música, la toca y la siente, podemos decir que ese niño o niña está formándose como persona a través de un elemento transversal en el que no solo se está sintiendo bien, sino que está desarrollando a su vez unas competencias que le ayudarán en su futura formación.

No quiero hablar de una manera técnica acerca de la música ni mucho menos, pero si quiero recalcar la importancia que tiene la música dentro del ámbito educativo y los numerosos beneficios que esta trae consigo.

Desde una perspectiva educativa, la educación musical es una de las pocas asignaturas que abarca lo multidisciplinar y transversal, ya que es el conducto desde el que podemos impartir diferentes áreas como la Lengua, las Matemáticas o Educación Física. No sólo eso, sino que podemos ayudar a desarrollar en el alumnado su inteligencia interpersonal a través de las emociones.

Por ello podemos afirmar que la música y la educación viven en un mismo marco y que deben ser llevadas a cabo de una manera activa y motivadora. No podemos otorgarle al alumnado unas simples fichas y esperar que ocurra la magia. La música se trabaja, se vive y se baila.

Utilizar la música como una herramienta de aprendizaje nos ayuda a motivar al alumnado. Si no mostramos la música como un elemento atractivo será más difícil su compresión y aprendizaje. Nos sujetamos en el poder de la música como salvoconducto del aprendizaje y esto nos facilita el proceso.

A esto le añadimos que la música no tiene únicamente como objetivo transmitirnos emociones y sensaciones, sino que con ella podemos trabajar la capacidad de memorización, atención y concentración del alumnado. A su vez, fomentamos el desarrollo de la memoria visual y auditiva.

Además, sabemos que, gracias a la música y a su involucración en el aprendizaje, los niños y niñas pueden mejorar su razonamiento y sus habilidades motoras. Esto se hace a través de la práctica musical, vivenciando la música y tocándola.

Por no hablar de la facilidad que nos da la música a la hora de desarrollar nuestras habilidades sociales y esa capacidad de espíritu crítico que va naciendo poco a poco dentro de nosotros, las personas. Cuando queremos trabajar de maneral grupal formando un coro estamos promoviendo la cohesión social y la igualdad de oportunidades. Todos los niños y niñas se sentirán protagonistas y podrán empatizar con el resto de compañeros. 

No solo eso, con estas metodologías también se apuesta por el trabajo cooperativo. Los niñas y niñas van desarrollando poco a poco su autoestima y su empatía. Al fin y al cabo, somos personas y necesitamos por derecho, socializar y estar en continuo contacto social. Y este poder lo tiene la música.

Queda reflejado que la música es una herramienta fundamental que favorece el aprendizaje de manera significativa en los niños y niñas. Las personas, por inercia, necesitan música para vivir y por ello el aprendizaje también lo necesita. Si buscamos una manera de trabajar la música esta debe de ser activa. Reitero, no podemos pretender que los niños y niñas aprendan contenidos sin antes vivenciarlos y sentirlos. La música está para sentirla y bailarla.

En conclusión, aunque finalmente el docente será el guía en el proceso de enseñanza-aprendizaje y les aporte las estrategias necesarias para formarse, una de estas, siempre tendrá que ser la música, fuente vital y necesaria del aprendizaje.

¡No dudes nunca de involucrar a la música en tu vida y en la de tu alumnado!

1 Comment

¡Nueva colaboración musical! Hoy nuestro protagonista es Ferran de la cuenta @elprofemochilero. Nos trae un artículo muy completo con 5 actividades que animarán a todos y todas las alumnas, también a los más tímidos, a participar en clase.


Desde pequeños aprendemos a hacer ritmos. Nos comunicamos y nos expresamos haciendo ritmos, ¡hasta podríamos decir que en ámbito escolar y cotidiano estamos rodeados constantemente de ritmo!

La expresión rítmica puede aparecer de manera espontánea o preparada: Cuando caminamos, cuando jugamos, cuando hablamos, cuando nos emocionamos, cuando nos aburrimos o cuando nos divertimos. Además, siempre surge alguna intencionalidad, como por ejemplo expresar estados de ánimos, comunicar ideas o socializarse.

La incidencia que tiene el ritmo en el desarrollo global de los niños y niñas es muy importante, por lo que también lo es aprovechar y dinamizar estas situaciones para transformarlas en oportunidades de aprendizaje. 

Por eso hoy paso por el blog de Educación Docente y os propongo 5 actividades que os ayudarán a animar la participación en el aula de música mediante ritmos. 

El reloj 

Esta actividad es ideal para iniciar una sesión a través de un reto cooperativo. Consiste en construir un ritmo colectivo donde los alumnos y alumnas se tengan que colocar en círculo y seguir juntos la pulsación (con las manos, con los pies, chocando con las manos en el suelo...). Una vez todo el grupo consiga llevar la pulsación, un o una alumna empieza a interpretar una figura rítmica con la voz (“ta”, “ti-ti”, “shhht”,...), después sigue el o la alumna de su derecha repitiendo la figura que ha interpretado su compañero anteriormente y añadiendo una de nueva. Después seguirá el siguiente con la misma dinámica y así sucesivamente hasta conseguir hacer la vuelta entera. Si alguien se equivoca interpretando el orden de la secuencia rítmica, debe volver a empezar la rueda desde ese punto. 

Con esta actividad trabajamos la memoria, el trabajo cooperativo y la interpretación de figuras rítmicas siguiendo una pulsación. Se puede regular la dificultad según el nivel del grupo. 

La pareja rítmica

Para hacer este juego necesitamos tarjetas con diferentes patrones rítmicos de 4 tiempos. Las tarjetas estarán dobladas. Eso quiere decir que habrá dos patrones de cada ritmo.

Para empezar esta dinámica, cada alumno tendrá una tarjeta y deberá desplazarse por el espacio caminando con la pulsación de una canción. Nadie podrá hablar, solo nos podremos comunicar con el resto del grupo interpretando el ritmo que nos ha tocado con las manos (intentando seguir la pulsación). El objetivo es que todo el mundo encuentre a su “pareja rítmica” antes de que se acabe la canción. 

Esta actividad va muy bien para organizar parejas de trabajo y descubrir otras maneras de comunicación con el grupo. A nivel musical se trabaja la pulsación, y la interpretación de patrones rítmicos de 4 tiempos. Se puede trabajar con todos los grupos de educación primaria, pero es recomendable pedir que sigan la pulsación mientras juegan a partir de ciclo mediano.

Hands dance

Este es un juego para crear y repetir secuencias rítmicas de 4 tiempos en parejas. Para poder jugar hemos diseñado cuatro pulsadores de diferentes colores. A mi me gusta hacer la actividad con los colores del parchís. 

La dinámica sigue un poco el juego del espejo. Un alumno/a se inventa un ritmo de 4 tiempos golpeando los pulsadores y la otra persona estará colocada delante lo debe repetir siguiendo el mismo patrón. 

Para hacerlo todavía más divertido nos podemos crear secuencias rítmicas siguiendo una canción de compás cuaternario y con los tiempos muy marcados. Por eso siempre escojo canciones de disco-funk donde su estructura musical nos permite crear y repetir patrones rítmicos de 4 tiempo con más facilidad. 

Con esta actividad podemos trabajar la memoria y coordinación a la vez, también la creación rítmica. Se puede adaptar a todos los cursos de educación primaria, pero en principio va orientada a ciclo medio y superior. 

Ritmogramas y persecución corporal

La lectura de ritmos siempre es más divertida mediante ritmogramas temáticos que sirven para acompañar diferentes registros musicales interesantes para los y las alumnas. Es bueno potenciar la percusión corporal a la hora de leer e interpretar acompañamientos rítmicos. En este caso os presento la lectura rítmica de la canción Back in black d’AC/DC donde la interpretación de la lectura se hace con las manos y los pies. 

Estos ritmogramas se pueden proyectar en PDF en la pantalla de clase. En mi caso los edito en vídeo y los cuelgo a Youtube, así el recurso siempre está disponible y el acceso es mucho más fácil en época de confinamientos. Por otro lado también te permite seguir la lectura rítmica y acompañarla a la vez que la escuchas y disfrutas de la canción. 

Entra en este enlace para ver el ritmograma: 

Cross Rythms 

Este juego sirve para trabajar los dictados rítmicos. En este caso necesitamos unas tarjetas cuadriculadas que recuerden a las de los crucigramas. Son tarjetas plastificadas que forman una cuadrícula de 4 x 4. Estas tarjetas deben tener unas coordenadas de nombres y colores. 

El juego consiste en dictar un ritmo según su coordenada. Por ejemplo, dictar: “2 - verde” interpretando el ritmo de 4 tiempos que lo forma con las manos o con algún instrumento de percusión. Los y las alumnas deben percibir la secuencias y escribirla. Sucesivamente se van dictando las coordenadas hasta llegar a llenar la tarjeta entera. 

Este juego tiene múltiples maneras de aplicarse: Dictado para toda la clase, en parejas, en grupos… Es interesante que los y las alumnas también diseñen y dicten con instrumentos de percusión. De esta manera se promueve la percepción a través de la escucha activa, la interpretación y la creación de secuencias rítmicas propias. 

En mis clases siempre es una actividad muy dinámica que invita a la participación mediante el juego. Además, es adaptable a todos los niveles de educación primaria. 

Con estas 5 actividades el éxito a la hora de fomentar la participación en el aula a través de ritmos está asegurado. ¡Que el ritmo no pare!

Una de las últimas colaboraciones que hacemos este año 2020 es con... ¡Educamaria! Nos trae 5 actividades muy dinámicas para aprender el lenguaje musical en diferentes etapas. ¡Esperemos que os gusten!


La Educación Musical es un área muy importante en la etapa Infantil y Primaria, ya que mejora capacidades como la concentración, la abstracción y la memoria. También la motricidad fina y el autoconcepto. 

Por eso hoy me paso por el blog de Educación Docente para proponer cinco actividades para aprender lenguaje musical.

1. Dados rítmicos

Para esta actividad necesitamos un tablero de coordenadas con dados. Este tablero lo podemos crear fácilmente con la realización de una tabla en power point. Colocaremos en ella los números de los dados tanto en la barra horizontal como en la vertical. El resto de cuadrados de la tabla lo rellenaremos con los dibujos o muñecos que más nos gusten. 

Una vez tengamos nuestro tablero rítmico, tendremos que crear patrones rítmicos y asociar uno a cada muñeco. De esta manera cuando los niños y niñas lanzan los dados obtendrán un muñeco y con él un patrón rítmico.

Esta actividad se puede realizar tanto en pequeños grupos como con la clase al completo. Se irán lanzando dados e irán saliendo los diferentes ritmos. Tendrán que ir colocándolos de la manera que más les guste para después interpretarlos. Se puede interpretar con sílabas Kodaly, con percusión corporal o con instrumentos de pequeña percusión.

2. Tarjetas musicales

En este caso habría que diseñar tarjetas a mano o en power point en las que aparecieran los conceptos musicales que queremos trabajar, además de eso tendremos que introducir tres respuestas entre las cuales se encontraría la respuesta correcta.

Los alumnos tendrían que tener varias tarjetas y unas pinzas, la actividad consistiría en encontrar la respuesta correcta y colocar en ella una pinza para indicar que es la adecuada.

3. Arcoíris musicales

Esta actividad está diseñada para trabajar las notas musicales tanto en el pentagrama con clave de sol como el cifrado americano. En mi caso lo he diseñado con forma de arcoíris, pero cualquier otro formato sería igual de válido. 

En el arcoíris aparecerá el nombre de la nota, y los alumnos tendrán que colocar dos nubes en su parte inferior, en una de ellas aparecerá la nota en el pentagrama con clave de sol y en la otra la nota con el cifrado americano.

4. Parejas de corazones

Este es un juego sencillo para asociar valores con figuras y nombres con figuras. Se puede realizar con el formato que queramos, en mi caso elegí corazones, en los que en cada mitad coloqué una de las parejas. Se pueden trabajar todos aquellos conceptos musicales que queramos reforzar.

5. Globos rítmicos

Este es un juego para el estudio de los compases. En mi caso lo he diseñado con globos en los que hay patrones rítmicos tanto de 2/4, 3/4 y 4/4. Los alumnos y alumnas tendrán que ir clasificando estos globos en sus compases correspondientes.

Lo ideal para realizar este tipo de actividades en el aula, destinadas a aprender el lenguaje musical, sería crear un banco de recursos de manera que haya una para cada niño o niña, y así puedan trabajar de manera individual con ellas, podríamos dedicarle 15 minutos en cada sesión aproximadamente. También podemos plantearlas de manera que trabajen pequeños grupos o en el gran grupo, en función de cuáles sean nuestros objetivos.

Hoy colgamos un artículo navideño con la colaboración de Lluís, de @racomusical. Disfrutad mucho de las actividades, y sobre todo, sentirlas, ¡porque las propuestas musicales que nos trae Lluís son para realizar en el aula durante esta época del año tan especial!


¡Hola! Ya tenemos muy cerca la Navidad, y con esta, un montón de actividades que nos preparan, advierten y gracias a las cuales prestamos más atención a este bonito momento del año. Hoy os traigo cinco actividades musicales para hacer en el aula en diferentes ciclos de primaria. Las dos primeras actividades son 2 propuestas basadas en la audición, las emociones y las sensaciones que la música nos despierta. Las tres siguientes son propuestas basadas en el lenguaje musical y la canción. 

Previamente a la realización de las dos primeras propuestas, seleccionaremos una audición de una obra que consideremos que puede generar en los y las oyentes sensaciones y emociones que podemos atribuir a la estación de invierno y un ambiente navideño (calidez familiar, ambiente navideño, contraste entre el frío de la calle y el calor del hogar, etc.) Para este tipo de actividades me gusta seleccionar piezas musicales instrumentales, sin letra. De esta manera facilitaremos la conexión con la “emocionalidad” que nos aporta la música sin vernos influenciados por la letra. 

Algunos compositores que recomendaría para esta propuesta son: Danny Elfman, Alan Silvestri, Claude Debussy, Vikingur Ólafsson.

1. Audición y escultura (CM i CS) 

En esta actividad les propondremos la audición de una obra que hemos seleccionado y les pediremos que se centren y reflexionen a partir de los aspectos comentados anteriormente en la introducción. 

Propondremos una conversa dirigida por el maestro o maestra en que el alumno/a exprese lo que ha sentido, pensado, visualizado o imaginado durante la audición.
Tras esta puesta en común, cada alumno/a trasladará sus aportaciones con una escultura de fango nacida de la audición y reflexión navideña. 

En mi caso, me gusta para este tipo de actividad proponer que sus obras sean más figurativas que abstractas y, que la misma obra, exprese aquello que han sentido durante la audición.

2. Movimiento y creación corporal (Todos los ciclos) 

En esta segunda propuesta, la primera parte sería similar a la del ejercicio anterior en cuanto a la reflexión individual y la puesta en común con toda la clase (o en equipos cooperativos si se quieren generar conversaciones en grupos más reducidos)

En la segunda parte se les pedirá que expresen con el cuerpo, sin palabras, las sensaciones y emociones que les ha transmitido la música. Este ejercicio lo haríamos de forma individual y delante del resto del grupo. Por ejemplo, se pueden colocar en un círculo de pie para que así todos y todas podamos ver y tener conciencia de los movimientos que se vayan realizando.

Seguidamente se entregarán unas cintas y/o pañuelos de colores. Las cintas pueden ser de rítmica. En mi aula utilizo ambos materiales conjuntamente. Con este material se creará una composición corporal grupal con la música acompañando la escena y representando la Navidad y el invierno conjunta y corporalmente.

3. Interpretación instrumental (CI i CM)

Para esta actividad tendremos que conocer previamente el lenguaje instrumental y técnica del instrumental que vayamos a tocar.
Propongo aprender a interpretar, con el carillón o xilófono presencial o virtual, un villancico que aprenderemos para cantar con el instrumento. 

Para facilitar la interpretación y poder centrarnos más en la percepción de lo que tocamos, y no tanto en la dificultad de leer la partitura sin hacer un trabajo previo en profundidad, proporciono a mis alumnos/as una partitura de colores. Estas las encontraréis para descargar en mi web y se trata de asociar cada color a una nota del pentagrama. A la vez también facilito un instrumento de placa (carillón o xilófono) donde cada placa está marcada con un color correspondiente a su nota. 

De esta manera, el alumnado no hace falta que tenga grandes conocimientos de lenguaje musical para poder interpretar los instrumentos.

4. Canción: creación cooperativa (CS)

En esta actividad el objetivo es la creación de un villancico en equipos cooperativos. Como si se tratara de escribir un poema, los y las alumnas crearán su propio villancico. 
Cada uno de los miembros del equipo (recomiendo hacerlos de 4) creará un verso o una estrofa de la canción. Cuando el equipo tenga creado su “poema de Navidad”, conjuntamente con el maestro o maestra de música crearán la melodía.

Lo suelo hacer con la guitarra y les muestro los diferentes acordes que podrían casar con la canción y son ellos los que van decidiendo cuáles quedan mejor en relación a la idea que tenían.

Finalmente, ponemos ritmo a la canción, ¡y ya tenemos nuestro villancico!

5. Canción y acompañamiento instrumental (CM I CS)

En el último ejercicio de hoy, partiremos de un villancico que el alumnado ya conozca o creamos que les resultará fácil de aprender (siempre con las técnicas pertinentes). 

Primeramente las repasaremos y nos aseguraremos de que las conocen bien, tanto en el ámbito rítmico-melódico como en la letra. Cuando ya la sepan todos y todas correctamente, pediremos que, por equipos cooperativos, creen una percusión corporal para acompañar la canción. 

En cuanto al lenguaje musical, y dependiendo de los conocimientos que tenga nuestro alumnado, asociaremos cada parte del cuerpo a una forma rítmica. En mis clases lo hago así: 

  • Muslos: semicorcheas
  • Pecho: corcheas
  • Manos: negras
  • Pies: blancas

También podríamos asociar sus ritmos a diferentes instrumentos de pequeña percusión: claves, triángulo, crótalos, caja china y pandero

De esta manera ellos/as mezclarán estos movimientos según el ritmo que decidan. 

Finalmente haremos un concierto, cada equipo cooperativo con su canción y su acompañamiento.

Damos paso a una nueva colaboración con Vanessa Sola, maestra de educación infantil y creadora de la cuenta Habiaunavezeduca. Esta colaboración nace de la necesidad de trabajar desde pequeños/as las diferentes culturas que conviven en el aula y que, como dice Vanessa, son un espejo de la sociedad.


Actualmente, la sociedad que vivimos, está en una transformación constante y permanente. Esto implica que sea una sociedad muy heterogénea, plural y multicultural. Recae la influencia en el ámbito educativo, ya que hace que nos tengamos que replantear el sistema de nuevas posibilidades con finalidades educativas.

La educación intercultural lo que pretende es favorecer el diálogo entre las diferentes culturas. Esto implica respeto, intercambio, aceptación y un espacio común. 

La escuela es un contexto donde se reflejan diferentes estilos de aprendizaje, diferentes interpretaciones del mundo que nos rodea, diferentes culturas, diferentes tradiciones, etcétera. Esta es el reflejo de la sociedad, y debemos tener presente la diversidad, por lo tanto tenemos que aprovechar este fenómeno como algo positivo y enriquecedor.

Hay otros recursos para trabajar la interculturalidad en el aula, como por ejemplo el trabajo cooperativo, los rincones, proyectos, aulas de acogida,...

La música es uno de los ingredientes esenciales en la vida de las personas de todas las edades y culturas. Es un lenguaje muy utilizado por toda la sociedad. Los niños y niñas establecen contacto con la música incluso antes de nacer, el feto de la madre escucha y siente la vibración de los sonidos tanto del interior como del exterior. 

El recurso de la música en la escuela es un instrumento muy privilegiado. Debemos entenderlos como un objeto de conocimiento, como un estímulo para potenciar la producción creativa, un medio que permite al alumnado comunicarse y como una fuente de sensibilización musical. 

Por ello, hoy os traigo 5 actividades para trabajar la interculturalidad en el aula: 

1. ¿Desde dónde sueno?

Dependiendo del ciclo donde trabajamos se puede escoger una o diversas culturas. En el caso de la Educación Infantil, para profundizar más, solo escogeremos una. Es muy recomendable escoger la cultura que esté más representada dentro del aula y trabajar una distinta cada trimestre.

Para iniciar la propuesta, escogeremos una audición para trabajar esta cultura. Sentaremos al alumnado y se la pondremos sin decir qué cultura estamos trabajando. Una vez escuchada: 

“¿Os recuerda a algo esta audición? ¿Reconocéis alguno de los instrumentos? ¿De dónde puede ser esta música? ¿Qué os transmite esta canción?”

Una vez descubierta la cultura trabajada, volveremos a escuchar la audición y dejaremos que los niños y niñas la bailen y la disfruten. Al acabar, enseñaremos los instrumentos que caracterizan la audición y les diremos los nombres. 

2. ¡Viajamos!

¡Toca ubicarse! Toda persona necesita ubicarse con tal de poder ordenar mejor sus ideas. Es importante mostrar al alumnado qué estamos trabajando y dónde está situado. Para ello, utilizaremos el mapa para visualizar los países de nuestros compañeros/as de clase y la cultura en la que estamos trabajando. 

Como ya he comentado anteriormente, la música es un medio de comunicación y conocimiento. Escogeremos una canción de cuna de esta cultura. 

A continuación les cantaremos la canción y la pondremos de fondo. 

“¿Reconocéis alguna palabra? ¿Qué idioma es este? ¿Sabéis qué quiere decir esta canción? ¿Qué instrumento está sonando?”

Intentaremos aprender la canción y bailarla todos juntos. 

3. ¡Hagamos que suene! 

Necesitamos manipular para aprender e interiorizar. Para ello, buscaremos y llevaremos a clase diferentes instrumentos que caracterizan esta cultura o país. Para que sea mucho más cercano, podemos pedir a los y las alumnas que provengan de otras culturas que traigan instrumentos u objetos que los identifique.  

Trabajaremos los instrumentos, hablaremos de ellos y aprenderemos las características de cada uno. 

Debemos tener cuidado con la situación en la que nos encontramos. Desinfectar bien los materiales y dejarlos en cuarentena antes y después de usarlos.

4. ¡Nos unimos con la música! 

Para poder llevar a cabo esta actividad necesitaremos los instrumentos de la actividad 3 y también los propios de nuestra cultura. Es importante que cada niño/a tenga uno, ya que todo el mundo tendrá que hacer sonar el instrumentos y formar parte de esta audición. 

La música es un recurso muy valioso y en estas sesiones es el motor que está haciendo que nuestro alumnado conozca un poco más de dónde viene su compañero/a de clase. Por ello, los instrumentos los ha unido para crear una pieza musical que represente ambas culturas. Es importante que el/la docente guíe la sesión e intente combinar los sonidos y los turnos. 

Se puede grabar la sesión y a final de curso entregar a las familias con el resto de culturas trabajadas. 

5. ¡Enviamos un tesoro! 

La música es el tesoro más valioso para romper barreras culturales. Con esta actividad propongo aprovechar las TIC y conectar con alguna escuela del país que estemos trabajando y enviar un mensaje realizado por los y las alumnas y regalar la audición que hayan creado ellos mismos.  

2 Comments

Como cada martes, ¡nuevo artículo! La autora de de hoy es mjpedagogiamusical y nos trae estas 5 actividades que realiza ella en clase y dan muy buen resultado. ¡Adelante!


El contacto con la música y mucho más aún su estudio, tiene grandes beneficios para el desarrollo motriz e intelectual. Mejora la atención y la concentración, aumenta la memoria y la creatividad, desarrolla habilidades motoras y rítmicas, reduce el estrés, incrementa la seguridad en uno mismo… Etcétera. 

Sin embargo, a pesar de que esté demostrado científicamente todo lo anterior, en nuestro país la música es una asignatura carente de importancia. 

No conozco a ningún niño o niña al que no le guste la música, por ello creo que hay que aprovechar esta circunstancia e impartir unas clases motivadoras, en las que participen de forma activa, porque la mejor manera de comprender y disfrutar de esta asignatura es viviendo y sintiendo la música con todo nuestro cuerpo. 

Por eso, hoy os traigo 5 de las actividades que más éxito han tenido en mi aula. Estas actividades pueden realizarse con percusión corporal, con hojas de papel, con vasos, con cucharas… ¡hasta podemos utilizar nuestros zapatos como instrumentos! 

Cada actividad está grabada en vídeo y os dejo también el enlace con la canción que he utilizado para realizarlas. Os animo a que las llevéis a la práctica, ¡a vuestro alumnado les encantarán!

CLAP CLAP SONG

Repartimos unas hojas de papel de colores, aunque puede hacerse con hojas de papel reciclado, con papel de periódico, con instrumentos de pequeña percusión o con cualquier otro material que puedas imaginar, simplemente deja que tu creatividad se ponga manos a la obra. 

Nos ponemos en círculo y nos movemos al ritmo de la música. Esta canción tiene 2 partes muy diferenciadas. Una parte A, en la que solo hay que dar 3 palmadas sobre el papel y otra parte B en la que daremos 6 pasos delante y 6 pasos detrás acompañados de sus 6 respectivas palmadas también. 

Para hacer más variada la actividad, pueden girar a un lado, a otro, agacharse, levantarse… e incluso, si hay papel de diferentes colores, podemos dar consignas del tipo: solo tocan los azules, ahora los rojos o, por ejemplo, ahora solo los que su nombre empiece por A, los que llevan deportivas, los que llevan gafas… y así trabajamos también la atención y concentración. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/0HByXWgkMwk
Audio utilizado: https://youtu.be/SruVR2fBQWE

LET KISS

Para realizar esta actividad tan solo necesitamos nuestros zapatos. Nos los colocaremos en las manos… ¡y a bailar! 

Podemos realizar esta actividad cada uno desde su mesa o nos podemos poner en círculo y hacerlo en el suelo. 

La coreografía consiste en caminar con los zapatos hacia delante y hacia detrás, chocar una zapatilla con la otra, al ritmo de la música imaginando que nuestras manos son nuestros pies. 

Solo hay que tener en cuenta que esta pieza tiene 3 partes diferentes y puedes hacer una coreografía para cada una de ellas. A continuación, os dejo un vídeo explicativo. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/aajOh-26e5w
Audio utilizado: https://youtu.be/iSrZZ0x86Ho

ECOS RÍTMICOS

Repartiremos dos vasos de plástico duro a cada alumno. 
Propongo utilizar una canción como base sobre la que hacer unos ritmos. El docente hace un ritmo de cuatro pulsos y los alumnos repiten ese mismo ritmo. 

Con los ejercicios de ecos rítmicos, trabajamos aspectos tan importantes como el ritmo, la memoria, la coordinación o la atención auditiva entre otras muchas cosas. 

La canción que propongo es la de London Bridge, que podréis descargar fácilmente de la biblioteca de YouTube. En mi aula utilizo dos vasos de plástico duro, pero podríamos hacerlo con percusión corporal, con palillos chinos o con instrumentos de pequeña percusión.

Aquí podéis ver el vídeo con la actividad: https://youtu.be/rbu1D7VEaos
Audio utilizado: https://youtu.be/T2Mts3vNYG4

LOS 7 SALTOS

Una de las cosas que más me gusta hacer en mis clases de música es adaptar las danzas tradicionales. 

En este caso os voy a hablar de La danza de los 7 saltos que es una danza tradicional de Dinamarca. La danza original no es complicada, pero como os digo, a mi me gusta adaptarlas para poder realizarlas con los más pequeños. 

En esta actividad os presento dos variaciones:

  1. En cada salto representaremos un animal, o un deporte, o una profesión… podemos adaptarla a la temática que se esté trabajando en ese momento. 
  2. Movernos libremente por el espacio y cuando llegue el momento de los saltos, podemos hacer unos gestos determinados. 

Aquí os dejo los vídeos con las dos variaciones:

  1. https://youtu.be/TxrJB88IHOs
  1. https://youtu.be/LlEx62-FOzk

Audio utilizado: https://youtu.be/Yp5yzaWfAng

RAYUELA AFRICANA

Esta actividad es fantástica para unir al grupo, el trabajo en equipo, mejorar la coordinación visomotora, la agilidad, interiorización del pulso y el acento. 

Lo único que vamos a necesitar es una tiza para pintar la rayuela en el suelo, aunque también puede hacerse con aros. 

El alumnado hará una fila colocándose unos detrás de otros. La actividad consiste en saltar en los cuadrados que se han pintado en el suelo al ritmo de la música y por orden, según la fila establecida. 

Esta actividad también tiene un montón de posibilidades y se puede ir complicando cada vez más, según los y las alumnas vayan cogiendo destreza con este ejercicio. 

  1. Aquí os dejo la opción más sencilla. Para hacerlo utilicé la canción de Borboletinha: https://youtu.be/cYIF-dKD8is
  2. En este vídeo utilizo la misma canción solo que hemos complicado un poco más el ejercicio: https://youtu.be/kD0Sc4-UwWU

Audio utilizado: https://youtu.be/28iW_O5qWfU

Hoy os queremos recomendar una película que nos tiene cautivados y con la que podemos trabajar muchos aspectos con nuestros alumnos: El gran showman.

El gran showman explica la historia de P. T. Barnum, un hombre que despiden de su trabajo y decido montar un espectáculo donde aparece gente especial y diferente. Pretende explicar la historia de cómo se creó el circo de la industria del espectáculo pero es mucho más. Se tratan temas como la familia, la amistad y la inclusión.

Esta película viene acompañada de una música y unas coreografías fantásticas, que nos hacen poner la piel de gallina y nos emocionan, junto con la historia de los personajes. A pesar de ser un musical, no se hace pesado gracias a la calidad de su banda sonora. Aquí tenéis un ejemplo.

Es una de nuestras películas preferidas tanto en el ámbito personal como en el profesional, ya que la podemos utilizar en el aula para trabajar muchos temas, sobre todo con los alumnos más grandes. Además del tema de la diversidad también podemos trabajar: cómo perseguir tus sueños, la importancia de ser creativo, la aceptación de uno mismo, cómo afrontar las dificultades y poner pasión en aquello que haces.

Y vosotros, ¿habéis visto cómo sus personajes superan las adversidades que se les presentan?

«El arte más noble, es el de hacer felices a los demás» P.T. Barnum

No podríamos vivir sin ella. Es la mejor compañera que podemos encontrar en los momentos felices, pero también en los tristes… cuando estamos enfadados, melancólicos, eufóricos o enamorados… ¡Hoy hablamos de música! ¿Sabías que tiene un montón de beneficios para tu salud? ¡Aquí los tienes todos!

1. Favorece la concentración. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es genial a la hora de estudiar o trabajar. Un estudio publicado por Neuroscience of Behavior and Psychology demuestra que la habilidad de las personas para reconocer palabras, imágenes o números rápidamente se potencia escuchando música.

2. Motiva el aprendizaje. Hay una gran conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por todo esto, la música es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. Estimula las conexiones neuronales. Hay estudios que confirman la complejidad del efecto de la música en nuestro cerebro. Esta es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas. Sabemos, de hecho, que la música es capaz de activar casi todas las regiones del cerebro.

4. Contribuye al tratamiento de enfermedades. La música puede ser una herramienta de lo más poderosa para el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. Combate el estrés. El estrés es una de las epidemias del siglo XXI. Y se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union. Puede llegar a reducir el estrés hasta un 65%.

6. Relaja a los niños. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir. Además, puede ser una herramienta muy importante para una correcta gestión de las emociones.

7. Incrementa la felicidad. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. Alivia el dolor. Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU) a The Journal of Pain demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. Fortalece el sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede jugar un papel fundamental en la salud de los pacientes. Aumenta la producción de plaquetas, estimula los linfocitos y protege las células de determinadas dolencias.

10. Reduce la presión arterial. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación en un 26%.

Y tú, ¿todavía dudas de los súper poderes de la música?

educacion-docente-todos-los-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud

EducaciónDocente

Las experiencias innovadoras en el aula siempre son bienvenidas. Cada vez más común, la musicoterapia es una técnica innovadora que se puede aplicar en muchas etapas, pero que es muy interesante para educación infantil y primaria. La musicoterapia es una disciplina que sirve para abrir nuevos canales de comunicación en el ser humano y que produce, sin lugar a dudas, efectos terapéuticos y de rehabilitación en el mismo. La aplicación de la musicoterapia en el aula es perfecta para ofrecer en los niños un momento de distensión y conexión con el arte para rebajar los niveles de ansiedad y ayudarlos a concentrarse en las diferentes áreas.

La ambientación y la estructura

Uno de los objetivos de las sesiones de musicoterapia es el de ofrecer a los niños y niñas un ambiente cómodo y acogedor, donde reconozcan todo lo que sucederá. Por este motivo, es importante incluir una canción de bienvenida y de despedida o de recogida. No hace falta decir que el espacio tiene que estar debidamente ordenado y tiene que ser cómodo.

Actividades que podéis llevar a cabo 

Las actividades que haréis en clase se adaptarán al nivel de los alumnos y como no, a su desarrollo intelectual y lingüístico. Podéis adaptar estas actividades:

  • Cantamos. Son una fuente fantástica para el aprendizaje de vocabulario.
  • Hacemos una audición. Es muy útil para la relajación, para reconocer sonidos y trabajar la atención.
  • Improvisamos. Hay que acotar esta actividad dentro de unos límites, pero el alumno puede cantar y tocar un instrumento libremente. Fomenta la expresión y la creatividad.
  • Jugamos y viajamos. A menudo tenemos un objetivo central, como un instrumento, un protagonista o una acción musical sobre las cuales hay que conseguir un objetivo. Por otro lado, los viajes son una herramienta perfecta para recorrer el mundo a través de la música: disfrutar de paisajes increíbles y conocer personajes de sitios lejanos.
  • Componemos canciones. Se trata de otra actividad creativa, donde los alumnos pueden inventarse letras para melodías conocidas o incluso crear sus propias canciones.

A la música le son reconocidos varios efectos bioquímicos, fisiológicos, psicológicos, sociales y espirituales beneficiosos. De aquí que la aplicación de la musicoterapia en el aula sea una herramienta más para fortalecer y desarrollar la capacidad de nuestros alumnos, así como para detectar de manera precoz cualquier anomalía en su desarrollo.

Y tú, ¿aplicas la musicoterapia en el aula?