Día internacional del juego

Lasenyoretajulia:

Lo que más me gusta de ser maestra es el hecho de poder escoger qué “enseñar” y como. Y yo siempre escojo hacerlo jugando. Mi objetivo como maestra es que el alumnado aprenda en al mismo momento en el que se lo pasa bien, por eso el juego es tan importante en mis clases de educación musical. Tenemos un centenar de materiales y recursos, pero lo importante es la DINÁMICA, como lo transformamos para presentárselo a los niños y a las niñas y que tengan ganas de aprenderlo, de hacerlo, que muestren interés y se esfuercen para hacerlo bien.

  • Podemos utilizar un juego al empezar una sesión y que nos sirva para presentar o dar una pista sobre que trabajaremos o que aprenderán. Por ejemplo en la clase de 5.º, el primer día del segundo trimestre, habiendo vuelto de las vacaciones de Navidad, teníamos que trabajar el concierto de año nuevo. Empezamos la sesión jugando al juego EL/LA DIRECTOR/A DE LA PULSACIÓN y la música que usábamos para jugar ere la Marcha radetzky de Johann Strauss. Este juego es como el director de la orquesta, pero en ninguna parte de hacer ver que tocamos diferentes instrumentos, “el director” lleva la pulsación de diferentes maneras o a diferentes partes del cuerpo, los compañeros/se lo imitan y el que la para tiene que adivinar quién dirige.
  • Podemos jugar para reforzar un contenido. Por ejemplo, con los de 2.º, cuando trabajamos las notas de la escala. Primero les expliqué el cuento de los patitos musicales (adaptación del cuento de Estrella Ramón).

Después bailamos “Las notas de la escala” de Ambauka, 8 alumnos tocan con los boomwhackers, delante se ponen 8 círculos, uno por cada nota, quien la para tira un muñequito y lo tiene que ir a buscar saltando por los diferentes círculos mientras los compañeros tocan su nota cuando les toca.

A continuación jugamos al tradicional juego del PAÑUELO, pero en versión musical, en este caso no utilizo números, cada uno tiene una tarjeta con el dibujo de una nota del pentagrama. Y yo (que aguanto el pañuelo) voy diciendo: Do, Sol, La… En otras ocasiones, hemos utilizado ritmos o instrumentos.

Podemos jugar para repasar contenidos trabajados a lo largo de unas cuántas sesiones y que les servirá para autoevaluarse, saber qué les cuesta, qué tienen que mejorar o que saben hacer muy bien. En este caso, nosotros hacemos un CIRCUITO MUSICAL. Por ejemplo, durante el segundo trimestre, el alumnado de 3.º trabajó las familias de instrumentos. En las dos últimas sesiones pudieron hacer un circuito musical sobre instrumentos y su clasificación. En este caso, el circuito estuvo formado por 9 estaciones y a cada estación un juego diferente. El alumnado escoge (con parejas o grupos de 3) una estación para empezar a jugar. Aproximadamente cada 10 minutos sonará una canción y es el momento de recoger el juego y cambiar de estación. Se van moviendo en el sentido de las agujas del reloj.

He hecho circuitos musicales, de juegos rítmicos, de notas de la escala... o simplemente de “Juegos de mesa” en versión musical (el ganso, el tres en raya, el dómino, memory, conecta 4, ¿quién es quién?...)

También jugamos para conseguir algo, por ejemplo el juego del RITMO ESCONDIDO, un juego que consiste al esconder 6 ritmos de 4 tiempos (en forma de tarjeta plastificada) y el alumnado los tiene que buscar disimuladamente por la clase (uno está enganchado al techo, el otro al zócalo, el otro en la pata de una silla, otro en la parte de bajo de un armario o en la parte de arriba de la ventana…). A medida que los van encontrando los anotan en una ficha y gana quién los encuentra primero. Una vez todo el mundo o casi todo el mundo tiene los 6 ritmos anotados, los vayamos descolgando del lugar donde estaban escondidos y los colgamos a la pizarra para trabajarlos. Ponemos la pulsación, los imitamos, los picamos, en forma de cadena, un compás cada niño/a; los picamos, cada ritmo con un sonido corporal diferente; los picamos, con grupos, grupo día y grupo noche por ejemplo y encima de cada compás se dibuja o bien un sol o bien una luna; lo tocamos con instrumentos de percusión…

La educación musical da mucho juego, ya lo veis. ¡Así que celebramos el día internacional del juego, hoy y cada día! Acabaré el escrito con una frase de la Kay Redfield Jamison que me gusta mucho: JUGAR NO ES UN LUJO, ES UNA NECESIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *