Educación permanente, ¿obligación o placer?

EducaciónDocente educación permanente

La Formación Permanente es un planteamiento muy antiguo. Platón (427-347 a.C.) ya subrayó de manera concreta la necesidad de que el hombre sea educado a lo largo de toda la existencia. Pero no fue el único. Siglos más tarde,  Comenius (1592-1670) asoció el hecho de la educación a las ideas de continuidad y universalidad.

Desde finales de los años 80, la verdadera impulsora de los procesos de educación permanente ha sido la UNESCO. Llamada en inglés life-long education, se basa en el proceso constante de la actualización y reentrenamiento de los conocimientos transversales, fuera de un período concreto de la vida de la persona y de los límites del aula. Carlos Tünnerman Bernheim es autor del célebre estudio "La educación permanente y su impacto en la educación superior". El documento aporta muchas sugerencias valiosas para la reestructuración de la educación superior, con el objetivo de transformarla en educación permanente. Indica que "si la educación básica consiste sobretodo en aprender y aprender, la educación superior sería aprender a emprender, el aprendizaje de la iniciativa", una propuesta muy fiel a aquello que proponen los teóricos sobre la educación permanente.

La transformación de los espacios de educación superior

Para Tünnerman, las instituciones de educación superior deberían transformarse en auténticos centros de educación permanente, con una modificación forzada de su organización, currículum y métodos de trabajo. Al hacerlo, la educación superior debería conseguir situar a la persona en el núcleo de sus preocupaciones y refundaría un nuevo humanismo. Solo de esta manera sería posible que los estudiantes saliesen de la universidad con su diploma de graduación, pero también con conocimientos. Conocimientos que les permitirían vivir más cómodamente en sociedad, contando con nuevas habilidades y siendo capaces de adaptarse en un mundo que cambia de manera constante.

La formación de estos futuros profesionales debería ser, según Tünnerman, completamente transversal, en el sentido que en las aulas se impartirían conocimientos en general. Esta flexibilidad, pero, también pasaría por el tratamiento del sistema, puramente universitario, de manera que la educación permanente también se pudiese satisfacer a través de otras fórmulas de educación superior.

Docencia y educación permanente: un compromiso con nosotros mismos

Es cierto que un vez logrados los objetivos de la carrera universitaria, solemos fijar la atención en obtener nuestro primer lugar de trabajo, ejecutar nuestra tarea lo mejor que podamos y en superar, día tras día, todos los retos que se nos plantean en el aula. Pero es necesario tener en cuenta tres cuestiones básicas que señala al Instituto de la Unesco para la Educación:

  1. Entender la importancia de la educación permanente,  así como su implicación directa en los objetivos en la escuela, los variados métodos de aprendizaje y los nuevos procedimientos de evaluación.
  2. Los docentes abiertos a la educación de por vida. La tarea de aprendizaje de los docentes no debería de finalizar con el logro de los últimos créditos universitarios. Un buen profesional de la educación se convertirá en alumno de por vida y estará abierto al aprendizaje de nuevos sistemas, fórmulas y procedimientos para aplicarlos en la tarea de enseñar a los alumnos. 
  3. La contribución conjunta en la comunidad educativa para incentivar el aprendizaje permanente entre los colegas de profesión será clave para empezar a generar un cambio en la actitud de los docentes alrededor de la educación permanente.

Un cambio de paradigma será lo que verdaderamente posibilitará la modificación de nuestra percepción alrededor de la educación permanente para que ésta tenga un cariz de placer, más que de obligación. Ya dijo Platón que "No hay ninguna disciplina que el hombre libre tenga que aprender mediante la esclavitud. El alma no conserva ningún conocimiento que haya penetrado en ella a la fuerza".

Después de leer el artículo, qué piensas: ¿la educación permanente es una obligación o un placer?
Sea lo que sea para ti, EducaciónDocente ofrece cursos online reconocidos por el Departament d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya como formación permanente del profesorado. Más información en www.educaciondocente.es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *