Tag Archives: Alimentación

Los alimentos de la dieta nos proporcionan energía y nutrientes que son necesarios tanto para cubrir los requerimientos del organismo necesarios para vivir como para crecer y desarrollarse de forma correcta.  Así, los nutrientes contribuyen a mantener un buen estado de salud y bienestar. Por ello, una buena alimentación es clave para el desarrollo óptimo de los niños/as, tanto a nivel físico como neurológico.

La alimentación en la primera infancia y en edad escolar impacta directamente en el desarrollo del niño/a y en su futura salud. Es por ello que es prioritario que los niños y las niñas reciban una alimentación correcta ya que tanto la malnutrición, ya sea por sobrealimentación como por desnutrición, repercute en la salud de los niños/as a corto y largo plazo. En nuestro entorno, tenemos un problema de sobrealimentación y una sobre exposición de alimentos no adecuados para la salud de los niños y niñas, como los productos azucarados. Las encuestas alimentarias realizadas en nuestro entorno muestran que los niños/as realizan una ingesta muy baja de hortalizas, frutas, legumbres y cereales integrales, y en cambio tienen una ingesta elevada de carnes y derivados, productos ultraprocesados con un alto contenido en sal, grasas no saludables y azúcares añadidos (1).    

Hay que tener en cuenta, que el acto de comer no es solo un proceso nutritivo, sino que también es un acto social y cultural y proporciona placer. Durante la etapa escolar, es cuando se empiezan a instaurar los hábitos alimentarios, ya sean buenos o malos, que perdurarán durante toda la vida. Por ello, la alimentación en la escuela y en los comedores escolares son una oportunidad más para educar buenos hábitos alimentarios e introducir una alimentación saludable en los alumnos/as.  

Los grupos de alimentos en una dieta saludable

Una dieta saludable debe ser equilibrada y variada. En nuestro entorno un modelo de dieta saludable es la dieta mediterránea que se caracteriza por un consumo mayoritario de hortalizas, fruta de temporada, legumbres, frutos secos, cereales, tubérculos y aceite de oliva, un consumo moderado de lácteos, pescado y huevos y un menor consumo de carne. 

Pero ¿cómo transformamos esta información en la comida del día a día?  

La típica herramienta utilizada hasta ahora era la pirámide nutricional, donde los alimentos de mayor frecuencia se encuentran en la base de la pirámide y los que se deberían de comer con menor frecuencia se encuentran en la punta de la pirámide, y así se van distribuyendo todos los alimentos. Un ejemplo, es la pirámide de NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y 

Prevención de la Obesidad) del Ministerio de Sanidad y Consumo (2).

Figura de la pirámide:

Fuente: Pirámide Naos

Actualmente, una herramienta más útil para diseñar comidas saludables es seguir el modelo del plato de Harvard o plato saludable y es fácilmente aplicable en los comedores escolares. La comida es la comida central y suele ser la más importante en cantidad y variedad de alimentos. Una forma correcta de diseñar esta comida de forma equilibrada y adecuada es seguir este modelo. 

El modelo de plato consiste en dividir el plato en 3 partes.  La mitad del plato se debe llenar de vegetales que pueden ser crudos o cocidos, o de los dos tipos, y a más variedad mejor. Un cuarto del plato se debe de llenar con proteína saludable como pescado, carne (preferiblemente carne blanca y limitar carne roja y procesadas) o legumbres. El cuarto restante se debe llenar de féculas, cereales o granos integrales, como patata, arroz integral o pasta integral. Todo se debe aderezar con aceite de oliva virgen extra y si se quiere tomar postre la mejor opción es una pieza de fruta.

Este mismo modelo se puede aplicar en comedores que sigan la pauta de primer plato, segundo plato y postre. En este caso, el primer plato corresponde a la cantidad de vegetales del medio plato y el segundo sería la cantidad de proteína pertinente con su acompañamiento de féculas o cereales integrales.  

Es importante tener en cuenta que las cantidades se deben adaptar a la edad del alumno y siempre respetar su sensación de hambre expresada, no se debe forzar a comer más de lo que el niño/a sienta. 

Almuerzos y meriendas en las escuelas

El momento de los almuerzos y las meriendas que se realizan en las escuelas antes de iniciar las actividades extraescolares también son ventanas de oportunidad para mejorar los hábitos saludables de los alumnos. Desde las escuelas se puede fomentar el consumo de “snacks” saludables y evitar el consumo diario de bocadillos de embutidos o bollería. Algunas ideas de almuerzo y merienda saludables son la fruta, los frutos secos o la fruta seca, lácteos, bocadillos a base de vegetales o queso o un bizcocho o galletas caseras. En otra publicación entraremos más en detalle de las posibles estrategias se pueden realizar desde la escuela para fomentar meriendas y almuerzos más saludables.


Referencias

1. Agencia de Salud Pública de Cataluña. La Alimentación Saludable en la Etapa Escolar. (2020).

2. Ministerio de Sanidad y Consumo et al. Guía de comedores escolares. (2008).

Autora: Paola Quifer

Cualquier alimento que lleve el prefijo Bio implica que no ha sido tratado químicamente, que ha sido cultivado respetando los ciclos de la naturaleza y la estacionalidad de los alimentos, y que no ha sido modificado genéticamente -es decir, que no es un producto transgénico-.

Cuando consumimos productos Bio, además de ayudar a que la agricultura y ganadería de nuestro país sea más sostenible, eliminamos los elementos artificiales de los alimentos que consumimos, que a la larga pueden ser dañinos para nuestra salud.

Con este pequeño vídeo resumen, podréis conocer algunos motivos de por qué consumir productos Bio:

Si os fijáis, por ejemplo, en las cajas de huevos, aquellos que contienen un 0 en la numeración, son aquellos que han sido creados por gallinas en libertad. De esta forma, apostamos también por el bienestar animal.

Como asegura María Kindelan, nutricionista y chef orgánica, "la sociedad ha empezado a tomar conciencia de las repercusiones que tiene todo lo que comemos en su calidad de vida y rendimiento. Como consecuencia del abuso de azúcares, potenciadores de sabor químicos, refinados, conservantes y aditivos, acumulamos tóxicos en nuestro organismo que nos debilitan e incluso nos hacen enfermar".

Si somos conscientes de todo esto, ¿qué es lo que nos hace seguir comprando productos que sabemos que han sido modificados genéticamente, que contienen colorantes, aditivos y conservantes?
Indudablemente, el precio. Cuando empezaron a llegar este tipo de productos en España, únicamente se podían obtener en tiendas pequeñas y especializadas, hecho que encarecía los alimentos. Ahora, como el consumo está subiendo, los precios se hacen más asequibles. Además, no hace falta que toda nuestra nevera esté llena de productos Bio, únicamente los alimentos más importantes como frutas, verduras, carne, huevos y pan. De esta forma, equilibraremos nuestra dieta, comeremos mejor y nuestro bolsillo lo agradecerá.

Estamos regresando a la alimentación de nuestros antepasados, de una forma enfocada a la vida que tenemos en el siglo XXI debido a que cada día, hay mayor incidencia de enfermedades, alergias e intolerancias como consecuencia de la mala alimentación y el exceso en la ingesta de alimentos procesados cargados de conservantes, grasas y azúcares.

¿Queréis conocer más beneficios? Comentamos 10 de las ventajas más importantes que tienen los productos Bio:

  1. No contienen plaguicidas
  2. Ingerimos menos aditivos
  3. Tenemos un agua potable más limpia
  4. Contienen más vitaminas y minerales
  5. Tienen mejor sabor
  6. Disfrutamos de  una dieta más variada
  7. Nos implicamos en la lucha contra el cambio climático
  8. Favorecemos el comercio justo: la cercanía y desarrollo local
  9. Ayudamos a crear más puestos de trabajo
  10. Cuidamos la salud de los niños

A continuación os mostraremos lugares donde podéis encontrar productos Bio. Haciendo click encima del nombre de cada uno de los siguientes supermercados, llegaréis directamente a su web para empezar a llenar la cesta de compra de productos ecológicos:

  1. Veritas
  2. Ametller Origen
  3. Planeta Huerto
  4. Carrefour Bio
  5. Lidl Bio
  6. Aldi Bio
  7. Dia Bio
  8. Esclat Bio
  9. Eroski Bio
  10. Supermercado Del Corte Inglés

¡Ya no hay excusas para no comer sano! Podemos comer mejor y estando tranquilos. Los controles de la Unión Europea son muy estrictos para etiquetar los productos Bio y se realizan exhaustivos análisis de calidad de sus productos cada año para certificarlo. ¿Te pasas ya a los productos BIO?

educación-docenteHoy 16 de octubre celebramos el Día Mundial de la Alimentación, con el objetivo de concienciar a los pueblos del mundo sobre los problemas de la alimentación, la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

¿Sabías que hay 821 millones de personas en el mundo que pasan hambre, aunque se producen suficientes alimentos para todos? Según la FAO, un 45% de las muertes infantiles están relacionadas con la desnutrición. El sobrepeso infantil continúa en aumento en muchos países.

¿Qué podemos hacer nosotros? Aportar nuestra granito de arena es posible. Una dieta saludable y racional puede ayudarnos a no malmeter alimentos y a disfrutar de una buena salud. Hoy te damos 6 claves para una dieta saludable.

 

  1. Aceite de oliva: el oro líquido

educación-docenteEmpezamos por uno de los ingredientes más preciados de la dieta mediterránea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 30 gramos diarios, o bien 3 cucharadas soperas, a personas que ya han superado la etapa de crecimiento.

 

  1. Frutas y verduras, cada día

educación-docenteLas frutas y verduras son una parte fundamental de cualquier dieta saludable. Consumir pocas se asocia a un riesgo elevado de enfermar. La OMS y la FAO recomiendan consumir más de 400 gramos cada día. Son una fuente rica en vitaminas, minerales, fibra y un montón de nutrientes saludables, como fitosteroles, flavonoides y otros antioxidantes.

 

  1. Cereales, granos integrales, tubérculos y legumbres

educación-docenteSe recomiendan cereales y derivados de grano entero o integrales: pan, arroz, pasta, maíz, mijo, espelta, quinoa… También legumbres (lentejas, garbanzos, judías…), patata y boniato. A evitar: cereales refinados.

 

  1. Carne, pescado, huevos y frutas secas

educación-docenteDe los alimentos proteicos, se recomienda pez blanco y azul, aves, huevos y frutas secas. Pero cuidado: hay que limitar la carne roja, los embutidos, las carnes procesadas y el queso.

 

  1. Agua y otras bebidas

educación-docenteEn una dieta saludable, el agua tiene que ser la bebida principal. Eso sí, esta se puede completar con infusiones y caldos vegetales bajos en sal. Hay que evitar el alcohol, las bebidas azucaradas y los zumos.

 

  1. ¡Sé activo!

educación-docente

Una vida activa es fundamental para complementar una dieta saludable. Si no tienes por costumbre hacer mucho deporte, que sepas que hay suficiente con 30 minutos de actividad física diaria, como salir a caminar a buen ritmo.