Tag Archives: Aula

¿La has ojeado alguna vez la revista Namaka? Si la respuesta es sí, seguramente sepas es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

Autora: Elisenda Castells

1 Comment

¡Nueva colaboración musical! Hoy nuestro protagonista es Ferran de la cuenta @elprofemochilero. Nos trae un artículo muy completo con 5 actividades que animarán a todos y todas las alumnas, también a los más tímidos, a participar en clase.


Desde pequeños aprendemos a hacer ritmos. Nos comunicamos y nos expresamos haciendo ritmos, ¡hasta podríamos decir que en ámbito escolar y cotidiano estamos rodeados constantemente de ritmo!

La expresión rítmica puede aparecer de manera espontánea o preparada: Cuando caminamos, cuando jugamos, cuando hablamos, cuando nos emocionamos, cuando nos aburrimos o cuando nos divertimos. Además, siempre surge alguna intencionalidad, como por ejemplo expresar estados de ánimos, comunicar ideas o socializarse.

La incidencia que tiene el ritmo en el desarrollo global de los niños y niñas es muy importante, por lo que también lo es aprovechar y dinamizar estas situaciones para transformarlas en oportunidades de aprendizaje. 

Por eso hoy paso por el blog de Educación Docente y os propongo 5 actividades que os ayudarán a animar la participación en el aula de música mediante ritmos. 

El reloj 

Esta actividad es ideal para iniciar una sesión a través de un reto cooperativo. Consiste en construir un ritmo colectivo donde los alumnos y alumnas se tengan que colocar en círculo y seguir juntos la pulsación (con las manos, con los pies, chocando con las manos en el suelo...). Una vez todo el grupo consiga llevar la pulsación, un o una alumna empieza a interpretar una figura rítmica con la voz (“ta”, “ti-ti”, “shhht”,...), después sigue el o la alumna de su derecha repitiendo la figura que ha interpretado su compañero anteriormente y añadiendo una de nueva. Después seguirá el siguiente con la misma dinámica y así sucesivamente hasta conseguir hacer la vuelta entera. Si alguien se equivoca interpretando el orden de la secuencia rítmica, debe volver a empezar la rueda desde ese punto. 

Con esta actividad trabajamos la memoria, el trabajo cooperativo y la interpretación de figuras rítmicas siguiendo una pulsación. Se puede regular la dificultad según el nivel del grupo. 

La pareja rítmica

Para hacer este juego necesitamos tarjetas con diferentes patrones rítmicos de 4 tiempos. Las tarjetas estarán dobladas. Eso quiere decir que habrá dos patrones de cada ritmo.

Para empezar esta dinámica, cada alumno tendrá una tarjeta y deberá desplazarse por el espacio caminando con la pulsación de una canción. Nadie podrá hablar, solo nos podremos comunicar con el resto del grupo interpretando el ritmo que nos ha tocado con las manos (intentando seguir la pulsación). El objetivo es que todo el mundo encuentre a su “pareja rítmica” antes de que se acabe la canción. 

Esta actividad va muy bien para organizar parejas de trabajo y descubrir otras maneras de comunicación con el grupo. A nivel musical se trabaja la pulsación, y la interpretación de patrones rítmicos de 4 tiempos. Se puede trabajar con todos los grupos de educación primaria, pero es recomendable pedir que sigan la pulsación mientras juegan a partir de ciclo mediano.

Hands dance

Este es un juego para crear y repetir secuencias rítmicas de 4 tiempos en parejas. Para poder jugar hemos diseñado cuatro pulsadores de diferentes colores. A mi me gusta hacer la actividad con los colores del parchís. 

La dinámica sigue un poco el juego del espejo. Un alumno/a se inventa un ritmo de 4 tiempos golpeando los pulsadores y la otra persona estará colocada delante lo debe repetir siguiendo el mismo patrón. 

Para hacerlo todavía más divertido nos podemos crear secuencias rítmicas siguiendo una canción de compás cuaternario y con los tiempos muy marcados. Por eso siempre escojo canciones de disco-funk donde su estructura musical nos permite crear y repetir patrones rítmicos de 4 tiempo con más facilidad. 

Con esta actividad podemos trabajar la memoria y coordinación a la vez, también la creación rítmica. Se puede adaptar a todos los cursos de educación primaria, pero en principio va orientada a ciclo medio y superior. 

Ritmogramas y persecución corporal

La lectura de ritmos siempre es más divertida mediante ritmogramas temáticos que sirven para acompañar diferentes registros musicales interesantes para los y las alumnas. Es bueno potenciar la percusión corporal a la hora de leer e interpretar acompañamientos rítmicos. En este caso os presento la lectura rítmica de la canción Back in black d’AC/DC donde la interpretación de la lectura se hace con las manos y los pies. 

Estos ritmogramas se pueden proyectar en PDF en la pantalla de clase. En mi caso los edito en vídeo y los cuelgo a Youtube, así el recurso siempre está disponible y el acceso es mucho más fácil en época de confinamientos. Por otro lado también te permite seguir la lectura rítmica y acompañarla a la vez que la escuchas y disfrutas de la canción. 

Entra en este enlace para ver el ritmograma: 

Cross Rythms 

Este juego sirve para trabajar los dictados rítmicos. En este caso necesitamos unas tarjetas cuadriculadas que recuerden a las de los crucigramas. Son tarjetas plastificadas que forman una cuadrícula de 4 x 4. Estas tarjetas deben tener unas coordenadas de nombres y colores. 

El juego consiste en dictar un ritmo según su coordenada. Por ejemplo, dictar: “2 - verde” interpretando el ritmo de 4 tiempos que lo forma con las manos o con algún instrumento de percusión. Los y las alumnas deben percibir la secuencias y escribirla. Sucesivamente se van dictando las coordenadas hasta llegar a llenar la tarjeta entera. 

Este juego tiene múltiples maneras de aplicarse: Dictado para toda la clase, en parejas, en grupos… Es interesante que los y las alumnas también diseñen y dicten con instrumentos de percusión. De esta manera se promueve la percepción a través de la escucha activa, la interpretación y la creación de secuencias rítmicas propias. 

En mis clases siempre es una actividad muy dinámica que invita a la participación mediante el juego. Además, es adaptable a todos los niveles de educación primaria. 

Con estas 5 actividades el éxito a la hora de fomentar la participación en el aula a través de ritmos está asegurado. ¡Que el ritmo no pare!

LAVA

Este cortometraje producido por Pixar y dirigido por James Ford Murphy nos acerca el tema de la soledad y la paciencia. Ford se inspiró en las islas tropicales y los volcanes oceánicos para producir junto a Andrea Warren esta maravillosa animación. ¿El resultado? Solo podemos decir que a veces, gracias a la espera, a nuestra fe y esperanza podemos llegar a tener aquello que nos hacen muy felices. 

Out of Sight

Out of sight o Fuera de vista lo realizaron tres estudiantes como trabajo de final de grado en la Universidad Nacional de Artes en Taiwán. La protagonista de esta historia es una niña ciega. Gracias a sus otros sentidos descubre aquello que le rodea de una forma excepcional. Una pizca de inocencia y grandes cantidades de imaginación hacen este cortometraje único. 

Además, si sois gran fans de las obras de Studio Ghibli quizás os recuerde a Mi vecino Totoro. ¡Estamos seguras de que os encantará! 

Alike

Alike es un corto de animación dirigido por Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez. Nos puede recordar a nuestras vidas ajetreadas y repletas de obligaciones. Un padre intenta enseñar a su hijo el camino correcto de la vida. Pero, ¿Cuál es? 

Esta obra nos muestra cómo a causa de nuestra propia homogeneización, tanto en pequeños como en adultos, a veces nos olvidamos de quién somos.

The Present

 

De la mano de Jacob Frey y como resultado de su tesis para la Academia de Cine de Banden-Württemberg, os traemos este cortometraje en inglés: The Present. Trata de un niño muy enganchado a los videojuegos, una excusa perfecta para no salir de su zona de confort. Pero un día su madre le trae a casa un perrito. La emoción le dura muy pocos segundos al descubrir que a este animal le falta una pata. 

Reach (Alcanzar)

Ahmed Elmatarwi, autor de Reach, quiso mostrar en este cortometraje como <<toda buena acción tiene su recompensa>>. La animación son 3 minutos de generosidad pura en medio del desierto y bajo condiciones climatológicas un poco adversas. ¿Cómo se las arreglará el protagonista para sobrevivir? 

Destinity

Destinity es el resultado de cuatro alumnos franceses del centro Bellecour Ecoles d’art. El cortometraje se enfoca en el tiempo que pasamos preocupados por el futuro, por mirar el reloj constantemente y saber qué viene luego. Este inteligente clip animado nos invita a vivir el presente y a disfrutar del aquí y ahora. 

Lou 

Lou narra la historia de un pequeño acosador que quita los juguetes a sus compañeros y compañeras en el patio. Creado por Dave Mullins, esta animación refleja el acoso escolar bajo un punto de vista pedagógico y reflexivo para encontrar su solución. 4 minutos muy divertidos pueden hacernos ver el bullying desde una nueva perspectiva para empezar a combatirlo en las aulas y en todos los lugares de la sociedad donde lo encontremos. 

Migration 

Este pequeño drama dirigido por Elize Bougard nos traslada a un pueblo pesquero abandonado donde vive un viejo marinero. Se encuentra solo, pero de pronto un encuentro inesperado le llena los días de vida. ¿Será así para siempre? Os invitamos a ver este cortometraje francés para entender los vínculos que podemos crear con compañeros imprevistos. 

Color Your World With Kindness

Dos minutos sin diálogo son suficientes para entender la bondad del mundo. Un corto americano muy sencillo dirigido por Epiphe D. nos remarca la importancia de los gestos en las personas y cómo nos influyen emocionalmente. Unas ilustraciones que aparentemente son en blanco y negro, se vuelven de color con la empatía y la generosidad. 

Mouse for sale

Hace un poco más de 10 años que se estrenó esta obra de Wouter Bongaerts y no deja de sacarnos una sonrisa. Un pequeño ratón que espera ser comprado en una tienda nos enseña valores como el respeto y la tolerancia. ¿Encontrará un hogar? 

1 Comment

Estamos encantados de presentaros a Raquel Ripoll, educadora social y terapeuta familiar. La podréis encontrar en su cuenta de Instagram bajo el nombre @educatnos y en su web dedicado al acompañamiento y orientación familiar.


Los conflictos son parte de nuestra vida y son una gran fuente de aprendizaje. Tener conflictos significa estar vivo, y lo mejor que podemos hacer es aprender a manejarlos, principalmente porque algunos son inevitables.

Vamos a centrarnos aquí en la resolución de conflictos de una forma respetuosa, en la que todos los implicados ganan y se llegan a acuerdos aceptables para todas las partes.

Así, vamos a ver cinco formas diferentes para resolver conflictos en el aula:

Reuniones de aula

Se trata de una oportunidad maravillosa para la gestión de conflictos de una forma democrática.

La idea es llevarlas a cabo unas tres veces a la semana en educación primaria intentando buscar un rato en el que los niños y niñas puedan estar concentrados y participar de forma activa, ya que de lo contrario no tendrá los resultados esperados. 

Una vez determinado cuál será el día y la hora de la semana en que realizaremos las reuniones de aula, vamos a llevarlas a cabo respetando la siguiente estructura:

  1. Nos sentamos formando un círculo.
  2. Ronda de agradecimientos y cumplidos. Vamos a pedir a todos los participantes que realicen un cumplido o un agradecimiento a los demás compañeros (no es necesario que sea a todos, pero sí es importante que al acabar la ronda todos los participantes hayan recibido algún cumplido y/o agradecimiento).
  3. Enfoque en soluciones. Es el momento de empezar con los conflictos que han surgido durante esos días. Empezaremos por orden cronológico, por lo que es útil tener una agenda en la que ir anotando los conflictos así como surgen para facilitarnos esta labor. Es necesario que enseñemos a nuestros alumnos qué significa “enfocarnos en soluciones”. Vamos a olvidarnos de buscar culpables y, juntos, vamos a generar una lluvia de ideas con todas las posibles soluciones que se nos ocurran. Después las iremos analizando una a una (tienen que ser respetuosas para todos, relacionadas con el problema, racionales y útiles) y entre todos, elegiremos la que nos parece más adecuada para revisarla en unos días, ver si nos ha servido, si no…
  4. Planear actividades. Después de centrarnos en la resolución de problemas, vamos a planear actividades divertidas que fomenten la cohesión del grupo.
  5. Actividad de cierre. Finalizar con una actividad divertida siempre nos deja buen sabor de boca y dejamos de relacionar la resolución de conflictos con algo negativo.

A tener en cuenta para que las reuniones de aula sean fructíferas:

  • No juzgamos.
  • No utilizamos la reunión para sermonear.
  • Creamos un objeto como símbolo para el que tiene el turno de palabra.
  • Confiamos en la capacidad de nuestros alumnos de resolver conflictos. Nosotros sólo seremos una guía.

Hay que tener en cuenta que es un proceso que lleva su tiempo de aprendizaje.

La rueda de opciones

Se trata de una herramienta con la que adelantarnos al conflicto y buscar desde la anticipación opciones para cuando éste aparezca.

Lo interesante de esta técnica es, por una parte, que reflexionamos sobre el conflicto desde la calma y, por otra parte, que las opciones parten de los propios niños, y serán ellos quienes decidan qué opción tomar en cada momento.

¿Cómo lo hacemos? 

  1. Hacemos una lluvia de ideas (con el alumnado) de qué podemos hacer cuando surge un conflicto.
  2. En una cartulina, dibujamos un círculo que dividimos en porciones (tipo quesitos) poniendo dentro de cada porción una solución que podemos decorar con un dibujo representativo. Ojo, cuanto más pequeños sean los alumnos, menos porciones tiene que haber. Siendo 3-4 porciones adecuadas para infantil y vamos añadiendo más según el grado de madurez de nuestro grupo.
  3. La dejaremos “a mano” y en un lugar visible para cuando la necesitemos. 

Tiempo fuera positivo

Como todos sabemos, los conflictos se abordan mejor desde la calma, por ello es importante enseñar a nuestros alumnos a calmarse ANTES de intentar solucionar cualquier conflicto que surja.

En contra de lo que muchos pueden pensar, el tiempo fuera positivo no es un rincón de pensar ni nada por el estilo. Esta herramienta está pensada para que los niños se sientan mejor, no peor. No busca en ningún momento hacer “pagar” por lo que han hecho.

Para ello, lo primero que tenemos que tener claro es que NUNCA se obliga al niño o la niña a ir, sino que se le invita y recuerda que tiene ese espacio si necesita calmarse antes de hablar de lo que ha ocurrido: “veo que estás muy enfadado, quizás quieras ir a tu rincón tranquilo (o como lo hayáis llamado)”.

El rincón en cuestión, vamos a crearlo con ellos, no nosotros solos. Les explicaremos que vamos a crear un rincón en el aula al que poder ir si estamos nerviosos y necesitamos calmarnos. En él es importante incluir algunos elementos que ayuden a nuestros alumnos y alumnas a recuperar la calma. También le vamos a poner un nombre todos juntos.

Cuando surja un conflicto, podemos invitar al niño o la niña a irse a vuestro rincón de la calma, si no quiere irse, podemos decirle si quiere que vayamos con él o ella. 

Una vez se haya calmado, podremos gestionar el conflicto en cuestión, aunque en no pocas ocasiones, el conflicto desaparece con este tiempo de enfriamiento.

Damos la vuelta a la sábana

El objetivo de esta dinámica es enseñar a trabajar desde la colaboración y la búsqueda de soluciones.

En un espacio amplio, y con un grupo de 10-15 personas, vamos a extender una sábana grande en el suelo y les pediremos a los participantes que se suban encima ocupando sólo la mitad de ella.

A continuación, les explicamos que su misión es darle la vuelta a la sábana sin que nadie se baje de ella ni pise el suelo.

Cuando terminamos, fomentamos la reflexión identificando las estrategias utilizadas, cómo lo han conseguido, cómo se han sentido…

Role playings

Se trata de representar con dos voluntarios una situación conflictiva (real o inventada) para que pongan en práctica los siguientes pasos:

  1. Planteamos el conflicto.
  2. Uno de ellos dice: “Me doy cuenta que… y me gustaría encontrar otra forma de solucionar esto que fuera buena para los dos”. Y le pregunta al otro cuál es su punto de vista referente al problema y cómo se siente. Escucha sin interrumpir ni juzgar a menos que sea para preguntar: “¿Algo más? ¿Alguna otra cosa? Cuando termine le retroalimenta de la siguiente forma “Si te he entendido bien, te sientes…porque…y te gustaría…”.
  3. Ahora se intercambian los papeles y repiten el punto 2.
  4. A continuación hacen una lluvia de ideas eligiendo una solución que sea aceptable para ambos por un período de tiempo corto (3-4 días, una semana). Se acuerda fecha de revisión y se agradece al otro que haya compartido sus sentimientos y pensamientos).

De esta forma enseñamos a nuestros alumnos a resolver conflictos de una forma asertiva y respetuosa en la que todos ganan.

Damos paso a una nueva colaboración con Vanessa Sola, maestra de educación infantil y creadora de la cuenta Habiaunavezeduca. Esta colaboración nace de la necesidad de trabajar desde pequeños/as las diferentes culturas que conviven en el aula y que, como dice Vanessa, son un espejo de la sociedad.


Actualmente, la sociedad que vivimos, está en una transformación constante y permanente. Esto implica que sea una sociedad muy heterogénea, plural y multicultural. Recae la influencia en el ámbito educativo, ya que hace que nos tengamos que replantear el sistema de nuevas posibilidades con finalidades educativas.

La educación intercultural lo que pretende es favorecer el diálogo entre las diferentes culturas. Esto implica respeto, intercambio, aceptación y un espacio común. 

La escuela es un contexto donde se reflejan diferentes estilos de aprendizaje, diferentes interpretaciones del mundo que nos rodea, diferentes culturas, diferentes tradiciones, etcétera. Esta es el reflejo de la sociedad, y debemos tener presente la diversidad, por lo tanto tenemos que aprovechar este fenómeno como algo positivo y enriquecedor.

Hay otros recursos para trabajar la interculturalidad en el aula, como por ejemplo el trabajo cooperativo, los rincones, proyectos, aulas de acogida,...

La música es uno de los ingredientes esenciales en la vida de las personas de todas las edades y culturas. Es un lenguaje muy utilizado por toda la sociedad. Los niños y niñas establecen contacto con la música incluso antes de nacer, el feto de la madre escucha y siente la vibración de los sonidos tanto del interior como del exterior. 

El recurso de la música en la escuela es un instrumento muy privilegiado. Debemos entenderlos como un objeto de conocimiento, como un estímulo para potenciar la producción creativa, un medio que permite al alumnado comunicarse y como una fuente de sensibilización musical. 

Por ello, hoy os traigo 5 actividades para trabajar la interculturalidad en el aula: 

1. ¿Desde dónde sueno?

Dependiendo del ciclo donde trabajamos se puede escoger una o diversas culturas. En el caso de la Educación Infantil, para profundizar más, solo escogeremos una. Es muy recomendable escoger la cultura que esté más representada dentro del aula y trabajar una distinta cada trimestre.

Para iniciar la propuesta, escogeremos una audición para trabajar esta cultura. Sentaremos al alumnado y se la pondremos sin decir qué cultura estamos trabajando. Una vez escuchada: 

“¿Os recuerda a algo esta audición? ¿Reconocéis alguno de los instrumentos? ¿De dónde puede ser esta música? ¿Qué os transmite esta canción?”

Una vez descubierta la cultura trabajada, volveremos a escuchar la audición y dejaremos que los niños y niñas la bailen y la disfruten. Al acabar, enseñaremos los instrumentos que caracterizan la audición y les diremos los nombres. 

2. ¡Viajamos!

¡Toca ubicarse! Toda persona necesita ubicarse con tal de poder ordenar mejor sus ideas. Es importante mostrar al alumnado qué estamos trabajando y dónde está situado. Para ello, utilizaremos el mapa para visualizar los países de nuestros compañeros/as de clase y la cultura en la que estamos trabajando. 

Como ya he comentado anteriormente, la música es un medio de comunicación y conocimiento. Escogeremos una canción de cuna de esta cultura. 

A continuación les cantaremos la canción y la pondremos de fondo. 

“¿Reconocéis alguna palabra? ¿Qué idioma es este? ¿Sabéis qué quiere decir esta canción? ¿Qué instrumento está sonando?”

Intentaremos aprender la canción y bailarla todos juntos. 

3. ¡Hagamos que suene! 

Necesitamos manipular para aprender e interiorizar. Para ello, buscaremos y llevaremos a clase diferentes instrumentos que caracterizan esta cultura o país. Para que sea mucho más cercano, podemos pedir a los y las alumnas que provengan de otras culturas que traigan instrumentos u objetos que los identifique.  

Trabajaremos los instrumentos, hablaremos de ellos y aprenderemos las características de cada uno. 

Debemos tener cuidado con la situación en la que nos encontramos. Desinfectar bien los materiales y dejarlos en cuarentena antes y después de usarlos.

4. ¡Nos unimos con la música! 

Para poder llevar a cabo esta actividad necesitaremos los instrumentos de la actividad 3 y también los propios de nuestra cultura. Es importante que cada niño/a tenga uno, ya que todo el mundo tendrá que hacer sonar el instrumentos y formar parte de esta audición. 

La música es un recurso muy valioso y en estas sesiones es el motor que está haciendo que nuestro alumnado conozca un poco más de dónde viene su compañero/a de clase. Por ello, los instrumentos los ha unido para crear una pieza musical que represente ambas culturas. Es importante que el/la docente guíe la sesión e intente combinar los sonidos y los turnos. 

Se puede grabar la sesión y a final de curso entregar a las familias con el resto de culturas trabajadas. 

5. ¡Enviamos un tesoro! 

La música es el tesoro más valioso para romper barreras culturales. Con esta actividad propongo aprovechar las TIC y conectar con alguna escuela del país que estemos trabajando y enviar un mensaje realizado por los y las alumnas y regalar la audición que hayan creado ellos mismos.  

¿Conoces la Namaka? Es la revista más divertida y salvaje que puedes regalar a tus alumnos, hijos, hijas, sobrinos y sobrinas. ¿La has ojeado alguna vez? Si la respuesta es sí, seguramente sepas que la Namaka es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

La Namaka en el aula, ¿cómo?

A la hora de suscribirte a Namaka puedes elegir a tu gusto. ¡No te cortes! Tienes tres opciones, todas anuales: 

  • La suscripción digital es una muy buena opción para el aula, porque nos permite trabajar con los alumnos a través de tablets, ordenadores o pizarra digital. La recomendamos porque es fácil de compartir con todos los alumnos. 
  • La suscripción digital y en papel (solo en catalán), para lectores con el corazón dividido. Además de trabajarla a través de una pantalla, los alumnos tendrán la oportunidad de tocarla, pasar páginas y disfrutarla en el tiempo de lectura en el aula.
  • La suscripción en papel (solo en catalán) también es una buena opción para tener en papel la revista en el aula, pero pensamos que hay que complementarla con el formato digital. ¡Os resultará mucho más cómodo!

Es la hora de Neus Masferrer de la Artesania de l’Aprendre y su artículo sobre el coaching docente y cómo trabajar la herramienta DISC en las aulas. Si no sabéis de qué estamos hablando, ¡lo tenéis todo en esta entrada del blog!


La Artesania a partir del coaching y de sus distintas herramientas, nos hemos especializado en el coaching docente. Hemos creado y diseñado un programa con un montón de herramientas, en concreto nos hemos centrado en el DISC. 

En primer lugar, ¿cuáles son los beneficios de la herramienta DISC?

  • El autoconocimiento: Cómo nos relacionamos, cómo interactuamos y reaccionamos con los compañeros y compañeras. También ayuda a la tolerancia y a entender desde una perspectiva más abierta y así poder ajustar nuestra manera de interactuar con los demás. 
  • Permite a las direcciones de centros educativos poder cohesionar su claustro, a conocer los perfiles de cada maestro/a y adaptar el cargo que ocupa en el equipo en función de su perfil. Así se busca conseguir el bienestar de todos y todas y aumentar la eficiencia del equipo. 
  • Permite al profesor/a poder identificar y conocer a sus alumnos/as y aprender herramientas para poder llegar a cada uno de ellos, ayudarlos y tratarlos en función de su perfil. Por otro lado, también contribuye a la atención a la diversidad en el aula y a entender, comprender y ajustarnos a los perfiles que tenemos delante. 

A continuación trataremos las herramientas prácticas de intervención en el aula.

1. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Infantil

La rueda de acompañamiento emocional es una herramienta de coaching que la Artesania ha adaptado al mundo docente, y específicamente este año, para el acompañamiento con la Covid-19. Se trata de una herramienta con la que podéis trabajar con vuestros alumnos/as más pequeños después de las cuarentenas o confinamientos a lo largo del curso. 

2. La rueda de acompañamiento emocional para Educación Primaria y ESO

Esta es la otra rueda de acompañamiento pero enfocada a Ciclo Superior y ESO con las mismas finalidades que la rueda anterior. Podéis ampliar este recursos para vuestras tutorias en el Instagram de la Artesania per l’Aprendre.

Este es un buen ejercicio para empezar el curso, aunque también nos puede servir durante los confinamientos de 15 días. La podéis adaptar a la temática que queráis trabajar en clase.

3. El DISC, la herramienta innovadora y revolucionaria docente en la escuela y el instituto

3.1 El DISC: ¿Quién somos? ¿Qué color somos?

La tercera actividad la dirigiremos a los ciclos superiores de primaria, adolescentes de la ESO y bachiller para trabajar su autoconocimiento, cohesión de grupo, aumentar la tolerancia entre ellos y ellas y, finalmente, para que el o la docente pueda conocer e identificar a su alumnado. 

Esta es la primera dinámica para comenzar a trabajar el DISC con vuestros alumnos/as. 

1r PARTE

Visualizando esta plantilla, se trata de que se coloquen en el eslogan con el que más se identifiquen. Podéis hacerlo mediante la proyección de la plantilla que os presento en una pizarra digital o con un dibujo en la pizarra, o bien, a partir de vuestra imaginación si preferís partir el aula en 4 espacios para cada color y que se desplacen físicamente. 

Es necesario darles tiempo. Recomiendo 15 minutos. 

Mientras lo hacen podéis acompañar el ejercicio con un hilo musical. También estaria bien que vosotros mismos/as os incluyerais en el color con el que más os sintáis identificados. 

2a PARTE 

Presentamos esta diapositiva y les explicamos qué colores son los rápidos, los lentos, los extrovertidos, los introvertidos…

A raíz de aquí, vuelven a identificarse y, de nuevo, nos volvemos a colocar en el color con el que más nos veamos reflejados. Quizás cambian de posición ahora que tienen más información. 

Les volvemos a dar tiempo. Un espacio bueno de 15-20 minutos. Si tienen dudas dejad tiempo para que puedan resolverlas. 

De esta manera cerramos la actividad y es el momento de hacer una reflexión final. 

  • ¿Qué os ha parecido?
  • ¿Cómo se han sentido?
  • ¿Les ha costado? ¿No?

Una vez hecha la dinámica y compartida la reflexión final, les podéis anticipar que la siguiente sesión tendrán que pensar en los y las compañeras conjuntamente. 

3.2 Identificamos a nuestros compañeros y compañeras. ¿Cómo nos ven ellos y ellas?

La dinámica de los gomets: 

Una vez hecha la sesión de las dos dinámicas anteriores, podéis hacer otra sesión de tutoría proponiendo la siguiente actividad.

Se trata de repartir gomets de los 4 colores que hemos asociado los perfiles (amarillos, azules, rojos y verdes).

1. Primero, en grupos de 5 deben enganchar en sus compañeros/as el gomet del color del perfil que vean o que crean que mejor se asocia a ellos/as.
2. Una vez acabada esta parte, damos un paso más. Ahora engancharemos gomets a todos los niños y niñas / jóvenes de la clase.

Todos acabaremos llenos de gomets. Pero… ¿de qué color? ¿Cómo nos ven los demás?

Es importante cerrar la sesión hablando muy atentamente de los resultados.
Pistas para los y las docentes:

  • Los niños y niñas con un perfil rojo y amarillo son rápidos y extrovertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil azul y verde son lentos e introvertidos.
  • Los niños y niñas con un perfil amarillo y verde necesitan las relaciones sociales. 
  • Los niños y niñas con un perfil rojo y azul están enfocados a los objetivos y resultados. 

Podéis poner música mientras hacéis la dinámica.  

2 Comments

Como cada martes, ¡nuevo artículo! La autora de de hoy es mjpedagogiamusical y nos trae estas 5 actividades que realiza ella en clase y dan muy buen resultado. ¡Adelante!


El contacto con la música y mucho más aún su estudio, tiene grandes beneficios para el desarrollo motriz e intelectual. Mejora la atención y la concentración, aumenta la memoria y la creatividad, desarrolla habilidades motoras y rítmicas, reduce el estrés, incrementa la seguridad en uno mismo… Etcétera. 

Sin embargo, a pesar de que esté demostrado científicamente todo lo anterior, en nuestro país la música es una asignatura carente de importancia. 

No conozco a ningún niño o niña al que no le guste la música, por ello creo que hay que aprovechar esta circunstancia e impartir unas clases motivadoras, en las que participen de forma activa, porque la mejor manera de comprender y disfrutar de esta asignatura es viviendo y sintiendo la música con todo nuestro cuerpo. 

Por eso, hoy os traigo 5 de las actividades que más éxito han tenido en mi aula. Estas actividades pueden realizarse con percusión corporal, con hojas de papel, con vasos, con cucharas… ¡hasta podemos utilizar nuestros zapatos como instrumentos! 

Cada actividad está grabada en vídeo y os dejo también el enlace con la canción que he utilizado para realizarlas. Os animo a que las llevéis a la práctica, ¡a vuestro alumnado les encantarán!

CLAP CLAP SONG

Repartimos unas hojas de papel de colores, aunque puede hacerse con hojas de papel reciclado, con papel de periódico, con instrumentos de pequeña percusión o con cualquier otro material que puedas imaginar, simplemente deja que tu creatividad se ponga manos a la obra. 

Nos ponemos en círculo y nos movemos al ritmo de la música. Esta canción tiene 2 partes muy diferenciadas. Una parte A, en la que solo hay que dar 3 palmadas sobre el papel y otra parte B en la que daremos 6 pasos delante y 6 pasos detrás acompañados de sus 6 respectivas palmadas también. 

Para hacer más variada la actividad, pueden girar a un lado, a otro, agacharse, levantarse… e incluso, si hay papel de diferentes colores, podemos dar consignas del tipo: solo tocan los azules, ahora los rojos o, por ejemplo, ahora solo los que su nombre empiece por A, los que llevan deportivas, los que llevan gafas… y así trabajamos también la atención y concentración. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/0HByXWgkMwk
Audio utilizado: https://youtu.be/SruVR2fBQWE

LET KISS

Para realizar esta actividad tan solo necesitamos nuestros zapatos. Nos los colocaremos en las manos… ¡y a bailar! 

Podemos realizar esta actividad cada uno desde su mesa o nos podemos poner en círculo y hacerlo en el suelo. 

La coreografía consiste en caminar con los zapatos hacia delante y hacia detrás, chocar una zapatilla con la otra, al ritmo de la música imaginando que nuestras manos son nuestros pies. 

Solo hay que tener en cuenta que esta pieza tiene 3 partes diferentes y puedes hacer una coreografía para cada una de ellas. A continuación, os dejo un vídeo explicativo. 

Aquí podéis ver el vídeo: https://youtu.be/aajOh-26e5w
Audio utilizado: https://youtu.be/iSrZZ0x86Ho

ECOS RÍTMICOS

Repartiremos dos vasos de plástico duro a cada alumno. 
Propongo utilizar una canción como base sobre la que hacer unos ritmos. El docente hace un ritmo de cuatro pulsos y los alumnos repiten ese mismo ritmo. 

Con los ejercicios de ecos rítmicos, trabajamos aspectos tan importantes como el ritmo, la memoria, la coordinación o la atención auditiva entre otras muchas cosas. 

La canción que propongo es la de London Bridge, que podréis descargar fácilmente de la biblioteca de YouTube. En mi aula utilizo dos vasos de plástico duro, pero podríamos hacerlo con percusión corporal, con palillos chinos o con instrumentos de pequeña percusión.

Aquí podéis ver el vídeo con la actividad: https://youtu.be/rbu1D7VEaos
Audio utilizado: https://youtu.be/T2Mts3vNYG4

LOS 7 SALTOS

Una de las cosas que más me gusta hacer en mis clases de música es adaptar las danzas tradicionales. 

En este caso os voy a hablar de La danza de los 7 saltos que es una danza tradicional de Dinamarca. La danza original no es complicada, pero como os digo, a mi me gusta adaptarlas para poder realizarlas con los más pequeños. 

En esta actividad os presento dos variaciones:

  1. En cada salto representaremos un animal, o un deporte, o una profesión… podemos adaptarla a la temática que se esté trabajando en ese momento. 
  2. Movernos libremente por el espacio y cuando llegue el momento de los saltos, podemos hacer unos gestos determinados. 

Aquí os dejo los vídeos con las dos variaciones:

  1. https://youtu.be/TxrJB88IHOs
  1. https://youtu.be/LlEx62-FOzk

Audio utilizado: https://youtu.be/Yp5yzaWfAng

RAYUELA AFRICANA

Esta actividad es fantástica para unir al grupo, el trabajo en equipo, mejorar la coordinación visomotora, la agilidad, interiorización del pulso y el acento. 

Lo único que vamos a necesitar es una tiza para pintar la rayuela en el suelo, aunque también puede hacerse con aros. 

El alumnado hará una fila colocándose unos detrás de otros. La actividad consiste en saltar en los cuadrados que se han pintado en el suelo al ritmo de la música y por orden, según la fila establecida. 

Esta actividad también tiene un montón de posibilidades y se puede ir complicando cada vez más, según los y las alumnas vayan cogiendo destreza con este ejercicio. 

  1. Aquí os dejo la opción más sencilla. Para hacerlo utilicé la canción de Borboletinha: https://youtu.be/cYIF-dKD8is
  2. En este vídeo utilizo la misma canción solo que hemos complicado un poco más el ejercicio: https://youtu.be/kD0Sc4-UwWU

Audio utilizado: https://youtu.be/28iW_O5qWfU


Nueva colaboración: ¡Artículo de la mano de Thebigbagteacher!

La importancia de la gestión emocional se hace cada día más evidente. Camino a la gestión emocional encontramos objetivos básicos que tenemos que ir trabajando. No hacen falta grandes proyectos, sino pequeñas propuestas o dinámicas frecuentes y constantes. A veces no hay tiempo para hacer más. 

¿Por dónde empezar?
Algunos de los objetivos que podemos trabajar: 

  1. Identificar emociones en uno/a mismo/a y en los demás. 
  2. Percibir las emociones que suceden a nuestro alrededor, mediante signos por los que se manifiestan. 
  3. Comprender las emociones en uno/a mismo/a y en los demás. 
  4. Expresar las emociones de una forma ajustada. 
  5. Iniciarse en la conciencia emocional con tal de poder anticiparse o ponerse en posición de realizar técnicas de gestión de las emociones. 
  6. Regular las emociones. 

En definitiva, adquirir unas competencias emocionales que nos ayuden a aumentar nuestras habilidades para un mejor uso de las emociones. 

Algunas dinámicas y propuestas encaminadas hacia este proceso podrían ser las siguientes: 

Carrera de relevos

  • Aumentar el vocabulario emocional

Normalmente el vocabulario de los niños y niñas es muy pobre, les cuesta expresar sus emociones fuera de las 6 emociones básicas. El objetivo es salir de esas 6 emociones básicas. 

  1. Vamos a aumentar el vocabulario emocional. Hacemos pequeños grupos y se sentarán en sillas o en el suelo pero uno detrás de otro.
  2. Cogen la plantilla (adjuntada en este documento) y un lápiz.
  3. Escriben 3 emociones (consensuar el nombre) y le pasan la lista al compañero/a de detrás.
  4. ¡Las emociones que se repitan con otros equipos, no puntúan!

¿Quién tendrá más emociones?

Bajo del mismo sol

  • Agrupar las emociones secundarias que nos rodean, interpersonales, o que sentimos a un nivel intrapersonal

Con esta propuesta me gustaría mostraros cómo es posible coger una actividad de cualquier material y adaptarla al contexto emocional. 

El sol de las operaciones matemáticas donde ponemos un número y, alrededor, los niños y las niñas escriben operaciones que den esta cantidad. ¡Es fácil!

  1. Cogemos un sol y escribimos una emoción básica: alegría, tristeza, ira, miedo, asco o sorpresa.
  2. Deben escribir en los rayos del sol, las emociones secundarias que conozcan, ya sea porque las viven ellos/as mismos/as o porque las perciben en los demás. 
  3. Se pueden hacer pequeños grupos y comparar los resultados. 
  4. Sería interesante combinarlo con música. Trabajar desde la calma. 

En esta actividad es importante el tiempo, no tener ninguna prisa.

¿Podemos comparar los soles?

El teléfono roto

  • Comprender las emociones de los demás

Se pretende buscar un formato más serio, donde empatizar con el compañero o compañera.

  1. Una fila, todos miran dirección al último. 
  2. El primero de la fila coge una tarjeta y tendrá que representar mediante la expresión facial y corporal esta emoción. 
  3. Piensa la emoción y toca la espalda del compañero/a para que se gire. 
  4. El resto no los ven, ya que siguen de espaldas. Hace la expresión y se gira hacia delante. No pueden hablar. 
  5. El segundo interpreta la emoción, toca la espalda del tercero… Se vuelve a repetir el proceso hasta llegar al último. 
  6. El último dirá qué emoción es y si coincide con la del primero. 

Podemos hacer equipos. ¿Qué grupo lo acertará?

Hay que hacer tarjetas con las emociones que queremos trabajar. Después hablar sobre los matices de las emociones y cómo se manifiestan.

El panel de las emociones

  • Aumentar la conciencia emocional con tal de poder anticiparse o ponerse en posición de realizar técnicas de gestión de las emociones 

Una de las grandes competencias emocionales, es la conciencia emocional. De hecho la conciencia emocional, conjuntamente con la regulación emocional, son pilares fundamentales dentro de la gestión de las emociones. 

Con el panel de las emociones podemos ir fijándonos en las emociones que nos rodean, tanto a nosotros mismos, como en los demás. 

  • Con cada emoción que detectemos durante el día, pintarán un hexágono. 
  • Con echarle un vistazo veremos qué emociones nos envuelven por la gama de colores. 

Es necesario parar y observar para aumentar la conciencia interpersonal, fijándonos en las emociones que fluctúan en el aula. Después compararemos los panales. Se puede utilizar con cualquier mandala. El objetivo es poder identificar de forma visual los colores predominantes. 

Respiración consciente

  • Trabajar la respiración, sentir el propio cuerpo, con tal de llegar a un estado de equilibrio y bienestar

Una de las técnicas más fundamentales de la regulación emocional es la respiración. Lo debemos trabajar y debemos ser capaces de recurrir a esta técnica cuando nuestra energía se dispare o sintamos que entramos en un estado emocional que no queremos o que nos comportará consecuencias negativas. 

Un pequeño material básico para el rincón de la calma o el rincón de la respiración puede ser de gran ayuda. ¡Conozcamos nuestro cuerpo! Es muy importante. 

Ruleta de las emociones

Este es un recurso básico dentro del trabajo de la educación emocional.

  1. Para poder hacer pequeñas dinámicas.
  2. Para escoger de forma aleatoria una emoción.

Las propuestas son ilimitadas: 

  • Explicar las características
  • Hacer mímica
  • Adivinar qué hace el compañero o compañera
  • Comprender la emoción expresada

En las ruedas en blanco podemos poner unos pequeños velcros y así pegar y despegar redondas con diferentes emociones y poder cambiar la función de forma fácil y rápida.

¡Será nuestra gran aliada! ¡Solo tenemos que poner un spin encima o un clip y un lápiz para hacerlo rodar, dándole vueltas al clip!

El curso escolar ya ha empezado. Se trata, sin duda alguna, de un comienzo difícil. El miedo y la incertidumbre están presentes, pero no hace falta decir que tanto docentes como niños y jóvenes tienen ganas de volverse a ver. 

Recomenzar para aprender y compartir, a pesar de las circunstancias. Pero habrá que estar preparados. Con el confinamiento, la digitalización avanzó a pasos de gigante, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. 

Hoy queremos compartir con vosotros una selección de herramientas y recursos que os permitirán innovar en el ámbito escolar, ser más eficientes en la docencia, tanto presencial como a distancia. ¿Empezamos? 

Jugar online

Si hay algo que entusiasme a los peques es jugar. Sencillamente, jugar. A veces cuesta encontrar recursos útiles, actualizados y de calidad, pero tenemos opciones interesantes. A continuación, te presentamos unas cuantas para trabajar con los alumnos en todo tipo de ámbitos: Mundo Primaria, Academons, Educaplus, Cristic, Toy Theater, Abcya. La mayoría pueden funcionar en la web, a través del navegador, pero también desde una app, en móviles o tabletas. 

Crear actividades interactivas

¿Y si fueras tú mismo quién pudiera crear actividades interactivas para los alumnos? Puedes hacerlo y es muy fácil. La mayoría de herramientas que te propondremos a continuación son perfectas para crear juegos de palabras, adivinanzas, juegos de memoria, comprensión lectora, matemáticas, etcétera. Además, también puedes acceder a actividades creadas por otros docentes que las hayan querido compartir. Echa un vistazo a Genially, WordWall, LearningApps, ProProfs o Educandy

Crear cómics 

Los cómics son un recurso fantástico para ganarnos el interés de los alumnos. Vamos a leer cómics y vamos a trabajar el género por el camino de la creatividad. ¿Sabías que hay herramientas que pueden ayudarnos en la parte técnica más complicada? Mira estos cuatro recursos, porque son oro: Pixton, StoryboardThat y Storybird.

Crear rúbricas

Han evolucionado los métodos, han evolucionado los aprendizajes y también las formas de evaluar. Como sabes, las rúbricas son una herramienta que permite a los propios estudiantes evaluar sus aprendizajes a distintos niveles, ofreciéndoles la posibilidad de observar sus propios errores y aciertos, de manera detallada y obteniendo el feedback de sus compañeros. ¿Qué herramientas pueden ayudarnos a crear rúbricas? Rubistar, Rubrik MakerERubrica te resultarán muy útiles.

Gamificar 

La gamificación es mucho más que una tendencia. Y las herramientas online pueden ayudarnos a hacer un trabajo estupendo. Hay distintas opciones para crear concursos y exámenes muy divertidos, a través del juego. Todas las herramientas que te presentamos  tienen su versión web y muchas también cuentan con app. Con estas, los alumnos tendrán espacio para dar rienda suelta a su creatividad, investigar y cooperar. Prueba con estas opciones: Socrative, Quizizz o Kahoot!

Innovar (realidad aumentada)

Y terminamos este especial de herramientas innovadoras para empezar el curso con una serie de recursos para descubrir el campo de la Realidad Aumentada. Gracias a estas, los alumnos tendrán la oportunidad de disfrutar de experiencias de imagen y sonido a través de sus dispositivos. ¿Te apetece probar alguna? FETCH! Lunch Rush, Acrossair, Aug That, ZooKazam, Google Translate, Body Planet o Star Chart. Sigue descubriendo e innovando: ¡las opciones son infinitas!

Y para ti, ¿qué herramientas son imprescindibles para innovar?