Tag Archives: Escuela inclusiva

@blogdelamusica: La importancia de la música como herramienta fundamental para el aprendizaje en los niños y niñas.

Hola, soy Alba Simo, aunque algunos me conoceréis por mi perfil de Instagram @blogdelamusica. Graduada en Magisterio de Educación Primaria con Mención en Educación Musical.

La música es una de las áreas más importantes de la que el ser humano no puede prescindir. Así pues, la educación musical debe trabajarse desde edades bien tempranas ya que ayuda a un mejor desarrollo cognitivo del niño/a. Además, la música aporta numerosos beneficios a las personas y uno de esos beneficios es la motivación a la hora de aprender.

Cabe destacar, que la música es algo que está presente siempre a lo largo de nuestra vida y de ahí la frase “Sin música la vida no tendría sentido”. Por ello, podemos afirmar que si unimos la educación y la música en un mismo conjunto tendremos grandes resultados.

Si un niño/a que canta, vive la música, la toca y la siente, podemos decir que ese niño o niña está formándose como persona a través de un elemento transversal en el que no solo se está sintiendo bien, sino que está desarrollando a su vez unas competencias que le ayudarán en su futura formación.

No quiero hablar de una manera técnica acerca de la música ni mucho menos, pero si quiero recalcar la importancia que tiene la música dentro del ámbito educativo y los numerosos beneficios que esta trae consigo.

Desde una perspectiva educativa, la educación musical es una de las pocas asignaturas que abarca lo multidisciplinar y transversal, ya que es el conducto desde el que podemos impartir diferentes áreas como la Lengua, las Matemáticas o Educación Física. No sólo eso, sino que podemos ayudar a desarrollar en el alumnado su inteligencia interpersonal a través de las emociones.

Por ello podemos afirmar que la música y la educación viven en un mismo marco y que deben ser llevadas a cabo de una manera activa y motivadora. No podemos otorgarle al alumnado unas simples fichas y esperar que ocurra la magia. La música se trabaja, se vive y se baila.

Utilizar la música como una herramienta de aprendizaje nos ayuda a motivar al alumnado. Si no mostramos la música como un elemento atractivo será más difícil su compresión y aprendizaje. Nos sujetamos en el poder de la música como salvoconducto del aprendizaje y esto nos facilita el proceso.

A esto le añadimos que la música no tiene únicamente como objetivo transmitirnos emociones y sensaciones, sino que con ella podemos trabajar la capacidad de memorización, atención y concentración del alumnado. A su vez, fomentamos el desarrollo de la memoria visual y auditiva.

Además, sabemos que, gracias a la música y a su involucración en el aprendizaje, los niños y niñas pueden mejorar su razonamiento y sus habilidades motoras. Esto se hace a través de la práctica musical, vivenciando la música y tocándola.

Por no hablar de la facilidad que nos da la música a la hora de desarrollar nuestras habilidades sociales y esa capacidad de espíritu crítico que va naciendo poco a poco dentro de nosotros, las personas. Cuando queremos trabajar de maneral grupal formando un coro estamos promoviendo la cohesión social y la igualdad de oportunidades. Todos los niños y niñas se sentirán protagonistas y podrán empatizar con el resto de compañeros. 

No solo eso, con estas metodologías también se apuesta por el trabajo cooperativo. Los niñas y niñas van desarrollando poco a poco su autoestima y su empatía. Al fin y al cabo, somos personas y necesitamos por derecho, socializar y estar en continuo contacto social. Y este poder lo tiene la música.

Queda reflejado que la música es una herramienta fundamental que favorece el aprendizaje de manera significativa en los niños y niñas. Las personas, por inercia, necesitan música para vivir y por ello el aprendizaje también lo necesita. Si buscamos una manera de trabajar la música esta debe de ser activa. Reitero, no podemos pretender que los niños y niñas aprendan contenidos sin antes vivenciarlos y sentirlos. La música está para sentirla y bailarla.

En conclusión, aunque finalmente el docente será el guía en el proceso de enseñanza-aprendizaje y les aporte las estrategias necesarias para formarse, una de estas, siempre tendrá que ser la música, fuente vital y necesaria del aprendizaje.

¡No dudes nunca de involucrar a la música en tu vida y en la de tu alumnado!

educación-docente-diabetes

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que, aunque hoy no se cura, podemos controlarla con: inyecciones de insulina, controles de azúcar en sangre, una forma de comer saludable y equilibrada y ejercicio. Es una enfermedad autoinmune, en la que se deja de fabricar insulina por el páncreas.

educación-docente-diabetesLa insulina es necesaria para que nuestro cuerpo, utilice la glucosa que procede de los alimentos, actuando como una auténtica llave que permite el paso de la glucosa al interior de las células. Sin insulina nuestro cuerpo no puede sobrevivir.

Este tipo de diabetes es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la edad pediátrica por lo que hay muchas posibilidades de que cada profesor tenga en su clase, a lo largo de su vida profesional, algún niño/a o adolescente con diabetes.

 

La punción capilar

educación-docente-diabetesLos niños/as necesitan hacerse controles de azúcar en sangre a lo largo del día y siempre antes de las comidas, por lo que alguno de estos controles se lo deberán hacer en horario escolar. Por eso, el colegio deberá facilitar la realización de estos controles.


Un control de azúcar en sangre (GLUCEMIA) se realiza pinchando el dedo para poder obtener una gotita de sangre, sangre que recogida en una tira especial es leída por un medidor de glucosa en unos pocos segundos.

 

Las hipoglucemias o “bajadas de azúcar”

educación-docente-diabetes

Esto sucede cuando los niveles de azúcar en sangre están bajos, por debajo de 60 mg/dl.

Los niños/as con niveles de azúcar bajos, pueden estar somnolientos, sudorosos, pálidos, irritables, mareados, con hambre...

El nivel de azúcar bajo hay que tratarlo inmediatamente dando alimentos con azúcar como: zumo, agua con azúcar, pastillas de glucosa. 

No dar chuches para corregir hipoglucemias.

Si sospecha que el niño/a está con azúcar bajo “no debe dejarlo nunca solo”.

educación-docente-diabetes

 

El comedor escolar

Los niños/as con diabetes pueden quedarse a comer en los comedores como sus compañeros. Sólo alguna vez vamos a hacer ligeras modificaciones en el menú para ajustar raciones de hidratos de carbono planificado. Existen pautas para que, manejando el pan y la fruta como comodín, se puedan acoplar día a día a los menús.

Los cuidadores del comedor deben vigilar lo que realmente comen, para evitar hipoglucemias o hiperglucemias.

 

Los días de deporte

educación-docente-diabetesLa diabetes no incapacita al niño/a para hacer actividades físicas o realizar excursiones como el resto de sus compañeros, pero sí que hay que REALIZARLO en condiciones adecuadas, y estas deben conocerlas el profesor responsable de la actividad, para dar algún alimento adicional antes o durante el tiempo que se realice si fuese necesario. 

Una sencilla regla es tomar 10-15 gr de hidratos de carbono por cada 30-40 minutos de ejercicio. El profesor de educación física debería guardar suplementos de azúcar para tratar hipoglucemias. La familia les proporcionará estos suplementos de glucosa.

educación-docente-diabetes

Integración del niño/a con diabetes

Se tiene que aprender a vivir con la diabetes. La educación diabetológica nos va a dar los conocimientos necesarios para poderlo hacer.

El papel de la escuela es decisivo. Para el niño/a es muy importante cómo manejan sus profesores todas las nuevas situaciones en el colegio.

El niño/a con diabetes es un alumno como los demás y como tal debe de ser tratado. Es fundamental el contacto e intercambio de información entre familias y docentes.



Texto elaborado por Mª Angeles Cardiel y Graciela Porres, educadoras en diabetes

 

Fuente:

http://www.freestylediabetes.es/diabetes-escuela