Tag Archives: Escuela

Presentamos un nuevo imprimible que acabamos de sacar del horno: ¡UN MEMORY DE ANIMALES!

Seguramente ya habéis jugado alguna vez a un memory en clase. Si no lo habéis puesto en práctica nunca, consiste en poner todas las fichas sobre la mesa y observar la posición donde se encuentran, pasado un rato (¡el tiempo que vosotros/as decidáis!), las tendréis que girar de manera que no se vean los dibujos, y los niños y niñas deberán descubrir dónde se encuentran las parejas de cartas. 

Muy sencillo, ¿no? ¡Es la hora de jugar en clase!

¿La has ojeado alguna vez la revista Namaka? Si la respuesta es sí, seguramente sepas es una revista con muchísimas posibilidades. Cada mes trata un tema, de entre una selección de ámbitos muy diversos: el miedo, las casas, la música, el universo… 

Alrededor de este tema central encontramos un montón de actividades: cuentos, juegos, rompecabezas, propuestas súper rompedoras y terreno abonado para la creación. Por todo esto, estamos convencidos que Namaka es una revista perfecta para trabajar en el aula. ¿Te contamos cómo? 

Leer, ¡qué maravilla!

Namaka es una herramienta excelente para fomentar la lectura. Ofrecer a los niños propuestas mágicas, interesantes, divertidas y locas es jugar con ventaja. A través de las lecturas que encontramos en Namaka tendremos la oportunidad de generar gusto por la lectura, mientras trabajamos temas que interesan de verdad y provocan curiosidad en los niños. 

Aprender: un viaje apasionante 

La Namaka también es perfecta para aprender. Nos encanta ofrecer a los lectores de la revista la oportunidad de hacerlo a través de contenidos e ilustraciones muy atractivas, que entren por los ojos y enciendan en los niños la chispa de la curiosidad. ¿Qué tal si hacemos de estas lecturas una excusa para saber más? 

Jugar juntos 

¿Ya te hemos contado que en la Namaka también encontramos un montón de juegos y rompecabezas? En cada uno de los números también hay un montón de actividades para resolver juntos, en grupo o por parejas. ¿Qué te parecería un sudoku musical? En la edición digital de la revista encontrarás enlaces directos para escuchar canciones y ver vídeos que completan las actividades. También muchas más aventuras lúdicas para pintar, imaginar, adivinar y reír. ¡Reír mucho!

Inventar: ¡hola creatividad!

Otra manera de trabajar la Namaka en el aula es potenciando la vertiente creativa de los y las alumnas. La revista también nos permite abrir la puerta a la imaginación a través de la invención, el espacio de interacción entre compañeros mediante la conversación y la creación artística, con propuestas divertidas y locas para disfrutar y reír juntos. Una de las secciones de la Namaka permite a los niños escribir y dibujar el desenlace de una historia para participar en un concurso. 

Autora: Elisenda Castells

¡Nueva colaboración! Disfrutad muchísimo de los 5 consejos que nos trae Carla de @carlaoposita para estudiar oposiciones.


Prepararse las oposiciones puede parecer un camino sencillo al principio; pasar horas delante de los apuntes no resulta muy complicado. Pero opositar es mucho más que una excursión, es una aventura. Un camino largo de subidas y bajadas que requerirá por tu parte ganas, constancia, paciencia y trabajo

Por ello hoy os traigo 5 consejos para estudiar las oposiciones para docentes y no morir en el intento: 

1.Organización y planificación

Una oposición no tiene ningún sentido sin una buena organización y planificación detrás. Es necesario organizar y planificar tu día a día, tu tiempo laboral, personal y de estudio.

Horario escolar | Vector Gratis

En primer lugar, establece una rutina. Es importante que bloquees el tiempo; desde que te despiertas hasta que te vas a dormir, marca las horas que tienes ocupadas y las que tienes libres utilizalas para las oposiciones. 

Ilustración Objetivo PNG transparente - StickPNG

En segundo lugar, marca objetivos a largo, medio y corto plazo. En otras palabras, objetivos mensuales, semanales y diarios. Cuanto más concretos y reales sean, más fáciles serán de conseguir y, por lo tanto, tu motivación seguirá presente conforme los vayas consiguiendo. 

Planner PNG Images, Free Transparent Planner Download - KindPNG

Y, en tercer lugar, planifica tus semanas dedicando tiempo a todas las partes de la programación de manera que puedas llevarlo al dia (tanto la programación como el temario y la práctica) 

2.Un espacio de estudio agradable

Puede parecer una tontería, pero creeme que es un punto fundamental dentro de la oposición. Pasarás muchas horas sentado o sentada en la silla, delante de los apuntes, en un espacio que te hará sentir cómodo.
Por ello prepara un ambiente agradable, sin demasiados estímulos que te distraiga y donde te sientas a gusto. 

3.Lee, lee y lee

Durante la oposición, a parte de estudiar, te será muy útil leer mucho sobre educación. 

Empápate de libros, artículos, podcasts, blogs, sobre metodologías, sobre innovación, sobre todo aquello relativo a la docencia que te pueda aportar información para tus temas y supuestos prácticos, y para la programación didáctica

4.Cuídate

Si quieres conseguir un buen rendimiento durante tu camino como opositor u opositora se recomienda seguir un estilo de vida saludable. Mantener una buena alimentación y hacer ejercicio tiene numerosos beneficios sobre tu mente y se ha demostrado científicamente que el rendimiento mental aumenta en una situación de bienestar. 

Clipart brain brain power, Picture #425387 clipart brain brain power

5.Practica y practica

Estudiar, leer, memorizar… son procesos importantes para la oposición. ¡Pero no puedes olvidarte de la práctica!

Uno de los consejos que ofrecen numerosos preparadores/as de oposiciones es practicar e medida que estudias; ponte a ti misma en una situación real de exámen. ¿Tienes que estudiar tres temas? Haz un simulacro y escribe uno. Empieza a practicar supuestos prácticos. 

School Examination Icons - Download Free Vector Icons | Noun Project

Es importante situarse en circunstancias reales de examen (escribir temas en el tiempo que te darán el día de la oposición, realizar supuestos prácticos en el tiempo determinado como en el día de la prueba…) Recuerda que la práctica hace al maestro/a. 

Incorporar estas 5 rutinas en tu día a día en las oposiciones te acercará a tu gran objetivo. Pero recuerda siempre que lo más importante son las ganas, la constancia, la paciencia y el trabajo. Con una mezcla de estos componentes y una buena rutina de estudio conseguirás la plaza que tanto deseas. 

We Can Do It PNG Images, Transparent We Can Do It Image Download - PNGitem

Estamos encantados de presentaros a Raquel Ripoll, educadora social y terapeuta familiar. La podréis encontrar en su cuenta de Instagram bajo el nombre @educatnos y en su web dedicado al acompañamiento y orientación familiar.


Los conflictos son parte de nuestra vida y son una gran fuente de aprendizaje. Tener conflictos significa estar vivo, y lo mejor que podemos hacer es aprender a manejarlos, principalmente porque algunos son inevitables.

Vamos a centrarnos aquí en la resolución de conflictos de una forma respetuosa, en la que todos los implicados ganan y se llegan a acuerdos aceptables para todas las partes.

Así, vamos a ver cinco formas diferentes para resolver conflictos en el aula:

Reuniones de aula

Se trata de una oportunidad maravillosa para la gestión de conflictos de una forma democrática.

La idea es llevarlas a cabo unas tres veces a la semana en educación primaria intentando buscar un rato en el que los niños y niñas puedan estar concentrados y participar de forma activa, ya que de lo contrario no tendrá los resultados esperados. 

Una vez determinado cuál será el día y la hora de la semana en que realizaremos las reuniones de aula, vamos a llevarlas a cabo respetando la siguiente estructura:

  1. Nos sentamos formando un círculo.
  2. Ronda de agradecimientos y cumplidos. Vamos a pedir a todos los participantes que realicen un cumplido o un agradecimiento a los demás compañeros (no es necesario que sea a todos, pero sí es importante que al acabar la ronda todos los participantes hayan recibido algún cumplido y/o agradecimiento).
  3. Enfoque en soluciones. Es el momento de empezar con los conflictos que han surgido durante esos días. Empezaremos por orden cronológico, por lo que es útil tener una agenda en la que ir anotando los conflictos así como surgen para facilitarnos esta labor. Es necesario que enseñemos a nuestros alumnos qué significa “enfocarnos en soluciones”. Vamos a olvidarnos de buscar culpables y, juntos, vamos a generar una lluvia de ideas con todas las posibles soluciones que se nos ocurran. Después las iremos analizando una a una (tienen que ser respetuosas para todos, relacionadas con el problema, racionales y útiles) y entre todos, elegiremos la que nos parece más adecuada para revisarla en unos días, ver si nos ha servido, si no…
  4. Planear actividades. Después de centrarnos en la resolución de problemas, vamos a planear actividades divertidas que fomenten la cohesión del grupo.
  5. Actividad de cierre. Finalizar con una actividad divertida siempre nos deja buen sabor de boca y dejamos de relacionar la resolución de conflictos con algo negativo.

A tener en cuenta para que las reuniones de aula sean fructíferas:

  • No juzgamos.
  • No utilizamos la reunión para sermonear.
  • Creamos un objeto como símbolo para el que tiene el turno de palabra.
  • Confiamos en la capacidad de nuestros alumnos de resolver conflictos. Nosotros sólo seremos una guía.

Hay que tener en cuenta que es un proceso que lleva su tiempo de aprendizaje.

La rueda de opciones

Se trata de una herramienta con la que adelantarnos al conflicto y buscar desde la anticipación opciones para cuando éste aparezca.

Lo interesante de esta técnica es, por una parte, que reflexionamos sobre el conflicto desde la calma y, por otra parte, que las opciones parten de los propios niños, y serán ellos quienes decidan qué opción tomar en cada momento.

¿Cómo lo hacemos? 

  1. Hacemos una lluvia de ideas (con el alumnado) de qué podemos hacer cuando surge un conflicto.
  2. En una cartulina, dibujamos un círculo que dividimos en porciones (tipo quesitos) poniendo dentro de cada porción una solución que podemos decorar con un dibujo representativo. Ojo, cuanto más pequeños sean los alumnos, menos porciones tiene que haber. Siendo 3-4 porciones adecuadas para infantil y vamos añadiendo más según el grado de madurez de nuestro grupo.
  3. La dejaremos “a mano” y en un lugar visible para cuando la necesitemos. 

Tiempo fuera positivo

Como todos sabemos, los conflictos se abordan mejor desde la calma, por ello es importante enseñar a nuestros alumnos a calmarse ANTES de intentar solucionar cualquier conflicto que surja.

En contra de lo que muchos pueden pensar, el tiempo fuera positivo no es un rincón de pensar ni nada por el estilo. Esta herramienta está pensada para que los niños se sientan mejor, no peor. No busca en ningún momento hacer “pagar” por lo que han hecho.

Para ello, lo primero que tenemos que tener claro es que NUNCA se obliga al niño o la niña a ir, sino que se le invita y recuerda que tiene ese espacio si necesita calmarse antes de hablar de lo que ha ocurrido: “veo que estás muy enfadado, quizás quieras ir a tu rincón tranquilo (o como lo hayáis llamado)”.

El rincón en cuestión, vamos a crearlo con ellos, no nosotros solos. Les explicaremos que vamos a crear un rincón en el aula al que poder ir si estamos nerviosos y necesitamos calmarnos. En él es importante incluir algunos elementos que ayuden a nuestros alumnos y alumnas a recuperar la calma. También le vamos a poner un nombre todos juntos.

Cuando surja un conflicto, podemos invitar al niño o la niña a irse a vuestro rincón de la calma, si no quiere irse, podemos decirle si quiere que vayamos con él o ella. 

Una vez se haya calmado, podremos gestionar el conflicto en cuestión, aunque en no pocas ocasiones, el conflicto desaparece con este tiempo de enfriamiento.

Damos la vuelta a la sábana

El objetivo de esta dinámica es enseñar a trabajar desde la colaboración y la búsqueda de soluciones.

En un espacio amplio, y con un grupo de 10-15 personas, vamos a extender una sábana grande en el suelo y les pediremos a los participantes que se suban encima ocupando sólo la mitad de ella.

A continuación, les explicamos que su misión es darle la vuelta a la sábana sin que nadie se baje de ella ni pise el suelo.

Cuando terminamos, fomentamos la reflexión identificando las estrategias utilizadas, cómo lo han conseguido, cómo se han sentido…

Role playings

Se trata de representar con dos voluntarios una situación conflictiva (real o inventada) para que pongan en práctica los siguientes pasos:

  1. Planteamos el conflicto.
  2. Uno de ellos dice: “Me doy cuenta que… y me gustaría encontrar otra forma de solucionar esto que fuera buena para los dos”. Y le pregunta al otro cuál es su punto de vista referente al problema y cómo se siente. Escucha sin interrumpir ni juzgar a menos que sea para preguntar: “¿Algo más? ¿Alguna otra cosa? Cuando termine le retroalimenta de la siguiente forma “Si te he entendido bien, te sientes…porque…y te gustaría…”.
  3. Ahora se intercambian los papeles y repiten el punto 2.
  4. A continuación hacen una lluvia de ideas eligiendo una solución que sea aceptable para ambos por un período de tiempo corto (3-4 días, una semana). Se acuerda fecha de revisión y se agradece al otro que haya compartido sus sentimientos y pensamientos).

De esta forma enseñamos a nuestros alumnos a resolver conflictos de una forma asertiva y respetuosa en la que todos ganan.

Uno para todos es una película española estrenada en septiembre de 2020 que se enmarca en el género del drama y está dirigida por David Ilundain. Su protagonista es David Verdaguer y en el reparto también encontramos a Patricia López Arnáiz, Betsy Túrnez, Ana Labordeta y Clara Segura. 

En Uno para todos un maestro interino asume la tutoría del sexto curso de primaria de un pequeño pueblo que no conoce. Pronto descubrirá que debe llevar a cabo la ardua tarea de integrar de nuevo a un alumno que ha estado enfermo en el grupo. El problema más importante se lo encontrará al comprobar que sus compañeros no tienen deseo alguno de que regrese al aula. Pero, ¿por qué? La película trata de manera brillante el tema del acoso escolar desde una perspectiva inesperada. 

El argumento

Parece que, de primeras, la película rescata algunos de los tópicos de las historias en las que los profesores especiales hacen cosas especiales para sus alumnos. Provocan un cambio, mejoran sus vidas. Esto es cierto, en parte, pero… ¿qué pasa en esta película? El maestro interino (David Verdaguer) que viaja para cubrir una vacante en la escuela de un pueblo desconocido no solo tendrá que adaptarse a la vida del pueblo, sino que deberá resolver toda una serie de conflictos latentes en el aula y fuera de esta. 

A sus problemas personales (hace tiempo que no se habla ni con su madre ni con sus hermanos), tendrá que añadir la problemática de un niño acosador, que vive confinado mientras supera un tumor. La vuelta del alumno no será bien encajada por parte del resto de alumnos, claro, que durante mucho tiempo han sufrido el acoso.   

Un maestro nada idealizado 

La gran mayoría de historias legendarias sobre profesores nos muestran la cara y el perfil de personalidades modélicas. Aquí no es así. En Uno para todos, el personaje encarnado por Verdaguer es un tipo solitario, con problemas, hasta un poco amargado. Parece que no se siente a gusto ni con su oficio. Se aburre, pero con todo, ejerce la profesión con dignidad. 

Intentará que el alumno enfermo, sobreprotegido por su madre, regrese al aula, sin saber que este, antes del cáncer, había sido acosador. También conoceremos la historia de la alumna que había sido brillante, pero que ahora se rebela y desobedece.

¿Por qué os gustará ver Uno para todos

La crítica recomienda ver esta película a todos los alumnos, familias y docentes. A nosotros nos ha parecido un interesante hallazgo, que nos ha retrotraído a otra película estrenada ya hace unos cuantos años: La clase (2008) o Entre les murs de Laurent Cantet, en su día nominada a los Oscars como Mejor película de habla no inglesa. 

Se trataba, esa, de una película brillante que planteaba con acierto la situación de los alumnos en algunas aulas de la Francia contemporánea. Uno para todos es tan sincera y sobria como aquella, por eso nos parece una propuesta muy sugerente. Y aunque en algún momento sea previsiblemente azucarada, intenta huir de los tópicos, sin idealizar a ninguna de las partes. 

Plantea, de este modo, que alumnos, profesores y personas en general no tenemos la razón absoluta. No estamos posicionados en el blanco ni el negro, sino en una amplísima escala de grises en la que podemos coronarnos o actuar fuera de los parámetros de la ética. 




No ha sido un curso fácil, en absoluto. La pandemia por la COVID-19 nos ha puesto (y nos sigue poniendo) a todos a prueba. El curso terminó de manera repentina el 13 de marzo para la mayoría y ahora, cuatro meses después, tenemos muy pocas certezas encima de la mesa. De hecho, todavía no sabemos (ni podemos imaginar) cómo empezará el curso escolar 2020/21. 

Las órdenes no están muy claras y la presión que los docentes han recibido ha sido mayúscula. Por un lado, un montón de directrices poco firmes desde arriba. Por el otro, la intensidad de un curso para nada normal, en el que los niños/as y las familias han sufrido mucho.

Y a todo esto hay que sumar, claro, la situación personal de cada uno. Si para la mayoría no ha sido fácil, ¿qué decir de las personas que han sufrido la COVID-19 en su propia piel o en la de sus familiares?

Pero el verano ha llegado puntual. Y el verano es para descansar, disfrutar en familia y quizá ir a algún sitio de vacaciones. Aunque este año todo será un poco distinto. Sea como sea, no debemos perder las ilusiones ni el horizonte y hacer que la calma sea la protagonista de estas semanas que tenemos por delante, sabiendo que tenemos derecho a disfrutar del verano. 

Por todo esto, docentes, os proponemos unas cuantas actividades que no os podéis perder. Porque, ahora más que nunca, os lo merecéis. 

1. Reencuéntrate con los pequeños placeres. Este año promete ser muy distinto. Muchas personas saldrán de casa y verán cumplido el sueño de ir a un lugar que les gusta, pero muchas otras ya han decidido dejar para más adelante las vacaciones fuera de casa. Aprovecha para revivir los pequeños placeres del verano, aunque sea desde tu hogar. Sal al balcón o a la terraza a comer un helado, observa las estrellas, visita el mercado de tu pueblo, contempla el amanecer (y el atardecer), regálate el capricho de no hacer nada...

2. (Re)descubre el país. Quizá no podamos hacer un gran viaje, pero míralo por el lado bueno. Por fin tienes la oportunidad de conocer de cerca tu país. Aprovecha ahora para organizar esa excursión que siempre has querido hacer y para la que nunca has tenido tiempo, aunque sea al lado de casa. Te darás cuenta de que vives rodeado de un montón de lugares bellos. 

3. Inventa una fiesta. Ahora no podemos celebrar grandes fiestas, pero sí que podemos celebrar grandes cosas. Como que estamos juntos, que el huerto nos está dando unos tomates riquísimos o que nos gusta el verano más que ninguna otra época del año. Cualquier motivo puede ser bueno para celebrar, aunque sea en casa. 

4. Mira y remira la naturaleza. Esta primavera no la hemos vivido. Salir ahora y contemplar los paisajes de verano y la naturaleza, a menudo tan salvaje y rebelde, es una experiencia que merece la pena vivir. Observa y siente los poderosos efectos de su bálsamo en calma y en todas las tonalidades de amarillo.

5. Lee (mucho). Es una recomendación que no puede faltar en una lista de recomendaciones para disfrutar del verano. Pero este año, más que nunca, el verano es el mejor momento para viajar sin salir de la hamaca. Elige tus temas y autores favoritos: vivirás mil historias que te compensarán. 

6. Fórmate a distancia. ¿Tú tampoco puedes parar? Si es así, descansa un poco… ¡pero también fórmate! Estas semanas son perfectas para participar en cursos de verano a distancia. Nosotros te esperamos en Educación Docente a partir del 2 de septiembre. 

7. Organiza una noche astronómica. Como cada año, coincidiendo con San Lorenzo, allá por el 10 de agosto, se espera una magnífica lluvia de Perseidas. Regálate el placer de contemplar las estrellas mirando al cielo. Casi todas las noches de verano son perfectas para soñar bajo la luna. 

8. Cocina de verano. Si para ti cocinar es un momento de magia y tranquilidad, aprovéchalo. Seguro que durante el confinamiento también te has hecho un gran chef. ¿Qué tal si sigues probando ahora con las recetas de verano? 

9. Relájate. A veces apetece, sencillamente, no hacer nada. ¿Recuerdas cuál fue la última vez que te sentaste en el sofá para descansar? Cierra los ojos. Si eres activo e imparable seguro que te cuesta un poco. Pero verás que el sencillo gesto de no exigirte nada te da la paz que tanto añoras. ¿O también se te había olvidado?

10. Exprésate. No son pocas las personas que durante todo este tiempo han querido hacerse fuertes. También los docentes. Aprovecha estos días de verano para abrir tu alma a nuevos campos de expresión. Pinta, dibuja, canta, baila y expresa todo lo que te habías guardado dentro.

Calma, disfruta y ¡feliz verano!

4 Comments

El día 13 de marzo, casi todas las comunidades autónomas gestionaron el cierre de todos los centros educativos del país. El día siguiente, el Gobierno de España anunció el decreto de Estado de Alarma a causa de la crisis sanitaria por la COVID-19. Comenzaba un confinamiento largo y difícil que ha truncado el tercer trimestre del curso 2019/20. 

Durante siete semanas, las Consejerías de Educación ha emitido diferentes órdenes. Una de las últimas, poner en marcha el tercer trimestre en la modalidad online. De este modo, la mayoría de alumnos de infantil, primaria y secundaria se encuentran ahora mismo siguiendo el curso, pero desde casa. 

Los docentes son la otra parte indispensable de esta ecuación. Después del desconcierto de los primeros días, muchos ya se pusieron en marcha para ofrecer a sus alumnos mensajes de apoyo y contenidos para que, pese a las circunstancias, estos tuvieran la oportunidad de seguir con los aprendizajes.

Pero, ¿qué nos cuentan los docentes? ¿Cómo viven y de qué modo les afecta la situación actual? Y en un futuro, ¿cómo seremos capaces de reiniciar el curso 2020/21? 

Un confinamento precipitado 

Lo cierto es que el  confinamiento nos pilló a todos desprevenidos. “Nosotros supimos algo del cierre de la escuela por los medios de comunicación antes que por el Departamento. Con tanta precipitación, no pudimos prever nada: ni coger materiales, ni pensar más allá. Creímos que el confinamiento pasaría deprisa”, cuenta Marta, docente de la etapa de Infantil y Jefa de estudios de una escuela de Primaria. “Cerramos la escuela con la sensación de mandar al alumnado a casa sin ninguna explicación ni recomendación”.

Pronto se abrió una etapa nueva, con la necesidad compartida, por parte de docentes y familias, de ponerse en contacto: de hacerse llegar mensajes de ánimo y de gestionar, de la mejor manera posible, la transferencia de conocimiento. “La conexión online con el alumnado despertaba en todos nosotros inquietud, pero también oportunidades de aprendizaje”. 

Atender, escuchar y cuidar 

La escuela es un espacio insustituible para la socialización y el aprendizaje en igualdad de oportunidades. Los docentes pronto se dieron cuenta de que era necesario ponerse a trabajar, desde casa y en unas circunstancias complicadas, para atender a todos los alumnos, pero especialmente a todos aquellos que no tienen un entorno preparado o tienen dificultades para acceder a las nuevas tecnologías y, por tanto, de seguir los aprendizajes propuestos desde la escuela, a distancia.

“El inicio del tercer trimestre se daría en confinamiento, así que tuvimos la necesidad de hacer un diagnóstico de la conectividad y dispositivos de las familias. Vimos que la tarea no sería nada fácil, ya que muchas familias ni tan siquiera respondieron la encuesta y tuvimos que contactar telefónicamente, escuchar historias complejas y constatar que la diversidad de las familias y el alumnado (como intuíamos) era significativa. Uno de nuestros objetivos en estos momentos difíciles tenía que ser cubrir esta brecha”, explica Marta. 

En la escuela, y en esto coinciden muchos docentes, se han encontrado con dificultades para usar las nuevas tecnologías, a las que no estaban acostumbrados. “Las realidades familiares de cada docente también son muy diversas y es evidente que, aunque todos quieren estar a la altura, todos estamos adaptándonos a la situación. Si es que hay una adaptación posible, ante una situación tan desconocida como la que estamos atravesando”, concluye Marta. 

El caso de Núria no es tan distinto. Ella es docente en un centro de Educación Especial en el que atienden alumnos de las etapas de infantil, primaria y secundaria de una gran ciudad del área metropolitana. En este caso tenían claro que el primer contacto tenía que hacerse por teléfono, con la voluntad de atender de manera individualizada casuísticas muy diversas. 

“Primero hicimos un buen estudio inicial de las necesidades y capacidades que teníamos. A partir de ahí, cada docente y especialistas del centro han ido ofreciendo actividades semanalmente, retos o recursos de acompañamiento para las familias, según la demanda de cada una de ellas, acompañadas siempre de una llamada de teléfono semanal y de comunicación diaria vía -mail. Esto los que disponen de ordenadores o tabletas, ¡que no son todos! Por suerte ,todos tienen teléfono”. Núria cuenta que en algunos casos la comunicación se establece a diario. “Además, de manera global, todo el claustro ha ido creando recursos de apoyo emocional para todos los niños y niñas, tanto en formato visual como auditivo”. 

Familias: muchas realidades complejas

Hay tantas familias como realidades posibles. Marta tiene muy presente que “como escuela pública tenemos que trabajar para evitar una fractura social que deje atrás a alumnos con una situación socioeconómica desfavorecida”.

Las diferencias y dificultades de muchas familias se hacen todavía más patentes en el centro de Núria. A pesar de todo, cuenta, “la gran mayoría de familias están muy agradecidas, sobre todo por las llamadas. En cuanto a recursos, nos vamos adaptando según demanda. Intentamos que sea material de soporte y ayuda, para no angustiar a las familias. Son momentos complicados, con situaciones muy diversas en cada hogar. El apoyo emocional es muy importante, pero desde una perspectiva del apoyo positivo”. 

En el centro de Marta son muy conscientes de la gran implicación de padres y madres. “Los que han podido, han incorporado la tecnología como herramienta básica de aprendizaje. Somos conscientes del esfuerzo que supone para las familias el apoyo en las tareas educativas. La edad de los alumnos condiciona su grado de autonomía. Nuestros alumnos necesitan supervisión y apoyo en muchas actividades de aprendizaje”. 

A la inquietud actual sobre cómo finalizará este curso, hay que añadir la de cómo iniciaremos el siguiente. La incertidumbre probablemente sea una de las peores compañeras de esta crisis que nos afecta a todos los niveles y no només en la vertiente educativa. 

En el centro de Joan Manel, situado en la provincia de Tarragona, la respuesta de las familias ha sido muy diversa. Y explica, “hemos tenido un poco de todo. Des de familias que han devuelto todas las actividades propuestas, hasta familias que no han enviado nada, muy a pesar de haber contactado con ellas y no manifestar ningún problema aparente”. 

Él echa de menos especialmente el vínculo que establece con los alumnos. “Poder dar apoyo al momento a los alumnos”, señala. “El vínculo emocional con ellos. Asegurar que nadie se queda al margen de nada”, algo que ahora, en la distancia y con las dificultades tecnológicas y comunicativas de por medio, resulta sencillamente imposible. 

Secundària: puede continuar la vida normal? 

Parece evidente, desde hace días, que la vida ‘normal’ entendida como la entendíamos antes ya no regresará. No hasta que la pandemia esté completamente controlada. Un punto que no llegará hasta que no se pueda poner en marcha la denominada ‘vacunación masiva’. 

Lo que empezó como una situación caótica no se ha terminado de resolver. Mercè, profesora de lengua catalana y literatura en 1º y 2º de la ESO, lo explica así: “La última semana fue un poco complicada. Por un lado, ya corrían noticias de cómo se extendería la COVID-19, sobre el cierre de centros, que ya se había hecho efectivo en algunos países con pocos casos; se había celebrado un claustro extraordinario a la hora del recreo para explicar qué medidas se pondrían en marcha para evitar el contagio y todo hizo que, entre una cosa y la otra, hubiera nerviosismo, tanto entre los alumnos como entre los profesores. La falta de información tuvo ahí un papel determinante”. 

Y añade: “Hay que tener presente que el mismo día del cierre había salido en prensa la noticia de que a partir del lunes 16 se cerrarían los centros educativos. Al final, como ya sabemos, fue el mismo 12 de marzo cuando se anunció que al día siguiente se cerraban todos los centros. La decisión tomada a última hora de la mañana, poco antes de que terminaran las clases, no nos permitió organizar nada. No hubo tiempo para reuniones, para comunicarnos con los alumnos, ni con las familias. Personalmente tuve la sensación de falta de previsión”. 

Clases online y exámenes virtuales

A pesar de la situación y la incertidumbre, la actividad educativa se puso en marcha casi en seguida, en el Instituto de Mercè. “Con 2º de Bachillerato seguimos trabajando los contenidos establecidos de manera inmediata. El mismo lunes 16 de marzo me comuniqué con ellos para decirles que era necesario adaptarnos a la situación y que no podíamos esperar a recibir instrucciones. Por tanto, preparé material para trabajar online y lo colgué en Moodle. La primera semana empezamos ya con las clases online. Hemos avanzado materia y hasta hemos hecho un examen. En general, creo que lo estamos consiguiendo. La calidad del trabajo no es la misma, pero estoy bastante satisfecha”. 

Però Mercè y sus compañeros tenían claro que el apoyo académico que ofrecían a los alumnos en cuanto a contenido no podía funcionar sin apoyo emocional: “Antes de las vacaciones de Pascua acordamos hacer trabajo de tutoría. Por este motivo, organizamos una clase de tutoría online, los escuchamos y recogimos sus inquietudes para programar un acompañamiento más personalizado y sistematizado. Desde ese momento, todas las semanas empezamos con una sesión de tutoría online, donde revisamos las tareas, damos pautas para la organización, escuchamos inquietudes y dudas e intentamos resolverlas. Ahora también hacemos sesiones de tutoría individual con alumnado  familias”. 

La problemática de los alumnos con dificultades también se ha tenido que resolver en secundaria: “Estamos haciendo un seguimiento de los alumnos y detectando a todos aquellos que no tienen medios, ya sea ordenador o acceso a internet; el centro, en coordinación con el Departamento de Educación, se está encargando de proporcionarles las herramientas, dicen que esta semana las tendrán. A algunos les hemos hecho llegar las actividades en papel, pero son una minoría. La mayor parte de este alumnado tiene otras carencias a nivel social, familiar, que hacen que la intervención con ellos sea muy compleja y complicada”. 

Colaboración y apoyo entre docentes

En el caso de Mercè, que es profesora de Secundaria, el sistema de coordinación se hace por departamentos y a nivel de tutoría, con los tutores. Esto les ha permitido compartir actividades, elaborar nuevos criterios de evaluación y una rúbrica de evaluación. Durante estos días han compartido herramientas, pero también inquietudes. A nivel de equipo docente también se preparan actividades, se comparten aprendizajes y materiales.

Las plataformas que usan para comunicarse son las mismas que los maestros de Primaria: correo electrónico, Drive para los materiales y Meet o ZOOM, para las reuniones online. 

Sin embargo y en resumen, todos los docentes comparten la opinión de que este sistema ideado de manera improvisada funciona con dificultad. “La tarea docente va mucho más allá de explicar, pedir tareas y corregir. Hacer toda la tarea de acompañamiento es muy complicado en las condiciones que tenemos. Las situaciones individuales de cada alumno son más diversas que nunca y no podemos garantizar que todos realicen los mismos aprendizajes”, señala Mercè. 

Por otro lado, recuerda que no todos los docentes están en la misma situación. Ellos también están confinados con sus familias y algunos tienen hijos pequeños, que requieren atención. “Tenemos, además, la inquietud profesional de no poder alcanzar los objetivos con todo el alumnado, por no hablar de las dificultades derivadas del uso de las nuevas tecnologías. No es una situación fácil para nadie. Tampoco para nosotros”. 

Docencia, futuro y retos

El mayor reto para los docentes llegó el pasado mes de marzo, en forma de crisis sanitaria. Poco podíamos imaginar que el curso escolar 2019/20 sería tan y tan complicado. Mercè está llena de dudas (¿y quién no?), pero concluye esta entrevista con una idea clara: “La educación es la base de la sociedad y la acción educativa no se puede atender únicamente desde la escuela. Hay que trabajar en complicidad con las familias y los gobiernos tienen que apostar de manera definitiva y clara por un educación pública de calidad, y esto significa dedicar recursos, a la educación formal, a la no formal, pero también tener unas políticas sociales que permitan la conciliación familiar y laboral”. 

Habrá que aprender a valorar, por otro lado, la tarea que hacen las familias desde casa, reconocer las bondades del teletrabajo… “A valorar las cosas del día a día y finalmente, a reflexionar sobre la necesidad de tener unos recursos públicos de calidad al alcance de todos”. 

** Gracias a la colaboración de todos los docentes que han dado su punto de vista para la elaboración de este artículo con sus valiosísimas opiniones y experiencias ** 

Practicar Mindfulness o cultivar la atención plena puede aportarnos muchos beneficios. Hay investigaciones al respecto, de hecho, que demuestran que practicar Mindfulness cada día nos ofrece muchas ventajas, tanto en el plano físico como mental.

Esta es una práctica que podemos adquirir juntos, con los niños, tanto en casa como en la escuela. Pero, ¿puedes imaginar cuáles son los beneficios del Mindfulness para niños y niñas? Aquí te presentamos cinco muy importantes.

educacion-docente

La regulación emocional se puede aprender en el colegio y de hecho, es muy útil para los niños y niñas que se encuentran en fases de transición. Una sesión de atención plena o Mindfulness puede ayudarlos a concentrarse y calmarse durante toda la jornada. Todos tenemos emociones aflictivas: reconocer y acoger a los niños y niñas en esta realidad les conducirá a la superación y por tanto, les ofrecerá herramientas para el presente y el futuro.

 

educacion-docente

Hay niños y niñas que reconocen las sesiones de Mindfulness como espacios de calma y relajación frente a las rutinas y el estrés diario. Un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) concluye que el Mindfulness puede ayudar a los estudiantes en riesgo de problemas de salud mental. Practicando la atención plena, ofrecemos a los niños y niñas de hoy técnicas para reducir la ansiedad y el estrés en los jóvenes y adultos del mañana.

 

educacion-docente

La falta de concentración hace que los niños y niñas cometan errores y que la calidad del trabajo se reduzca. El Mindfulness es una actividad muy útil para reforzar la capacidad de los niños y niñas para concentrarse. Así consiguen conectarse con ellos mismos y también con el resto. Uno de los ejercicios puede ser el de concentrarse en el aire entrando y saliendo por la nariz o el de escuchar atentamente un sonido con los ojos cerrados y volverlos a abrir cuando ya no se escuche.

 

educacion-docente

Tomar conciencia del propio cuerpo, notar qué nos dicen las piernas, el estómago o las piernas es otra de las ventajas que nos proporciona el Mindfulness. La atención plena nos ayuda a escuchar a nuestro cuerpo y nos ofrece la posibilidad de transmitir a los niños y niñas la importancia de cuidar de su salud. Bailar es una de las actividades que más nos sirven para conectar con nuestro propio cuerpo y a expresarnos libremente.

 

educacion-docente

El ritmo trepidante de la vida a menudo nos deja saborear el momento y contemplar, con los ojos y con el alma, aquello que hay vello en las cosas. Observar atentamente el rojo intenso de las amapolas o bien prestar atención a palabras bonitas, que nos gustan y que suenan bien, son actividades que nos pueden ayudar a redescubrir la belleza que nos rodea.

educacion-docenteMarta, nos habla de Mindfulness en muchos ámbitos de la vida para que los adultos regulen los niveles de estrés y las emociones. Pero, ¿lo podemos aplicar también en el aula? ¿Qué beneficios puede tener para los niños y niñas?

Actualmente el Mindfulness es una revolución y diferentes investigaciones han demostrado su eficacia frente a enfermedades, trastornos psicológicos, reducción del estrés... Aunque se empezó a utilizar dentro de un contexto clínico, hoy en día se aplica a diferentes ámbitos, entre ellos el educativo.

Cada vez más, nos encontramos un incremento de alumnos con falta de atención, hiperactividad, desconcentrados, inseguros y con poco interés. La práctica del Mindfulness de manera regular aporta a los alumnos beneficios cognitivos, físicos, de desarrollo personal y relacional, ya que, por ejemplo, mejora la memoria, hace crecer la creatividad, disminuye el estrés, promueve el pensamiento positivo y la confianza en uno mismo, aumenta la resistencia a la distracción y la presión social, favorece la adquisición de habilidades sociales, entre otras.

Introducir las técnicas de Mindfulness en el aula es un reto innovador. ¿Cuáles son los resultados que podemos notar a corto y largo plazo?

En un primer momento podemos notar sobre todo una disminución del estrés y la ansiedad y un aumento de la sensación de calma. A largo plazo los beneficios de la práctica del Mindfulness son varios. Por ejemplo, como la práctica promueve el conocimiento, los alumnos trabajarán mucho el conocimiento tanto de las propias emociones como las de los demás y aprenderán a gestionarlas. Esto creará un mejor clima en el aula y una mejora de las condiciones de aprendizaje.

El Mindfulness es una experiencia que podemos compartir con los alumnos. ¿Cómo puede ayudar a los docentes?

somdocents-mindfulness

Hoy en día los docentes estamos sometidos a altos niveles de presión que hace que puedan aparecer varias patologías como la ansiedad, la depresión o el insomnio, y esto afecta tanto al docente que lo sufre como a la calidad de la enseñanza.

La práctica regular del Mindfulness da herramientas a los docentes para hacer frente a los problemas diarios que se pueden encontrar y ayuda a mejorar su calidad de vida y su bienestar. Esto repercutirá en la relación con los estudiantes y los compañeros, hecho que favorecerá un entorno educativo óptimo y una mejora del aprendizaje.

¿Son adecuadas y útiles las técnicas de Mindfulness aplicadas en Educación Infantil? ¿Cómo puede favorecer a los niños y niñas más pequeños?

Sí que son útiles, ya que ayudan a los niños y niñas a parar, respirar y tomar consciencia de ellos mismos y de sus emociones. Además, la práctica es la clave del éxito. Por eso, cuanto antes empecemos mejor, ya que conseguiremos introducir el Mindfulness dentro de su rutina y esto aumentará su bienestar físico y psicológico. Eso sí, hay que encontrar herramientas adecuadas a la edad de los niños/as.

La incapacidad de los alumnos para concentrarse y estar atentos es una de las principales dificultades a la que hoy nos enfrentamos. ¿Cómo nos/les puede ayudar el Mindfulness?

Antes de nada hay que tener claro que el Mindfulness no es ningún remedio a las dificultades o trastornos que puedan sufrir los alumnos como el impulso de no parar, la impulsividad..., pero sí que puede ayudar a abordarlos de otra manera.

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!

Ahora impartes el curso Mindfulness en el aula a través de Educación Docente. ¿Qué podemos encontrar y para qué nos puede ayudar como docentes?

El objetivo principal de este curso es formar a los docentes para utilizar el Mindfulness en el aula para favorecer el aprendizaje de los alumnos. Durante el curso se darán a conocer los principales beneficios de la práctica del Mindfulness tanto para los alumnos como para los propios docentes, y como esta influye en la educación emocional. A través del marco teórico y de diferentes recursos y actividades, los docentes obtendrán herramientas y estrategias para introducir esta práctica en su día a día.

¿Es fácil introducir pequeñas rutinas en el día a día? ¿Cuál es para ti la más importante o imprescindible?

Lo más importante, para empezar, es buscar un lugar adecuado y encontrar un rato al día para dedicarnos a nosotros mismos. Por ejemplo, una vez finalizado el curso que ya tendremos herramientas, podemos dedicar cada día 20 minutos a realizar una de las prácticas que se explican. Hay que darnos tiempo para poder evaluar los beneficios y sobre todo y muy importante, no juzgarnos. La práctica no es fácil, y menos al principio, no estamos acostumbrados a parar y escucharnos, esto mejora con los días. Por tanto, tenemos que ser benevolentes, reconocer que nos hemos distraído o que ha sido difícil y aceptarlo, sin juzgar.

¿Estas técnicas se pueden trasladar a las familias? ¿Cómo podemos compartirlas?

De hecho las prácticas se pueden realizar en familia, siempre buscando actividades adecuadas a la edad de los hijos y que sean motivadoras. Tenemos que pensar que nuestros hijos son un reflejo de nosotros mismos, allí donde ellos se miran, y por tanto les tenemos que proporcionar un buen ejemplo. ¡Practicar con ellos es una rutina fantástica para toda la familia!

¿Cuál es el futuro del Mindfulness en las aulas? ¿Cómo están empezando a trabajar los docentes?

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!Cada vez más escuelas se interesan por la práctica del Mindfulness como una herramienta para hacer frente a las dificultades de las aulas y para mejorar la educación emocional del alumnado. Pero tenemos que ser conscientes que necesitamos una formación previa para poder llevar a cabo una práctica de manera correcta y que, igual que pasa con las familias, los docentes tenemos que ser un ejemplo para nuestros alumnos. Así pues, tenemos que empezar a introducir el Mindfulness en las aulas, pero sobre todo en los claustros.

educación-docente-infancia

¿Y por qué fue tan importante este hecho? Porque desde entonces, la infancia fue considerada un sujeto de pleno derecho, en lugar de un objeto de protección. Lamentablemente, la Convención sobre los Derechos del Niño es insuficiente, por el solo hecho que en muchos países los derechos del niño no están garantizados. Entonces hay que aportar nuestro grano de arena y trabajar para concienciar a nuestros niños y adultos sobre la importancia de luchas por la consideración real de los derechos de todos los niños y niñas del mundo.

educación-docente-infanciaHoy, además, nos hemos propuesto ofreceros algunas claves que como padres, abuelos o docentes podemos poner en práctica para disfrutar de una infancia feliz con los niños y niñas.

  1. Amor incondicional. Demuéstraselo. Tantas veces como sea necesario. Las palabras son importantes, pero también lo son las caricias, los abrazos, las sonrisas, las cosquillas, las miradas, los juegos compartidos…

 

  1. educación-docente-infanciaDedícale tiempo. Estamos atareados, tenemos mucho trabajo y mil tareas por hacer, sí. Pero hay que dedicar tiempo a los niños procurar que tengan tiempo libre y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. ¿Quizás un paseo por la naturaleza? ¿Quizás contemplar estrellas?

 

  1. educación-docente-infanciaEstimula su aprendizaje. Anímale a aprender, a leer y hazlo tú también. Los niños y niñas se reflejan en los adultos, que son sus referentes. Escucha sus gustos, observa sus habilidades… ¡fomenta sus pasiones!

 

  1. educación-docente-infanciaAyúdale a crear y cuidar las relaciones. Con los padres, claro, pero también con sus hermanos, abuelos, tíos, amigos… Tiene que aprender a compartir, a ser empáticos y a convivir con las personas que le acompañarán toda la vida.

 

  1. educación-docente-infanciaCuida su salud. Cuida su salud física y psíquica, fomentando los buenos hábitos, un sueño y una alimentación saludables. Son indispensables para crecer sanos ahora y para contar con una buena salud en el futuro.

 

  1. educación-docente-infanciaEscuchad las emociones. Aprender a reconocer y gestionar las emociones es importante, tanto para los adultos como para los niños y niñas. Pero hay que escucharnos, escucharlo y ayudarlo a comprender qué pasa en su cabeza y en su corazón cuando se siente triste, cuando se enfada, cuando está contento o cuando tiene miedo.

 

  1. educación-docente-infanciaDéjalo ser un niño/a. Dale tiempo y espacio para ser un niño/a. No le hagas partícipe de los problemas de los adultos, pero aprende a encontrar el equilibrio, para no esconderle las cosas importantes que suceden en casa, en su entorno o en el mundo.