Tag Archives: Mindfulness

Artículo de Alba López (@rincondelacalma)

Conceptos básicos

Cada vez, somos más conscientes de la importancia del desarrollo integral. Un desarrollo, que pasa por atender todas las dimensiones del ser humano y que podemos resumir en tres: razón, emoción y acción. Desde pequeños, nos enseñan a ser académicamente eficientes y a pesar de los intentos (al transmitirnos la importancia de los valores, cuidados físicos, etc.), no nos enseñan a ser felices; a cuidar nuestra mente y nuestros pensamientos, a consolarnos, animarnos a seguir, perdonarnos, valorar y cuidar lo que sí somos y tenemos, etc. 

Esto se debe a que se prioriza la formación laboral sobre la personal porque, quizás no se tuvo en cuenta que si no vamos a disfrutar ese trabajo, si no vamos a ser capaces de “surfear” las crisis, gestionar nuestros desbordamientos emocionales, e incluso, si no tenemos las herramientas y el espacio para conocernos y saber qué nos hace felices, qué nos llena, a qué queremos realmente dedicarnos y quienes queremos ser, ¿de qué nos sirve estar tan académicamente preparados?

Estar cualificados no basta.

¿Para qué ser astronautas o ingenieros astrofísicos, si no vamos a saber cómo lidiar con la añoranza al estar lejos? ¿Cómo afrontar los retos o superar los obstáculos que nos vayamos encontrando en el camino? ¿Cómo volver al equilibrio cuando lo perdamos o cuáles son nuestros valores? aquellos que nos permitirán mantenernos motivados durante todo el tiempo que trabajemos, para que podamos apoyarnos en ellos, cuando necesitemos recordar lo que nos hizo empezar ese camino y además vivir y actuar en coherencia.

Tanto nuestra sociedad como nuestro sistema educativo piden un cambio a gritos. Pero pasar a una educación más consciente, amable y respetuosa, requiere de una parada individual en nuestro piloto automático y una apertura ante nuevas formas de ser y hacer como grupo, que por lo general, al requerir de tiempo y esfuerzo, nos incomodan. 

Si ya es difícil ser humanos, en una era de quehaceres, prisas, frustraciones; a los docentes la situación se nos complica. Teniendo la profesión más bonita del mundo, carecemos de herramientas suficientes para soltar nuestras mochilas personales en la puerta de nuestra clase. 

Sumado a la aceleración y la burocracia, son muchos los estudios que demuestran que la docencia es una de las profesiones con más alto porcentaje de desgaste profesional.

Muchos compañeros y compañeras acaban transitando literalmente “achicharrados”, en un camino que empezó siendo pura vocación y emoción. Y no porque no sean buenos docentes, sino porque no tuvieron suficientes herramientas para evitar ese desgaste. No obstante y afortunadamente, nos adentramos cada vez más en un proceso de transformación, en el que de manera general, toda la sociedad y comunidad educativa, en particular, se da cuenta de que es igualmente importante cuidar el cuerpo, la mente y el corazón. 

En nuestro caso, no únicamente disfrutar más y mejor de nuestra vida y evitar desgastarnos profesionalmente, sino también para poder ofrecer esas herramientas preventivas a los que serán los adultos del mañana; la futura generación.

Este cambio empieza en uno mismo, puesto que no podemos hacer de guías en lugares en los que nunca hemos estado. En un proceso de búsqueda constante de estrategias para mantener el equilibrio, la salud integral y desarrollar nuestra Inteligencia Emocional, para afrontar la vida con más consciencia, desde una postura más calmada, discernida y con mayor perspectiva para actuar.

Se ha demostrado y así lo transmiten diversos estudios de Neurociencia en la actualidad, que uno de nuestros mayores aliados, en la vuelta al equilibrio o la calma, y como estrategia de prevención y entrenamiento en inteligencia emocional y salida del piloto automático, bucles mentales o respuestas de estrés prolongadas, es el Mindfulness.

Una práctica meditativa frente a la que en ocasiones nos mostramos escépticos, bien por mitos, por desconocimiento, o bien porque nos produce confusión el término. Mindfulness es un término traducido del inglés, que a su vez proviene del Sánscrito y del Pali-Sati.

Definimos el Mindfulness

Además, al tener distintas acepciones o definiciones, dicha confusión, puede aumentar, pero en cualquier caso no podemos desvincularlo de la meditación.

  • Por un lado, es el corazón de cualquier práctica meditativa, ya que para darte cuenta de cómo estás o familiarizarte con lo que elijas, necesitas poner atención plena al momento presente.  
  • Por otra parte, teniendo en cuenta los distintos tipos de meditación existentes, sus orígenes y el “rechazo” que desafortunadamente en Occidente provocaba el término meditación, surge un tipo de meditación occidental llamado Meditación Mindfulness de la mano de Jon Kabat-Zinn entre otros, que aunque deja a un lado el contexto, ideología e historia que hay detrás de la meditación Vipassana, no deja de tener origen en ella. 

Finalmente, tal y como podemos observar en la imagen, como resultado de un proceso de introspección a través de la meditación, se llega a un estado de mayor consciencia, a un estado “Mindful”. 

Digamos que das un paso más, porque no es lo mismo estar atento o atenta a algo, que ser consciente de ello y pasas a tener más conexión contigo y con el resto. Dependiendo del lugar en el que te encuentres o de la práctica/ escuela que sigas, lo llamarás de formas distintas (Mindfulness / Consciencia plena / Samadhi / Nirvana).  

Esta práctica, con el tiempo, nos permite ser plenamente conscientes de quienes realmente somos, cómo somos, de todo lo que nos rodea y de aquello que de forma consciente o inconscientemente hacemos. Si nos detenemos a reflexionar sobre ello, vemos que solo así, podemos conocernos de verdad, perdonarnos y perdonar a los demás, pasar de la reacción a la acción con sabiduría, templanza, empatía y amabilidad, conectar con nuestros valores, ser nuestro propio refugio, querernos mejor y tener mayor conexión con los demás.

Crearemos en el día a día pequeñas dosis de bienestar y forjaremos de forma consciente, el ser humano que queremos ser; puesto que al nacer, la vida nos es dada, pero no del todo hecha. Podemos decir, por tanto, que el Mindfulness es bueno para ti, para el mundo y para tus alumnas y alumnos, permitiéndonos caminar juntos hacia una labor docente más consciente y feliz para todos y todas.

  ¿Te animas a empezar? 


Durante varias semanas, niños y niñas han vivido una situación que los adultos nunca les habríamos podido contar. No entraba en nuestros planes. Ni la película más inverosímil podía prever un contexto como el presente.

Esto nos hace difícil comprender y avanzar cuáles serán las consecuencias psicológicas a largo plazo. Hablamos del confinamiento y de todas las medidas de protección personal e higiénica que hemos tenido que aplicar a nuestra vida, sin hacer demasiados cálculos ni previsiones. Y que los niños, en su mayoría, han asumido ya como normales.

¿Y cómo nos hemos cuidado durante estas semanas? ¿Cómo han vivido los más pequeños este período raro? Es cierto que en muchos han aflorado emociones como el miedo, el desconcierto, la intranquilidad, la frustración… 

Más allá de las obligaciones, debemos ofrecer a los niños espacio para la expresión. Contarles qué está sucediendo y también cuidarles. Cuidar de su salud mental y dejarse ayudar con algunas prácticas que pueden resultar muy útiles. Hoy hablamos de relajación, mindfulness y yoga. 

La relajación, una práctica muy necesaria

Si bien todos sabemos que los niños necesitan jugar y moverse, también debemos tener presente que necesitan momentos de relajación. Tener tiempo para estar tranquilos, calmarse y descansar. Hay un montón de juegos que pueden contribuir al bienestar de los niños y también de los adultos. Practicar actividades de relajación os ayudará a todos y, además, os ofrecerá todas estas ventajas:

  • Reduce el estrés mental y muscular
  • Contribuye a la mejora de la memoria y la concentración
  • Mejora la capacidad de aprendizaje
  • Aumenta el poder de confiar en uno mismo
  • Cultiva la sensibilidad
  • Mejora la calidad del sueño
  • Minimiza la ansiedad y el nerviosismo
  • Disminuye la presión sanguínea y la angustia
  • Suma al bienestar global

¡Practica! La técnica de la tortuga 

Hay muchas actividades que podéis realizar para practicar la relajación con los niños. La técnica de la tortuga es muy conocida. El niño debe ponerse boca abajo, emulando una tortuga. El sol se está poniendo y la tortuga tiene que dormir. Hay que recoger brazos y piernas, lentamente, hasta la espalda y formar el caparazón. Después, cuando empiece el nuevo día, la tortuga tendrá que sacar otra vez las piernas y los brazos y hacerlo, también, poco a poco. 

Mindfulness, los beneficios de la atención plena

Seguro que a estas alturas, conocéis muy bien qué es el mindfulness y por qué puede ayudarnos en todas las facetas de nuestra vida, tanto a mayores como a pequeños. La falta de atención plena en todo aquello que hacemos nos resta bienestar. Por tanto, es importante que los niños aprendan a conectar más y mejor con ellos mismos, lo cual les permitirá desarrollarse de una manera saludable y desplegar todas sus (grandes) capacidades. Las técnicas de mindfulness o de atención plena son útiles para: 

  • Mejorar la atención y la focalización en el ámbito académico 
  • Incrementar la empatía y la calidad de las relaciones sociales
  • Disminuir el estrés y la ansiedad en situaciones presentes y futuras
  • Desarrollar la conciencia y el autoconocimiento 
  • Contribuir a la resolución de conflictos
  • Promover la toma de decisiones meditada
  • Mejorar la capacidad de abstracción, la lógica y el cálculo 

¡Practica! Concentrarse en un sonido

Es una actividad muy básica para empezar a practicar el mindfulness, pero os irá muy bien. Hay que concentrarse en un sonido, sencillamente en un sonido, que puede ser el de un bol tibetano. El niño debe escuchar e intentar focalizar su pensamiento. 

Yoga, cuando la diversión es bienestar

Los grandes beneficios que puede aportarnos el yoga no son ningún secreto, en absoluto. Aquellos que ya lo practican hablan de sus bondades, como si esta práctica milenaria fuera, en realidad, una vivencia mágica, sanadora… Prácticamente un milagro. 

El yoga para niños es perfectamente adaptable a cualquier edad y circunstancia. Así, pueden practicarlo los niños que son más movidos, pero también aquellos que ya son tranquilos por naturaleza. Además de ofrecer un montón de ventajas para la salud, el yoga es una práctica muy divertida y recomendable, que contribuye a: 

  • Mejorar la postura, fomentando los buenos hábitos al sentarse, caminar, estudiar…
  • Incrementar el poder de la concentración
  • Alimentar la autoestima y la conexión con uno mismo
  • Aumentar la concentración para aplicarla luego a las rutinas

¡Practica! ¡Mirad cuántas posturas!

Las posturas del yoga para niños están perfectamente adaptadas y pueden ser muy divertidas. Os recomendamos echar un vistazo a este poster, donde encontraréis una postura de yoga para cada una de las letras del alfabeto. Podéis empezar por la del avión, continuar por la de la mariposa, la cobra o el perro. ¡Y comenzad a notar en vosotros los poderosos efectos de esta buena práctica! 

Practicar Mindfulness o cultivar la atención plena puede aportarnos muchos beneficios. Hay investigaciones al respecto, de hecho, que demuestran que practicar Mindfulness cada día nos ofrece muchas ventajas, tanto en el plano físico como mental.

Esta es una práctica que podemos adquirir juntos, con los niños, tanto en casa como en la escuela. Pero, ¿puedes imaginar cuáles son los beneficios del Mindfulness para niños y niñas? Aquí te presentamos cinco muy importantes.

educacion-docente

La regulación emocional se puede aprender en el colegio y de hecho, es muy útil para los niños y niñas que se encuentran en fases de transición. Una sesión de atención plena o Mindfulness puede ayudarlos a concentrarse y calmarse durante toda la jornada. Todos tenemos emociones aflictivas: reconocer y acoger a los niños y niñas en esta realidad les conducirá a la superación y por tanto, les ofrecerá herramientas para el presente y el futuro.

 

educacion-docente

Hay niños y niñas que reconocen las sesiones de Mindfulness como espacios de calma y relajación frente a las rutinas y el estrés diario. Un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) concluye que el Mindfulness puede ayudar a los estudiantes en riesgo de problemas de salud mental. Practicando la atención plena, ofrecemos a los niños y niñas de hoy técnicas para reducir la ansiedad y el estrés en los jóvenes y adultos del mañana.

 

educacion-docente

La falta de concentración hace que los niños y niñas cometan errores y que la calidad del trabajo se reduzca. El Mindfulness es una actividad muy útil para reforzar la capacidad de los niños y niñas para concentrarse. Así consiguen conectarse con ellos mismos y también con el resto. Uno de los ejercicios puede ser el de concentrarse en el aire entrando y saliendo por la nariz o el de escuchar atentamente un sonido con los ojos cerrados y volverlos a abrir cuando ya no se escuche.

 

educacion-docente

Tomar conciencia del propio cuerpo, notar qué nos dicen las piernas, el estómago o las piernas es otra de las ventajas que nos proporciona el Mindfulness. La atención plena nos ayuda a escuchar a nuestro cuerpo y nos ofrece la posibilidad de transmitir a los niños y niñas la importancia de cuidar de su salud. Bailar es una de las actividades que más nos sirven para conectar con nuestro propio cuerpo y a expresarnos libremente.

 

educacion-docente

El ritmo trepidante de la vida a menudo nos deja saborear el momento y contemplar, con los ojos y con el alma, aquello que hay vello en las cosas. Observar atentamente el rojo intenso de las amapolas o bien prestar atención a palabras bonitas, que nos gustan y que suenan bien, son actividades que nos pueden ayudar a redescubrir la belleza que nos rodea.

Se habla mucho de Mindfulness. Se ha puesto de moda, es cierto. Pero, ¿es Mindfulness todo aquello que luce? El Mindfulness o atención plena es la concentración de la atención y la conciencia. En Occidente la ha popularizado Jon Kabat-Zinn, pero sus raíces son el budismo. Aun así, el Mindfulness se enseña y se transmite desprovisto de cualquier vestido religioso o bien oriental.

educacion-docente

educacion-docenteEs una filosofía y un conjunto de prácticas: CIERTO

El Mindfulness o atención plena es, en realidad, un estado mental. En este, nuestra atención solo se tiene que dirigir a aquello que sentimos y percibimos en el momento presente. A través de esta filosofía y mediante una actitud de observador curioso, pero no crítico, aceptamos sin juzgar. Y lo hacemos a través de un conjunto de prácticas que podemos llevar a cabo en el ámbito cotidiano.

 

educacion-docenteEs poner la mente en blanco: FALSO

Mindfulness no es poner la mente en blanco, ni dejar de sentir, en absoluto. No es tratar de no pensar en nada, ni de intentar abstraerse de cualquier pensamiento. Se trata de focalizar la atención en aquello que sucede en aquel momento, aceptándolo y sin juzgarlo, intentando que los pensamiento no provoquen interferencias.

 

educacion-docenteEs útil para mejorar nuestra salud física y psicológica: CIERTO

Hay diferentes estudios científicos que reconeixen el Mindfulness como una práctica beneficiosa para mejorar nuestra salud física y psicológica. Tanto es así que existen más de 700 programas basados en Mindfulness que se aplican en hospitales y clínicas del mundo, con el objetivo de curar y reestablecer el equilibrio entre cuerpo y mente. Son, en definitiva, un complemento vital para las terapias científicas.

 

educacion-docenteEs la solución a todas las cosas: FALSO

Lo reconocen los expertos y es evidente: el Mindfulness no es la solución a todas las cosas. La terapeuta holandesa Snel (Tranquilos y atentos como una rana, Kairós) explica que el Mindfulness no es una varita mágica con la que puedas apuntar hacia un sitio y hacer que todo vaya bien. Pero, en sus propias palabras, “te enseña a hacer surf sobre las olas”. Consiste en relajar la mente antes de afrontar una situación difícil y en ser consciente de lo que haces mientras lo estás haciendo.

 

Lo puede hacer todo el mundo: CIERTO

El Mindfulness está al alcance de todo el mundo. No hay que ser místico, tener problemas graves o haber hecho meditación o yoga durante muchos años. Nuestro estilo de vida, rápido y ajetreado, no ha llevado donde estamos todos. Todo el mundo puede practicar Mindfulness o atención plena: pequeños y adultos de todo tipo tenemos la oportunidad de empezar. ¡Y de mejorar nuestra vida por el camino!

educacion-docente

educacion-docenteMarta, nos habla de Mindfulness en muchos ámbitos de la vida para que los adultos regulen los niveles de estrés y las emociones. Pero, ¿lo podemos aplicar también en el aula? ¿Qué beneficios puede tener para los niños y niñas?

Actualmente el Mindfulness es una revolución y diferentes investigaciones han demostrado su eficacia frente a enfermedades, trastornos psicológicos, reducción del estrés... Aunque se empezó a utilizar dentro de un contexto clínico, hoy en día se aplica a diferentes ámbitos, entre ellos el educativo.

Cada vez más, nos encontramos un incremento de alumnos con falta de atención, hiperactividad, desconcentrados, inseguros y con poco interés. La práctica del Mindfulness de manera regular aporta a los alumnos beneficios cognitivos, físicos, de desarrollo personal y relacional, ya que, por ejemplo, mejora la memoria, hace crecer la creatividad, disminuye el estrés, promueve el pensamiento positivo y la confianza en uno mismo, aumenta la resistencia a la distracción y la presión social, favorece la adquisición de habilidades sociales, entre otras.

Introducir las técnicas de Mindfulness en el aula es un reto innovador. ¿Cuáles son los resultados que podemos notar a corto y largo plazo?

En un primer momento podemos notar sobre todo una disminución del estrés y la ansiedad y un aumento de la sensación de calma. A largo plazo los beneficios de la práctica del Mindfulness son varios. Por ejemplo, como la práctica promueve el conocimiento, los alumnos trabajarán mucho el conocimiento tanto de las propias emociones como las de los demás y aprenderán a gestionarlas. Esto creará un mejor clima en el aula y una mejora de las condiciones de aprendizaje.

El Mindfulness es una experiencia que podemos compartir con los alumnos. ¿Cómo puede ayudar a los docentes?

somdocents-mindfulness

Hoy en día los docentes estamos sometidos a altos niveles de presión que hace que puedan aparecer varias patologías como la ansiedad, la depresión o el insomnio, y esto afecta tanto al docente que lo sufre como a la calidad de la enseñanza.

La práctica regular del Mindfulness da herramientas a los docentes para hacer frente a los problemas diarios que se pueden encontrar y ayuda a mejorar su calidad de vida y su bienestar. Esto repercutirá en la relación con los estudiantes y los compañeros, hecho que favorecerá un entorno educativo óptimo y una mejora del aprendizaje.

¿Son adecuadas y útiles las técnicas de Mindfulness aplicadas en Educación Infantil? ¿Cómo puede favorecer a los niños y niñas más pequeños?

Sí que son útiles, ya que ayudan a los niños y niñas a parar, respirar y tomar consciencia de ellos mismos y de sus emociones. Además, la práctica es la clave del éxito. Por eso, cuanto antes empecemos mejor, ya que conseguiremos introducir el Mindfulness dentro de su rutina y esto aumentará su bienestar físico y psicológico. Eso sí, hay que encontrar herramientas adecuadas a la edad de los niños/as.

La incapacidad de los alumnos para concentrarse y estar atentos es una de las principales dificultades a la que hoy nos enfrentamos. ¿Cómo nos/les puede ayudar el Mindfulness?

Antes de nada hay que tener claro que el Mindfulness no es ningún remedio a las dificultades o trastornos que puedan sufrir los alumnos como el impulso de no parar, la impulsividad..., pero sí que puede ayudar a abordarlos de otra manera.

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!

Ahora impartes el curso Mindfulness en el aula a través de Educación Docente. ¿Qué podemos encontrar y para qué nos puede ayudar como docentes?

El objetivo principal de este curso es formar a los docentes para utilizar el Mindfulness en el aula para favorecer el aprendizaje de los alumnos. Durante el curso se darán a conocer los principales beneficios de la práctica del Mindfulness tanto para los alumnos como para los propios docentes, y como esta influye en la educación emocional. A través del marco teórico y de diferentes recursos y actividades, los docentes obtendrán herramientas y estrategias para introducir esta práctica en su día a día.

¿Es fácil introducir pequeñas rutinas en el día a día? ¿Cuál es para ti la más importante o imprescindible?

Lo más importante, para empezar, es buscar un lugar adecuado y encontrar un rato al día para dedicarnos a nosotros mismos. Por ejemplo, una vez finalizado el curso que ya tendremos herramientas, podemos dedicar cada día 20 minutos a realizar una de las prácticas que se explican. Hay que darnos tiempo para poder evaluar los beneficios y sobre todo y muy importante, no juzgarnos. La práctica no es fácil, y menos al principio, no estamos acostumbrados a parar y escucharnos, esto mejora con los días. Por tanto, tenemos que ser benevolentes, reconocer que nos hemos distraído o que ha sido difícil y aceptarlo, sin juzgar.

¿Estas técnicas se pueden trasladar a las familias? ¿Cómo podemos compartirlas?

De hecho las prácticas se pueden realizar en familia, siempre buscando actividades adecuadas a la edad de los hijos y que sean motivadoras. Tenemos que pensar que nuestros hijos son un reflejo de nosotros mismos, allí donde ellos se miran, y por tanto les tenemos que proporcionar un buen ejemplo. ¡Practicar con ellos es una rutina fantástica para toda la familia!

¿Cuál es el futuro del Mindfulness en las aulas? ¿Cómo están empezando a trabajar los docentes?

Es parla molt de Mindfulness. S’ha posat de moda, és cert. Però, és Mindfulness tot allò que llueix? El Mindfulness o atenció plena és la concentració de l’atenció i la consciència. A Occident l’ha popularitzat Jon Kabat-Zinn, però les seves arrels són el budisme. Malgrat això, el Mindfulness s’ensenya i es transmet desproveït de qualsevol vestit religiós o bé oriental. Però, què és i què no és Mindfulness? És una filosofia i un conjunt de pràctiques: CERT El Mindfulness o atenció plena és, en realitat, un estat mental. En aquest, la nostra atenció només s’ha de dirigir a allò que sentim i percebem en el moment present. A través d’aquesta filosofia i mitjançant una actitud d’observador curiós, però no crític, acceptem sense jutjar. I ho fem a través d’un conjunt de pràctiques que podem dur a terme en l’àmbit quotidià. És posar la ment en blanc: FALS Mindfulness no és posar la ment en blanc, ni deixar de sentir, en absolut. No es tracta de no pensar en res, ni d’intentar abstreure’s de qualsevol pensament. Es tracta de focalitzar l’atenció en allò que succeeix en aquell moment, acceptant-ho i sense jutjar-ho, tot intentant que els pensaments no provoquin interferències. És útil per millorar la nostra salut física i psicològica: CERT Hi ha diferents estudis científics que reconeixen el Mindfulness com una pràctica beneficiosa per millorar la nostra salut física i psicològica. Tant és així que existeixen més de 700 programes basats en Mindfulness que s’apliquen en hospitals i clíniques del món, amb l’objectiu de curar i restablir l’equilibri entre cos i ment. Són, en definitiva, un complement vital per a les teràpies científiques. És la solució a totes les coses: FALS Ho reconeixen els experts i és evident: el Mindfulness no és la solució a totes les coses. La terapeuta holandesa Eline Snel (Tranquils i atents com una granota, Kairós) explica que el Mindfulness no és una vareta màgica que puguis apuntar cap a un lloc i fer que tot vagi bé. Però, en les seves pròpies paraules, “t’ensenya a fer surf sobre les onades”. Consisteix a relaxar la ment abans d’afrontar una situació difícil i en ser conscient del que fas mentre ho estàs fent. Ho pot fer tothom CERT El Mindfulness està a l’abast de tothom. No cal ser místic, tenir problemes greus o haver fet meditació o ioga durant molts anys. El nostre estil de vida, ràpid i atrafegat, ens ha portat on som a tots. Tothom pot practicar Mindfulness o atenció plena: petits i adults de tota mena tenim l’oportunitat de començar. I de millorar la nostra vida pel camí!Cada vez más escuelas se interesan por la práctica del Mindfulness como una herramienta para hacer frente a las dificultades de las aulas y para mejorar la educación emocional del alumnado. Pero tenemos que ser conscientes que necesitamos una formación previa para poder llevar a cabo una práctica de manera correcta y que, igual que pasa con las familias, los docentes tenemos que ser un ejemplo para nuestros alumnos. Así pues, tenemos que empezar a introducir el Mindfulness en las aulas, pero sobre todo en los claustros.

Yoga-EducaciónDocente

Los beneficios de la práctica del yoga para adultos son ampliamente reconocidos. Incorporar esta disciplina física y espiritual en nuestra vida nos aporta forma física, flexibilidad, salud y armonía mental. Pero, ¿sabías que los niños también pueden practicarlo? Te damos algunas claves.

¿Por qué puede ser bueno?

En primer lugar, hay que decir que se trata de una práctica física y ya sabes que cualquier ejercicio suave que nos ayude a movernos puede ser beneficioso para todas la edades. En niños más inquietos o nerviosos, el yoga puede tener más beneficios, ya que ejercitan la respiración, aprenden a relajarse y a gestionar las situaciones negativas. El yoga también incide en la concentración, una habilidad que muchas veces se ve afectada por un exceso de estímulos externos negativos (televisión, móviles, tablets, videoconsolas, etcétera).

Pero nosotros todavía destacaríamos más beneficios:

  • Disminuye la agresividad, ya que los niños no compiten.
  • Es una práctica respetuosa, que fomenta la serenidad.
  • Representan figuras de animales y eso es muy divertido.
  • Favorece el pensamiento y la creatividad.

¿Cuando empezar?

Si hemos practicado yoga y tenemos nociones, en el aula podemos llevar a cabo algunas dinámicas básicas que ayuden a los niños a practicar la respiración consciente. No obstante, en la red encontraréis vídeos interesantes (¡y divertidos) para empezar con algunas rutinas y posturas.

¿La recompensa? ¡Es la misma actividad!

De bien pequeños, los niños están acostumbrados a competir: tienen que ser los primeros en todo, sacar más buenas notas que nadie, superar a sus compañeros... El yoga es una práctica donde no hay vencedores ni vencidos. La recompensa es la actividad en si misma.

Hay que tener en cuenta que…

Algunas posturas pueden estar contraindicadas si el niño tiene algún problema de salud. Consultad con sus padres y haced caso de las prescripciones médicas.